woman | El lujo de ser mujer

La Ley de Igualdad entró en vigor en el año 2007. | ISTOCK

En Islandia ya es ilegal que un hombre cobre más que una mujer

Islandia da un paso a favor de la igualdad con una pionera ley para acabar con la brecha salarial. 

Woman.es

Desde el 1 de enero, en Islandia es ilegal que un hombre reciba un sueldo mayor que una mujer por desempeñar el mismo trabajo. El país nórdico ha vuelto a convertirse así en referente de igualdad de género al ser el primero en aprobar una ley de equidad de remuneración para acabar con la brecha salarial

Según la nueva legislación, que se aprobó el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y está en vigor desde el 1 de enero, todas las empresas con más de 25 empleados deberán hacer públicos sus salarios y certificar la igualdad de género cada año; de lo contrario, las compañías se enfrentarán a sanciones económicas aún por determinar.

Una de las imágenes del perfil de Katrín Jakobsdóttir en las redes.  | Facebook / @VGKatrinJakobsdottir

Esta innovadora medida viene impulsada por el gobierno de coalición (formado por el Movimiento de Izquierda-Verde, el Partido de la Independencia y el Partido Progresista) que gobierna en la isla desde el pasado 30 de noviembre. Al frente de esta formación se encuentra Katrín Jakobsdóttir, un soplo de aire fresco en la política internacional que ha incluido entre sus objetivos prioritarios conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres. En esta entrevista puedes conocer más acerca de su proyecto político.

El país mantiene una reivindicación histórica en busca de romper el techo de cristal: en las últimas cuatro décadas las mujeres han dejado sus trabajos en cuatro ocasiones para protestar por la brecha salarial, la última en 2010. Sin embargo, en este contexto cabe destacar que en el Alþingi, el Parlamento islandés, casi el 50% de escaños están ocupados por mujeres y que desde hace nueve años Islandia lidera la lista de los países más equitativos del mundo (seguido de Noruega y Finlandia) según el informe Global de la Equidad de Género que elabora el Foro Económico Mundial. 

Con esta nueva medida, la Primera Ministra (en 2009 fue Ministra de Educación, Ciencia, Cultura y Cooperación Nórdica) ha dejado claro que no va a haber medias tintas en lo que a discriminación machista se refiere. Su proyecto político, que apuesta además por medidas ecologistas, recoge el feminismo como uno de los puntos principales puesto que, como reconocía en unas recientes declaraciones, pese a ser el país con mayor igualdad de género del mundo, en Islandia también queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad total. ¿Tomarán nota el resto de países? 

Olivia Munn, a su llegada a un acto de HBO. | Alberto E. Rodriguez

La actriz Olivia Munn habla de Weinstein, de Woody Allen... y nos emociona

El mundo del cine sigue elevando su voz contra los abusos sexuales que han afectado a Hollywood.

Clara Hernández | Woman.es

Las actrices de Hollywood no están dispuestas a que la tormenta de denuncias por abusos sexuales contra grandes personalidades de la industria pasen al olvido. Cada semana encontramos nuevas cartas abiertas o confesiones que ponen los pelos de punta y dan idea de la dimensión del problema que ha azotado la meca del cine durante años. Algunas, tan interesantes como la de la actriz Olivia Munn, que ha publicado un poderoso discurso en Entertainment Weekly. En este se menciona, entre otros nombres, a Woody Allen

Olivia fue una de las seis mujeres que acusó en noviembre al cineasta Brett Ratner de abusos o conductas inapropiadas. En concreto, la actriz relató que, una vez que fue al set de rodaje de una de las películas del director, este se masturbó delante de ella (Ratner también fue acusado por otra actriz de forzarla a practicarle sexo oral). 

Ahora, en su intervención, la intérprete propugna "tolerancia cero para los asaltos sexuales", no importa lo pequeños o grandes que sean. Y esto es muy importante, así como actuar desde el principio, porque "para cuando los acosadores tienen problemas, las víctimas ya están destrozadas". 

 

GLAM ☀️ @chadwoodhair @carlyy.fisher @highheelprncess @ckaedingcolor

Una publicación compartida de Olivia Munn (@oliviamunn) el

También menciona a Woody Allen como ejemplo de que no todo el mundo está concienciado con la lucha contra el acoso machista e, incluso, restan importancia a las conductas de los 'culpables'. 

"En una entrevista que le hicieron a Woody Allen en la BBC, este dijo que sentía pena por Weinstein y que estaba asustando por la "caza de brujas que había y por lo que cualquier tipo que guiñara el ojo a una mujer en una oficina, tenía de repente que llamar a un abogado para que le defendiera", recuerda Olivia, "sin embargo, la posibilidad de que haya un exceso de celo ante estos casos, es mucho menos preocupante que todas las injusticias que nos han llevado hasta aquí", argumenta. 

