woman | El lujo de ser mujer

Todos (+1) los comentarios machistas que una mujer recibe a lo largo de su vida

Una adolescente de 17 años se planta anta la cámara para crear un corto que denuncie el acoso machista en la sociedad actual. 

Garbiñe Continente | Woman.es

"Qué niña más guapa", "no te preocupes si los niños te tiran al suelo, eso es que les gustas", "no seas tan bruta jugando, pareces un niño"... Estas son algunas de las frases que abren el corto 'Ahora o nunca', un trabajo creado y producido por Alicia Ródenas, una adolescente de 17 años de Albacete. Se trata de una obra enmarcada dentro del concurso de cortometrajes organizado por el instituto Diego Siloé de Albacete, donde estudia la joven. 

Alicia escogió la denuncia del machismo como tema principal para su trabajo y, casi sin darse cuenta, este corto de apenas seis minutos ha dado la vuelta al mundo. En él, la joven refleja el acoso machista que sufre una mujer a lo largo de su vida y, para ello, se vale de 100 comentarios que una mujer escucha habitualmente. El corto comienza con frases como las ya mencionadas, muy comunes durante la infancia. Después, sigue con las críticas que sufren las jóvenes durante la adolescencia; muchas de ellas referidas a su aspecto físico y otras referentes a la inseguridad y la independencia: "estás gorda", "con esa ropa pareces una puta" o "cállate, que estoy hablando con mis amigos"

El final del corto es todavía más duro, ya que refleja un maltrato mucho más evidente, en matrimonios y familias con niños de por medio. "Como me dejes hago una locura", es la frase final del cortometraje, que cuenta con un cierre con gran dureza y dramatismo. El texto orinigal es de, Ro de la Torre y se titula ¡Qué niña más bonita!', que también se hizo viral en su primera publicación en las redes sociales. 

Sin duda, se trata del vivo reflejo de cómo el machismo va más allá del maltrato físico o la violencia doméstica. La educación juega un papel fundamental en el cambio hacia la igualdad. 

Maribel Verdú en Málaga | D.R.

Tener hijos es maravilloso, pero no tenerlos también

En España, el 25% de mujeres nacidas en los 70 no tendrá hijos. La periodista María Fernández-Miranda publica un libro sobre las No Madres y las razones por las que eligen serlo.  

Paka Díaz | Woman.es

El NoMo se está convirtiendo en todo un movimiento. Sus siglas se refieren a las mujeres sin hijos: No Mother. Lo que antes era casi una blasfemia o una maldición divina, hoy es una opción que eligen cada vez más mujeres. Y hombres, no les olvidemos, que parece que  lo de procrear fuera sólo cosa de mujeres. Según el estudio del Centro de Estudios de Demografía ‘La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac’, el 25% de las mujeres que nacieron en la década de los 70 no serán madres. Además, se calcula que este porcentaje aumentará algo más en las próximas generaciones, hasta estabilizarse en torno a un 27-28%. El miedo a la responsabilidad, las ansías de libertad o simplemente elegir un modelo distinto de vida se apuntan como algunas de las razones de esta tendencia que cuestiona directamente que la maternidad sea el último fin de la vida de una mujer.

Precisamente el 6 de abril sale a la venta el libro ‘No madres: Mujeres sin hijos contra los tópicos’, de María Fernández-Miranda (Plaza Janés). Subdirectora de la revista Cosmopolitan y periodista con una impresionante trayectoria, Fernández-Miranda tiene 41 años, está casada y no, no tiene hijos, ni piensa tenerlos. En su libro, explica los motivos, esas razones que en realidad no deberían de importarle a nadie más que a una misma y en todo caso a su pareja, pero que sin embargo se reclaman. Te las pregunta tu vecina, tu madre y la suya, en la cena familiar navideña o en la de empresa enfrente de tus jefes. Te las pregunta hasta el Tato -sin importar si conoces al Tato o tienes la más mínima confianza con él-.

