woman | El lujo de ser mujer

Fotografía: Catering Marisol.

Pon un candy bar en tu boda. 7 ideas irresistibles

Además de endulzar la fiesta, el candy bar es fantástico para que familiares y amigos se deleiten con pasteles y chuches en cualquier momento. Hay empresas especializadas en montar el corner más dulce de vuestra boda que dejará a los invitados asombrados por su originalidad. Pero si queréis prepararlo vosotros mismos, aquí os dejamos algunas ideas. Solo es necesario dejar volar la imaginación.

Rut Abadía | Bodas.net

En la variedad está el gusto

Muffins, brownies, merengues, gominolas, nubes, piruletas, cupcakes, pasteles, chocolatinas... No os limitéis a ofrecer una sola clase de dulce, ya que quizá haya personas a las que no les guste. Intentad que la oferta sea lo más variada posible, sin olvidar a los niños, que serán los principales admiradores de este rincón de la fiesta. Pensad también en las personas con necesidades especiales e incluid algunas delicias para diabéticos, o confites y chucherías sin gluten ni lactosa para intolerantes.

Decoración e iluminación

El candy bar os permitirá crear un rincón lleno de magia y color. Es muy importante que se encuentre en un lugar bien iluminado para que no pase desapercibido. Podéis decorarlo de acuerdo con el estilo de vuestra boda: clásico, rústico, hippie, moderno... Utilizad un color predominante, como el rosa, el rojo o el verde, o bien convertidlo en un arco iris multicolor.

Piezas pequeñas

Los cake pops, macarons y bombones son ideales para las mesas de dulces, porque son fáciles de coger y comer. En cambio, los pasteles que haya que cortar no son una buena opción, ya que es fácil mancharse y es posible que se formen colas. Así que si os decidís por poner pasteles, presentadlos ya cortados sobre una pieza de papel vegetal para que cada comensal pueda coger un trozo y llevárselo fácilmente.

Contenedores y recipientes

Los bols y bomboneras de cristal son ideales para colocar los dulces, ya que estarán a salvo de caídas y permiten ver todo su contenido, lleno de color. Pero si vuestra boda es en el campo o de estilo rústico, utilizad bandejas y recipientes de madera. Para enlaces junto al mar buscad recipientes de colores azules y blancos, con motivos marineros. Incluid también algunas botellas de zumo o licor de colores brillantes.

Que no sobre nada

Es muy difícil calcular la cantidad de dulces que se consumirán durante la fiesta, así que mejor que sobre. Pero si no queréis llegar a casa con un cargamento de azúcar, regalad a vuestros invitados unas bolsitas o cajitas en las que puedan llevarse las chuches que hayan sobrado. ¡Los niños se llevarán una gran sorpresa cuando vean que pueden quedarse con parte del festín!

Mensajes y etiquetas

Para dar un toque personal al candy bar, cread etiquetas a juego con la decoración de la fiesta identificando cada tipo de dulce. También es el lugar ideal para dejar mensajes positivos que alegren a los invitados, como “Gracias por endulzarnos la vida” o “La vida es más dulce junto a ti”. Si habéis diseñado un logo para vuestra boda, no os olvidéis de usarlo en las etiquetas de los recipientes o en los cartelitos informativos.

Cuándo montarlo

Cualquier momento es bueno para comerse un dulce y preparar una candy bar es bastante laborioso, por lo que lo ideal es que los invitados ya se lo encuentren montado al acabar el banquete. Seguro que durante la fiesta vuestros familiares y amigos darán buena cuenta de su contenido, por lo que conviene además que esté ubicado cerca de la zona de baile. Podéis utilizar una mesa de grandes dimensiones o bien recurrir a los típicos carritos con ruedas. Con cualquier opción tendréis el éxito asegurado.

Ver 10 fotos

Quizás también te interese:

- Fincas para tu boda en Madrid

- Lugares con encanto para tu boda en Barcelona

- Encuentra tu finca de boda en Valencia

Tags:

bodas

Fotografía: Shutterstock.

¿Qué vestido de novia te queda mejor?

Si quieres que el vestido de novia te quede como un guante y esté acorde con tu figura, no te olvides de los siguientes consejos; te servirán para conseguir un look estilizado y lucir estupenda en todas las fotos. ¿Preparada?

Rut Abadía | Bodas.net

Si tienes mucho pecho

Si quieres presumir de curvas, utiliza un corsé o sujetador que te realce el pecho. La vista se centrará en esa parte si el cuerpo del vestido está decorado con flores, pedrería o lentejuelas. En cambio, si prefieres disimularlo, decántate por un vestido con una falda muy vaporosa que equilibre las dos partes del cuerpo. Evita las transparencias y los escotes demasiado generosos. Los fruncidos pueden ser muy adecuados para equilibrar la forma del pecho.

