woman | El lujo de ser mujer

Fotografía: Pedro Zamorano.

8 ideas para elegir tu ramo de novia

Elegir el ramo para el gran día puede resultar un poco complicado. ¡Hay tanta variedad! Por ello, no dudes en consultar a un profesional para que te ayude a optar por el más adecuado para ti en medio del laberinto floral. Y recuerda: para conseguir el look que buscas es importante que tengas en cuenta tanto el corte del vestido que has escogido como el estilo del mismo.

Rut Abadía | Bodas.net

Algunos detalles pueden ayudarte a elegir las flores de tu boda, sobre todo si te interesa que haya armonía entre tu ramo y la decoración de las mesas o entre tu ramo y los bouquets de las damas de honor, por ejemplo.

Fotografía: Mediterranean Eventos.

Elige tu estilo

El estilo de tu boda y la paleta de colores escogida para la misma son dos factores determinantes en la elección del ramo de novia, ya que las flores pueden dar un toque especial a tu look. Tu personalidad también puede ser un punto de orientación a la hora de elegirlas, ya que, como sabes, cada especie tiene un significado.

¿Qué ramo te quedará mejor?

El tipo de vestido que vayas a usar, el corte de la falda, la forma del escote y si el tejido es liso o con detalles son otros factores que también determinarán el mejor tipo de ramo. Así, los vestidos de corte princesa y los de corte en A, por ejemplo, quedan perfectos con ramos de novia vintage, redondeados, formales y elegantes, ya que ayudan a acentuar el corte oval de la falda. En cambio, para vestidos rectos o entallados resultan muy adecuados los ramos en forma de cascada –que harán que parezcas más alta–, los desestructurados y los informales. Los vestidos sencillos, los desenfadados y los de estética boho chic prefieren ramos bohemios o elaborados con plantas silvestres, que te darán un toque natural. Si eres bajita elige un bouquet de pequeño tamaño, que armonice con el conjunto.

Fotografía: FotoMadriZ.

Los tipos de ramos más populares son:

Bouquet

Es un ramo pequeño y redondeado, y uno de los más demandados pues resulta bastante manejable. Suelen hacerse con iris, tulipanes, margaritas y rosas, aunque pueden confeccionarse con todo tipo de flores siempre que no sean demasiado grandes. Son adecuados para estilos formales e informales, y armonizan a la perfección tanto con vestidos de corte princesa como con modelos que combinan un cuerpo sencillo y ajustado con una falda más recargada.

Fotografía: Amalgama Fotografía.

Ramos domo, posy, bonche o clutch

De tamaño medio, estos ramos se caracterizan porque pueden elaborarse casi con cualquier tipo de flor y porque la mayoría de vestidos de novia encajan con ellos, aunque con los que más suelen combinarse son con los de corte sirena. Muy comunes hoy en día, sus tallos se suelen sujetar con una cinta, una tela bonita, un encaje antiguo, un pañuelo herencia de la familia o un trozo del mismo tejido empleado para confeccionar el vestido de novia. Y en numerosas ocasiones se les añade además un broche o un camafeo con la imagen de algún ser querido.

Fotografía: Serendipity.

En cascada

Son redondeados por la parte superior y de ellos “cuelgan” flores sobre las manos de la novia, en forma de cascada. Se pueden preparar con casi cualquier tipo de flor, aunque las más adecuadas son las rosas, las calas y las orquídeas, ya que dan un efecto de abundancia y “caen” con más naturalidad. Perfectos con vestidos de grandes volúmenes y mucha cola, alargan visualmente la figura de la novia.

De presentación

Se forman con diferentes flores de tallo largo que la novia suele llevar reposando en el antebrazo. Se suelen utilizar orquídeas, rosas de tallo largo, gladiolos y calas. Y aunque se asocian con vestidos elegantes y con un toque clásico, también quedan perfectos con diseños más actuales y extremados. Ideales para novias con mucha personalidad.

Fotografía: Ernesto Naranjo.

Ramos silvestres

Este tipo de ramos no solo son perfectos en bodas campestres o de estilo vintage, sino que también marcan tendencia actualmente y resultan bastante económicos. Ideales para novias con mucho estilo y amantes de la estética boho chic, los ramos silvestres admiten cualquier flor de temporada e, incluso, alguna planta crasa.

Fotografía: Bouquet Carolina Guadalupe.

Ramos desestructurados

Más grandes de lo habitual y con mayor variedad de flores, los ramos asimétricos se distinguen del resto por presentar “imperfecciones”, si bien la posición "casual" de cada flor está muy pensada para conseguir un efecto final de aparente caos. Muy naturales y con mucho movimiento, son una tendencia al alza.

