woman | El lujo de ser mujer

Con escote bardot y de inspiración árabe, sin duda favorecía mucho los rasgos de la joven actriz. | GTRES

El Chanel de Lily-Rose Depp en el Festival de Cannes 2016

Woman.es

La joven ha debutado en el Festival de Cannes con su última película, 'I, Daniel Blake', en la que comparte pantalla con la actriz y cantante francesa SoKo (ex pareja de Kristen Stewart). 

La hija de Jhonny Depp y Vanessa Paradis se decantó por un original diseño de Chanel para hacer su primer desfile sobre la red carpet del Festival de Cannes. Un vestido con escote bardot y cut out con cadenas a la altura de la cintura de inspiríración árabe, fue la arriesgada elección de Lily-Rose Depp, que sin duda ha dado mucho que hablar.

¿Acierto o error?

Ver 4 fotos

 

La actriz optó por un diseño de Vivienne Westwood Couture con el que parecía una auténtica princesa.  | GTRES

Blake Lively, una princesa en el Festival de Cannes 2016

Woman.es

Una vez más, Blake Lively no ha defraudado y causado sensación en la premier de Ma Loute, último trabajo de Juliette Binoche, dónde sin duda no ha dejado indiferente a nadie con un vestido digno de cualquier princesa Disney. 

La actriz ha optado por un vestido de corte princesa en azul cielo, de cuerpo ajustado con detalles de pedrería y espectacular falda a capas. Una creación firmada por Vivienne Westwood Couture que disimulaba por completo su embarazo. Blake completaba su look de "Cenicienta" con un recogido desenfadado con diadema, zapatos de Christian Loboutin y clutch rosa empolvado de Oscar de la Renta.

GTRES

Por la mañana, la actriz presentó 'Infierno Azul', otra de sus últimas películas, para la que escogió un mini-vestido de Giambattista Valli Alta Costura de la colección Primavera-Verano 2016.

Repasamos todos los looks de las invitadas a la premier...

 

GTRES

Las más elegantes de la semana, Cannes inunda todo

El festival de cine más elegante de Europa es el protagonista de una semana donde nuestras estrellas favoritas sacan sus mejores armas.

Olga Tamarit | Woman.es

Siempre es un espectáculo que merece la pena ser visto; diseñadores y actrices se ponen de acuerdo para que el deseado momento de la alfombra roja se convierta en uno de los más icónicos de la noche. Ellas vuelven a confiar en sus diseñadores de siempre y algunas arriesgan para capturar ese minuto de gloria en la alfombra roja y las listas de las mejor vestidas.

Nosotras apostamos por la elegancia bien entendida y los pequeños lujos, porque los vestidos de princesa no son necesarios para brillar y porque la personalidad de nuestras actrices favoritas es lo que al final, siempre se impone para que brillen como nadie en ese momento.

Te presentamos a las más elegantes de esta semana, con sabor francés.

 

GTRES

Julia Roberts se rebela en Cannes

Con un vestido negro espectacular y una esmeralda adornando el escote, Julia Roberts subió ayer por primera vez en toda su carrera, los 24 escalones de la escalinata de Cannes.

Woman.es

Y lo hizo descalza. Julia Roberts y George Clooney presentaron en Cannes su último trabajo 'Money Monster', un thriller intenso dirigido por Jodie Foster y que ha sido muy bien recibido por la crítica del festival.

La actriz, espontánea y natural como siempre, se descalzó para subir la escalinata de Cannes, un gesto que fue muy aplaudido por los fans que se encontraban presentes. El año pasado durante durante el estreno de la película Carol, protagonizada por Cate Blanchett, varias mujeres fueron invitadas a quedarse fuera por no llevar zapatos con los centímetros suficientes en sus tacones. Aunque el Festival desmintió el rumor con un twitter Thierry Frémaux, responsable de la selección de películas para la competición: "El rumor según el cual el Festival exige tacón alto para las mujeres en las escaleras [que conducen al Palais des Festivals] es infundado."

Quizá por esto Julia Roberts ha decido subir la escalinata descalza, como protesta ante el trato desigual que el festival ofrece a hombres y mujeres.

GTRES

Sea por la razón que sea,sin duda, hasta ahora este ha sido uno de los momentos más divertidos y singulares del festival de Cannes.