Consigue un vientre sexy

Aunque no se trata de exhibir abdominales marcados como una tableta de chocolate o lucir un vientre ultraplano (no está de moda, fíjate en Penélope Cruz o la mismísima Gisele Bündchen), las curvas también reclaman sus cuidados. Apunta los mejores ejercicios y tratamientos específicos para un vientre plano.

Susana Fernández

Vientre en forma: sigue este decálogo de buenas costumbres:

1. No ingieras bebidas carbónicas: el gas, aunque no engorda, produce hinchazón.

2. Bebe mucha agua, un mínimo de 1,5 litros al día (unos 8 vasos).

3. Ten cuidado con los alimentos. No basta con comer mucha verdura, hay hortalizas (col, coliflor, brócoli, alcachofa...) que producen mucha flatulencia y su efecto es parecido al de las bebidas carbónicas. Para las ensaladas, mucho mejor la escarola que la lechuga, ya que ésta puede producir retención de líquidos.

4. Intenta eliminar de tu dieta los fritos. Cocina al vapor o la plancha. Y si te apetece mucho pasta, pizza, pan... es decir, hidratos de carbono, consúmelos mejor a la hora de la comida, así tendrás toda la tarde para quemarlos.

5. Aprovecha el momento de aplicarte tu crema hidratante para masajear el abdomen. Haz movimientos circulares durante unos 10 minutos, y paralelamente ve aumentando la presión progesivamente. Si este mismo ejercicio lo haces con cremas específicas, duplicarás su efecto.

6. Abdominales. Tendrás que tener fuerza de voluntad y hacer 10-15 minutos diarios. ¡En un mes ya notarás los resultados, merece la pena! Si vas al gym, hay programas específicos, de 30 minutos de duración, para trabajar exclusivamente la zona abdominal. ¡Prueba una sesión! Además, de esta forma te aseguras trabajar todas las zonas: abdominales altos, bajos...

7. Baila. ¿Has probado la danza del vientre? Este baile sensual ejercita, como su nombre indica, la zona pélvica, así que a la par que aprendes una danza, trabajas tus abdominales casi sin darte cuenta. Antes de comenzar la clase es vital calentar, por lo que te verás obligada a realizar abdominales.

8. Practica deportes que tonifican. Los dinámicos que se asocian con movimientos de extensión de las articulaciones, como el bolley, el tenis o el baloncesto, actúan sobre abdomen, espalda y brazos. También los de impacto, ahora tan de moda, como el boxeo o el kickboxing, reafirman brazos, glúteos y piernas, y terminan la sesión con varias series de abdominales.

9. No sólo abdominales. Este tipo de ejercicios tonifican la zona del vientre, pero si quieres eliminar la grasa abdominal (la que se acumula en la zona baja del estómago) obtendrás mejores resultados si realizas ejercicios aeróbicos y de tonificación global: el organismo utiliza las grasas como carburante, las quema y reduce toda la zona abdominal.

10. Por último, si la localización de grasa abdominal está muy localizada, puedes optar por la liposucción. Aunque sólo se aconseja en mujeres sin sobrepeso pero con la tripa abultada. Requiere anestesia local, drenaje y vendaje durante un mes. ¿Otras técnicas, por ejemplo, para eliminar el pliegue adominal? Las sesiones de radiofrecuencia y electroestimulación con efecto reafirmante, o el LPG drenante.

-->