“Es agotador tener que estar todo el día justificándose sobre algo tan íntimo. Ocurre lo mismo con las solteras, que no se les deja de preguntar por qué no tienen pareja. ¿Y a ti qué te importa?”, comenta María Fernández-Miranda. Para rebelarse contra todos esos juicios y esas preguntas que se clavan como alfileres, para dar que pensar y, sobre todo, ejercer de cálido colchón para todas las que no tenemos hijos, ella ha escrito este libro que deberían de leer, además, quienes tanto preguntan y juzgan sin saber.

Portada de 'No Madres' | D.R

Mencionas muchas razones en tu libro ‘No madres: Mujeres sin hijos contra los tópicos’, ¿pero cuál fue la que te convenció para escribirlo?

Fue definitiva una conversación que tuve con mi amiga Amaya Ascunce en la cocina de la redacción. Yo había empezado a escribir para mí, con el único objetivo de poner en orden mis ideas, pero ella me hizo ver que eso que estaba volcando en el papel podría ayudar a otras mujeres. También influyó el apoyo de Maribel Verdú; fue la primera a la que le pedí su testimonio y ella me animó a seguir adelante con mi proyecto. Eso me dio fuerzas para continuar.

¿Por qué crees que son necesarios modelos de mujeres ‘no madres’?

Porque, a no ser que tengas una personalidad arrolladora, todos necesitamos vernos reflejados en el ejemplo de otros. Y si no tienes hijos te da la sensación de que eres la única del mundo; fíjate que ni siquiera tenemos un nombre con el que denominarnos y tenemos que definirnos desde la negación, desde lo que no tenemos: somos ‘no madres’.

¿Qué le dirías a todas esas personas que cuando ven a una mujer con hijos, especialmente a partir de los 35, le preguntan si va a ser madre?

Hace poco estaba en una cena de trabajo con los directivos de una multinacional y varias colegas de profesión. Uno de los directivos fue preguntando una a una cuántos hijos tenían, de qué edades, etcétera. Cuando llegó mi turno, le respondí que no tenía hijos, con una sonrisa y dando por zanjado el tema. Entonces él, que no me conocía de nada, me dijo: “No te preocupes, todavía estás a tiempo”. A las personas que hacen este tipo de comentarios tan estúpidos o que te preguntan abiertamente por qué no tienes hijos les pediría que se lo pensaran dos veces antes de abrir la boca, porque molestan y hacen daño. Es agotador tener que estar todo el día justificándose sobre algo tan íntimo. Ocurre lo mismo con las solteras, que no se les deja de preguntar por qué no tienen pareja. ¿Y a ti qué te importa?

¿Y a los que además de preguntar pasan posteriormente a contar sin fin las virtudes de ser madre, de los niños, lo que ‘te vas a perder’, etc etc?

Que son muy pesados. Yo estoy felizmente casada pero no siento la necesidad de pedir a los demás que contraigan matrimonio, así que no entiendo por qué a esas personas les preocupa tanto que yo no procree. Claro que tener hijos es maravilloso, ¿quién lo duda? Pero no tenerlos también. No creo que haya modelos de vida mejores que otros, sólo diferentes.

¿Puede la maternidad llegar a convertirse en una losa?

Supongo que sí. En el libro ‘Madres arrepentidas’, Orna Donath reúne los testimonios de madres que quieren mucho a sus hijos (lo contrario sería inhumano) pero confiesan que si pudieran volver atrás no los tendrían. No creo que la maternidad esté hecha para todas las mujeres y por eso me parece importante que no nos dejemos llevar por lo que la sociedad dicta como lo mejor para nosotras. Cada cual tiene que buscar su camino, preguntarse con total sinceridad cuáles son los motivos que le llevan a tener hijos o a renunciar a ellos. Por otro lado, creo que hoy en día las madres tienen las cosas muy difíciles: deben trabajar y cuidar de sus hijos al mismo tiempo, con pocas ayudas por parte del Estado y, a menudo, poca colaboración por parte de sus parejas.

Qué difícil de explicar es el cúmulo de sensaciones que sienten las no madres, incluso cuando es algo elegido… ¿Por qué crees que te hace sentir esas emociones tan fuertes?

