Maquillaje de ojos con purpurina y metalizados. | Matteo Scarpellini / IMAXTREE

Dirás sí al maquillaje de ojos con purpurina, pero solo a la biodegradable

Porque nos encanta. Nos hace soñar y divertirnos. Y, además, está de moda. Aunque elige una ecológica para no dejar tu rastro ‘brilli’ en la naturaleza. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Piensas en purpurina y piensas en fiesta. En navidades. En diversión. Esta temporada, además, el glitter se ha impuesto como una tendencia fácil de llevar. No hay que esperar a tener un súper evento loco para apuntarse al brilli-brilli. Euphoria y sus maquillajes tuvo parte de culpa. Y en los desfiles de este otoño/invierno también se ha desmarcado como una de las tendencias más interesantes. Tras años de looks de cara lavada, nudes y ojos ahumados se agradece ver un toque de color y atrevimiento en sus propuestas. 

Sin embargo, en esto de la purpurina no es oro todo lo que reluce… Hace ya un par de años que se empezó a alertar de la huella que puede provocar este material en el medio ambiente. El problema es que estamos ante un microplástico, algo que antes también incluía la mayoría de exfoliantes. La mayor parte del glitter se fabricaba con trocitos microscópicos de aluminio y PET (el mismo de las botellas). "Estos microplásticos causan grandes daños en el medio marino debido a que quedan a disposición de todo tipo de fauna. Es un problema en parte invisible que amenaza nuestro entorno y que las empresas siguen alimentando al añadirlo a productos de cuidado personal o limpieza", expone en la web de Greenpeace España Alba García, responsable de la campaña de plásticos de la organización. 

Según la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA), una vez se filtran al medio ambiente, principalmente a los océanos, son imposibles de eliminar (tarda unos mil años en degradarse). La agencia da otro dato definitivo: la contaminación que provocan equivale a la generada por ¡10.000 millones de botellas  de plástico!

En un difundido artículo de la experta en deshechos plásticos Trisia Farrelly se explicaba que estos restos acaban en el fondo de los ríos y océanos, pero además, al ir liberando químicos pueden alterar la salud de los animales acuáticos. Su sistema reproductivo, inmune e incluso el neurológico pueden quedar afectados cuando lo consumen por accidente. Pese a todo, no existen estudios concluyentes que demuestren la presencia concreta de purpurina en las aguas o en su fauna.

Aunque, seamos sinceras, no está de más tomar cartas en el asunto. Las guarderías británicas dejaron de usar purpurina para sus manualidades. En la pasada Semana Grande de Bilbao, la comparsa Pinpilinpauxa, famosa por su reparto de purpurina durante las fiestas, escogió una versión biodegradable. En cuanto a la regulación, la ECHA está comprometida con prohibir que las empresas añadan intencionadamente a sus productos partículas microplásticas. 

Dicho todo esto, no queremos disuadirte de seguir siendo la reina del brilli-brilli. Lo único que tienes que hacer es escoger marcas que apuesten por la sostenibilidad. En cosmética ya lo han hecho casi todos los laboratorios al formular sus scrubs –sustituyendo esos microplásticos por polvo de frutas, minerales etc-, ¿por qué no hacerlo también en maquillaje? 

- ¡Vuelta al negro! Amaia Salamanca recupera el maquillaje para agrandar la mirada

- Si quieres unos ojos más grandes, puedes alargar el ‘eyeliner’ negro como hace María Valverde

Maquillaje de ojos con purpurina. | Matteo Scarpellini / IMAXTREE

Entre las marcas más conocidas están Ecoglitterfun, EcoStardust o EcoglitterGlitter Revolution y BioGlitz también tienen propuestas eco. Todas, a la venta desde sus webs y también disponibles en Asos o Amazon, destacan que sus materiales de origen biológico son por su suavidad más respetuosos con la piel. Entre las materias usadas destaca la celulosa de árboles como el eucalipto o la mica, siempre de origen sintético. Ya que como cuentan desde Lush, amante también del brilli en sus jabones y bombas de baño, la natural se extrae en minas, principalmente  de India, donde no se asegura el trabajo legal y suelen contar con niños. Por eso, ellos, como las otras marcas citadas la producen de forma sintética. 

Ya tienes opciones para seguir brillando estos días sin dejar tu rastro de glitter en el medio ambiente. Solo te queda elegir si te apuntarás a usar los brillos para un sencillo eyeliner, cubrir tus párpados, darte un toque festivalero en las mejillas o –nunca digas nunca- cubrirte la boca de destellos. Porque ya lo dijo La Vecina Rubia, "¡las penas con purpurina son menos penas!".

Maquillaje de ojos metalizados. | Matteo Valle / IMAXTREE

 

Relacionados

-->