Miranda Kerr deslumbra con esta divertida manicura en diferentes rosas con aplicaciones de strass, a juego con su golosa boca, en coral acabado con gloss.Pero tan importante como unas uñas bonitas son unas manos perfectas. En Maribel Yébenes te recomiendan su tratamiento Byonic (100 €, 40 min), que combina un nanogel de ácido hialurónico, alga Wakame (rica en vitaminas, magnesio, calcio, fósforo y yodo) y láser frío. ¿El resultado? Una poderosa acción hidratante y reparadora. Ideal como tratamiento preventivo anti-envejecimiento y como cura periódica de belleza.

¡Presume de uñas!

Cuídalas con tratamientos específicos y píntalas en los tonos más veraniegos: flúor, nude, rosa chicle... Todos los trucos para una manicura perfecta.

Susana Fernández

Las manos hablan por si solas y, desde luego, dicen mucho de ti. Empieza por cuidar la piel de esta zona, muchas veces olvidada, con un tratamiento que le devuelva la tersura y elimine pliegues y pequeñas arrugas, como el que te proponemos del centro Maribel Yébenes. El toque final lo pone la manicura, que hoy en día se coordina con los estilismos, así que elige bien tu esmalte. En verano se lleva una gran variedad de tonos, desde un pálido color nude hasta un azul intenso, pasando por tonos metálicos, flúor y acabados que son pura fantasía, como el que luce Miranda Kerr: unas divertidas "uñas parchís".

Y es que no hace falta tener demasiada destreza con el pincel para lucir unos pies y manos absolutamente a la moda. La tendencia 'color block' nos brinda la oportunidad de escapar del atemporal esmalte rojo y pintar nuestras uñas de colores intensos y saturados. Rosas, lilas, azules, naranjas o verdes inundarán este verano tu estuche de manicura. Si te apetece arriesgar con estos tonos, un truco: cómprate las versiones mini de los esmaltes, así podrás darte el capricho de probar colores estacionales sin arruinarte ¡y cambiar todos los días!

La salud de la uña también es muy importante, no dejes que amarilleen (utiliza un producto blanqueante, como el que te ofrecemos de Revlon) y suaviza tus cutículas con aceites tratantes.

Y si eres de las que no tiene pulso ni paciencia con el esmalte, prueba los stickers (pegatinas) o las clásicas uñas postizas, que L'Oréal Paris reversiona. Ideales porque no tendrás que retocar el esmalte a mitad de semana.