woman | El lujo de ser mujer

Una modelo luce 'crop top' y mangas acampanadas en los años 70. | McKeown / GETTY

¿A que no imaginabas que todas estas tendencias de moda volverían?

Rescatadas de los ochenta, los noventa, del año 2000... 

Clara Hernandez

La moda es cíclica y sus tendencias poseen una belleza que, en apariencia, es fugaz, pero que en realidad es reversible. Hasta las más desacreditadas, aquellas que pensamos que jamás tendrían el coraje de asomarse de nuevo por nuestro armario (por frikis, absurdas, feas...) parecen contar, tarde o temprano, con una segunda oportunidad. E, incluso, con regresos gloriosos.

El hecho de que la moda mire constantemente al pasado hace que sean muchas las pautas de los ochenta, noventa y la década de 2000 que marcan hoy nuestros estilismos. 

EL RETORNO DE LA LICRA Del gimnasio a la pista de baile, como en los ochenta. Para conseguir el look de Pat Benatar o Debbie Harry solo necesitas un maillot. ¿Los colores? Rojo, amarillo o, el favorito, azul eléctrico. Una idea de DG: llévalo con complementos punk. Pat Benatar en los años 80. / ETNA DG / L’ESTROP

A continuación, enumeramos las retrotendencias más sorprendentes que se han colado en nuestros básicos y que, seguramente,  alguien pensó, alguna vez, que habían sido desterradas para siempre. ¡Pues no!

¿Necesitas ejemplos? Los calcetines blancos, una vez símbolo del garrulismo más atroz, desfilan ahora por las pasarelas más importantes desprendiendo glamour. 

Mira otros ejemplos en la fotogalería. ¡Hemos encontrado muchos, muchísimos! 

Ver 10 fotos

 

El look de Sara Carbonero para ir de bautizo. | INSTAGRAM

Los botines de los que se ha enamorado Sara Carbonero

Pueden ser tuyos.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Sara Carbonero se ha propuesto darnos ideas estilísticas brillantes para que luzcamos nuestros mejores looks en estas fechas navideñas repletas de fiestas que están a la vuelta de la esquina. Si hace poco nos ofrecía una alternativa a los sombreros, ahora la presentadora nos ha querido mostrar los botines que la van a acompañar durante toda esta temporada otoño invierno.

 

Los flechazos existen. #yasonmíos #Slowlove #Sendra #ideaspararegalarenNavidad #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

"Los flechazos existen", ha escrito junto a una fotografía en la que presume orgullosa de nueva adquisición. Este modelo de piel, en color camel, de horma redonda, con detalle de cordón de piel adornado por borlas en la parte trasera y tacón de 9,5 cm es de la firma Sendra y únicamente está disponible en la web de la firma de Sara Carbonero, Slow Love por un precio de 260 euros.

Sendra

Lo sabemos. Tú también te has enamorado de ellos.

Letizia Ortizen una granja familiar en Naatangue, Senegal. | GJB / GTRES

Queremos los zapatos de Letizia Ortiz

Letizia Ortiz ha visitado la facultad de medicina de la ciudad de Ziguinchor.

Woman.es

Letizia Ortiz ha visitado la ciudad de Ziguinchor para implicarse en un proyecto contra la mutilación genital femenina. En la Facultad de Medicina de la Universidad de Assane Seck, Letizia asistió al lanzamiento del Proyecto de formación de agentes de salud sobre mutilación genital femenina en Casamance, que trata de frenar la práctica de la ablación en la región de la Casamance. El objetivo es que, tras la finalización del proyecto, los profesionales sanitarios se conviertan en un actor influyente en el descenso de la práctica de la ablación en las mujeres de la región de Casamance.

Posteriormente, la Reina visitó la granja agroecológica familiar "Naatangué", ubicada en la comuna de Oussouye, en la región de Casamance. Esta instalación agropecuaria es una muestra del trabajo que realiza la AECID con su socio institucional senegalés, la Agencia Nacional de Inserción y Desarrollo Agrícola (ANIDA) y forma parte del proyecto de “Acondicionamiento de Pequeñas Explotaciones Familiares Integradas Granjas Naatangué en Casamance”, financiado con un millón de euros por la AECID.

Para este viaje, doña Letizia optó por un look sport con pantalones blancos, camisa verde oliva y unos zapatos brogues con tacón medio. La Reina lució una coleta con un toque original (os damos el truco aquí).

Letizia ya lució estos zapatos en 2013, con motivo de su visita al Parque de Guadarrama cuando fue declarado Parque Nacional.

Letizia Ortiz en la Sierra de Guadarrama, con motivo de la declaración del parque nacional de la Sierra de Guadarrama. | GJB / GTRES

 

Tamará Falcó en la boda de Luis Yanguas y Gómez de la Serna con Maud Von Schreeb, en octubre. | GTRES

Tamara Falcó explica el look que lució en la boda de su hermana Ana

El modelo ha sido diseñado por la propia Tamara, que fue testigo. 

Clara Hernández | Woman.es

Cuando todavía los detalles sobre la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco llegaban con cuentagotas y apenas habíamos visto los trajes de los novios, Tamara Falcó, hermana de la novia y testigo del enlace, ya había compartido en sus redes el vestido que había lucido en el gran día. 

Curiosamente, la prenda había sido diseñada por ella misma y su firma TFP atelier.

Se trata de un vestido vaporoso en un tono rosado muy claro. Tiene tirantes y dos pavos reales bordados sobre las caderas. Las lazadas sobre los hombros y la falda capeada contribuyen a que el modelo parezca, como insinúa Tamara, salido de un "taller de hadas" (también los complementos, como el tocado con forma de corona de flores en la cabeza (de Mimoki), las sandalias o el brazalete). Una propuesta etérea y mágica que tampoco haría un mal papel en el armario de una novia hippy-chic.

Tamara da todos los detalles en su perfil en Instagram, donde cita cada uno de los responsables de los detalles del vestido. 

Por lo demás, esta semana pudimos ver el vestido que lució Ana Boyer para su día: una propuesta de Pronovias (marca de la que la joven es imagen) con forma de sirena y palabra de honor que, desde que se publicó, tiene a las redes divididas. ¿El punto más polémico? Las mangas separadas del cuerpo pero unidas al velo. 

Por su parte, el novio, tal vez inspirado por el lugar en el que contrayeron matrimonio (un rincón del Caribe, la isla Mustique) iba enfundado en un traje de color crema de Pedro del Hierro, como el resto de sus amigos. 

En las páginas de 'Hola', que publica en exclusiva las fotos de la boda, se explica que Enrique Iglesias, hermano mayor de la novia, no pudo acudir al evento por compromisos. Este ha sido también uno de los puntos más comentados en internet, aunque Ana le ha restado importancia. 

Este miércoles se daban, además, detalles de los aspectos culinarios del evento, destacando la repostería. Como estrella, la 'tarta naked' (tarta desnuda) que había presidido la cena nupcial: sin figuras y sí con una decoración elegante de frutos rojos naturales (por cierto, los novios sí cortaron la tarta, una costumbre que había sido desterrada de algunos convites en la última década.

 

❤️

Una publicación compartida de Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el

En cuanto a la decoración, hubo fllores de frangipani, velas blancas, cubiertos dorados y servilletas donde figuraba el nombre de cada invitado escrito de puño y letra por Isabel Preysler, explica la web de 'Hola'.