IMAXTREE

Las cejas será lo único que tendrás que maquillarte este verano

Su poder para enmarcar la mirada es único. ¿Lo mejor? Para conseguirlo tardarás solo un minuto y el efecto te cambiará la cara. Eso sí, si quieres que el resultado pase la prueba del sudor, el mar o la piscina, sigue estos consejos. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Antes de bajar a la playa o a la piscina cada uno tiene su propio ritual. Preparar el capazo (¡el protector solar que no falte!), aplicarse crema, recogerse el pelo, acordarse de la botella de agua de la nevera, el libro, los juguetes del niño... En fin, que cada día se convierte en una pequeña gymkana a la que muchas, además, le suman unos minutos para maquillarse. Aunque esto va en cuestión de gustos, cada vez es más fácil evitar el maquillaje para pasar un día en el mar. Existen fotoprotectores con color muy logrados, tratamientos para olvidarte de las brochas durante todo el verano y trucos tan efectivos como el que compartimos aquí contigo: maquillarte las cejas. 

- 'Brow lamination': la alternativa al microblading y a las cejas rebeldes

- Estos productos son los únicos que necesitarás llevar en tu neceser de viaje

Sí. Algo tan sencillo como rellenar las calvas o zonas menos pobladas y peinarlas puede marcar la diferencia. Y, aunque no lo creas, dejar un efecto buena cara que, como demuestran algunas celebrities como la modelo Arizona Muse o Cara Delevingne, es suficiente para brillar sin necesidad de mucho más. Evidentemente, el primer paso es tener una buena base. "Tal vez tengas que depilar alguna zona para crear el diseño más adecuado a tu rostro o simplemente limpiar los pelitos que sobran para definirla", explica el maquillador Jorge de la Garza. En cualquier caso, como advierte el experto, "seguramente tendrás que oscurecer, fijar o rellenar alguna zona, eligiendo el producto según tus necesidades y del estilo que te guste". 

Para quienes apenas tengan cejas, Eliecer Prince, National Makeup Artist de Guerlain España, da los siguientes pasos: "Con un lápiz, ir dibujando las cejas pelo a pelo. Un buen truco es enmarcarlas con ese lápiz y, después, rellenarlas con una fórmula en gel. Para hacerlas muy perfectas podemos usar iluminador o corrector y perfeccionar así los bordes". Sin embargo, si tienes unas cejas normales, pero que presentan algún remolino, calvita o son demasiado claras, basta con que rellenes esas zonas y termines con un fijador. De hecho, si la genética está de tu parte y no necesitas la ayuda extra del lápiz o sombra, siempre deberías usar un sérum o un fijador para peinarlas. Si nunca lo has hecho, te sorprenderá cómo cambia tu mirada con este sencillo gesto, que aporta control y definición. En cuanto al tipo de producto, apuesta por el formato con el que te sientas más cómoda (lápiz, gel, polvo, tinte...) pero, "si quieres que permanezcan intactas aunque te sumerjas en el agua debes elegir una fórmula resistente al agua y al calor". Y, como aconseja Eliecer, tener cuidado con el protector solar, "ya que si tienen textura aceite pueden provocar que este tipo de productos se muevan".