GTRES

Powder brows: la alternativa al microblading para conseguir unas cejas perfectas

El microblading es de las técnicas más demandadas en los centros de belleza pero ahora le ha salido un gran competidor dentro del universo del maquillaje semipermanente: las cejas efecto powder brows.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Tener unas cejas bonitas se ha convertido en una obsesión para muchas personas y gracias a técnicas como el microblading conseguir el diseño perfecto es más posible que nunca. Ahora además te descubrimos una nueva alternativa, las powder brows, que pese a que pueda parecerte similar, lo cierto es que no son iguales.

La diferencia entre estos dos tratamientos es que el diseño del microblading se hace pelo a pelo, mientras que en el caso de las powder brows se hace con micropuntos para lograr un efecto sombreado o empolvado que ayuda a rellenar los huecos que se forman por la falta de vello o porque la distancia entre pelo y pelo está muy espaciada. Ambas técnicas reconstruyen las cejas, a través de un procedimiento revolucionario y puntero, para conseguir una mejora estética del marco de la mirada, con un resultado 100% natural. Permiten cambiar la forma, el color y dar efecto volumen. 

¿Cómo se hacen?

En primer lugar se realiza un diseño en la cara del paciente, con el que se identifique, se sienta cómodo, y sobre todo, le guste. Una vez finalizado este paso, se lleva a cabo poco a poco, rellenando la ceja a la vez que se le da forma. En el caso de las powder brows el objetivo es conseguir menos intensidad en la zona de la cabeza y mayor potencia de color en la cola o final de la ceja. Por su parte, el microblading pelo a pelo es una técnica sencilla, rápida y segura, que consiste en la reconstrucción de las cejas pelo a pelo.

En aproximadamente una hora habrás acabado tu primera sesión del tratamiento, y solo tendrás que volver a la consulta un mes después para realizar el repaso, comentan desde el centro de Mónica Aránguez.

En cuanto al dolor, su intensidad varía bastante según la persona, pero hay centros como el de Mónica en los que se utiliza previamente una crema anestésica y lo que siente el paciente es una molestia leve.

¿Para quién está recomendado este tratamiento?

Este tratamiento está recomendado para personas que por diversos motivos hayan sufrido pérdida de vello en las cejas, las tengan despobladas, con alguna calva, o alopecia, pero, también para todas aquellas que quieran mejorar el marco de su mirada teniendo una cejas simétricas, definidas y con personalidad. El tratamiento no es perjudicial en ningún sentido ni para la piel, ni para las cejas, y los resultados son perfectos, naturales e inmediatos.