woman | El lujo de ser mujer

Shutterstock

Trajes de novio azul tinta: lo último para las bodas más 'cool'

Traje clásico, esmoquin, frac, levita, semilevita… Sea cual sea tu estilo, uno de los colores que marca tendencia esta temporada en moda nupcial masculina es el azul tinta. Elegante, versátil y favorecedor, es perfecto en todo tipo de enlaces.

Rut Abadía | Bodas.net

En tejidos ligeros y jaspeados, el azul se impone en la moda de hombre de 2017 e, inevitablemente, llega a los catálogos de trajes de novio. El azul tinta es tendencia tanto para él como para ella desde otoño del año pasado y triunfa sobre el negro porque puede competir en elegancia y sobriedad, pero añadiendo al mismo tiempo un toque de color.

El protocolo dice que el azul es adecuado para bodas a partir de las seis de la tarde, aunque la variedad de propuestas presentadas este año te permitirá encontrar tu traje ideal, aunque el enlace sea por la mañana.

Ramón Sanjurjo

Para cualquier tipo de evento, la tendencia más cómoda y versátil es la del traje clásico, si bien el azul tinta también puede verse en fracs, chaqués, levitas y esmoquins. Además, el azul está presente en todas las piezas del traje, de forma monocroma. El traje clásico se presenta esta temporada con chaquetas rectas. El chaleco es opcional, pero si decides llevarlo será del mismo color. Pueden combinarse tejidos de diferentes tipos en cada pieza, pero el color siempre será el mismo. La corbata y el prendido serán los elementos que romperán la monotonía, pudiendo combinarse en cualquier color: burdeos, amarillos, verdes…

El esmoquin está reservado para eventos de noche y nunca debe llevarse en una boda religiosa. La chaqueta es cruzada y el pantalón se fija con fajín a la cintura (solo si no lleva chaleco), que será del mismo color que la pajarita.

Sir Lucky

El chaqué es perfecto para las bodas de mañana. Recuerda que, si el novio viste chaqué, el protocolo dice que el padrino también debe llevarlo. La chaqueta, larga por detrás y con las puntas redondeadas, se combina siempre con el chaleco, que en este caso puede ser de un tono distinto. No puede faltar el pañuelo.

El frac es la prenda de máxima etiqueta masculina y se lleva de noche. La chaqueta, corta con faldones por detrás, se viste con chaleco blanco o del mismo color que el traje. Es el look que pide a gritos una pajarita, que combinada con azul tinta puede ser de cualquier color. Los zapatos, de charol. Obligatorio llevar tirantes.

Si aún tienes dudas sobre qué tipo de traje elegir, podemos darte algunas pistas. Si la boda se celebra al aire libre, lo mejor es elegir un traje clásico de dos piezas, mucho más cómodo. Si la boda es formal y por la noche, elige un modelo más sofisticado con chaleco. Estarás a la última.

Lucas Balboa

En cuanto al tipo de corte, si tu estilo es clásico y conservador, busca un traje de corte inglés, más tradicional. Si quieres un estilo más rompedor y ‘trendy’, opta por los cortes italianos, que se ajustan a la silueta. Y si prefieres un look más cómodo y relajado, decántate por el corte americano.

El azul tinta tiene la ventaja de ser un color frío que armoniza perfectamente con otros tonos, tanto fríos como cálidos, así que te resultará muy sencillo combinar el traje con los complementos: pañuelos, ‘boutonnieres’, zapatos, cinturones, tirantes, corbatas o pajaritas.

Elige tonos oscuros si quieres un look clásico o atrévete con tonalidades vivas y cálidas para conseguir una imagen más divertida. Y si quieres descubrir un universo casi infinito de propuestas, no te olvides de visitar el portal de Bodas.net. ¡Imposible no encontrar lo que estás buscando!

Quizás también te interesa:

¿Qué traje de novio elegir?

