Ashley Graham, en el acto 'Forevermark Tribute'. | Jennifer Graylock / GETTY

Ashley Graham logra romper una de las (malas) normas de las firmas de belleza

La modelo 'curvy' ha firmado su primer contrato con una marca de belleza. 

Clara Hernández | Woman.es

En los últimos años, la modelo 'plus size' Ashley Graham ha derribado numerosos mitos, ya sea protagonizando una campaña de moda que no era exponente de tallas grandes (lo hizo en 2016, para H&M), brillando como sexy vigilante de la playa para una colección de bañadores, desfilando como ángel de Victoria's Secret o convirtiéndose en una de las modelos mejor pagadas del mundo.  

 

Salam✌🏽

Una publicación compartida de A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) el

Sin embargo, algo se le resistía: ninguna firma de belleza había confiado en ella para promocionar sus productos... hasta ahora. ¿La razón? La propia Graham barajaba una hipótesis, que ahora recoge la publicación WWD: "Históricamente, a las chicas 'curvy' no les dan contratos de belleza".

Pero esa (mala) costumbre se ha roto. La primera en dar el paso ha sido Revlon, que la ha nombrado embajadora de la marca para sus cosméticos de Live Boldly. De esta manera, Ahsley protagoniza la próxima campaña de la firma con compañeras de vértigo: Adwoa Aboah, Imaan Hammam y Raquel Zimmerman. A todas ellas puedes verlas en el siguiente vídeo. 

"Es uno de esos momentos en los que me siento en las nubes, he llorado un poco", ha reconocido Ashley a WWD, antes de confesar cuál es su terapia personal: repetirse la frase: "Soy echada para alante, soy brillante y soy guapa". 

"Hubo un momento en mi vida que quería volver a casa, volver a Nebraska y dejar Nueva York, quería dejarlo todo porque el mundo del modelaje es un mundo muy duro y cruel", ha explicado la modelo, "mi madre dijo: "Ashley, tu cuerpo puede cambiar la vida de alguien", y cuando me lo dijo, al principio no le hice caso. También me dijo: "Tienes que tratarte mejor", y me ayudó a entender lo que quería decir". 

En cuanto a su nuevo papel en Revlon, subraya: "Los pintalabios no tienen talla", un pensamiento que parece compartir con la marca. 

Relacionados