Hay otras frases interesantes. Como por ejemplo donde afirma que todo lo sucedido le han ayudado a creer más en sí misma y en que se merece más el puesto que tiene. "Y debería poder lograr mis sueños sin sufrir abusos ni acoso, no importa la situación económica o la posición social en la que una se encuentre". 

 

Even when I'm not taking my passport photo, I'm still taking my passport photo. #suapahhard @juanpabloraba

Una publicación compartida de Olivia Munn (@oliviamunn) el

Asimismo, recuerda que lo ocurrido no sucede solo en Hollywood sino, desgraciadamente, en todo el mundo. E, igualmente, los culpables viven sin problemas. Porque "el acto de la violación, por sí mismo, no es suficientemente perjudicial para despertar la ira de la sociedad", incide. 

Las víctimas deben mantener un difícil equilibrio, como si se tratara de un "maratón entre la autodestrucción para ganar credibilidad y, en el otro lado, el círculo vicioso de la culpa de la víctima". "El sistema que permite a hombres como Ratner y Allen estar de vuelta, es el mismo que creó la disparidad". 

Olivia también explica cómo Hollywood está construido como si fuera una montaña, con los más poderosos en su cima. El resto "tenemos que empujar mano sobre mano (...) y los abusos que se encuentran simplemente son parte del proceso y se aceptan". 

"Esto no es un discurso de mujeres, es de abuso de poder y a menos que atajemos de raíz, nada cambiará", concluye (puedes leer aquí el discurso completo, en inglés). 

Sin duda, unas palabras impactantes. 

Una foto del pefil en Facebook de la primera ministra islandesa, Katrín Jakobsdóttir. | Facebook / @VGKatrinJakobsdottir

¿Quién es Katrín Jakobsdóttir y por qué necesitamos muchas como ella?

Con solo 41 años, se ha convertido en la primera ministra islandesa y planea renovar (y bien) la política de su país. ¿Quién es, de dónde viene y porque deberías hacer la maleta para emigrar a Islandia YA? 

Paka Díaz | Woman.es

Nacida en una familia de intelectuales —poetas y profesores, pero también jueces y políticos—, la primera ministra islandesa supone la mayor bocanada de aire fresco de la política mundial (lo siento, Justin Trudeau). Katrín Jakobsdóttir tiene 41 años, tres hijos varones (nacidos en 2005, 2007 y 2011), es ecologista, feminista y está licenciada en Literatura Islandesa.

Su tesina la realizó —ni siquiera en eso es ortodoxa— en la novela negra de Arnaldur Indriðason, un reputado escritor islandés. Luego realizó diversos trabajos en agencias de comunicación y en varias universidades como la de Reikiavik, aunque pronto comenzó a interesarse por la política hasta acabar destacando en ella por una mezcla singular de pasión, inteligencia, espíritu conciliador y madurez.

Una imagen institucional de la primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir. | Facebook / @VGKatrinJakobsdottir

Aunque Jakobsdóttir no es una recién llegada (fue Ministra de Educación, Ciencia Cultura y Cooperación Nórdica en el año 2009), lo cierto es que la primera pinistra islandesa rompe totalmente con la imagen que tenemos de las políticas y hasta diría que es liberador que así sea. Ella no se parece a nadie que haya tenido ese cargo, no solo en su país, sino en el mundo entero. Sobre todo porque de verdad parece que se puede confiar en ella, algo que destacan y valoran sus conciudadanos.

Pero, además, porque es la más cool, con diferencia. Así lo demuestra por ejemplo su colaboración con una banda de pop melódico electrónico de sonido único cuyos álbumes han sido usados para publicidad de marcas como Emporio Armani o Lancia y han sido aplaudidos por la crítica.

La muestra del desparpajo de la joven mandataria es un vídeo rodado en blanco y negro que hay colgado en YouTube del grupo Bang Gang donde ella es la protagonista. Con una estética años 60, Jakobsdóttir aparece con gafas de sol y pañuelo en la cabeza huyendo de dos secuaces con pinta de Men in Black pero haciendo paradas para pintarse los labios. Ellos, por cierto, también se detienen a peinar el flequillo 'vivan los islandeses y la igualdad! (Mira el vídeo a continuación).

Además de la primera ministra, que solo aparece en un video, otros colaboradores de esta banda son Keren Ann o el cantanta del grupo también islandés Gus Gus, Daniel Agust Haraldsson.

