woman | El lujo de ser mujer

Fotografía: Bocabajoimagen.

¿Cómo salir fantásticos en las fotos de vuestra boda? Estos son los trucos

Se acerca el gran día y vais a ser los protagonistas de las fotos de la boda, que servirán para recordar una de las fechas más felices de vuestra vida. Para que quedéis satisfechos con el resultado, es importante que os sintáis cómodos tanto con vuestra imagen como posando ante el fotógrafo. Y aunque un buen profesional os sacará el mejor partido, no olvidéis estos sencillos consejos que os ayudarán a estar preparados y relajados.

Rut Abadía | Bodas.net

Practicad ante una cámara

¿Os pone nerviosos que os hagan fotos? En ese caso, lo mejor es practicar. Haced algunas series de fotos en casa antes del gran día. No hay nada peor que descubrir que has salido con los ojos cerrados o una expresión extraña. También podéis salir a pasear a un parque y hacer pruebas en diferentes posturas y con distintos gestos. Intentad encontrar la pose y la expresión que más os favorezca, os de una imagen más natural y con la que os sintáis mejor.

Intentad parecer naturales

Para aparecer en las fotos con una postura natural, a veces hay que forzarla un poco. Así que baja los hombros y estira el cuello, sacando un poco el pecho hacia fuera. De este modo no se te verá papada (le pasa a todo el mundo). Por otro lado, un buen truco para que la sonrisa parezca natural es tocar el paladar con la punta de la lengua, justo detrás de los dientes. No estéis tensos, intentad relajaros y disfrutar del momento y la experiencia. Sino podéis, haced unas cuantas respiraciones profundas. ¡Os serán de gran ayuda!

Fotografía: TDSfotografía.

Haced una prueba con el fotógrafo

Una de las fórmulas que mejor funciona hoy en día es la llamada preboda. Unos días antes de la ceremonia, los novios quedan con el fotógrafo de su boda y realizan una sesión de fotos en diferentes escenarios. ¿Cuál es su finalidad? Más allá del recuerdo, os sirve para conectar con él, conoceros mejor y buscar la fórmula para que las fotos queden perfectas. Recordad: las fotografías siempre salen mucho mejor cuando te sientes cómodo con la persona que las hace.

No experimentéis con cosas nuevas a última hora

El día de la boda no improviséis. Antes de apostar por un maquillaje muy distinto al que sueles llevar, piensa en las posibles consecuencias. ¿Quieres ser tú misma en las fotos? Si es así, tienes que parecer lo más natural posible. Tampoco te cortes el pelo a última hora ni te hagas un peeling químico los días previo del evento. Seguramente no será el mejor momento.

Fotografía: El Día de Mi Boda.

Descubrid vuestro "lado bueno"

Revisad vuestros álbumes de fotos y elegid aquellas imágenes en las que os veáis mejor. ¿Qué tienen en común? ¿La postura, los objetos de alrededor, la sonrisa, la mirada…? ¿En vuestras mejores fotos se os ve el lado izquierdo, el derecho o de frente? Observad también el tipo de peinado y cómo vais vestidos en las imágenes que más os gustan. ¿Tenéis una espalda atractiva? ¿Estáis estupendos dando un salto de alegría? Haced una lista de las posturas y aspectos que más os favorecen para repetirlos el día de la boda.

Prestad atención a los pequeños detalles

¿Has cortado las etiquetas de la ropa? ¿Has cubierto con maquillaje las marcas del bronceado? No querrás salir en las fotos con la tira blanca del biquini marcada en tus hombros, ¿verdad? Estos detalles, aunque parecen insignificantes, pueden arruinar una buena foto. Recuerda también revisar que el tirante del sujetador quede oculto bajo el vestido y haced visitas frecuentes al espejo para comprobar que todo está en su sitio. 􀀀

Fotografía: Ernesto Naranjo.

Bebed mucha agua y dormid mucho

Las ojeras y los labios resecos no son atractivos. Para estar radiantes, bebed mucha agua, comed alimentos ricos en vitaminas y descansad muchas horas las noches previas a la boda. Para retoques de última hora, llevad crema labial hidratante o el pintalabios. Y un último consejo: no os paséis con el alcohol. No os gustará nada veros en las fotos con los ojos enrojecidos y la postura torcida en el salón de baile. Disfrutad del gran día, y no olvidéis en ningún momento que la cámara del fotógrafo os está observando.

