Backstage del desfile de Galiano.  | IMAXTREE

Duelo viral de maquillaje: cejas estampadas vs cejas en dos tonos

Te explicamos cómo conseguir las últimas tendencias en maquillaje de cejas paso a paso. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

En las últimas temporadas, las cejas se han convertido en protagonistas de los 'beauty looks' de pasarelas y alfombras rojas gracias a 'celebs' como Cara Delevingne o Lily Collins. Parece que maquillárselas ha pasado de ser una opción a una obligación, por eso los maquilladores profesionales han comenzado a jugar con ellas, llegando a viralizar tendencias tan sorprendentes como las 'cejas pluma' o las 'cejas dragón'. 

Pero si no eres una experta del maquillaje o no quieres pasarte horas frente al espejo arreglándote las cejas, quizás te interesan las última moda de Instagram, mucho más aplicables para el día a día. La primera de ellas es estamparse las cejas: Como si se tratara de un sello, se usa una plantilla con tinta y se presiona sobre la ceja para dejarla con el color y la forma deseada. ¡Más fácil imposible!

Kit de maquillaje para estamparse las cejas (6,69 euros), de Amazon. | D.R.

En internet es posible encontrar muchas opciones con distintos tamaños, formas y precios, pero ojo porque al igual que hay gurús de belleza fascinadas con este invento, las cejas estampadas también tienen sus detractores que opinan que es difícil conseguir un buen acabado. 

La otra tendencia que nos asalta desde las redes sociales es un poco más elaborada. Se trata de maquillar las cejas es dos tonos: más claro en el interior y más oscuras hacia el final creando un suave degradado. 

Maquillaje en dos tonos para cejas Foolproof (27 euros), de Benefit. | D.R.

La idea surge de los productos de maquillaje de cejas que incluyen varios tonos, pero Benefit ha ido un paso más allá creando Foolproof, (27 euros) el kit perfecto para esta misión, ya que viene con una guía para facilitar el trabajo. Se trata de un polvo que imita el color natural de las cejas para dejarlas tupidas y con un aspecto natural. La mayor ventaja es que es muy fácil de aplicar y a diferencia del caso anterior, no requiere de mucha práctica. 

 

Una publicación compartida de Alexis Michelle (@mish_elle_06) el

Ya sabemos que en cuestión de maquillaje nunca existe una última tendencia, ¿cuál será la próxima?