Me gustaría matizar que la ‘no maternidad’ siempre es elegida. Quiero decir que, aunque tengas problemas médicos y te hayas sometido a tratamientos de fertilidad fallidos, como es mi caso, si de verdad deseas tener hijos cuentas con un montón de opciones para conseguirlo: ovodonación, adopción, maternidad subrogada... Cuando decides que no vas a seguir quemando cartuchos es porque te has dado cuenta de que la ‘no maternidad’ tiene muchas ventajas. Y respondiendo a tu pregunta, creo que esas sensaciones a las que te refieres se deben a que nos han educado para ser madres, hemos interiorizado que se trata de una consecuencia lógica del proceso de maduración: acabas los estudios, te emparejas, tienes hijos... Las ‘no madres’ estamos rompiendo las reglas establecidas, ¡y eso provoca mucho vértigo!

De las mujeres a las que has entrevistado para tu libro, ¿cuál te ha sorprendido más y por qué?

Me ha sorprendido el enfoque de la modelo Almudena Fernández. En el libro hablan mujeres que nunca han querido tener hijos (Maribel Verdú, Carmen Ruiz, Inka Martí), que lo intentaron y no se quedaron embarazadas (Rosa Montero, Soledad Lorenzo, Sandra Ibarra) y que no los tienen porque su vida ha ido evolucionando de una manera determinada (Mamen Mendizábal, Paula Vázquez, Alaska). El caso de Almudena es diferente a todos: ella sí quiere tener hijos, pero después de los 40, porque cree que es la edad a la que una mujer alcanza su plenitud. Eso conlleva un riesgo, el de no poder tenerlos de manera natural por razones de edad, pero está dispuesta a jugársela. Como ella misma dice, su manera de pensar va en contra de todas las leyes, las sociales y las médicas. Yo la aplaudo por no dejarse influenciar por nadie ni nada.

Aunque supongo que de todas te llevas algo, como ocurre al leer tu libro, ¿cuál te ha enseñado más o quizá algo que te haya servido de una manera especial?

De todas ellas he aprendido muchísimo; sin duda lo mejor de haber escrito el libro es haber tenido la oportunidad de conocerlas de cerca. Pero quizás la que más me reconfortó fue Soledad Lorenzo, porque tiene casi 80 años, o sea que habla desde la experiencia de toda una vida. Las que a menudo te dicen que “te vas a arrepentir” si no tienes hijos son madres, así que, ¿cómo saben ellas que te vas a arrepentir, si no han vivido esa situación en carne propia? Soledad sí lo ha vivido en carne propia y el día que la entrevisté me dijo algo que se me ha quedado grabado: “Vas a ser muy feliz sin hijos. Yo te lo juro”. Sólo juras algo cuando estás plenamente convencida de lo que afirmas.

La no madres suelen ser grandes tías de sus sobrinos (los de sangre y los de cariño de la vida). Lo dice hasta Javier Marías. ¿Es tu caso? ¿Por qué crees que es así?

No sé si soy buena tía, pero lo intento con todas mis fuerzas porque me gustaría dejar una huella positiva en mis sobrinos. Daría la vida por ellos; me preocupo mucho por ellos, creo que a menudo de manera exagerada. Lo bueno de ser una ‘no madre’ es que a tus sobrinos les das caprichos que probablemente no concederías a tus hijos para no malcriarles: yo acabo de invitar a mi sobrina de 20 años a pasar un fin de semana en París, cenando en los mejores restaurantes. Ha sido muy bonito redescubrir mi ciudad preferida a su lado. 

La parte en la que intentas ser madre de tu libro es muy valiente y generosa por permitirnos entrar en un mundo muy íntimo. ¿Es la que más de costó escribir? ¿Por qué consideraste importante contar los procesos de fecundación desde dentro?