También puede interesarte:

- Encuentra tu fotógrafo de boda en Madrid

- Fotógrafos de prestigio para tu boda en Barcelona

- Especialistas en fotografías de boda en Sevilla

Tags:

bodas

Fotografía: Torre Sever.

7 consejos para una boda ecofriendly

Si te preocupa el impacto que nuestra huella deja en el planeta y quieres que tu boda sea respetuosa con el medio ambiente, puedes seguir los siguientes consejos. Tenerlos en cuenta hará que tu celebración sea ecofriendly sin necesidad de gastar más.

Rut Abadía | Bodas.net

1. El local

Elegir el restaurante, hacienda o masía es la decisión principal. Muchas casas rurales y fincas están preparadas para consumir menos energía, ya que utilizan placas solares y luces de bajo consumo. También encontrarás restaurantes que emplean productos ecológicos y de proximidad en su cocina, lo que garantizará que el menú sea muy sano y de km. 0, lo que significa que no ha habido que utilizar costosos medios de transporte para adquirir los alimentos.

2. El catering

El banquete es la parte más importante de la boda, y que sea ecológico no significa que deba ser menos sabroso. Muchos restaurantes utilizan productos ecológicos en sus cocinas. Si no quieres que te salga más caro, elige platos elaborados con productos locales y de temporada. Te asegurarás también que todas las recetas se han preparado con alimentos frescos. Para los invitados vegetarianos sería un detallazo que ofrecieras la opción de elegir platos sin carne ni pescado. Esto no significa que todo el menú deba ser vegetariano, piensa que la carne puede ser ecológica y el pescado salvaje (no procedente de piscifactorías).

3. Las ventajas de una boda al aire libre

Si celebras tu boda en cualquiera de estos establecimientos con jardín reducirás notablemente el consumo eléctrico al aprovechar la luz del sol. También puedes organizar la ceremonia y el banquete en el mismo lugar, de forma que los invitados no tengan que trasladarse de un lugar a otro y de este modo utilicen el coche lo menos posible.

Fotografía: Aldea Roqueta.

4. El vestido de novia

¿Y si reciclaras el vestido de novia de tu madre, tu hermana o tu mejor amiga? Esta sería una actitud muy ecofriendly, ya que así reducirías el impacto por la fabricación de tejidos. Unos cuantos arreglos y modificaciones por una modista profesional lo pueden convertir en un vestido nuevo. Pero si quieres estrenar tu propio vestido, asegúrate de que sea de un fabricante que cumple con las leyes del comercio justo. En cuanto a la tela, elige tejidos naturales como el algodón o el lino. El estilo bohochic es muy adecuado para una boda ecofriendly.

5. Las flores

A lo mejor no lo sabías, pero no todas las flores son ecológicas. Algunos productores utilizan pesticidas químicos para prevenir las plagas, lo que es muy perjudicial para el medio ambiente. Sin embargo, actualmente son muchas las floristerías que ofrecen flores cultivadas de forma ecológica. Otra alternativa es decorar tu boda con macetas de flores; no solo estarás dando un toque ecofriendly a tu celebración –ya que después podrás llevártelas a casa y trasplantarlas–, sino que el resultado será muy original.

Fotografía: Mas de Pedrafita.

6. Las invitaciones

Cada año se talan millones de árboles para fabricar papel y además el proceso químico tiene un alto impacto en el medio ambiente. Hoy en día puedes sustituir las invitaciones tradicionales por una página web a la que dirigirás a tus invitados a través del correo electrónico. Un diseño sencillo no te costará muy caro y además te permitirá incluir mucha más información, como mapas, el menú, fotografías o la posibilidad de que los invitados dejen sus comentarios. Si no quieres renunciar al papel, asegúrate de que lo eliges reciclado o ecológico, libre de cloro.

