@ninapark / INSTAGRAM

Kitten eyeliner, el delineado sencillo que, además, rejuvenece

Si nunca lograste un cat eye en condiciones, su hermano pequeño (kitten significa 'gatito') viene a salvarte. Te contamos todos los secretos para presumir de rabillo del ojo felino de la forma más fácil y en tendencia. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

¿Cuántas veces has intentado dibujarte el rabillo del ojo y has fracasado? Que si el derecho es más largo o grueso que el izquierdo. Que si me tiembla la mano y el trazo ha quedado raro. O, peor, cuando crees que está perfecto, la tinta se mueve y adiós trabajo. Reconozcámoslo: el cat eye requiere su tiempo y, por supuesto, también su maña. Además, muchas veces ese delineado que recorre toda la línea superior de las pestañas -generalmente in crescendo- y se alarga buscando la sien puede resultar excesivo. Pues bien, si estás en cualquiera de las anteriores situaciones o bien eliges uno adhesivo o bien es hora de que te pases al kitten eyeliner

Esta técnica, que consiste en dibujar un pequeño rabillo muy sutil, apuesta por la sencillez y la naturalidad, pero manteniendo el interés del look en la mirada. "En este caso no hace falta repasar el primer y segundo tercio del ojo y si lo queremos hacer, lo definimos con una línea súper suave que rellene un poco las pestañas", detalla la maquilladora Cristina Lobato. Respecto al tercer tercio o rabillo en sí, también existe una gran diferencia con su hermano mayor, el cat eye. "A la hora de definir el kitten eyeliner hacia el exterior, la línea va a partir desde el extremo lateral del ojo en dirección a la sien pero de manera muy sutil, va a ser una línea muy finita e, incluso, difuminada", añade Lobato. Otra opción consiste en delinear el ojo por la parte interna de la raíz de las pestañas (o interior de la línea acuosa del párpado superior) en lugar de por la parte exterior. "Así seguimos dando intensidad a la mirada, pero sin que se note", aconseja la maquilladora. 

La suavidad y el efecto natural es clave para hacerse este eyeliner, algo que, sin embargo, no está reñido con llevarlo de noche o para alguna ocasión especial. De hecho, Cristina Lobato reconoce que es "el tipo de delineado que suelo realizar a las novias que maquillo". Por su parte, celebrities como Zöe Kravitz, que lo eligió para acudir a la gala del MET o las actrices Sydney Sweeney (The White Lotus) o Rachel Zegler (West Side Story) han dejado claro su lado más glamuroso. 

Si su versatilidad y sutileza te convencen solo necesitas unas herramientas básicas. "El lápiz es más natural: se maquilla el extremo del ojo muy a ras de pestañas y luego con un pincel biselado se difumina la línea para marcar el rabillo. Y si lo quieres más definido, usa un eyeliner en gel", recomienda Lobato. Otra buena idea si te sigue pareciendo difícil es probar con una sombra de ojos y un pincelito. Puedes hacerlo delineando a la manera tradicional o "sumergiendo" el pincel en ángulo dentro de la sombra y estampándolo directamente sobre la esquina del ojo. Respecto a los colores, lo habitual es optar por negro o marrón, pero los rojos y verdes oscuros también pueden funcionar.

Un último punto a favor del kitten eyeliner es que nos quita años de encima. "Esta técnica funciona incluso en los ojos con párpados caídos o encapotados. Al quedar más limpio el párpado móvil hace que, visualmente, nos parezca que esa zona tiene mayor dimensión", apunta la maquilladora. Además, crea un ligero efecto lifting muy favorecedor.