Matteo Scarpellini / Imaxtree.com

Estas son las bases de maquillaje que no dejarán huella en tu mascarilla

Hace calor. Y este verano, además, la temperatura sube más con el uso de la mascarilla. Pero tenemos las claves para tu maquillaje permanezca impecable frente a ambos enemigos. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Ya sabemos, por lo que nos han contado y, sobre todo, por nuestra propia experiencia, que el uso de mascarilla está cambiando nuestros hábitos de maquillaje. Nos hemos centrado en la mirada, se ha disparado la demanda de los labiales permanentes, y, además, también nos preocupa encontrar la base de maquillaje perfecta para este verano tan extraño. Esa que combine una textura ligera y fresca con una fórmula de larga duración, resistente al sudor que propicia el uso de la mascarilla y a su roce. 

- Siete propuestas para que tu maquillaje de ojo no pase desapercibido

- ¿Dónde comprar mascarillas bonitas? Marcas con diseños originales (y, en muchos casos, fines benéficos)

Por supuesto, el primer paso para conseguir un maquillaje resistente a la mascarilla -que no deje rastro en la misma y mantenga nuestra piel perfecta- es elegir la fórmula correcta. Las más eficaces son las que combinan texturas ligeras, coberturas medias y larga duración. Si además cuentan con SPF (¡recuerda que la mascarilla no te protege de la radiación solar!) e incluyen activos hidratantes, mejor que mejor. Las fluidas son las que mejor cumplen estos requisitos, pero también existen algunos fondos en forma de polvo o stick que pueden ser tu mejor aliado estival. Pese a todo, es probable que no supere la prueba al 100%. Un truco infalible consiste en no aplicarla por todo el rostro, sino únicamente en las zonas más conflictivas como las mejillas, la nariz o la frente. Incluso puedes optar por hacerlo con un buen corrector, algo que los maquilladores profesionales suelen recomendar para cualquier día del año. 

Gregory Scaffidi/IMAXTREE.COM

 

Otros tips que te ayudarán a mantener tu base de maquillaje impecable con el uso continuo de la mascarilla en verano consisten en prestar atención al antes y al después. Es decir, en primer lugar prepara tu piel antes de maquillarla. Mantenerla limpia e hidratada es siempre básico, pero con el uso de la mascarilla se convierte en imprescindible. Esa es la mejor manera de crear un lienzo perfecto en el que luego podrás aplicar tu base. ¿Y el despúes? Se trata de seguir un gesto tan sencillo como aplicar un spray fijador. Resulta clave para evitar los brillos tan típicos durante los días de calor, alarga la vida de la base de maquillaje y, además, refresca. 

Si no tienes uno a mano, prueba con un agua termal o una bruma. Es importante dejar una distancia de unos 20 centímetros con la cara y dejar que se seque solo. Que no tienes ni uno ni otro. Puedes dar el toque final con unos polvos traslúcidos. Eso sí, asegúrate de retirar bien el exceso de producto y céntrate en las zonas que se rozan con la mascarilla.

 

Relacionados