7. Los regalos

Por último, si quieres que tu boda tenga además un sentido ecológico y sirva de ayuda para mejorar el mundo, puedes plantearte la posibilidad de destinar una parte de los regalos en metálico a una ONG o una causa justa.

Quizás también te interese:

- Las fincas con encanto para casarse en Madrid

- Lugares fantásticos en Barcelona para celebrar la boda

- Espacios increíbles para bodas en Valencia

Tags:

bodas

@Shutterstock

10 claves para elegir tu vestido de novia

¿Sueñas con un vestido vaporoso que realce tu talle e ilumine tus ojos? ¿Quieres un traje clásico con una larga cola y un velo de encaje? ¿O estás pensando en algo más atrevido, como una falda de tubo y un gran escote en la espalda? Sea como sea el vestido de tus sueños, los profesionales de las tiendas especializadas sabrán orientarte y ayudarte a encontrar el que buscas. Toma nota de estos consejos, muy útiles para empezar a tomar decisiones.

Rut Abadía | Bodas.net

1. A juego con el entorno. 

Si tienes en cuenta el lugar y la fecha de tu boda ya tienes dos pistas claves para elegir tu vestido de novia. ¿Te casarás una mañana de julio cerca del mar? ¿O una tarde de noviembre en una catedral iluminada por velas? La mayoría de tejidos que se utilizan en la confección de este tipo de vestidos sirven para cualquier época del año, mientras que otros, como el lino o el organdí, son más adecuados para el verano, o el terciopelo y el brocado para el invierno.

2. Piensa cuál es tu presupuesto. 

¿Cuánto te quieres gastar? Díselo a la vendedora de la tienda de novias para que te enseñe vestidos que se ajusten a tus necesidades. Normalmente esta compra supone entre el 10 y el 15% de los gastos totales de la boda. Ten la precaución de reservar algo de dinero para los complementos: velo, zapatos, cinturón, tocado, chaqueta, guantes…

3. No esperes hasta el último momento. 

Para que te hagas una idea, se suele recomendar a las novias que empiecen a mirar vestido unos nueve meses antes de la boda y que lo adquieran seis meses antes. ¿Por qué tanto tiempo? Porque los fabricantes tardan unos cuatro meses en confeccionarlo y otros dos en realizar arreglos y modificaciones, aunque los modelos muy elaborados pueden llevar incluso más tiempo. Si tienes prisa, muchas tiendas sirven encargos urgentes por un poco más de dinero, aunque en este caso tendrás menos vestidos entre los que elegir.

@Shutterstock

4. Infórmate bien. 

Es muy posible que sea la primera vez que oyes hablar de bámbola, dupión, mikado o chantilly. Y no, no son recetas de postres, sino los nombres de diferentes tejidos y hechuras de vestidos de novia. Así que antes de elegir, infórmate en revistas, blogs o libros sobre las infinitas posibilidades que existen. Puedes hacer un álbum con las fotos de los vestidos que más te gusten, o bien de los detalles y adornos que creas que te pueden quedar bien.

5. Reserva con antelación. 

Si te han gustado muchos modelos de una tienda de novia, llama con antelación para saber qué marcas ofrecen, en qué rango de precios están sus vestidos, si tienen complementos y si hacen arreglos. Muchos establecimientos te darán día y hora para atenderte personalmente y sin interrupciones. No vayas con prisas. Recuerda que estás viviendo uno de los momentos más bonitos de tu vida. Tómate tu tiempo y disfrútalo a tope. ¡Y no vayas sola!

@Shutterstock

6. Tu toque personal.

Si te hace ilusión llevar el velo que vistió tu madre el día de su boda, una cinta especial de tu abuela o algún elemento que tenga un valor sentimental importante para ti no dudes en decírselo al vendedor de la tienda. Te podrá asesorar sobre la mejor manera de combinarlo con el vestido que elijas.

7. Pide consejo. 

Aunque te parezca que el diseño que te ofrece el vendedor no es de tu estilo o no es lo que imaginabas, escucha su opinión experta. A lo mejor ese vestido que no te gusta cómo le queda al maniquí a ti te sienta muchísimo mejor. De todos modos, la que lo va a llevar eres tú. Y es importante que te sientas cómoda. No compres nunca un vestido que no te guste por agradar a los demás.

