Ester Expósito y su maquillaje más natural. | Alex Saint

Qué es el Blush Lifting y por qué te hace ver más joven

Te contamos todo lo que debes saber sobre cómo aplicar colorete en las mejillas para conseguir un efecto lifting y "buena cara" de inmediato.

Woman.es

Las hermanas Kardashian y en especial Kim, popularizaron el contouring. Cientos de miles de vídeos en YouTube, Instagram y TikTok describen el paso a paso para conseguir realizar el contorno perfecto, sin embargo en el último año la tendencia por llevar un maquillaje menos cargado y más natural ha ganado terreno.

Y si lo que buscas es un look más natural y que a la vez tenga un efecto rejuvenecedor tenemos la técnica de maquillaje que necesitas. Se llama blush lifting y  consiste en crear dimensión en el pómulo con el color y la textura.

Muchas nos aplicamos el colorete sólo para dar color a las mejillas, pero el blush puede hacer mucho más por nosotras. El blush lifting es una técnica que rejuvenece porque consigue recuperar los volúmenes perdidos en la zona de los pómulos, perfila el rostro y resalta las facciones.

- El eyeliner invertido es el delineado que sienta bien a todas las formas de ojo

- Así son las tendencias de maquillaje más atrevidas y brillantes para el verano 2021

Para realizar este maquillaje necesitarás colorete, polvos bronceadores de un color similar al tono de tu piel e iluminador.

Paso a paso

Lo primero que debes hacer es preparar tu piel. Recuerda aplicar una crema o serúm hidratante y protector solar. Luego puedes utilizar tu base de maquillaje habitual o una BB Cream o CC cream, la que prefieras.

El siguiente paso es aplicar un iluminador en crema en la zona de los pómulos. Después, llega el momento de darle un poco de textura y dimensión al rostro con los polvos bronceadores. Aplica desde la mitad del pómulo, justo debajo del hueso, y ve marcando en dirección a la parte alta de la oreja.

Para finalizar, aplica el colorete en la parte inicial del pómulo, pero no demasiado cerca de la nariz. Nuestra recomendación es que te decantes por coloretes en tonos frescos como el durazno, ya que no solo aportan un color bastante natural y veraniego, sino que también dan mucha luminosidad.

Lo que debes evitar

Si tienes el rostro ovalado, aplica el rubor en la manzana de las mejillas, hacia arriba. Si tu cara es redonda, úsalo en los pómulos para crear un contorno natural. Ahora bien, si tu rostro tiene forma de corazón, aplícalo por debajo de la manzana de las mejillas y para las caras cuadradas, lo mejor  al centro de las mejillas.

Otras de las cosas que debes tener muy presente es evitar escoger un color que no sea tan favorecedor para tu tono de piel, usar mucho producto y no difuminar bien el producto.