Quizás también te interese:

- Ramos de novia: todos los tipos

- Los mejores ramos de novia originales

- Ramos de novia 2017: todas las tendencias 

Tags:

bodas

Fotografía: Ernesto Naranjo.

7 cosas que deben saber los novios al elegir su traje

¿Te vas a casar y no tienes ni idea de por dónde empezar a la hora de elegir tu traje de novio? No te decides entre chaqué, traje clásico, esmoquin… Y no sabes qué color resultará más adecuado: negro, gris o azul en cualquiera de sus numerosas tonalidades. Sea cual sea tu estilo, esta pequeña guía te resultará muy útil para acertar.

Rut Abadía | Bodas.net

Es tu gran día, así que, aunque es bastante difícil no quedar eclipsado por el glamour de la novia, tú también puedes encontrar tu propio estilo y triunfar. En realidad, es mucho más fácil de lo que crees.

¿Alquilar o comprar?

Muchos novios optan por alquilar sus trajes, sobre todo si finalmente escogen vestirse con un chaqué o un esmoquin, prendas que en muchos casos no tendrán oportunidad de lucir de nuevo. Eso sí, antes de decidirte por completo, pregunta por las condiciones del alquiler, la devolución, los ajustes y el coste en caso de roturas o manchas. De este modo estarás mucho más tranquilo y disfrutarás plenamente de tu gran día.

Fotografía: Ernesto Naranjo.

Adelántate a las tendencias

Hoy en día a la mayoría de los novios les gusta seguir la moda. Así que no tengas miedo de adelantarte a las tendencias y asombra a todos con tu estilo el día de la boda. Cuando vayas a comprar el traje, busca diferentes estilos y colores. No es imprescindible ir de negro. Azul marino, gris, marrón o una tonalidad clara pueden ser perfectos dependiendo de tu gusto personal, tu estilo a la hora de vestir y del tipo de boda que estéis organizando.

Mezclar estilos

Puedes combinar diferentes tejidos y colores. Pide consejo sobre ello al sastre, a tu novia y a los amigos. Es importante que tengas en cuenta también la época del año en la que te vas a casar, aunque recuerda que, además de ser un tejido cómodo y elegante, la lana fría puede utilizarse tanto en verano como en invierno.

Félix Ramiro.

Visita a un sastre de calidad

Si no tienes problemas de presupuesto, no dudes en acudir a una sastrería para que te confeccionen un traje a medida. El resultado final te impresionará porque el traje te quedará como un guante. Además, será una prenda que te durará muchos años.

Fotografía: Pedro Zamorano.

Dedica tiempo a buscar

No te quedes con el primer traje que veas. A muchos hombres les molesta ir de compras, pero la ocasión merece la pena. Así que visita tiendas especializadas en trajes de novio, diseñadores, grandes almacenes o incluso las boutiques de tu barrio. Te servirá para tener información sobre las diferentes opciones existentes y te permitirá coger ideas para hacerte una idea más clara de cómo te gustaría verte el gran día.

Fotografía: Pedro Zamorano.

Trajes formales

Antes de elegir el traje, es muy importante que decidáis con vuestra pareja el tipo de boda que queréis celebrar, pues no es lo mismo casarse en una iglesia que en la playa, por ejemplo. Hay diferentes tipos de trajes de estilo formal:

* Traje clásico: para celebraciones de mañana se recomiendan los tonos más claros (no negro), como el gris, los tostados o los azules, mientras que para enlaces de tarde el negro es el color por excelencia, si bien también se puede optar por tonos oscuros, como el gris plomo o algunas gamas de azules.

* Chaqué: perfecto tanto en bodas de mañana (preferiblemente en azul o gris) como de tarde (levita negra u oscura).

* Esmoquin: es el traje clásico para bodas de tarde, con pantalones satinados a rayas y pajarita. Si te decantas por este estilo, procura que la pajarita no sea demasiado chillona.

Fotografía: Serendipity.

Trajes informales

Si lo tuyo no son las corbatas pero te encanta la moda, hoy en día existen muchas opciones para conseguir un look fantástico.

* Traje o chaqueta casual. Un traje de lino o de algodón te resultará fresco y cómodo en verano. En invierno puedes optar por un traje de lana combinado con una pajarita.

* Traje moderno de día. De corte entallado si tu constitución física te lo permite. Se trata de modelos de dos piezas que pueden combinarse fácilmente con complementos que estén en concordancia con la decoración del banquete.

