woman | El lujo de ser mujer

Disney

Disney quiere que las niñas sean mucho más que princesas

La nueva campaña de la marca busca inspirar a las niñas de todo el mundo con historias de mujeres reales bajo la etiqueta #DreamBigPrincess.

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

Hace tiempo que Disney lucha por eliminar los estereotipos establecidos por sus princesas en las películas más clásicas. Personajes tan queridos como Cenicienta, Bella, Blancanieves o Aurora y su ideal femenino de belleza y comportamiento dejan mucho que desear hoy en día. Por eso las nuevas heroínas Disney, como Elsa y Ana de Frozen, la princesa Mérida o Moana, ya no necesitan esperar a un príncipe azul que las salve: ellas mismas van a por la aventura. 

Siguiendo esta línea Disney ha lanzado 'Dream Big Princess', una campaña que anima a las niñas de todo el mundo a soñar a lo grande y no ser 'solo princesas', en el sentido más clásico de la expresión.

La iniciativa recoge 19 historias inspiradoras de mujeres de todo el mundo, retratadas por 15 fotógrafas de éxito en 16 países a lo largo del mundo. Se trata de niñas y adolescentes ejemplo de #WomanPower que han logrado cumplir sus sueños triunfando en ámbitos tradicionalmente masculinos. 

Desde la oradora más joven de la ONU hasta una adolescente autora de libros infantiles sobre programación informática, pasando por deportistas de todos los campos (la fundadora del primer equipo ciclista de Bamiyan, Afganistán; una brasileña campeona de surf o la atleta china ganadora de una medalla de oro en las Paralimpiadas), cada historia apoya el empoderamiento femenino con una historia real.

Las redes sociales ya han empezado a llenarse de publicaciones con estas fotografías y detrás hay un motivo solidario: por cada publicación con el 'hashtag' #DreamBigPrincess o cada 'like' en las fotos de cuentas públicas en Facebook, Instagram o Twitter, Disney donará 1 dólar a 'Girl Up', la campaña de Naciones Unidas que apoya el liderazgo de adolescentes emprendedoras de todo el mundo.

El objetivo es llegar al millón de dólares antes del 18 de octubre, ¿te animas a participar?

Imdb

5 cómics en femenino para preparar el estreno de 'The Defenders'

Los tebeos son para el verano... y para chicas, por si lo dudabas.

Ana Cortizo | Woman.es

En la parrilla soñolienta de agosto, 'The Defenders' (Netflix, 18 de agosto) brilla con luz propia. La serie, que reúne a los protagonistas de otras cuatro series de la plataforma ('Daredevil', 'Jessica Jones', 'Luke Cage' y 'Iron Fist') es la adaptación a la pequeña pantalla de un cómic clásico de la editorial Marvel. Y como aún hay muchos que se empeñan en afirmar que los cómics no son cosas de chicas (solo hay que ver los insultos machistas que cayeron sobre la editora de Marvel, Heather Antos, cuando posó con sus compañeras de la editorial en un 'selfie' con 'milkshakes'), nos sentimos obligadas a reivindicar el Woman Power del tebeo universal. Aquí van cinco títulos protagonizados por mujeres de armas tomar. Ah, y si tienes un ratito, únete a la campaña de apoyo a Heather, #makeminemilkshake.

 

Alias (Panini). ¡Obviamente! El cómic que narra las aventuras de Jessica Jones, una detective privada con las mismas taras que los protagonistas masculinos de novela negra: cínica, alcohólica, noctámbula, solitaria... y con una amiga fiel por la que haría cualquier cosa. El cómic pertenece a la línea “adulta” de la Marvel, Max, que nos ha permitido ver a nuestros políticamente correctos superhéroes decir palabrotas y hasta practicar sexo con mujeres casadas y escapar por la azotea.

Panini Comics

Saga (Planeta). Cuando en la portada de un cómic ves a una chica chunga dando el pecho a su bebé, sabes que algo maravilloso va a pasar. Esta novela gráfica escrita por Brian K. Vaughan y dibujada por Fiona Staples es un Romeo y Julieta gamberro entre especies alienígenas en la que nada, ni siquiera las novelas románticas que lee la protagonista, es lo que parece.

Planeta de Libros

Bitch Planet (Astiberri). En una sociedad estrictamente patriarcal y retrógrada (imagínate un futuro en el que HazteOír se ha hecho con el poder), ¿dónde van las chicas que se niegan a comportarse? Obviamente, a Bitch planet, un planeta-penitenciaría al que se exilia a la mujeres independientes, obstinadas, gordas o sexualmente liberadas. El resultado es un cóctel entre Margaret Atwood y Quentin Tarantino creado por Kelly Sue DeConnick y Valentine De Landro.

