woman | El lujo de ser mujer

GTRES

Alessandra Ambrosio y Emma Roberts se suman a la lucha feminista de Hollywood

La modelo y la actriz mandan un mensaje de apoyo a las víctimas de Harvey Weinstein a través de la moda. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

El feminismo está cobrando más fuerza que nunca en Hollywood. Después de que en las últimas semanas más de 30 actrices declararan que habían sufrido acoso sexual por parte del famoso productor de cine Harvey Weinstein, incluidas Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Cara Delenvinge, son muchas las 'celebs' que están mostrando su apoyo a la causa. 

Hace unos días fue Penélope Cruz quien salió en defensa de sus compañeras con un emocionante mensaje, y ahora han sido Alessandra Ambrosio y Emma Roberts las que han puesto su granito de arena en esta lucha feminista.

Emma Roberts con la camiseta feminista 'Marchin'.  | GTRES

Casualmente la modelo y la actriz han coincidido luciendo la misma camiseta en Los Ángeles con una clara reivindicación feminista. La prenda en cuestión es una camiseta blanca básica con una imagen en la que se puede leer "Marchin", en referencia a las marchas feministas que en los últimos meses se han sucedido en Estados Unidos y el resto del mundo.

En el dibujo aparecen varias mujeres manifestándose con diferentes símbolos de apoyo al movimiento y una pancarta cuyo mensaje no deja lugar a dudas: "Girl Power".

Alessandra Ambrosio luce una camiseta feminista.  | GTRES

Alessandra Ambrosio ha combinado su camiseta con 'shorts' vaqueros lavados, zapatillas blancas y un pequeño bolso rojo, al más puro estilo de un ángel de Victoria's Secret. Por su parte, Emma Roberts ha optado por unos 'jeans' rectos con algunos rotos, zapatillas y bolso negro. 

'Will and Grace' vuelve con una mirada feminista. | ImDb

Cuando las estrellas (femeninas) reescribieron su vida de ficción

'Will & Grace' ha vuelto... con un 'twist' feminista a exigencia de su protagonista, Debra Messing. Y no es la única vez que una actriz ha logrado que se reescriba un guión a mayor gloria de la igualdad de género. 

Ana Cortizo | Woman.es

Oh, sí. ¡Will & Grace ha vuelto! Y hemos disfrutado a lo grande con las nuevas andanzas de nuestro abogado gay y nuestra interiorista neurótica preferidos. Pero los años no pasan en balde. Y no nos referimos a las canas que peinan ya Debra Messing y Eric McCormack, protagonistas de la serie, sino a que los personajes son más maduros, las andanzas erótico-festivas de Will, más explícitas y menos estereotipadas y el espíritu de Grace, más feminista que nunca. Este último punto fue la única petición que hizo la protagonista, Debra Messing, para volver a encarnar al personaje 20 años después. Y es que, en ocasiones, las mujeres deben mantenerse firmes para que ciertos mensajes lleguen al público. A continuación, tres momentos en los que ellas consiguieron que triunfara la mirada femenina... y marcaron un hito en la historia de la igualdad de género en pantalla. 

via GIPHY

Joanna Kramer no es una arpía

Meryl Streep entró en la suite del hotel donde estaban el director, el productor y el actor principal de 'Kramer contra Kramer' y les explicó todas las razones por las que Joanna Kramer, la protagonista femenina, estaba mal concebida. Era frívola, dejaba a su marido por razones brumosas, no se sabía por qué volvía a por su hijo y cuando cedía la custodia a su ex marido, lo hacía más por su propia libertad que por el bien del niño. Cuando salió de la habitación, los tres hombres se miraron desconcertados. Allí había un malentendido. Aquella actriz emergente creía que le estaban ofreciendo el papel principal de la película y no el secundario de apenas dos minutos por el que la habían llamado. Y, sin embargo, Dustin Hoffman dijo: “Esa era Joanna”. Las sugerencias de Streep pasaron a formar parte del guión. Hoffman se lo pasó en grande torturando a la joven actriz para que lo diera todo en pantalla y Meryl salió del trance con su primer Oscar bajo el brazo y la satisfacción de haber puesto una pica en el Flandes machirulo del Hollywood de finales de los 70. 

via GIPHY

Sí, soy gay

Ellen DeGeneres tenia 38 años y estaba harta de esconderse. Por eso soltó su famoso “Sí, soy gay” en pleno show de Oprah Winfrey, la tribuna más pública de la televisión estadounidense en aquel año del señor de 1997. Pero la actriz quería más. Quería que su personaje en la 'sitcom' que llevaba su nombre saliera del armario en consonancia. Y, sorprendentemente, los productores de 'Ellen' la apoyaron. Escribieron el episodio clave en gran secreto, con el nombre clave de 'El cachorro', y lo imprimieron en papel rojo oscuro para que no pudiera fotocopiarse. Aun así, los rumores hicieron que 44 millones de personas se sentaran aquella noche ante la televisión para ver si, de verdad, Ellen salía del armario en horario de máxima audiencia. 