* Traje de tres piezas entallado. Si no quieres renunciar a un toque de formalidad puedes elegir un traje con chaleco y ponerte un reloj de bolsillo para darle un toque v intage. Si eliges esta opción, asegúrate de comprar el traje en una buena sastrería, porque el corte es fundamental.

Quizás también te interese:

- Catálogo de trajes de novio: aquí está el tuyo

- Trajes de novio 2017: descubre las tendencias

- Trajes de novio: precios para todos los presupuestos

Tags:

bodas

Fotografía: Shutterstock.

¿Cómo elegir el vestido de novia sin salirse del presupuesto?

Como decía Coco Chanel, 'menos es más'. Si tienes problemas de presupuesto, prueba a reducir el precio de tu vestido de novia siguiendo estos sencillos consejos, o echándole un poco de imaginación. No por llevar el vestido más caro de la temporada vas a estar más guapa ni te van a admirar más.

Rut Abadía | Bodas.net

Simplifica

Cuando vayas a elegir tu vestido de novia, fíjate en que el precio de los modelos sencillos es muy inferior al de los que llevan muchos adornos, encajes, pedrería, etc. Cuanto más sencillo, más barato. Sin embargo, el corte es igualmente elegante y favorecedor. Y si lo combinas con los complementos adecuados, conseguirás el look nupcial que deseas: un velo de encaje, un cinturón de pedrería, unos broches brillantes… En el portal de Bodas.net encontrarás diseños de variados estilos y perfectamente adaptables a todo tipo de bolsillos.

Fotografía: Shutterstock.

Pide modificaciones

Si te has enamorado de un vestido de novia pero se sale de tu presupuesto, pregunta en la tienda si te lo pueden confeccionar con menos adornos o con un tejido más económico. A lo mejor pueden poner encaje solo en el escote o el talle y no sobre toda la falda, reduciendo mucho el coste del material.

Elige un corte menos sofisticado

Si no puedes permitirte un vestido de corte princesa, puedes ahorrar mucho dinero eligiendo un corte más sobrio, como el recto, el imperio o el sirena. Y es que cuanta más tela se precisa para confeccionar un vestido, más caro resulta. Renuncia también a la cola, que además te impedirá moverte cómodamente durante la fiesta.

Fotografía: Shutterstock.

Vestidos de kilómetro 0

Hay muchas novias (muchas más de las que nos imaginamos) que se arrepienten de haber comprado un vestido determinado y a última hora lo sustituyen por otro. Busca por internet en páginas como Ebay o OnceWed.com. También hay muchas novias que venden su vestido después de haberlo usado durante unas horas, así que está como nuevo. Si encuentras el vestido de una novia con unas medidas parecidas a las tuyas, ni siquiera tendrás que hacerle arreglos.

Compra en el momento adecuado

Muchos modistos hacen rebajas en invierno y verano para renovar sus colecciones. En ese momento es cuando puedes encontrar tu vestido soñado a un precio mucho más económico (a veces llegan a rebajarse hasta un 80%). Si tienes una talla mediana, tendrás muchas posibilidades de encontrar grandes ofertas.

Fotografía: Shutterstock.

Compra un vestido de muestra

Algunas boutiques de novias venden los vestidos que han tenido expuestos en el escaparate durante un tiempo. Seguramente tendrás que llevarlo a la tintorería, pero te puede salir muy bien de precio. Lo más difícil es encontrar uno que sea de tu talla, pero vale la pena buscar.

Vestidos customizados

Si tienes habilidades cosiendo o como diseñadora, o tienes una amiga que puede ayudarte, plantéate comprar un vestido blanco de tipo ibicenco –que puede salirte muy barato– y complétalo añadiéndole mangas de gasa, algo de encaje y un poco de pedrería. Si lo tuyo es el estilo boho chic te resultará muy fácil encontrar un vestido bonito y convertirlo en un precioso traje de novia con solo poner unas cintas o unas flores silvestres en el talle.

Quizás también te interese:

- Los vestidos de novia más bonitos de todas las marcas

- Cómo encontrar vestidos de novia baratos

- Alquiler de vestidos de novia: todo lo que debes saber

Fotografía: Ernesto Naranjo.

5 elementos de una boda de estilo vintage

¿Sueñas con una boda especial, con muebles victorianos, accesorios setenteros, trajes retro y todo tipo de elementos que combinan diferentes estilos y épocas? Lo vintage está de moda, así que conseguir que tanto el outfit nupcial como la decoración de la ceremonia, el banquete y la fiesta posterior se ajusten al máximo a esta tendencia no tiene porque resultar complicado. ¿Quieres descubrir cómo? Descúbrelo a continuación.

