Aja Koska / ISTOCK

Belleza exprés: trucos para ganar tiempo por las mañanas

¿Sientes que te pasas una eternidad en el baño cada mañana? Es el momento de poner en marcha una estrategia para ser más eficiente, pero sin dejar de lado ni un paso de tu rutina de belleza. ¡Te enseñamos!

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Tanto si eres una 'morning person' como si no, estarás de acuerdo con nosotras en que 5 minutitos más en la cama por las mañanas saben a gloria. Sin embargo, si ya tienes calculado el tiempo justo para hacer todo lo que necesites antes de ir a trabajar para poner la alarma a la hora exacta por las noches, entonces si quieres arañar esos minutitos de más vas a tener que empezar a ser más eficiente en tu rutina. ¿Cómo? Siguiendo estos consejos. 

1. Prepara el terreno la noche anterior

Para ahorrar tiempo por la mañana, lo mejor es llegar al baño con la piel ya bien cuidada. Para ello, es importante mimarla la noche anterior. Desmaquíllate con cuidado y aplícate un producto de cuidado que dejes actuar durante la noche (es el momento en el que tu piel tiene más posibilidades de regenerarse), ¡y empezarás bien el día!

2. Aprovecha el momento ducha

No se trata de alargar la ducha 30 minutos, sino de optimizar el tiempo que pasas en ella. Para eso, tenemos que ser ingeniosas. Por ejemplo, para el rostro, elige un limpiador facial que puedas aclarar directamente bajo el agua. Para el cuerpo, opta por una crema que se pueda utilizar en la ducha, como las hidratantes de ducha. Por último, para el cabello, utiliza un desenredante que sea tan nutritivo como una mascarilla y que no requiera tiempo de espera en su aplicación. Y ahí lo tienes, ¡tres pasos muy importantes menos!

3. Sé práctica

¿No tienes tiempo para lavarte y secarte el pelo por las mañanas? En su lugar, utiliza un champú en seco y un tratamiento sin aclarado para refrescar las raíces y después hidrata y disciplina los largos. Por la noche o en otro momento del día en el que tengas más tiempo entonces podrás aprovechar para lavarte el pelo sin prisas.

Otra solución: recoger el pelo en un moño suelto o con un accesorio bonito que llame la atención.

4. Simplifica

No hay tiempo que perder por las mañanas, pero tampoco es cuestión de saltarse un paso crucial: la hidratación de la piel. Así, aunque acortes la cantidad de productos que usas en tu rutina o los pases a la de noche, algo que no puede faltar es despertar la tez utilizando un producto que sea como una inyección de hidratación energizante, como una crema de día refrescante.

5. Concéntrate en lo importante

En lugar de empeñarte en hacer un maquillaje igual de elaborado que cuando te arreglas para salir a cenar con su piel perfecta, sus ojos ahumados y sus labios de color, céntrate en áreas estratégicas. En primer lugar, unifica la piel con una CC cream, aplica corrector solo en las zonas en las que lo necesites y un poco de colorete e iluminador. A continuación, aplica una sombra sencilla y un poco de rímel y remata con tu labial favorito. Te aseguramos que no te llevará más de 5 minutos.