Editoria Astiberri

Ms Marvel (Panini). Cuando la guionista G. Willow Wilson se colo en el despacho de su jefe y dijo: “Ey, tengo una idea genial, hagamos que la próxima Ms Marvel sea una adolescente musulmana de New Jersey”, tembló el misterio. Pero los directivos de la Marvel se pasaron la islamofobia por donde no les daba el sol, dijeron “sí” y llevaron a la mezquita a la superheroína insignia de la casa. Los resultados son  espectaculares, divertidos y, sí, culturalmente diversos. El primer tomo de la serie tuvo siete ediciones y la evolución de la protagonista (de adolescente cándida a heroína experimentada) es deliciosa de presenciar.

Panini Comics

La leyenda de madre Sarah (Norma editorial). ¿Le has tocado las narices a una madre de familia numerosa? Que los dioses te protejan. Sí, en este cómic postapocalíptico que escribió Katsuhiro Otomo después de darlo todo con Akira hay también implacables niños soldado, generales despiadados y comerciantes sin corazón. Pero si madre Sarah, esa protagonista con la misión de recuperar a sus hijos perdidos, amaga con coger la zapatilla, se echan todos a llorar como críos.

Norma Editorial

 

Tags:

netflix

Sigfrid Casals / GETTY

Celebramos el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes

Sus poemas infantiles, acompañan a toda su generación. Pero Gloria Fuertes fue mucho más que eso. Feminista, queer y comprometida… Hoy celebramos 100 años de su nacimiento #GloriaFuertes100

Olga Tamarit | Woman.es

Yo, como otros muchos niños y niñas de mi generación, aprendí a amar la poesía gracias a ella. En un mundo extraño del que no entendía el funcionamiento, los poemas de Gloria Fuertes fueron para mí un faro amable en el que apoyarme.

Gloria sabía que la infancia no es esa etapa feliz que muchos idealizan, quizá porque la suya tampoco fue del todo idílica. De ella, recuerda en algunos de sus poemas la escasez de medios de su familia: “era una niña con zapatos rotos y mirada triste porque no tenía muñecas.” Pronto tuvo que ayudar a la economía familiar, su primer trabajo consistía en copiar direcciones con una máquina de escribir alquilada, le pagaban un céntimo por sobre.

Sin embargo, Gloria Fuertes quiso ser siempre escritora. Con 14 años se matriculó en Gramática y Literatura. Pero en 1933 falleció su hermano, atropellado y un año más tarde su madre también murió, dos pérdidas que marcaron la vida de la poeta. Eran tiempos duros y había que sobrevivir; Gloria comenzó a trabajar como contable en una fábrica, donde, según relataba ella misma, entre cuenta y cuenta escribía poemas.

En 1935 publicó sus primeros versos y dio sus primeros recitales de poesía en Radio Madrid. Pero la literatura no daba de comer y así, durante 20 años, desde 1938 a 1958, se vio obligada a trabajar de secretaria en "horribles oficinas", según ella misma confesaba cada vez que recordaba aquella época.

Aunque tuvo algún novio y relaciones con hombres, su gran amor fue una mujer, Phyllis Turnbull, hispanista que conoció en la sede madrileña del Instituto Internacional. Allí acudió Gloria en 1953 a estudiar inglés y biblioteconomía. Phyllis y Gloria estuvieron juntas 15 años. La norteamericana le descubrió las becas Fullbright. Gracias a una de ellas, Gloria -que no pudo estudiar en la universidad- se convirtió en profesora universitaria de español en Estados Unidos de 1961 a 1963.

A su regresó a Soto del Real, ambas fundaron una biblioteca ambulante. Fue, probablemente, su época más feliz. “Si la literatura está en decadencia es porque los escritores están demasiado tristes. Hacen falta más risas”, aseguraba. Pero en 1971, un cáncer se llevaba al amor de su vida y Gloria no quiso reír más. No obstante, siguió adelante y adquirió una nueva filosofía: “La vida es una mierda de vaca de la que tenemos que hacer un pastel de manzana.”

1980 fue una buena época para las ventas,  arrasaba en la Feria del Libro, llenaba todo tipo de auditorios por los pueblos de España… Se convirtió en un personaje que todo el mundo reconocía, con su voz ronca, fumando, vestida con chaleco, pantalón y corbata.

Pasó la fama arrolladora, pero Gloria seguía vendiendo miles de libros para niños. Escribía todos los días, daba recitales, recibía amigos en casa, viaja. Cuando supo que iba a morir de un cáncer de pulmón, se fue a despedir del mar.

Nos dejó el 27 de Noviembre de 1998. En su lápida se puede leer:

“Gloria Fuertes Poeta de Guardia (1917-1998)

Ya creo que lo he dicho todo

Y que ya todo lo amé.”

De izquierda a derecha: Andrea Grande, Teresa Busto, Bibi Sanz, Blanca Losada, Cristina Álvarez y Mercedes Crespo. | D.R.

El ingenio y las mujeres

Tres de las ingenieras más brillantes de España, que le han asestado un buen mazado al techo de cristal, debaten con jóvenes aspirantes a seguirles los pasos sobre las dificultades de abrirse camino un ámbito mayoritariamente masculino, y sobre la necesidad de atraer el talento femenino.