Sí, sin duda es la parte que más me costó escribir (y de hecho no he vuelto a leerla); tenía que hacer memoria sobre circunstancias que me resultaban muy dolorosas. Pero pensé que debía contarlo por dos razones. En primer lugar, no me parecía honesto pedir a otras mujeres que me dieran sus testimonios y luego esconder el mío. En segundo lugar, creo que existe muy poca información en torno a los tratamientos de fertilidad: cuando se realizan con óvulos propios, las tasas de éxito son muy bajas. Sólo conocemos los casos de mujeres que se han sometido a estos tratamientos y les salieron bien, de modo que, una vez más, nos faltan modelos. Yo quería decirles a otras mujeres que estén pasando por lo mismo que yo sufrí: “No eres la única. A mí también me salió mal. Y sobreviví”. Cuando entrevisté a Sandra Ibarra, me contó que ella no superó sus procesos de cáncer hasta que los contó en un libro. A mí me ha pasado algo parecido.

El 25% de las españolas nacidas en los años 70 no serán madres, un porcentaje que va a aumentar en las próximas generaciones. ¿Cuáles crees que son las razones?

Cada vez es más difícil encontrar un trabajo y una pareja estables, lo cual retrasa la decisión de la maternidad. Y cuanto mayor eres, más analizas los pros y los contras de tener un hijo. Como me explicó Mamen Mendizábal cuando la entrevisté, “cuando se pasa la inercia (es decir, esa edad en la que ‘toca’ tenerlo), lo que ocurre es que te paras a observar a tus amigas madres, te das cuenta de lo que significa tener un hijo realmente y te lo piensas mucho más”.

Hay algo en tu libro que vale millones, tu sentido del humor. A ver, ¡que no ser madre no es el fin del mundo! Cuéntanos qué hay de bueno en ello, por favor y acaba con los mitos que rondan por ahí…

Saber que nadie depende de ti produce alivio y te hace más libre. Por ejemplo, hace poco me ofrecieron una promoción laboral que implicaba un riesgo; acepté porque, total, si me quedo sin trabajo, ¡no pasa nada, no tengo colegios que pagar! Cuando no tienes hijos, además, gastas sin remordimientos mucho dinero en cosas que no son imprescindibles pero te hacen feliz, como viajes. Y puedes dedicar todo tu tiempo libre a cultivarte, a leer, a crear: no todo es crear vidas, también puedes crear obras que sirvan a otras personas. Por otro lado, aunque no se puede generalizar, creo que la pareja que no tiene descendencia está muchísimo más unida; se crea un vínculo muy especial entre ambos. Hay otra ventaja de no tener hijos que no está suficientemente valorada: la posibilidad de dormir 8 horas seguidas. Me está costando responder a esta entrevista porque esta noche han dormido en casa los hijos de dos de mis primos, dos niños de 4 años, así que ahora la cabeza no me funciona muy bien. No sé si resistiría muchas noches seguidas levantándome para dar agua y contar cuentos...

Para terminar, ¿qué te gustaría conseguir con este libro, qué te haría feliz?

El otro día recibí un mensaje de voz de Paula Vázquez. Me decía que acababa de leer las galeradas de mi libro y que todo lo que había escrito no sólo me ayudaba a mí, sino que también le ayudaba a ella e iba a ayudar a otras mujeres. Ojalá que tenga razón: eso es lo que me haría feliz.

¿CÓMO SON LAS NO MADRES?

Diversas como el propio mundo, todas ellas aparecen en el ‘No madres: Mujeres sin hijos contra los tópicos’ de María Fernández-Miranda y han compartido sus experiencias con la autora para poder ser modelos para otras mujeres que no han tenido descendencia.

Soledad Lorenzo, galerista. “No solo es que no sienta no haber tenido hijos, sino que voy más allá: ahora creo que soy una afortunada por no tenerlos”.

Rosa Montero, escritora y periodista. "No es que dijera: no voy a tener hijos. Es que no estaba en mi proyecto. No me arrepiento de no haber tenido hijos, porque esa parte que hay en mí que no ha terminado de madurar es la que escribe”.

Maribel Verdú, actriz. "Nunca he sentido eso que llaman instinto maternal. Me recuerdo pensando así desde que tengo uso de razón”.

Mamen Mendizábal, periodista y presentadora de televisión. “Hay que hacer un poco de pedagogía para que nos dejen de juzgar y de hacer preguntas impertinentes a las que no somos madres”.

