Cómo encontrar tu tono perfecto de base de maquillaje y la mejor forma de aplicarlo. | Gregory Scaffidi / IMAXTREE

Los 15 errores más comunes con el fondo de maquillaje y cómo solucionarlos 

Un producto que es para perfeccionar el rostro, a veces queda de todo menos perfecto… ¿Qué hacemos mal? 

Mar Peiteado | Woman.es

Los expertos detectan nuestros fallos a la hora de escoger un fondo de maquillaje y nos dan las claves para acertar con nuestra base. Desde cómo encontrar el tono perfecto a la mejor forma de aplicarlo.

- No elegir bien el color

"Las españolas tienden a elegir un tono más oscuro que el de su piel porque piensan que les da buena cara, pero lo que consiguen es ponerse años", afirma Roberto Siguero, national make up artist de Lancôme España. El tono perfecto es el que se funde perfectamente con la piel: "Sabremos que es nuestro tono cuando no se note que llevamos base", afirma Beatriz Nicolin, make up artist, de Guerlain.

- Probarlo en el sitio inadecuado

La práctica más extendida es elegir el tono de la base probándolo en el dorso de la mano. "No es correcto. ¡Es cómo comprarse unos zapatos y probárselos en las manos!", exclama Beatriz Nicolin. Roberto Siguero recomienda probarlo en la mandíbula: "Es la zona más neutra porque está a caballo entre el tono del rostro y el del cuello, donde no da la luz". Para quien no quiera (o no pueda en ese momento) probarlo en el rostro, el maquillador de Lancôme propone "el 'jamoncito' que hay a continuación del dedo pulgar, entre el dorso y la palma, justo en el canto", cuyo tono de piel se asemeja más al del rostro, que el del dorso de la mano.

- No tener en cuenta nuestro tipo de piel

Siempre hablamos de acertar con el color, pero igual de importante es acertar con la textura. Se elige en función del tipo de piel: "Para una piel seca elegiremos un maquillaje que hidrate y con acabado luminoso", propone la maquilladora de Guerlain que recomienda para piles con tendencia mixta-grasa, "bases que equilibren, minimicen el poro,  controlen los brillos… Por lo tanto el acabado será más mate".

- No atender a la cobertura

Hay bases ligeras y otras que son más cubrientes. Según nuestras necesidades (manchas, rojeces, imperfecciones…) deberemos elegir unas u otras. "La solución para cubrir imperfecciones no es aplicar más capas de una base ligera, sino una sola de una base con la cobertura necesaria", explica Roberto Siguero.

- No agitar antes de usar.

Si no tenemos la precaución de hacerlo es posible que al extraer la dosis de producto, lo que salga tenga exceso de aceite, o escasez de pigmentos. Conviene seguir las instrucciones de cada producto porque hay bases que no es necesario agitar pero, ante la duda, hazlo para mezclar bien toda la fórmula y que los resultados sean los prescritos. 

- Aplicar más cantidad de la cuenta

Tendemos a ser demasiado generosos. Es mejor extraer poco producto e ir de menos a más según vayamos necesitando. Beatriz Nicolin propone, si hemos aplicado de más, "utilizar una brocha de maquillaje fluido en seco y retirar el exceso de producto". La experta opina que solemos excedernos cuando lo aplicamos con las manos, por eso recomienda "utilizar una brocha específica que consigue emplear menos producto y logra un acabado más homogéneo".

- No difuminar correctamente

La aplicación incorrecta es uno de los principales errores, según Roberto Siguero que propone aplicarla "del centro del rostro hacia el exterior difuminando bien en los contornos". 

- Sobrepasar los límites

A veces vemos cuellos totalmente maquillados o los nacimientos del pelo con restos de base. “En el cuello no hay que poner maquillaje, se llega hasta la mandíbula y desde ahí se difumina”, explica Roberto, que propone lo mismo para los contornos del rostro donde comienza el cabello.

- Unfecto apagado o pastoso

Hay maquillajes que producen este efecto. Roberto lo achaca a una incorrecta elección del tono: "Si una mujer con un cutis más rosáceo elige una base de un tono más amarillo, está apagando el matiz natural de su piel", apunta y explica que el fondo de maquillaje debe resaltar nuestro tono de piel natural. También este efecto pastoso puede producirse por utilizar demasiada cantidad, por una aplicación incorrecta o por una mala elección de la textura: "Si una piel seca se aplica una textura mate el resultado es una piel apagada y sin vida", afirma Beatriz.

- No utilizar la brocha adecuada o no lavarla…

Es igual de correcto aplicar el maquillaje con los dedos, con brocha o con esponja. Es, simplemente, cuestión de gustos. Si optas por la segunda opción, Beatriz Nicolin propone brochas de pelo sintético: "Para una cobertura alta el pelo debe ser más tupido y para una cobertura más natural debe ser un pelo menos denso". Roberto recuerda que hay que lavarlas de forma regular “porque pierden la facilidad de aplicación".

- Aplicar el fondo en todo el rostro

"No hay que cubrir por cubrir", sentencia Roberto Siguero. "Hay que cubrir por necesidad y, además, no hay que utilizar la misma cobertura en todo el rostro".

- El exceso en los párpados

"No abusar del fondo de maquillaje en el párpado móvil", recomienda Roberto Siguero. No quiere decir que, en un momento dado, no se pueda poner un poco para unificar, pero no conviene, porque, si encima vas a poner sombras, puede producir un efecto de peso nada favorecedor.

- Utilizar la misma base en verano que en invierno

En verano muchas mujeres prescinden de fondo de maquillaje pero, si lo usan, "prefieren texturas más ligeras por el calor", apunta Beatriz que explica además que, como nos ponemos morenas, "si utilizamos base tiene que ser de uno o dos tonos más dependiendo del tono de piel que hayamos adquirido".

- Creer que con la base obstruimos los poros

La maquilladora de Guerlain afirma que existe el mito de que la bes de maquillaje impide que la piel respire y prefieren no utilizarla porque sienten que así benefician a su piel. La experta desmitifica: "Es bueno utilizar base porque protege contra las agresiones externas".

- Quiero la base que usa mi amiga

"Es un error utilizar el maquillaje de tu amiga porque a ella le quede bien", sentencia Roberto Siguero. Si esto es siempre un error en cosmética, en este caso se multiplica porque, no solo tu tipo de piel, sino tampoco tu tono o tus necesites de cobertura, son, seguramente, las mismas que las de tu amiga. 

Ver 12 fotos