Trajes de novio 2017: las nuevas colecciones

Cómo saber los precios de los trajes de novio

Shutterstock

Los 8 errores que ninguna novia debe cometer

Casarte es una de las cosas más emocionantes que te van a ocurrir en la vida y seguro que quieres que todo salga perfecto en tu gran día. Si durante la organización de la boda tienes en cuenta estos aspectos y los evitas, triunfarás seguro. Descúbrelos todos a continuación.

Rut Abadía | Bodas.net

Planificar y organizar una boda es una experiencia maravillosa y estresante a la vez. Por eso es muy fácil olvidar pequeños detalles o dejar de tener en cuenta algunos aspectos clave que pueden resultar determinantes para que todo salga como deseas. Estos son los errores que no debes cometer si quieres disfrutar de un gran día.

Shutterstock

1. No te compres el vestido antes de saber dónde vas a celebrar la boda

Además de ser prudente con el presupuesto, dado que un vestido de novia es una gran inversión, es muy importante que nunca te compres el traje nupcial por impulso. Son muchas las cosas que hay que tener en cuenta antes de adquirirlo. Una de ellas suele olvidarse, y es el lugar donde vas a celebrar el enlace. Así que elige primero el sitio y cómprate después el vestido, ya que si, por ejemplo, te vas a casar en la playa, será conveniente buscar un modelo cómodo y fresco. Del mismo modo, si el entorno es monumental, querrás ir vestida adecuadamente. El lugar de la celebración y del banquete posterior te indicarán el estilo y el diseño del vestido.

2. No cargues a tu madre con demasiadas responsabilidades

Las madres siempre están dispuestas a ayudar, pero ten en cuenta que ella también se merece disfrutar plenamente de todos los momentos del día de tu boda. Si tiene que encargarse de supervisar a los camareros, asegurarse de que la tarta llega a tiempo o ayudar a los invitados a encontrar su asiento se puede perder algunos de los momentos más emotivos de tu gran día.

Hermanas Bolena

3. No olvides dar las gracias

Después del trajín de la boda tendrás ganas de desaparecer para disfrutar de tu luna de miel, pero no te olvides de enviar una tarjeta de agradecimiento a todos los invitados, dándoles las gracias por su asistencia y por los regalos que os hayan hecho. A los familiares y amigos más cercanos, así como a aquellos que os hayan obsequiado con un presente muy especial, es incluso mejor llamarles por teléfono.

4. No te sobrecargues de obligaciones la semana antes de la boda

Son los días claves para dejarlo todo listo y organizado. Si te lo puedes permitir, pide unos días libres antes del enlace para poder atender los últimos detalles y, sobre todo, no te sobrecargues con compromisos ni llenes tu agenda de obligaciones que te impidan estar tranquila para supervisar que todo está tal y como deseas.

Shutterstock

5. No te pongas a dieta a última hora

Olvídalo: las dietas milagro no funcionan y además son perjudiciales para la salud. Si pretendes perder 8 kilos en un mes, lo más probable es que acabes sin energía y de mal humor, lo peor que le puede pasar a una novia. Así que empieza a comer de manera saludable seis meses antes de la boda, incluyendo grandes cantidades de fruta y verdura en tu dieta. No solo te verás más guapa, sino que además te sentirás mucho mejor.

6. No te sientas obligada a ponerte nada con lo que no vayas a estar cómoda

Esto es aplicable tanto al vestido y los zapatos como al maquillaje y el peinado. Muchas novias creen que ese día deben llevar un recogido, pero si no te gusta cómo te queda o no va con tu estilo, descarta esta opción. No hay nada peor que aparecer en las fotos sintiendo que no eres tú misma.

Shutterstock

7. No te pases con el maquillaje

Hay una regla de oro para las novias: si quieres estar preciosa, no te pases con el maquillaje. El vestido y el peinado ya son lo suficientemente 'glamourosos' como para añadir más elementos a tu look nupcial. Tampoco abuses de las joyas. Las novias más guapas son las que saben combinar bien sencillez y elegancia. La máxima “menos es más” siempre funciona. Recuérdalo.