Carmen Ruiz, actriz. "Me molesta la condescendencia, cuando te comentan con falsa amabilidad eso de ¡si no pasa nada por no tener hijos, mujer! Pues claro que no pasa nada, ¡cómo va a pasar, si esto es precisamente lo que yo he querido!”

Inka Martí, editora, actriz y modelo. "Ya conocemos los pros de ser madre, porque la gente no se cansa de repetirlos, pero lo que no se menciona nunca son las maravillas de no serlo, como por ejemplo la absoluta libertad de la que disfrutas como individuo. No ser madre no comporta una vida menos plena, simplemente es una vida distinta".

Paula Vázquez, presentadora de televisión y periodista. “No dudo que la maternidad es una maravilla, pero a mi me hacen feliz otras cosas".

Almudena Fernández, modelo y activista medioambiental.  “Opino que la maternidad está sobrevalorada, que hemos elevado esa circunstancia a una condición casi divina”.

Sandra Ibarra, modelo y activista. “Nadie me advirtió que podía congelar mis óvulos antes de someterme a os tratamientos [contra el cáncer]. He aprendido a encajarlo, a ser feliz sin hijos".

Alaska, cantante. “A mi me gustan los niños, pero de otra manera, como una ‘amigota’. Eso no es ser madre.”

Kendall Jenner y su polémico anuncio de Pepsi. | Pepsi

Pepsi ha retirado el anuncio de Kendall Jenner que enfureció a Internet

La top model y la marca de refrescos han recibido numerosas críticas por el anuncio 'Live For Now Moments Anthem.'

Woman.es

A Pepsi y Kendall Jenner les ha salido el tiro por la culata. El último anuncio de la firma de bebidas azucaradas protagonizado por la modelo ha incendiado las redes y ha recibido numerosas críticas por frivolizar la lucha contra el racismo en EE.UU.

En el desafortunado anuncio de Pepsi, Kendall Jenner se percata de una manifestación mientras realizar una sesión de fotos con una peluca rubia. Kendall, decide abandonar el 'shooting' para sumarse a la manifestación y al llegar al cordón policial, le ofrece una Pepsi a un policía, quien no duda en dar un trago. 

Las Redes Sociales no han tardado en relacionar las imágenes del spot con la que captó Jonathan Bachman de Reuters, en las que la manifestante Ieshia Evans se acercó a un retén policial en Baton Rouge (Luisiana), durante una protesta racial en EE UU. Ieshia, madre de un niño de 5 años, fue detenida.  

Tras la polémica suscitada en las redes sociales y de la que los medios de todo el mundo se hicieorn eco. La firma decidió eliminar y retirar el anuncio, tal y como anunciaba Pepsi en su cuenta oficial de Twitter. 

"Pepsi estaba intentando proyectar un mensaje global de unidad, paz y comprensión. Está claro que no cumplimos el objetivo, y pedimos perdón. No pretendimos reírnos de algo serio. Vamos a quitar el contenido para que la cosa no vaya a más. También pedimos perdón por poner a Kendall Jenner en esta situación".

Tampoco está siendo una situación fácil para Kendall, no es la pirmera vez que la mode están entredicho por alguna polémica, sin emabrgo, nunca le había ocurrido esto con uno de sus trabajos. Jenner todavía no se ha pronunciado al respecto, pero según fuentes cercanas, se encuentra destrozada.

D.R.

Ivana Baquero: "Me considero feminista y creo que hay que normalizar el término"

La actriz más joven en ganar un Goya se hace 'mayor de edad' con 'Demonio tus ojos', la película más provocadora del próximo Festival de Cine de Málaga.

Paka Díaz | Woman.es

Conquistó a España entera y a medio mundo con su papel protagonista en 'El laberinto del fauno', de Guillermo del Toro, la película que la convirtió en la actriz más joven en ganar un premio Goya. Hablamos con Ivana Baquero a una semana del inicio del del Festival de Málaga Cine en Español, donde compite en la sección oficial de Zonazine con la película 'Demonios tus ojos', de Pedro Aguilera, que se estrena en España el 12 de mayo. La película narra la historia de un director de cine que regresa a su ciudad de origen tras descubrir un video pornográfico en el que aparece su hermana menor. Cuando se encuentra con ella en Madrid inicia con ella un peligroso juego perverso de imágenes y manipulación. Los dos protagonistas absolutos son Ivana Baquero y Julio Perillán, que ofrecen un hipnótico recital interpretativo.