Fotografía: Rosa Clará.

Figura tipo triángulo

Si tienes los hombros muy anchos y las caderas estrechas, resalta tu figura con un escote halter (anudado o abrochado en la parte posterior del cuello) o bien con mangas largas que dejen los hombros al descubierto. No es recomendable ocultarlos, porque puedes conseguir el efecto contrario al deseado. Las mangas cortas tampoco son aconsejables. En este caso la mejor opción es escoger un vestido de cintura definida: crearás un efecto reloj de arena y equilibrarás la parte alta y baja del cuerpo.

Figura tipo pera

¿Tienes el torso estrecho y las caderas anchas? Un vestido de talle caído por debajo de la cadera o sin cintura hará que tu figura se vea más equilibrada. Si utilizas un escote palabra de honor, con los hombros al descubierto, centrarás la atención en esa parte del cuerpo. En cambio, los escotes en V desplazarán la atención hacia la parte inferior, por lo que es mejor evitarlos.

Fotografía: Pronovias.

Figura tipo manzana

Si tienes un cuerpo voluptuoso, con muchas curvas, un vestido estilo princesa estilizará tu figura, al igual que los de corte imperio y evasé (acampanados). Un talle alto con escote también tiene un efecto adelgazante. Los vestidos ceñidos no son aconsejables para ti porque pueden acentuar los centímetros de más. Tampoco conviene llevar tirantes.

Poco pecho

La cintura alta o imperio, que queda justo por debajo del pecho, estilizará tu figura, realzando la parte superior del cuerpo. También lo conseguirás con la cintura vasca, que dibuja una gran V por debajo de la cadera, dando sensación de longitud. Si tienes poco pecho, olvida los vestidos rectos y las telas con demasiada caída, y apuesta por los bordados, drapeados y el escote corazón.

Quizás también pueda interesarte:

- Elegir el vestido de novia

- Tendencias 2017 en vestidos de novia

- Vestidos de novia en todos los estilos 

Tags:

bodas

Fotografía: Pedro Zamorano.

Las flores más románticas para tu ramo de novia

¿Sabías que las flores hablan? Por eso es importante que, más allá de su aspecto estético, también tengas en cuenta su significado a la hora de escoger las que deseas para tu ramo de novia. En este artículo te ofrecemos algunos consejos para que encuentres las que mejor encajan con tu personalidad, con tu estilo y con el de tu boda. ¡No te los pierdas!

Rut Abadía | Bodas.net

Rosas, las flores del amor

Son las reinas de las bodas por excelencia. Su aroma y su tacto aterciopelado son idóneos para cualquier ramo de novia, así como para la decoración de las mesas. Además, las hay en muchos colores, cada uno con su significado. El rojo simboliza pasión, el blanco pureza, el rosa romanticismo, el amarillo felicidad y el naranja deseo. Si las eliges azules, ten cuidado porque son teñidas y podrían manchar tu vestido. Para un toque más silvestre y romántico, decántate por rosas de pitiminí, más pequeñas y fáciles de combinar con todo tipo de hierbas y ramitas. Puedes encontrar rosas preciosas durante todo el año.

Calas, una elección segura

Llamadas también lirios de agua, son una flor muy resistente que puede ser blanca, naranja, amarilla, rosa, salmón, lila, roja, negra, bicolor o granate. Se trata de una elección perfecta, pues se trata de una flor versátil, vistosa y de gran belleza, que desprende además un perfume muy agradable. Por todo ello eso es una de las más demandadas para los ramos de novia, sencillos y elegantes a partes iguales.

Anémonas para bodas en el campo

Son muy coloridas y darán un toque silvestre a tu ramo. Simbolizan la felicidad del momento presente y pueden encontrarse de noviembre a abril. Quedan muy bien con flores de lavanda y tallos verdes.

Peonías, muy femeninas

Perfectas en bodas de estilo clásico o vintage, son muy demandadas por novias a las que les gustan los ramos de color, ya que están disponibles en numerosas tonalidades. Combinan muy bien con otras flores y, al ser grandes y esponjosas, pueden ir solas o completar una composición. Simbolizan un matrimonio feliz y buena fortuna.

El clavel, la flor más española

uchas novias la rechazan al creer que es una flor barata y con poca clase. ¡Nada más lejos de la realidad! Bien combinada puede resultar espectacular y, además de económica, puedes encontrarla todo el año en una infinita variedad de colores, por lo que es perfecta en ramos modernos (tonos llamativos), campestres y vintage (colores desvanecidos). En sus distintas tonalidades, simboliza bondad, amistad y lealtad.