Woman.es

A los 10 y 12 años, a las niñas destacan tanto o más como a los niños en matemáticas, ciencias y tecnología. ¿Quién no disfruta imaginando artefactos, inventándose el futuro y poniendo en marcha el ingenio? A los 15 ya no les gusta tanto y, a la hora de elegir su futuro profesional, sólo alrededor del 25% se decantan por el sector tecnológico e industrial. En esta realidad intervienen diversos factores: estereotipos, falta de referentes femeninos, escasa divulgación sobre lo que hacen estos profesionales…

Con el firme propósito de darle la vuelta a estas cifras y promover una mayor presencia de las mujeres en el sector tecnológico, la Real Academia de Ingeniería lanzó el proyecto “Mujer e ingeniería”, que tiene como objetivo motivar e interesar a niñas y adolescentes, fomentando las vocaciones y estimulando el desarrollo de su recorrido profesional hasta alcanzar puestos de responsabilidad. Como broche final a la primera fase de este proyecto (que continuará su andadura, extendiéndose además por toda España), la Real Academia de Ingeniería ha reunido a tres de las más brillantes ingenieras directivas de empresas tecnológicas de nuestro país con tres estudiantes de ingeniería. En estos “Diálogos de Mujer e Ingeniería”, profesionales y aspirantes hablaron sobre su trayectoria vital, expusieron sus dudas e inquietudes, y debatieron en torno a los obstáculos y satisfacciones que implica formar parte del mundo de la ingeniería, hasta ahora predominantemente masculino. Esto fue lo que aprendimos de ellas:

* “Si quieres puedes y si no vas, no has ido”, repitió como un mantra motivador Teresa Busto, directora de la planta de Airbus Illescas. Son los lemas, sencillos pero eficaces, que han gobernado su vida y su crecimiento profesional. “En Airbus no había mujeres. Tuve que llamar e insistir, no vinieron a buscarme. Mi primer puesto de responsabilidad no me lo ofrecieron, fui yo a reclamarlo. Lo mismo sucedió con el segundo y con el tercero. Tuve que ir a por ellos”. Su reto hoy es intentar que otras mujeres lo tengan más fácil que ella: “Creo en el mentoring para que otras mujeres consigan en la mitad de tiempo lo que a mí me ha costado 34 años lograr”. ¿Aspirabas a llegar tan alto?, le preguntó Andrea Grande, estudiante de Máster en Ingeniería Aeronáutica. “Sí, la verdad es que sí –contestó sin un ápice de esa falsa modestia que tanto obstaculiza a las mujeres–. Sabía que iba a triunfar y a llegar lejos porque soy una mujer triunfadora. Igual que vosotras”.

Teresa Busto, directora de la planta de Airbus Illescas. | D.R.

*Blanca Losada, Directora de Ingeniería de Gas Natural Fenosa, quería ser premio Nobel de física. Finalmente su madre recondujo su vocación pero siempre tuvo las miras bien altas. En su primer día de trabajo como ingeniera, un compañero le dijo: “No sé qué haces aquí, este no es sitio para mujeres". No lo dijo con mala intención, sino más bien con la preocupación de un padre. Pasó frío, pasó calor y hasta pasó hambre en aquellos primeros días de su carrera, y sin embargo fue “la etapa más feliz de mi vida”. Blanca Losada, que conversó con Bibi Sanz, Máster en Ingeniería Industrial, en torno a la autoexigencia de las mujeres que a veces funciona como un lastre, recomendó perder el miedo a equivocarse: “Una cosa es el error y otra muy distinta el fracaso. No hay que tener miedo al error porque es la única manera de aprender y crecer. En cuanto al fracaso, eso solo es una etiqueta que nos ponemos nosotras”.

Blanca Losada, Directora de Ingeniería de Gas Natural Fenosa. | D.R.

*Cristina Álvarez que, como CIO de Telefónica España, ha asistido a muchas de esas reuniones que terminan cuando empieza un partido de la Champions, asegura que ha llegado el tiempo de un nuevo liderazgo. “Me niego a ser como un hombre, a tener que encajar en ese patrón para que las cosas te vayan bien. Los estereotipos son de las cosas que más daño hacen a la sociedad”. Insistió en la necesidad de no autolimitarse, de no dejar que otros decidan por nosotras y de responder con un “¿Por qué no?” Cada vez que alguien nos señale un obstáculo. Mercedes Crespo, estudiante de Ingeniería Informática, le preguntó sobre las dificultades de conciliación, la necesidad de elegir entre carrera y familia. “Hay que crear los espacios para que la que quiera pueda. No hay que obligar a nadie a que sea directiva o imponerle que llegue alto, pero sí darle posibilidad. Porque he visto a muchas a lo largo de mi vida que querían pero no podían”.

Cristina Álvarez, CIO de Telefónica España. | D.R.