La actriz confiesa a Woman.es que con este personaje "buscaba un personaje más adulto y un proyecto más oscuro e independiente" que 'Las Crónicas de Shannara', la serie de género fantástico juvenil cuyo rodaje la lleva a vivir parte del año en Nueva Zelanda. Ivana Baquero ha crecido. Hoy, con 22 años, reconoce que la industria del cine tiende al machismo por eso ella se declara feminista y reconoce que  a las compañeras a las que ve alzar la voz. Además, Baquero se ha convertido en la más estrella española más prometedora del cine internacional pero, aunque tiene la agenda llena de proyectos, asegura que "los actores tenemos que luchar por cada papel".

1. ¿Qué pensaste cuándo recibiste este guión y por qué decidiste aceptarlo? Hay escenas bastante fuertes, ¿cómo viviste el rodaje? 

Primero me llamó Pedro Aguilera, al que conocía por haber trabajado en un corto con él. Me dijo: "tengo un guión y el personaje protagonista femenino, lo he escrito pensando en ti, léetelo pero no te asustes, el tema es un poco fuerte." Mis agentes se lo leyeron también y me aconsejaron aceptar el filme porque correspondía con el tipo de proyecto que estaba buscando. Buscaba un personaje más adulto, un proyecto más oscuro e independiente en contraposición con 'Las Crónicas de Shannara', que corresponde a un género más juvenil. Pero antes de decir sí tuve varias reuniones con Pedro para matizar las escenas más delicadas y marcar los límites. Convenimos que no habría ninguna escena de sexo explícito ni desnudos. Todo quedó bastante claro antes del rodaje y durante los ensayos. Pedro tiene una clara propuesta de dirección y desde el primer momento me contagió su entusiasmo y su pasión por la película. Le gusta grabar los ensayos y las tomas únicas en busca de espontaneidad. Es una forma de rodar poco convencional que me permitió experimentar e improvisar. La experiencia ha sido muy enriquecedora.

2. ’Demonio tus ojos’ muestra lo difusas que pueden ser, o que son, las fronteras morales en la actualidad. En la película parece que un cierto aburrimiento conduce a los personajes a romperlas. ¿Cómo lo ves tu? ¿Es peligroso este aburrimiento vital que vive la sociedad?

Es uno de los mayores peligros a los que se enfrenta la juventud en nuestra  sociedad hoy en día. Cada vez somos más transgresores, sea por cambios en los valores, por aburrimiento, por provocación, por ganas de exponerse… pero cada vez nos adentramos en terrenos más desconocidos y sin duda peligrosos para nuestra integridad física y moral.

3. Estás nominada al Premio Sophia a Mejor Actriz por 'Hielo' y además protagonizas 'Las crónicas de Shannara', una serie fantástica basada en los libros de Terry Brooks que te ha hecho muy popular en todo el mundo. ¿Qué es lo más complicado que has tenido que hacer en estos últimos rodajes y qué papel te gustaría interpretar?

Es un regalo para mí como actriz española estar nominada a los Premios Sophia de la Academia de cine Portuguesa. En 'Hielo' interpreto un doble personaje, y fue una experiencia muy única y especial trabajar con directores y actores portugueses. Por otra parte, 'Las Crónicas de Shannara' es una serie fantástica y una maravillosa aventura. Me confieso muy fan del género. Poder rodar en Nueva Zelanda durante cinco meses es un auténtico gusto. Mi personaje, Eretria, es una luchadora tanto en la vida real como a nivel emocional, por lo que tengo el privilegio de poder intercalar un trabajo interpretativo y emocional con un lado más activo y divertido a través de las escenas de acción. 

D.R.

4. He leído que, aunque estudias Derecho, siempre has pensado en ponerte detrás de las cámaras. ¿Por qué y qué te ves haciendo en el futuro? 