8. No olvides incluir a tus proveedores en el banquete

Si has contratado un fotógrafo, un videógrafo, un 'wedding planner' o, incluso, un grupo musical que os vayan a acompañar durante toda la celebración, no olvides que tienen que comer o cenar dependiendo de la hora del día en que tenga lugar el enlace. Recuerda reservar una mesa para ellos en el banquete.

Quizás también te interesa:

Todo lo que necesitas para casarte en Madrid

Organiza tu boda soñada en Barcelona

Guía de bodas en Valencia

Ke Magdalenas

4 tartas de boda para banquetes al aire libre

‘Fondant’, ‘naked cakes’, pirámides de ‘cupcakes'... Las bodas al aire libre se prestan a servir tartas decoradas en un estilo acorde con el entorno o que combinen con la decoración del evento. ¿Quieres descubrir las diferentes propuestas existentes?

Rut Abadía | Bodas.net

Las perfectas e impresionantes tartas cubiertas con ‘fondant’ pueden recrear casi cualquier motivo o diseño, las torres de ‘cupcakes’ son muy útiles para evitar el ajetreo de platos y cubiertos en las bodas tipo cóctel y las ‘naked cakes’, la última moda, son ideales para los entornos rústicos. Te ofrecemos algunas ideas para encontrar la tarta perfecta para tu boda al aire libre. ¿Preparada?

Indicakes

‘Fondant’

Hace unos años se pusieron muy de moda y su éxito sigue siendo indiscutible. Las creaciones en ‘fondant’ permiten crear una cantidad infinita de diseños a gusto del consumidor. Si, por ejemplo, vas a organizar una boda marinera, puedes pedir una tarta de varios pisos cubierta de ‘fondant’ blanco con unas estrellas de mar superpuestas en azul. Si tu boda es en el campo, en otoño, pide que se decore en colores ocres y con hojas de azúcar. O, si tu boda es temática, no tienes más que imaginar qué dibujo o personaje la representa mejor y pedirle al pastelero que la diseñe.

The Moon Cake Bakery

Pirámides de ‘cupcakes’

Otro de los protagonistas de las bodas es, sin duda, el ’cupcake’. Estas magdalenas cubiertas de ‘fondant’ o glaseado permiten ofrecer a los invitados una gran variedad de sabores entre los que elegir. Además, tienen la ventaja de que, al ser individuales, no necesitan servirse en un plato ni precisan utilizar cubiertos, lo que resulta ideal en los banquetes tipo bufet y en aquellos enlaces en los que los invitados están de pie. También ofrecen mucho juego a la hora de decorar la boda, especialmente en el ‘candy bar’, en el que puedes dar rienda suelta a tu imaginación para decorarlo en consonancia con el entorno.

Andonie Pastissers

Tartas heladas y 'mousses'

Perfectas en verano, las tartas heladas no pueden presentarse en grandes montajes altísimos, pero sí pueden ser muy grandes en extensión. Otra opción son las 'mousses' frías. Este tipo de tartas permite elegir entre una gran variedad de sabores, mucho más amplia que la que ofrecen los pasteles tradicionales: desde todo tipo de chocolates hasta combinaciones de gustos frutales o creaciones originales de los heladeros artesanos. Hoy en día puedes encontrar helados de sabores tan dispares como galleta, té verde, mascarpone con higos, albahaca o Ferrero Rocher.

Miss Cakes & Cocktails

‘Naked cakes’

Las ‘naked cakes’ son tartas nupciales de varios pisos y de aspecto inacabado. Las capas de bizcocho contienen rellenos de nata, mermelada o chocolate, pero no se cubren de ningún tipo de glaseado, quedando la masa a la vista. El aspecto final es más natural e informal que el de otro tipo de tartas más elaboradas, por lo que queda perfecto en un entorno campestre o rústico. Además, se evita la acumulación de azúcar sobre la tarta, quedando un postre mucho más ligero y saludable.

