Cómo encontrar tu base de maquillaje ideal. | Matteo Valle / IMAXTREE

Cómo encontrar la base de maquillaje perfecta para ti

Javier Guerrero | Woman.es

Imaginar la escena no te costará nada porque has estado en esta misma pantalla muchas veces. Estás en una tienda de make up, perfumería o córner de tu firma preferida frente a un expositor con cientos de fondos de maquillaje con texturas, tonalidades, tecnologías y fórmulas diferentes. Con tantísimas opciones, lo lógico sería encontrar rápidamente el que mejor se adapte tanto a tus gustos personales como a tus necesidades cutáneas. Pero sucede justo lo contrario. Cuenta la leyenda que, en una ocasión, una mujer suiza acertó a la primera. Es lo que tienen las leyendas, que no se sabe dónde acaba la realidad y dónde empieza la ficción. 

Para que la búsqueda de la base ideal no se convierte en una quimera, hemos pedido consejo a Paco López y Ernesto Jiménez, maquilladores y peluqueros de cine y televisión y fundadores de la marca Paco Paco. "Un error muy común es probar el color en la mano, da igual que sea en el dorso o en la palma. Para nosotros, la manera adecuada para elegir el tono perfecto es aplicarlo en el lugar donde se va a llevar puesto, es decir, en el rostro. La base funciona como un gran corrector y, por lo tanto, debe unificar el tono sin alterarlo, de ahí que debas escoger el que más se adapte a la tonalidad propia de tu cutis. Aplícate una gota en la yema del dedo y extiéndela en la parte central de la frente, barbilla y pómulos. Si la textura se funde con el tono de tu piel y no puedes diferenciar dónde empieza una y dónde acaba la mezcla, ¡eureka!, es que has acertado. Y hay un truco infalible para mantener el color del maquillaje siempre ajustado a la época del año. Si mezclas dos tonos distintos tendrás la posibilidad de aclararlo cuando quieras aportar un extra de luz, u oscurecerlo, según las necesidades de la piel, como en verano. Para conseguir este resultado, es importante usar un producto con tecnología de adaptación cromática".

Además, si tienes la piel con tendencia grasa, elige fórmulas matificantes que absorban el exceso de sebo y, de paso, los antiestéticos brillos, pero si la sequedad cutánea es un problema para ti, decántate por aquellas con activos hidratantes, como el ácido hialurónico. Como ves, los unicornios existen.

Ver 10 fotos