Todo esto podría servir para banalizar su discurso, pero tampoco eso consiguen sus críticos. Katrín Jakobsdóttir tiene peso político y un discurso claro, de ideas muy concretas. Lo demostró en la última cumbre sobre el clima, la Cumbre Un Planeta (One Planet Summit) que se ha celebrado en París, donde brilló en su reunión con el presidente francés Emmanuel Macron y en las comparecencias públicas.

Pese a que gran parte de la prensa trataba de limitarse a hablar de su sencillo vestuario, ella supo ganarse su atención cuando explicó que, aunque le parecían bien los acuerdos para luchar contra el cambio climático que se alcanzaron en París 2015, considera que se quedan cortos y ella está dispuesta a poner todo de su parte para que Islandia sea una economía libre de carbón en el año 2040 -lo cierto es que juegan con ventaja porque son excepcionalmente ricos en energía geotérmica-.

Sus palabras llamaron la atención de la prensa mundial, reunida en la capital francesa. Muchos destacaron que ella era la enemiga del hombre más poderoso del mundo —o que cree serlo—. Y es cierto que Katrín Jakobsdóttir podría ser la némesis de Trump. Ella significa todo lo contrario que el mandatario estadounidense: es la luz donde él es la sombra; dan para analogía con ciertos protagonistas de 'Stars Wars' y seguro que a él le pitan los oídos cuando ella habla.

Para saber si Jakobsdóttir es tan guay como parece, pregunto a Pilar Concheiro, una gallega que vive en la isla nórdica y enseña Lengua Española en la Universidad de Islandia, y que manifiesta su alegría ante la nueva primera ministra. "Me gusta  mucho por diversos motivos. Personales, porque tiene casi mi edad y tres críos y una carrera de Humanidades, Lengua y literatura islandesa. También porque es feminista, ecologista y cree en una política social de izquierdas y solidaria", enumera.

Una de las imágenes del perfil de Katrín Jakobsdóttir en las redes.  | Facebook / @VGKatrinJakobsdottir

Además, pone de relieve que Jakobsdóttir "se ha comprometido a traer más refugiados a la isla. Esperemos que no nos defraude". Tendrá mucho con lo que lidiar en una coalición tan complicada y con tanta diversidad ideológica. Pero Pilar Concheiro pone los pies en el suelo y advierte que entre los ciudadanos “hay de todo tipo de opiniones sobre ella. Piensa que han tenido que pactar y al final eso levanta recelos del tipo: "¿Pero cómo va a gobernar con esos?".

Ella, sin embargo, considera inteligente y conciliador que la política haya alcanzado pactos. "No podíamos estar eternamente sin gobierno y con una situación que corría el riesgo de enquistarse", apunta, y concluye: “Ella es una imagen estupenda para el país, representa la fuerza femenina y las convicciones de respetar el medioambiente y lograr unas prestaciones sociales igualitarias”.

Como apunta Concheiro, Katrín Jakobsdóttir accedió al cargo el pasado 30 de noviembre de 2017 al conseguir unir a el Movimiento de Izquierda-Verde, el Partido de la Independencia y el Partido Progresista, lo que suma 35 de los 63 escaños del Alþingi, el Parlamento islandés que, fundado en el año 930, es uno de los más antiguos del mundo. Ello lo convierte en un garante de los derechos de los ciudadanos pero, sin embargo, ni en un país con tanta tradición democrática y que aparece cada año liderando las listas de igualdad han conseguido evitar que apenas haya mujeres al mando del gobierno.

Jóhanna Sigurðardóttir, que gobernó de 2009 a 2013, fue la primera en acceder al cargo y también la primera política abiertamente lesbiana del mundo. Jakobsdóttir, al encontrarse recientemente con el presidente del país, dejó clara su opinión sobre la clara falta de igualdad. "Debería haber habido al menos quince mujeres antes que yo que hubieran ocupado este cargo. Es raro que yo sea la segunda, para rectificar esta injusticia deberían sucederme quince mujeres consecutivas", le dijo.

Sin embargo, también remarcó que piensa mirar hacia adelante y seguir haciendo Historia: "Como todo el mundo sabe, yo me presenté a la elecciones para dirigir un gobierno, eso fue algo que subrayé antes de ir a las urnas y está bien que lo haya conseguido".

En una entrevista que concedió recientemente al portal PRI, Jakobsdóttir explicaba su proyecto político ecologista, su convencimiento de la necesidad de ampliar los beneficios sociales y reconocía que en su casa hablan mucho de igualdad con sus tres hijos varones. Además, la primera ministra no tenía reparo en reconocer que, pese a ser el país con mayor igualdad de genero del mundo, aún queda mucho por hacer también allí.