El tulipán, sencillez y romanticismo

Tanto si lo combinas con otras hierbas como si prefieres un bouquet compuesto únicamente por tulipanes, el efecto es sobrio, elegante y muy romántico. Los hay de muchos colores e incluso bicolores. Si te casas en primavera es la flor ideal, porque solo puede encontrarse entre enero y junio. Representa el amor eterno.

Fresia, dulce inocencia

Las fresias son unas flores preciosas de forma acampanada que desprenden un dulce aroma a miel. Son resistentes y quedan muy elegantes en los ramos de novia, combinadas con flores de pétalos blancos y ramitas verdes. Simbolizan inocencia y amistad eterna.

Ranúnculo, bouquet de color

Esta resistente flor se distingue por sus sedosas y bellas corolas, sus delicados y abundantes pétalos rizados y su amplia variedad de colores para todos los gustos y emociones. Transmite dulzura y romanticismo, queda muy elegante en ramos de novia y podrás encontrarla de enero a mayo. Puede combinarse con paniculata o florecillas pequeñas para darle un aire aún más romántico. En Bodas.net encontrarás muchos proveedores para confeccionar un ramo muy personal con la flor deseada.

Quizás también te interese:

- Las mejores floristerías para tu ramo de novia en Madrid

- Dónde encargar tu ramo de novia en Barcelona

- Ramos de novia románticos 

Tags:

boda

Fotografía: Mys Eventos.

6 ideas para las mesas del banquete

Además de los tradicionales centros de flores, hay muchas ideas originales para decorar las mesas del banquete de boda. Si quieres aportar tu toque personal y añadirles estilo y un sello único, no te pierdas estas ideas. Te servirán de inspiración.

Rut Abadía | Bodas.net

Un nombre para cada mesa

En lugar de numerar las mesas del banquete para que los invitados sepan qué asiento se les ha asignado, ¿por qué no ponerles un nombre? Puede ser el lugar en el que os conocisteis, un recuerdo que compartáis con ellos, el título de un libro, una afición en común: música, cine, deporte, viajes, etc. También podéis aprovechar para dejar un cartelito con un mensaje de cariño o una frase divertida que identifique a los invitados de cada mesa.  

La minuta

Este es otro elemento que podéis personalizar a vuestro gusto para decorar la mesa. Echadle imaginación y pensad que, además de ser bonita, puede convertirse en un objeto útil. Si vais a celebrar la boda en verano, por ejemplo, podéis imprimirla sobre un paipay. Otra opción es encartarla en un pequeño álbum de fotos que los invitados se llevarán de recuerdo. O imprimirlas con un diseño original acompañado de un mensaje cariñoso para vuestros familiares y amigos.

Fotografía: Ernesto Naranjo.

Detalles temáticos

Si vais a organizar una boda temática, podéis utilizar servilleteros que hagan juego con el estilo de la celebración: conchas o estrellas de mar para una boda marinera, un cordel con flores silvestres para un enlace rústico o unas sencillas blondas de encaje si vuestra boda va a ser clásica. La misma idea es válida para los centros de mesa: telas marineras con caracolas, peces o anclas, floreros de diferentes formas y tamaños con flores campestres o delicadas jaulas con velas y acompañadas de diversos elementos naturales.

Regalos

Una forma elegante de indicar el sitio de cada comensal es atar una pequeña etiqueta con su nombre al obsequio que queráis entregar a los invitados y que estos encontrarán sobre su plato o junto al mismo. Buscad un envoltorio original en colores alegres, que pueden ser variados para crear un arco iris en las mesas, o en blanco y negro para dar sensación de contraste.

Fotografía: Pedro Zamorano

Centros de mesa originales

Aunque las flores no pueden faltar, siempre podemos darles a los centros de mesa un toque original añadiendo elementos que personalicen la decoración. Unos cake pops o distintos dulces convertirán el centro en un atractivo objeto de deseo. Diferentes fotos de vosotros cuando erais pequeños provocarán más de una sonrisa en vuestros invitados, al igual que alguna imagen actual y divertida. Y unas velas crearán la atmósfera de romanticismo perfecta.

La mesa de los postres

Para dar un toque original a la mesa de los postres podéis incluir un castillo de golosinas. Ahora que están tan de moda los cupcakes, una buena idea es encargarlos con vuestras iniciales y decorar el servicio con ellos. Si queréis personalizar aún más esta mesa, colocad junto a cada tipo de dulce un cartelito identificador escrito sobre tabletas de chocolate o bien decorado con el mismo estilo que el resto del salón en el caso de que se trate de una boda temática.

Quizás también os pueda interesar:

- Banquetes con encanto en Madrid

- Dónde celebrar un banquete en Barcelona

- Encuentra tu banquete en Sevilla

Tags:

boda