8. No te fijes en la talla.

Olvídate del tallaje tradicional y fíjate en cómo te queda el vestido. No te obsesiones con ponerte un modelo de la talla 38 pensando que ya adelgazarás para la boda. Es más fácil hacer arreglos de última hora si te va un poco ancho que si te queda pequeño. 9. Lee el contrato Antes de dar la paga y señal, la tienda de vestidos de novia te entregará un contrato en el que se indicarán todos los datos importantes: el precio, la fecha de entrega, si entran los arreglos gratis o no…

@Shutterstock

10. Las pruebas finales. 

Para que el vestido esté listo necesitarás probártelo dos o tres veces, pero si no estás segura de que el resultado es perfecto no tengas reparo en pedir alguna prueba más. La primera suele hacerse entre dos y cuatro meses antes de la boda, y tendrás que llevar la ropa interior, los zapatos y los accesorios. La última prueba se hace una o dos semanas antes de la ceremonia. Ve acompañada de tu madre, una hermana o la persona que te vaya a ayudar a ponerte el vestido.

Quizás pueda interesarte:

- La mejor guía de vestidos de novia.

- Tendencia 2017 en vestidos de novia: las nuevas colecciones.

- Vestidos de novia de corte evasé.

Tags:

bodas

Masía Piguillem

6 ventajas de celebrar la boda y el banquete en el mismo lugar

Una casa rural, un hotel con jardín, una finca en el campo… Muchos establecimientos especializados en bodas ofrecen la posibilidad de organizar la ceremonia y el banquete en las mismas instalaciones, lo que facilita mucho la organización del enlace.

Rut Abadía | Bodas.net

Organizar la boda y el banquete en un mismo espacio presenta muchas ventajas: no hay que desplazarse, se aprovecha más el tiempo, resulta mucho más cómodo tanto para los novios como para sus invitados…

Si os gusta esta opción, tened presente que muchos hoteles, restaurantes, masías, fincas y casas rurales brindan a los novios la posibilidad de celebrar tanto la ceremonia como el banquete en sus jardines, terrazas e, incluso, en la playa, así como en sus magníficas instalaciones interiores. Una elección además que te ahorrará tiempo y dinero, ya que no será necesario tener previsto un autocar para trasladar a los invitados que no disponen de transporte propio. Y los que viven lejos o, simplemente no quieren conducir a altas horas de la noche, pueden quedarse a dormir.

Para tus seres queridos será mucho más descansado que el enlace y el banquete se celebren en el mismo lugar. También te resultará más sencillo organizar la decoración de los diferentes ambientes, ya que al tratarse de un único espacio será más fácil conseguir que todo fluya y el conjunto sea más armónico. Este punto resulta especialmente importante si la vuestra va a ser una boda temática: vintage, boho chic, rústica, de película, junto al mar... No hay que olvidar tampoco que, al no tener que trasladaros de un lado a otro, conseguiréis más tiempo para disfrutar del gran día en compañía de familiares y amigos. Ni que todo será más relajado y podréis relacionaros mucho más con todos los invitados. Una excelente elección para la ceremonia consiste en instalar una pérgola –que puede ser de flores, telas o ramas, por ejemplo–, perfecta para dar protagonismo al gran momento.

Si está un poco elevada los invitados no se perderán ni un detalle. Después podéis ofrecer un cóctel en el jardín antes de entrar en el restaurante para la comida o cena. En este tipo de establecimientos también se puede organizar el banquete al aire libre, o bajo unas románticas carpas decoradas para la ocasión. Algunos de estos hoteles, restaurantes o fincas están consagrados, de manera que podéis celebrar una ceremonia religiosa en ellos. Si la boda va a ser civil, pedid a la persona autorizada a realizar enlaces matrimoniales que se desplace hasta allí.

Si quieres saber más, aquí te dejamos 3 links imprescindibles:

Las fincas con encanto para casarse en Madrid.

Lugares fantásticos en Barcelona para celebrar la boda.

Espacios increíbles para bodas en Sevilla.

Tags:

bodas