Consejos de experto: eyeliner para cada tipo de ojo

Hablamos con Gato, maquillador oficial de Maybelline, para hacerle todas las preguntas posibles sobre el eyeliner. Con un simple gesto como el de delinear las pestañas nuestra mirada cobra el protagonismo que todas deseamos. Pero no siempre es así. Para no cometer ningún error más, Gato nos cuenta en exclusiva cómo sacarle el máximo partido a esta herramienta, según el tipo de tu ojo.

Toma nota y conviértete en la experta que siempre deseaste.

Marta Nieto | Woman.es

Muchas veces la relación con el 'eyeliner' es de amor-odio. No siempre el resultado es el que esperamos o el que imaginábamos que sería. Pero para no cometer ni un error más consultamos a Gato, maquillador oficial de Maybelline y un experto en este tema.

Lo primero a lo que nos debemos atener es a la textura del producto que vamos a usar: "la textura y formato debe cambiar dependiendo de nuestro ojo. Por ejemplo, un párpado sin firmeza debe siempre apostar por eyeliners en gel que, al tener más consistencia permiten mantener un mayor control sobre el trazo. Un párpado caído deben usar un eyeliner en roturador, con una fórmula más ligera e intensa en pigmentos que seca rápido y no manchará el pliegue del párpado al abrir y cerrar el ojo. Las chicas de párpado elevado y firme pueden sustituir el eyeliner por un lapicero negro sin miedo a que este se corra con la fricción", explica Gato.

La forma del ojo es también la clave de que el trazado que hagamos con el eyeliner sea correcto. Cada ojo es un mundo y por eso lo primero que debemos hacer es identificar la forma a la que más se asemeja. Debemos diferenciar entre estos tipos: ojos caídos, ojos saltones, ojos almendrados, ojos juntos, ojos separados y ojos hundidos.

Para cada tipo de ojo, Gato se presta a darnos sus tips y hacer que consigamos ese efecto tan deseado, ya que 'eyeliner' es una herramienta que nos ayuda a realzar la mirada, a producir un efecto de mayor densidad de pestaña e incluso a ocultar pequeños defectos de nuestros ojos.

ojos caídos, Gato nos aconseja que "hay que hacer un medio liner, o lo que es lo mismo, tu línea debe empezar a mitad del ojo, el la parte de mayor elevación, y trazándolo “in crescendo” o sea, cada vez más grueso para terminar de nuevo en una punta bien afilada. Hay que ayudar a este tipo de eyeliner maquillando con más intensidad las pestañas laterales".

ojos saltones "son, quizás, el tipo de ojo menos agradecido con los liners ya que este puede acentuar más la sobreproyección del ojo. Mi consejo es pintarlo con un lapicero negro y difuminarlo suavemente dejando solo definido el rabillo final".

ojos almendrados, en cambio, "a pesar de tener una forma muy bonita de ojo, es difícil hacer un eyeliner “clásico”. Recomiendo una línea homogénea de principio a fin de pestañas, sólo ligeramente más gruesa el final. Alargaremos dependiendo del espacio que nos permita el pliegue del párpado. Recomiendo acentuar intensamente los últimos grupitos de pestañas para dar la sensación de un “rabillo más largo"".

ojos juntos, Gato nos cuenta sus trucos como el de "alargar (que no elevar) al máximo su eyeliner hacia las sienes" Además recomienda: "no empezar al ras del lagrimal para no acentuar el problema de ojos juntos: entre el nacimiento de las pestañas y la mitad de ojo es el sitio ideal".

ojos separados deberían trazarse "empezando bien al ras del lagrimal, incluso bajando un poco para hacer más felina la mirada. Traza un eyeliner homogéneo y termínalo en un rabillo corto".

ojos hundidos, Gato aconseja que "trazar un eyeliner extremadamente fino para no robar espacio al párpado: Intenta iluminar el párpado móvil con sombras claras para proyectar el ojo hacia fuera".