Juana Acosta en la gala de clausura del Fetival de Sitges. | Gtres

El maquillaje de ojos ahumados de Juana Acosta con el que conseguir una mirada de otra dimensión

La actriz ha brillado una vez más en el Festival de Sitges. 

Woman.es

Si algo hemos aprendido en cuestión de belleza en estos meses en los que las mascarillas han pasado a ser nuestras nuevas compañeras del día a día por motivos sanitarios, es que necesitamos mimar nuestra piel al máximo cuando nos desprendamos de ella y que, en cuestión de maquillaje, es imperativo centrar todos nuestros esfuerzos en la mirada. 

Toca aparcar nuestra colección de labiales por un tiempo y jugar todo lo que podamos con las sombras, los delineadores y las máscaras para así conseguir que nuestros ojos capten toda la atención que merecen. 

Podemos hacer que nuestros ojos parezcan más grandes, llenarlos de brillo a base de detalles glitter o, simplemente, apostar por una mirada intensa cargada de expresividad. Esto último ha sido el objetivo de Juana Acosta en el Festival de Sitges y no ha podido obtener mejor resultado. 

Juana Acosta con look de Michael Kors. | Gtres

En calidad de miembro del jurado en su 53ª edición, la actriz acudía a la gala de clausura de este certamen presumiendo de la elegancia que le caracteriza, esta vez enfundada en un conjunto de camisa de piel y falda a cuadros firmado por Michael Kors. Un look al que nada le iba mejor que su melena suelta peinada con raya a un lado y ligeramente ondulada y un maquillaje de ojos ahumados como el que escogió para la ocasión. 

Ha sido Ivan Gómez, maquillador de Chanel, quien se ha encargado de dar forma a ese ahumado clásico a base de usar en degradado el gris, el negro y el blanco llenos de reflejos para adquirir otra dimensión con la paleta de sombras que lleva por nombre 'Modern glamour'. 

Paleta de sombras 'Modern Glamour', de Chanel. | D.R.

Un envidiable uso de los pinceles gracias al cual se ha atrevido incluso a combinar texturas, la mate en este caso con otra de tonos más claros irisados que ayudan a crear volúmenes y aportar luz

Todo ello, por supuesto, sobre un fondo de maquillaje natural y equilibrado y con unos labios muy sutiles en un rosa satinado que compensa con la intensidad conseguida en la mirada.