La decoración de estas tartas puede ser muy variada, y se suelen utilizar elementos naturales: flores frescas, frutas o plantas aromáticas, como el romero o la lavanda. Los bizcochos pueden elaborarse de diversos sabores: vainilla, chocolate, calabaza, manzana… Una vez superpuestos, se puede crear un efecto arcoíris, con diferentes colores. Y se suelen presentar en soportes acordes con el estilo de la boda. Si es rústica, puedes usar una mesa de madera o un tocón. Si es marinera, una mesita de playa metálica quedará perfecta.

Quizás también te interesa:

El lugar que sueñas para tu boda en Madrid

¿Te casas en Barcelona? Encuentra la finca ideal para tu boda

Fincas espectaculares para bodas en Valencia

Marta Martí

8 vestidos de novia perfectos para noches de verano

Son muchas las novias que eligen los meses de verano para su boda, esperando disfrutar de un tiempo magnífico y de noches estrelladas. La moda está a su favor y los mejores diseñadores tienen propuestas maravillosas para lucir fantásticas en esta época del año.

Rut Abadía | Bodas.net

Los vestidos largos, vaporosos y con grandes escotes en V marcan tendencia. Si quieres un vestido fresco, opta por los tejidos naturales y transpirables, como la gasa, la seda y el algodón. Las transparencias y los escotes de fantasía te garantizarán comodidad y mucho 'glamour', al igual que los encajes. Pero como algunos de estos pueden resultar un poco engorrosos, y si están confeccionados con tejidos sintéticos podrían darte calor, la mejor opción es el 'chantilly'.

¿Y si refresca?

Aunque en España tenemos la suerte de tener veranos muy benignos, nunca podemos estar seguras al 100% de que no llueva o refresque por la noche, sobre todo si la boda se celebra en zonas de montaña. Así que sé previsora y adquiere un complemento que quede bien con el vestido y con el que puedas protegerte en caso de que la temperatura baje unos grados: un chal, un top, una chaqueta o una rebeca de encaje no estarán de más, aunque finalmente no sean necesarios porque el clima no depare ninguna sorpresa.

Las bodas veraniegas se prestan a largas fiestas nocturnas al son de la música. Si quieres bailar con total libertad de movimientos, opta por un traje de seda, organza o 'chiffon', que se moverá a tu ritmo creando además un efecto de ensueño. Este tipo de tejidos también resultan muy adecuados para las bodas rústicas o 'boho'.

Escotes muy veraniegos

Los escotes más frescos son aquellos que dejan los hombros al aire, como el palabra de honor, el corazón o el hombros caídos. Otra manera de estar fresca es buscar un vestido con un gran escote en la espalda, sin encajes ni gasas transparentes. Si es verano puedes tomar el sol las semanas antes de la boda y lucir una piel bronceada que contraste con el blanco del vestido.

Si ir de largo no es una prioridad para ti, puedes elegir un vestido corto o bien decantarte por un diseño irregular, más corto por delante que por detrás. Lo importante es que te sientas fresca y cómoda, y que no tengas que renunciar ni a un ápice de elegancia. También puedes optar por un vestido con falda superpuesta, para acudir a la ceremonia de largo y vestir de corto durante el banquete y la fiesta posterior. O para lucir un diseño de corte princesa primero y de corte sirena después.

La moda ‘boho’ es una de las más frescas, ya que los vestidos son anchos –por lo general de corte imperio, rectos o en A– y con tirantes, mientras que los tejidos en los que se han confeccionado son muy ligeros. Se trata de un estilo muy adecuado para bodas en verano, sobre todo para enlaces al aire libre. Además, queda perfecto con unas sandalias planas, ideales si la ceremonia se celebra en la playa. 

¿Qué te han parecido estas sugerencias? ¿Quieres descubrir mucho más sobre los vestidos de novia perfectos para las noches de verano? No te pierdas esta galería con atractivas propuestas. ¡Seguro que encuentras una que te enamora por completo!

Quizás también te interesa:

Los modelos más bonitos de los diseñadores de vestidos de novia

Vestidos de novia 2017: descubre todos los modelos

Déjate seducir por los vestidos de novia cortos