@tianacosmetics / INSTAGRAM

Las claves que debes conocer para utilizar los correctores de colores

Lila, amarillo o verde, la guía para utilizar los correctores.

Aida Ortega | Woman.es

En todo neceser de maquillaje es necesario un buen corrector. Y aunque parezca un producto sencillo, en este campo también hay novedades y tendencias.

Si el 'contouring' o el 'strobing' llegaron para revolucionar las técnicas de maquillaje, fíjate en la última práctica que debes aprender: los correctores de colores.

Más allá del nude, ahora buscarás correctores en amarillo, lila o verde. Pero, ¿para qué debes usar cada uno?

Coge libreta y apunta pues van a convertirse en tus mejores aliados para un maquillaje perfecto.

Roberto Siguero, National Make Up Artist de Lancôme, nos ayuda a descubrir las diferencias entre cada uno de ellos.

El más común es el verde, se utiliza para neutralizar las rojeces. Unos pómulos rojos, pequeños granitos… Ayuda a que el tono del rostro quede unifome.

La función del corrector amarillo y el violeta es iluminar. Mientras que el primero está indicado para las pieles más morenas, el violeta se utiliza más como prebase y puede aplicarse por todo el rostro.

Para disimular las ojeras, Roberto recomienda que se utilice un corrector uno o dos tonos más claros que nuestra piel. Si son muy marcadas, debemos buscar uno de cobertura elevada. Cuando estas son azules, lo mejor es optar por un tono rosado o tirando a salmón.

¿Te atreves con los correctores de colores?

Ver 6 fotos