"Movimientos como #MeToo han tenido mucha visibilidad en Islandia y creo que de hecho eso está consiguiendo que se ponga sobre la mesa muchos temas de los que no se ha hablado con la suficiente claridad en la cultura islandesa hasta ahora: del acoso sexual y también en el mundo de la política, algo que conozco bien. Sigo pensando que nos quedan muchos retos. Ahora hay menos mujeres en el parlamento que tras las elecciones anteriores, y todavía no hemos alcanzado la igualdad salarial”.

Lo dicho, una mandataria única que deja claro que su primer objetivo es conseguir una igualdad real y, para ello, apuesta por políticas ecologistas y con perspectiva de género. Qué, ¿hacemos las maletas para emigrar a Islandia?

Meryl Streep, durante una de las ediciones del Festival Internacional de Cine de Roma.  | Elisabetta Villa / GETTY

Una campaña de carteles acusa a Meryl Streep de ser cómplice de Weinstein

"Lo sabía", indica un cartel en la que aparece una foto de la actriz con los ojos vendados y junto a Weinstein.

Clara Hernández | Woman.es

El caso de Harvey Weinstein sigue creciendo y adoptando nuevos giros y aristas. Además de desencadenar en Hollywood un diluvio de acusaciones públicas contra nombres relevantes del sector, ha dejado polémicas (con un desafortunado Matt Damon a la cabeza), ataques personales entre actores y, ahora, una campaña contra Meryl Streep.

El rostro de la actriz protagoniza, junto a Weinstein, un cartel que ha aparecido pegado por las calles de Los Ángeles.  En él, se ve a la actriz con una especie de venda sobre los ojos en la que se puede leer "lo sabía". De esta manera, se acusa a la intérprete de conocer los abusos que el productor cometió durante décadas contra distintas actrices, y de mirar para otro lado. Es decir, de ser cómplice de lo ocurrido con su silencio. 

Todavía se desconoce quien es el responsable de los pósteres que, antes de desaparecer poco a poco, han generado sorpresa y muchas reacciones  en las redes,. tanto en contra como a favor.

La actriz que dio vida a 'Miranda Priestly' de 'El diablo se viste de Prada' ha tenido en los últimos días otro disgusto en lo referente al caso Weinstein. Se trata de un encontronazo con Rose McGowan, la actriz que denunció por primera vez al productor y que ha sido reconocida como 'La persona del año' por la revista 'Time' precisamente por eso, por romper el silencio. Rose acusó a Meryl de hipocresía y cobardía.

 

BREATHE FIRE SPEAK TRUTH

Una publicación compartida de Rose McGowan (@rosemcgowan) el

"Actrices como Meryl Streep, que trabajaron felizmente para el monstruo-cerdo, se vestirán de negro en los @goldenglobes en una protesta silenciosa. TU SILENCIO es el problema. Aceptarás un premio falso sin aliento y no habrá ningún cambio real. Yo desprecio tu hipocresía. Quizá todas ustedes deberían vestir Marchesa", señaló en un tuit que luego, tal vez arrepentida por su vehemencia, borró. 

Sin embargo, ya era tarde y eran muchos los usuarios que habían leído su mensaje, incluida la propia Meryl Streep, que se apresuró a responder al ataque a través de una carta abierta en el diario 'The Huffington Post' tras tratar de localizarla telefónicamente, sin resultado. 

 

💧🌫💧🌫💧 #rosearmy

Una publicación compartida de Rose McGowan (@rosemcgowan) el

"Mi silencio no era deliberado. No sabía nada", insiste después de asegurar que se sentía "herida" por las acusaciones de Rose, pero que quería que supiera que no sabía nada sobre "los crímenes de Harvey". "Ni en los 90, cuando él atacó a Rose, ni en las décadas siguientes, cuando atacó a otras mujeres", escribe Meryl. 

"No me gusta que las mujeres jóvenes sean atacadas. No sabía que esto estaba ocurriendo", insiste. También aclara que nunca fue invitada a la habitación de Harvey Weinstein".  Y que ambas representan una lucha común: 

"Siento de verdad que me vea como una adversaria porque las dos estamos, junto a todas las mujeres de la industria, enfrentadas al mismo enemigo: un statu quo que quiere por todos los medios volver a los malos días de antaño". 

En cuanto a las redes, algunos usuarios señalan cómo se normalizaron los comportamientos que ahora son denunciados y el silencio fue su mejor aliado; por otra parte, otros acusan a Rose y a la campaña de carteles de desviar la atención de lo que es realmente grave en este asunto: las agresiones sexuales.