Rut Abadía | Bodas.net

Si quieres organizar una boda vintage solo tienes que dejar volar tu imaginación e inspirarte en cualquier época anterior a los años 90. Combinar adecuadamente muebles y objetos de épocas pasadas con otros actuales es una fusión dispar pero preciosa al mismo tiempo. ¿Preparada?

Vestido de novia

Modelos románticos con un toque nostálgico. Así son los vestido s de novia v intage, piezas delicadas que suelen ir ceñidas al cuerpo para realzarlo al máximo y que se caracterizan por presentar unos encajes muy finos y trabajados. No obstante, su diseño dependerá de la época del pasado elegida, por lo que conviene que hagas un repaso por todas ellas hasta dar con la más acorde a tu personalidad. ¿Prefieres un modelo largo de corte recto, manga larga y cuello mao o bien te decantas más hacia un vestido corto de cuello barco con encaje, mucho encaje?

Fotografía: Bellnovia.

Complementos de novia

Velo, guantes, tocado, joyas… Los complementos de lo s vestidos de novia vintage son tan especiales como ellos mismos. Entre los primeros d estacamos el velo birdcage –una opción llena de glamur inspirada en los años 20–, si bien también son característicos el velo de dos capas y el de una capa colocada a modo pirata. Las diademas de encaje, las pequeñas tiaras de fina pedrería o un tocado de plumas resultarán muy acertados, así como las joyas grandes y de materiales o tonos envejecidos.

Fotografía: Colorus.

Maquillaje y peluquería

Está claro que en función de la época elegida, el maquillaje y el peinado que luzcas serán de una manera u otra. Por ejemplo, decántate por un maquillaje natural si quieres conseguir un look vintage más clásico, y destaca tus pómulos con un tono fresco si lo que buscas es un look de los años 50. Sea cual sea el estilo elegido, todos tienen un denominador común: la intensidad del color de labios, que suele oscilar entre el rojo y el burdeos. En cuanto al peinado, las novias v intage suelen apostar por dos tendencias muy claras: los recogidos bajos y los medio recogidos. Ambas opciones te darán un aspecto de épocas pasadas si los combinas con mechones ondulados o con un flequillo ladeado.

Fotografía: Ottavio Nuccio Gala.

Traje del novio

¿Cómo ser un perfecto novio vintage? Hay muchas maneras de conseguirlo. Si habéis elegido una boda vintage rural, unos pantalones oscuros acompañados de una camisa blanca serán lo más, sobre todo si completais el look con tirantes, pajarita, zapatos con cordones y un sombrero tipo borsalino.

Otra opción es decantarse por un traje sencillo y darle el toque vintage con los complementos: reloj de bolsillo, pajarita o corbata estrecha, gemelos, sombreros, zapatos Oxford bicolor, pañuelo de bolsillo, etc. El chaqué y el esmoquin son otras alternativas igualmente válidas, siempre que se acompañen también de los elementos precisos, como chalecos, corbatas o pajaritas. Estos pueden ser tanto de colores claros y lisos como de tonalidades intensas con lunares o rayas.

Fotografía: Pedro Zamorano.

Decoración

Está claro que las bodas vintage están de moda y que tienen ese “algo” que nos encanta a todas: muebles antiguos y complementos de épocas pasadas llenos de encanto, como jaulas de hierro, libros, radios, cámaras fotográficas, teléfonos, maletas o candelabros con mucha historia tras de sí. Si quieres conseguir el glamur y romanticismo característicos de este tipo de bodas, viste las mesas del banquete con manteles de hilo con encaje o bien recurre a mantelerías lisas de colores suaves y coloca encima de las mismas un tapete de ganchillo o un sobre mantel bordado. ¡Recuerda decorar las mesas con muchas flores, velas y candelabros! Y para numerarlas ¿por qué no usar marcos de fotos antiguos?

Asimismo, completa la ambientación del lugar con rincones llenos de encanto inspirados en épocas pasadas. Pequeños espacios para descansar con butacas de antaño rodeadas de flores en macetas de latón; un ambiente para el libro de firmas integrado por una mesa o cómoda antigua vestida con fotos de vuestras familias en marcos de estilo barroco, jarroncitos con flores frescas y, como remate final, una máquina de escribir de vuestros abuelos para que los invitados dejen mensajes. Y si el banquete es al aire libre y quieres sorprender.

Quizás también te interese:

- Los vestidos de novia vintage están de moda

- Grandes ideas para ramos de novia vintage

- Las invitaciones de boda vintage más bonitas