La influencer Anna Winck  presume de mirada de impacto (@ninasandbech).  | INSTAGRAM

Esta máscara de pestañas no solo no deja grumos, gracias a su aplicador no se seca y dura intacta una barbaridad

El rímel perfecto existe

WOMAN.ES

Encontrar una máscara de pestañas que nos guste es todo un reto, ¿verdad? No eres la primera ni la única que ha tenido que probar una y otra vez diferentes marcas de rímel para encontrar con ese que te dejaba la mirada tan y como deseas. Pero, claro, nada es eterno, y llega un punto que la máscara de pestañas se acaba secando (a las caras, a las baratas, a todas les pasa), sobre todo si todos los días cometes el mismo error. ¿Te has planteado alguna vez que posiblemente no estés usando el rímel como deberías? Amiga, que sepas que esa es la primera clave para que se acaban secando. 

- Primark quiere que te maquilles como una Kardashian

- Esta es la máscara de pestañas preferida de las francesas

Es muy común y probablemente tú misma lo haces, casi de manera inconsciente. Coges la máscara de pestañas, la abres, sacas el cepillo y vuelves a meterla en el tubo, en un movimiento casi reflejo, con la intención de regular la dosis que quieres sacar. Pues bien, este es un grave error y no solo por un único motivo, siendo la razón fundamental de que las máscaras de pestañas se sequen antes y generen grumos, además de convertirse en causa de un posible maltrato de las pestañas. ¿Por qué? “Cuando sacas y metes el cepillo, entra una cantidad de aire en el tubo que puede secar el producto y producir grumos”, cuenta David Deibis, maquillador de Perricone MD. 

Si ya de por sí una máscara de pestañas puede hacer que se introduzcan gérmenes en el bote con facilidad, éstas aumentan si hacemos el ejercicio de introducir y sacar varias veces el cepillo. Un buen consejo puede ser lavarlo tras cada uso, asegurando que queda perfectamente seco. No obstante, en circunstancias normales esto no es necesario, pero sí es recomendable tratar bien el cepillo y el producto sin someterlo a estrés, evitando que penetre más aire del necesario en el recipiente. “Además, dependiendo de los activos que posea una máscara, si entra aire, se facilita que se oxiden”, comenta Diana Suárez.

No Makeup Mascara de Perricone MD, que cuesta 30€ | D.R.

¿Y si te dijéramos hemos encontrado la máscara de pestañas que nunca te dejará grumos porque tiene un dosificador especial que alarga además su uso? Se trarta de la No Makeup Mascara de Perricone MD, que cuesta 30€.  “Las máscaras están diseñadas con un sistema de dosificación de producto. La salida del tubo y el cepillo trabajan en conjunto para crear la dosis exacta. Intentar reducir la dosis hará que la cantidad de máscara no sea suficiente para cubrir un solo ojo”, cuenta Raquel González, directora de educación de Perricone MD. 

Si eres de las que están obsesionadas con el volumen y necesitan sí o sí una segunda pasada, te recomendamos que busques un buen sérum de pestañas para potenciar de tu mirada. Después, con solo una pasada de rímel es más que suficiente. 

 

Relacionados