D.R.

Cómo conseguir que tu manicura dure más este verano

En cuestiones de belleza existen algunos grandes misterios como… ¿por qué el esmalte dura más –sobre todo en esta época- en los pies que en las manos? Pero, tranquila, si sigues estos pasos podrás presumir de uñas durante las vacaciones. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Lo has comprobado verano tras verano. La pedicura te aguanta tu semana de vacaciones sin alterarse, pero, ¡ay la manicura…! Tras esta incógnita beauty no hay ningún secreto extraño: mientras que las uñas de los pies solo reciben el impacto del agua (si es que vamos a la playa o a la piscina), las de las manos están expuestas de forma permanente a cualquier posible daño (arena, agua, cremas de sol...) Además, las segundas suelen ser, por su propia anatomía, más blandas.

Pese a todo, presumir de manicura durante el verano es posible. Si te la haces en un centro, puedes alargar su vida reaplicando unos días después una capa de top coat. Si la haces en casa, lo primero es tener el kit básico (buena lima, quitaesmalte, palitos de naranjo, base y top coat) y, lo segundo, seguir al pie de la letra los consejos de las tres expertas que hemos consultado.

1. Cuidar. No se trata solo de pintar las uñas. “Si solo piensas dar un esmalte y saltarte la parte del cuidado, olvídate de que la manicura te dure”, advierte Paz Torralba, directora de The Beauty Concept. Es esencial mantener las uñas y cutículas hidratadas, “si usas aceite, hazlo un día después de pintarlas, nunca justo antes de esmaltar”, aconseja Paz. Este gesto es además estupendo “para evitar el daño del cloro”, afirma Stephani Torres, manicurista de los centros Twentynails. También hay que retirar las cutículas empujándolas hacia la base (no cortándolas). “Usar un exfoliante para este fin y después aplicar crema las dejará perfectas”, apunta Jessica Vázquez, de Orly.

2. Limar. Siempre en una sola dirección para que luego el esmalte no se levante fácilmente. Al terminar hay que retirar los restos de polvo bajo la uña. Las expertas coinciden: es esencial comprarse para casa una buena lima. Después de este paso, toca limpiar las uñas (incluso si no están pintadas), “es el primer paso para que un esmaltado aguante bien en verano”, señala Stephani Torres, de Twentynails. Se puede pasar un algodón empapado de quitaesmalte o, como recomienda Paz Torralba, “de aceite de árbol de té, que evita la aparición de hongos y bacterias”.

3. Esmaltar. Primero, e imprescindible, una capa de base para dejar la uña protegida y más lisa antes del color. Y, por fin, el esmalte. Se aplica con el pincel desde la base, empezando por el centro, hacia arriba. Es importante no repasar ninguna zona en ese mismo momento para evitar grumos. “Para un buen efecto serán necesarias un par de capas (dejando unos minutos entre una y otra), pero han de ser finas, sin pegotes”, aclara Paz. ¿Lo que marcará la diferencia? Repasar el borde de la uña también con esmalte. Para sellarlo puedes pasar el palito de naranjo en horizontal por debajo de la uña. ¡Ah! Otro consejo: no te pintes delante de un ventilador o en la terraza si hace mucho aire, o aparecerán como por arte de magia cientos de burbujitas que arruinarán el resultado.

4. El toque final. Cuando está bien seco el esmalte, aplica una capa de top coat –también por el borde exterior- y, ya para nota, unas gotas de secante. Si han quedado manchitas puedes enrollar un poco de algodón en un palito de naranjo e impregnarlo en quitaesmalte. En su defecto, prueba con una brochita de labios o de ojos que ya no uses.

SHOPPING // 9 aliados de una manicura veraniega perfecta

1. Sérum para aplicar en uñas y cutículas de Margaret Dabbs (16,50 euros).

Sérum para aplicar en uñas y cutículas de Margaret Dabbs (16,50 euros). | D.R.

2. Bloque de limas de Tweezerman (12,50). Cada cara es de un color y tiene una función: dar forma, definir, suavizar y pulir y dar brillo. Muy cómoda para viajar. 

Bloque de limas Tweeserman (12,75 euros). | D.R.

3. Cuando elijas una base pre-esmaltado aprovecha para tratar tus uñas. Esta, de Deborah Lippmann (20,95 euros) hidrata, fortalece, alisa…

Base para las uñas de Deborah Lippmann (20,95 euros). | D.R.

5. Los palitos de naranjo son un básico que no te puede faltar. Con ellos empujas cutículas, sellas los bordes de las uñas, eliminas manchitas… En Beter tienen packs de varias unidades (1,25 euros/ 5un.).

Por supuesto en verano no te puede faltar un color refrescante, como Vibrant Turquoise de Mavala (5,68 euros) que además se vende en formato mini. | D.R.

6. Por supuesto en verano no te puede faltar un color refrescante, como Vibrant Turquoise de Mavala (5,68 euros) que además se vende en formato mini.

Laca de uñas Vibrant Turqoise de Mavala.  | D.R.

7. El top coat Polishield de Orly (15,45 euros) es idóneo para esta época porque además de proteger contra las roturas lleva filtro solar.

El top coat Polishield de Orly (15,45 euros) con filtro solar.  | D.R.

8. Las gotas Quick-e de Essie (12,95 euros) se aplican tras el esmalte y el top coat y ayudan a acelerar el proceso de secado.

Las gotas Quick-e de Essie (12,95 euros). | D.R.

9. Práctico y rápido, así es el spray fijador de uñas de Kiko Milano (4,89 euros).

Práctico y rápido, así es el spray fijador de uñas de Kiko Milano (4,89 euros). | D.R.

10. Quitaesmalte suave de Mia Cosmetics (9,70 euros), hidrata a la vez que limpia la uña.

Quitaesmalte suave de Mia Cosmetics. | D.R.

 

Tags:

uñas

-->