5 pasos sencillos para desmaquillarte

A veces infravaloramos la importancia de desmaquillarnos. Esta acción tan simple puede evitar la aparición de arrugas, manchas o acné. Aunque sabemos que puede causar pereza, te desvelamos 5 trucos para hacerlo de manera sencilla.

Woman.es

1. Lava tu cara con agua tibia (ayuda a quitar el maquillaje a la perfección, el agua caliente podría secarla demasiado) y un gel limpiador. Dependiendo de cada piel y la grasa de cada una, se podría utilizar crema desmaquillante o gel limpiador. Después de aclarar bien el rostro, sécalo con una toalla masajeándolo; esto ayudará a estirar la piel y conducir las arrugas.

2. Coge un disco o bola de algodón y humedécelo con tónico. Aplícalo suavemente por toda la cara, incidiendo más en tus puntos débiles. Por ejemplo, si tienes la zona T grasa, aplica el tónico en esa parte, ayudará a reducir esa grasa.

3. El sérum es uno de los mejores inventos de la cosmética. Se aplica después del tónico y, pese a haber productos maravillosos de alta gama, también puedes encontrar el idóneo para tu piel en versión 'low cost'. Este producto también se aplica según las necesidades de tu piel; los hay anti-edad, hidratantes, anti-manchas...

4. La hidratación es uno de los pasos más importantes. Es muy relevante encontrar la crema idónea para hidratar tu piel y, a su vez, diferenciar entre el día y la noche. De noche, podemos centrarnos más en la hidratación más espesa o cremas anti-edad, pero de día lo más importante es aplicar una buena protección solar.

5. Por último, el contorno de ojos. La zona del contorno del ojo es la más sensible del rostro, por lo que necesita un cuidado especial. Es importante no aplicar la crema hidratante en esa parte, y utilizar una específica. Para aplicar el contorno, la clave es utilizar muy poco producto y masajear la zona con mucha delicadeza, tomando como contorno de ojo todo lo que lo rodea, hasta llegar al hueso.

-->