Desmaquillarse con muselina, el último secreto de belleza. | ISTOCK

El truco para desmaquillarse que ha revolucionado nuestro neceser

Una toalla y agua, ¿y si no necesitas más para desmaquillarte?

Aida Ortega | Woman.es

Jabón, agua micelar, toallitas, cremas… Podríamos decir que lo he probado todo en cuestión de la limpieza facial.

Desmaquillarse a conciencia (y siempre) es uno de los trucos indispensables para lucir una piel bonita, de esos consejos que pasan de madres a hijas y de generación a generación. Y pese a que la teoría la conocemos a la perfección, a la hora de llevarlo a la práctica solemos cometer algún error.

via GIPHY

Además, por mucho producto que utilicemos, a menudo tenemos la sensación de no tener el rostro del todo limpio. Así que en una búsqueda sin fin por nuevas soluciones de limpieza, di con el truco de Kate Middleton para presumir de piel radiante.

Arabella Preston, maquilladora de la Duquesa de Cambridge, confesaba a una de las editoras de TheCut.com, que las muselinas eran su secreto para limpiar a fondo el rostro. ¿Qué? ¿Y por qué no tenemos una?

Casualidades de la vida, y esto es verídico, tras leer el consejo encontré una de estas toallas en una tienda de la capital. Era inevitable no hacerse con una y, como era de esperar, probarla nada más llegar a casa. De primeras, la sensación de confort resulta adictiva.

Tras un tiempo utilizándola, no queda más que confirmar lo que ya es un secreto a voces, la muselina es capaz de dejar tu piel limpia, con sensación de frescor, y con una luminosidad más que perceptible.

Su uso es bastante sencillo, debes realizar tu limpieza habitual, tras esto, moja con agua caliente la toalla y pásala por el rostro. Así realizarás una pequeña exfoliación, eliminando también las células muertas, calmando la piel y consiguiendo que esté más receptiva a los productos que aplicas después.

Varias firmas de belleza ya incorporan estas muselinas junto a productos de limpieza. Y por aquí, ya hemos incluido el paso en nuestro ritual. 

Ver 6 fotos