La vida me situó en un caminito, el de actriz, desde muy pequeñita: con 8 años. Siempre me he sentido muy afortunada porque, para bien o para mal, no fue buscado. Empecé por casualidad y poco a poco me comenzó a apasionar hasta que decidí hacer de ello mi profesión. Aun soy joven y tengo ganas de aprender y hacer muchas cosas, aunque siempre me veo de la mano del cine, de alguna manera u otra. 

5. A los 12 años fuiste la ganadora más joven de un Goya por la película 'El laberinto del fauno'. ¿Qué recuerdas de aquello y cómo crees que ha marcado tu carrera?

Recuerdo ese tiempo como una época mágica, tanto en el rodaje con Guillermo, como durante toda la promoción, los Goya, los Oscar, los Golden Globes, el Festival de Cannes… ¡pura magia! Gracias al éxito de la película, que obtuvo 3 Oscars y 7 Goyas, mucha gente valoró positivamente mi trabajo y ello me permitió entrar en el mercado americano. Pero con Goya o sin Goya, los actores tenemos que luchar por cada papel.

6. En las entrevistas cuando 'El laberinto del Fauno' parecías una niña muy madura. ¿Era así como te sentías? ¿Cómo te definirías a ti misma ahora, que has cambiado etc?

A veces me abrumaba la atención recibida pero duraba pocos días y volvía a mi vida de niña normal, iba al colegio y hacía cosas de las niñas de mi edad. Viví una infancia y adolescencia completamente normal, a pesar de seguir rodando y dedicándome a la interpretación. ¡Ha cambiado que han pasado 10 años! Y naturalmente, he pasado de ser una niña a ser una adulta. Creo que soy una persona prudente, y con sentido común. 

7. En los últimos Oscar el hashtag #OscarSoMale denunciaba la falta de mujeres entre nominados y premiados. En los Goya también se escuchaba la misma queja. ¿Qué se puede hacer para cambiarlo? ¿Te consideras feminista? ¿Crees que la industria del cine es machista?

Las cosas están cambiando, pero demasiado lentamente. Cada vez hay más mujeres directoras, guionistas y productoras. En España hay muchísimo talento femenino, hay que confiar en ellas. La industria del cine, tanto aquí como en Hollywood, está dominada por hombres y el machismo parece inevitable. Sí, me considero feminista. Considero que es un término que hay que normalizar, porque desafortunadamente mucha gente aún lo percibe de forma negativa. Me anima ver que, cada vez más, hay figuras públicas e incluso compañeras de profesión que ya están alzando la voz.

D.R.

8.¿Te interesa la moda? ¿Qué estilo de ropa te gusta para la alfombra roja? 

La moda me encanta. Para mí la clave es encontrar el punto intermedio entre estilo y comodidad. Siempre busco que mis outfits sean prácticos. No tengo un estilo definido, de hecho, me gusta pensar que ahora estoy en una época en la que me toca descubrir mi estilo, así que me doy licencia para experimentar. Por lo que dependiendo del tipo de evento, de la temporada del año, y de la marca, el estilismo varía. 

9. ¿Nos dices algún truco de belleza y tu producto favorito de belleza?

Soy muy cuidadosa con mi higiene facial, así que para evitar acné, imperfecciones etc, siempre me desmaquillo y me aseo la cara todas las noches y todas las mañanas. Mis productos favoritos suelen ser las cremas de ojos (me obsesiona estar bien hidratada), y en cuanto al maquillaje, me encanta un buen pincel de cejas y un colorete natural. 

10. ¿Qué proyectos tienes y con qué directores/as te gustaría rodar?

Por ahora estoy en pleno rodaje de 'Las Crónicas de Shannara', que, entre la preparación y el rodaje en sí, me ocupa seis meses en Nueva Zelanda. Y, como te he comentado, estoy pendiente del estreno de 'Demonios Tus Ojos', el 12 de Mayo. Me encantaría rodar con Peter Jackson… ya que estoy en Nueva Zelanda, ¡a ver si me lo encuentro! En cuanto a actores, me gustaría trabajar con Jessica Chastain, Leonardo DiCaprio, Tom Hardy o Emma Stone, entre muchos otros.