Constantinis / ISTOCK

¿Tu perfume no te dura nada en la piel? Esto es lo que estás haciendo mal y cómo solucionarlo

Si notas que, por mucho que inviertas en buenos perfumes, su olor no te dura nada en la piel, no creas que se trata únicamente de algo genético. Lo más seguro es que estés cometiendo uno de estos tres errores. Te contamos cuáles son los fallos más comunes que cometemos con el perfume y cómo solucionarlo para que dure horas y horas en tu piel.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

¿Alguna vez has pasado junto a alguien, has olido su perfume y te has preguntado cuál lleva porque huele muy bien? Todas queremos causar ese efecto en los demás, y si crees que en tu caso no es así, no le eches la culpa a tu perfume todavía. Y es que, aunque no lo creas, hay una forma correcta y otra incorrecta de aplicar la fragancia, y el tipo de fragancia que usas puede marcar una gran diferencia en la duración de la misma. A continuación, te contamos por qué tu perfume no te está durando en la piel y te damos unos trucos para solucionarlo.

1. Estás usando el tipo de fragancia equivocada

Seguramente ya sabrás que las fragancias que se incluyen en un perfume se elaboran extrayendo aceite de sustancias naturales como frutas, flores y plantas y combinándolo con aceites esenciales u otros ingredientes sintéticos para crear el aroma final. Hay cinco familias de olores, y cada una lleva una concentración diferente de aceites.

Así, las fragancias florales y cítricas no duran tanto como las amaderadas o las almizcladas, igual que influye la concentración de cada uno de esos aceites. Cuanto mayor sea la concentración de aceite, más durará en la piel, pero como esa información es algo de lo que no disponemos normalmente cuando vamos a comprar una colonia, aquí te dejamos una guía para que puedas tener una estimación según el tipo de producto. 

Aguas frescas: concentración del 1% al 3%.
Colonia: concentración del 2% al 4%.
Agua de colonia: concentración del 5% al 15%.
Eau de Parfum: concentración del 15% al 20%.
Parfum Extrait: concentración del 20% al 40%.

2. Tienes la piel seca

Cuando hablamos de la duración de una fragancia en la piel, ésta se ve afectada directamente por cómo de grasa es nuestra piel. Si tienes la piel seca, el aroma durará mucho menos que si la tienes correctamente hidratada. ¿Has notado que el mismo perfume te dura más en verano que en invierno? En esos meses, tanto el aire como la piel están más secos, por lo que tienes que esforzarte un poco más en la hidratación de la piel si quieres que te dure mucho más tiempo.

3. Estás aplicando el perfume en los lugares equivocados

¿Crees que para que un perfume dure más hay que echarse más cantidad? ¡Error! No es cuestión de cantidad sino de elegir correctamente los lugares donde lo aplicamos. Los mejores lugares para aplicar el perfume son los puntos de pulso de la piel, como las muñecas y el cuello, ya que estas zonas tienden a ser más cálidas y harán que el olor dure más tiempo. Importante: asegúrate de no frotarlo, ya que eso romperá el aroma y hará que se evapore más rápido. Simplemente, rocía y deja que se seque.