Pilar Rubio con el maquillaje perfecto para las fiestas navideñas. | Gtres

De la foto sin maquillaje de Pilar Rubio en Instagram a su maquillaje de labios rojos para esta Navidad

Guapísima en ambas versiones.

Woman.es

El pasado mes de septiembre, Pilar Rubio, mujer del futbolista Sergio Ramos, se despedía de sus vacaciones de verano habiendo dado a luz a su cuarto hijo hacía poco más de un mes y medio. Lo hacía compartiendo en su perfil de Instagram un selfie suyo de lo más natural, con el pelo recogido y sin una gota de maquillaje que enseguida se ganó los 'likes' de parte de sus 5,2 millones de seguidores. 

"Voy despidiéndome del verano, de mis pecas que se irán desvaneciendo, de la piel bronceada, de las mágicas puestas de sol, de la calma, de los relojes con las horas borradas... pero no pasa nada porque vuelvo a encontrarme conmigo misma, mi identidad, mi trabajo, mi nuevo compañero de viaje y todas las experiencias que esta nueva temporada nos va a ofrecer. Sólo pido energía...mucha... porque la voy a necesitar...", escribía entonces la colaboradora de 'El hormiguero' en la publicación que acompañaba la fotografía. 

Dos meses han pasado de esa instantánea y la presentadora nos ha mostrado otra versión de si misma muy diferente pero igual de estupenda. En este caso, se ha puesto en modo Navidad para proponernos un maquillaje perfecto para esta época del año en la que estamos a punto de adentrarnos. 

Un maquillaje en el que los protagonistas son los labios rojos, bien marcados, ideales para cualquiera de las fiestas navideñas que, aunque muy diferentes, tendrán lugar dentro de muy poco.

Pero no es la boca lo único que destaca en el rostro de Pilar Rubio, también la intensa mirada gracias a un suave ahumado en tonos rosados brillantes y un potente uso de la máscara de pestañas se convierte en foco de atención. 

Labios rojos y ojos ahumados, el secreto del maquillaje de Pilar Rubio. | Gtres

Para potenciar aún más este maquillaje nocturno, nada como llevar el cabello retirado del rostro como ha hecho Pilar. La madrileña ha optado por un recogido bajo pulido, con la raya muy marcada a un lado del pelo, que era la mejor combinación posible para el outfit del que lo ha acompañado: un elegante esmoquin en color negro en el que sorprendía la solapa de la chaqueta teñida de blanco que se cruzaba por la parte delantera. 

De este modo ha conseguido un look absolutamente redondo de cara a la Navidad que bien podría funcionar también como estilismo de invitada en cualquier evento de noche en el que el objetivo sea mostrar nuestro lado más sofisticado.