Cómo aplicar correctamente el iluminador en otoño. | GTRES

Los iluminadores también son para el otoño, resolvemos las dudas para aplicarlos correctamente

Ni se te ocurra desterrar el 'highlighter' del neceser. Los maquillajes con un extra de luz siguen de plena tendencia después del verano.

Cristina Martín Frutos | Woman.es

A estas alturas nadie se resiste a un toque de iluminador. Incluso esa amiga que juraba y perjuraba que el brilli brilli no era para ella ha encontrado el suyo… y ha caído rendida a los encantos del glow. En primavera nos aportaba frescura. En verano, ha sido el complemento perfecto del bronceado, pero ¿y en otoño?

"La tendencia esta temporada es seguir manteniendo una tez traslúcida con aspecto luminoso y jugoso. En esto juega un papel importante el iluminador", asegura la maquilladora profesional Cristina Lobato. Desfiles como el de Stella McCartney, Nina Ricci, Jacquemus o Victoria Beckham confirman sus palabras. En sus modelos, la piel del rostro -jugosa, llena de glow, super saludable- acaparaba el protagonismo del maquillaje. 

Backstage Jaquemus otoño/invierno 2019. | IMAXTREE.COM / IMAXTREE

Es decir, no se trata tanto de brillar como una diosa estival sino de llenar de luz la habitación donde entres. "La idea es mantener un equilibrio entre cobertura y luminosidad", aclara Cristina Lobato. Las fórmulas líquidas en crema, ligeras y de cobertura traslúcida son las más adecuadas para ese efecto healthy. Si tienes miedo a pasarte, puedes simplemente mezclar unas gotas con tu hidratante, bb cream o base de maquillaje -según la cobertura que te guste-. 

Si prefieres la textura en polvo, la experta recomienda usar una brocha tipo abanico, que no acumula producto. Además, debes seguir los consejos de Sir John, el maquillador de Beyoncé: "Repasa solo la zona T (frente y nariz); no hace falta más, a no ser que seas presentadora de la CNN", bromeaba en el backstage del desfile de Tommy x Zendaya. Si prefieres centrar la luz en tus mejillas, Sir John apuesta por dibujar con la brocha una C por la zona exterior del ojo, desde la ceja al pómulo, "con la idea de que solo se vea el efecto al girar la cabeza".  

Y si lo tuyo son las prisas, seguro que preferirás los formatos en barra. El stick es perfecto para llevarlo encima, pero, ¡ojo!, si no lo dominas puede quedar un acabado muy evidente. Lo mejor es usarlo para dar un toque en mejillas y párpados y después difuminar con los dedos. 

¿Aún te quedan dudas? Te diremos que el iluminador tiene la capacidad de contrarrestar la pérdida de bronceado y de camuflar la progresiva sequedad cutánea que va apareciendo en esta época del año. Decidido: este otoño seguirás brillando. 

 

Relacionados

-->