Lo hizo. De nuevo ante Oprah Winfrey, en el papel de la psicologa de su personaje, y con la misma frase: “Sí, soy gay”. La comunidad LGTBIQ (que entonces era LGT, como mucho) se volvió loca de entusiasmo. Pero Ellen pagó el precio. La llamaron “Ellen Degenerada”, la cadena renovó la serie, pero con una advertencia sobre su “contenido adulto” (aparte de un personaje gay, no lo tenía) y las audiencias no se lo perdonaron. Su sinceridad le costó la cancelación de 'Ellen' y una depresión de órdago. 20 años después, con un Emmy y un Peabody por aquel episodio, su propio 'talk show' y una medalla presidencial por su valor en ese momento (¿quién puede ver el discurso al respecto de Barack Obama sin que los pelos se le pongan como escarpias?), esperamos que sienta que el karma le ha compensado con creces. 

via GIPHY

Si un hombre puede, yo puedo

¿Y si, en vez de reescribir un personaje femenino, hacemos todo lo contrario? Sandra Bullock buscó deliberadamente papeles escritos para hombres para asegurarse de que estaban libres de tópicos irritantes (léase: crisis de llanto aliviadas a base de helado, compras compulsivas, menciones a la maternidad y subtrama amorosa obligatoria). Encontró lo que buscaba en el guión de 'Expertos en crisis', una película sobre un asesor político en desgracia que encuentra trabajo para un candidato a la presidencia de Bolivia. Bullock exigió que no se modificara nada más allá de los pronombres personales. Por eso su personaje, Jane, lucha contra la adicción y la enfermedad mental, tiene un archienemigo al que vencer, un dilema moral y ningún interés por el romance. “Hemos inaugurado un género”, bromeó Bullock en el Festival de Toronto. Y ahí se creció un poco, porque hay precedentes: el papel de Sigourney Weaver en 'Alien' fue escrito sin género asignado, y Angelina Jolie también hizo que su personaje en 'Salt' diera el salto transgénero. Pero no se lo tendremos en cuenta porque, cada vez que una estrella consigue dar un pasito hacia la igualdad de género y el fin de la tontería, nos sentimos inmensamente felices. 

via GIPHY

Leticia Dolera en la premiere de la serie 'La Peste' en el Festival de Cine de San Sebastián. | GTRES

Leticia Dolera: "El feminismo solo quiere un mundo más justo"

Hablamos con Leticia Dolera sobre feminismo, redes sociales, cine y planes de domingo. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

Leticia Dolera es una de las voces más activas del feminismo en nuestro país. Desde su posición como actriz, guionista y directora de cine, reivindica el papel de la mujer en la sociedad actual, "tan llena de desigualdades". Le apasiona leer, reflexionar y abrir debates, especialmente en las redes sociales donde ha creado una comunidad en la que compartir sus impresiones, recomendar desde libros hasta restaurantes y denunciar las injusticias que vemos cada día. 

Hablamos con ella durante la inauguración oficial de FNAC Home en Madrid, para conocer su punto de vista sobre el feminismo, las redes sociales, la belleza, el cine y los planes de domingo. 

GTRES

¿Eres más de quedarte en casa o de salir por ahí?

Depende del momento, de la época del año, de si estoy rodando o escribiendo... Si tengo que quedarme en casa escribiendo aprovecho la hora de la comida para salir por ahí. 

¿Un restaurante de referencia para esos días?

Musahi, un japonés en la calle de Las Conchas al que voy mucho. 

¿Cuando te quedas en casa eres cocinillas?

Va por épocas... Cocinar y comer en casa me provoca la sensación de estabilidad y considero que hay algo placentero en tocar lo que vas a comer y prepararlo: ir al mercado, cogerlo, comprarlo, prepararlo y comerlo... Y ya lo increíble sería poder plantarlo. Me produce paz y tranquilidad cocinar, le da sentido a todo, especialmente en época de agobio laboral -acaba de participar en el Festival de San Sebastián y de Sitges y está ejerciendo como jurado en el Festival Internacional de Chicago-. Es complicado cuidar la alimentación con tanto viaje.

¿Tu plato estrella?

Tofu con verduras y la tortilla de patata, eso sí, ¡con cebolla! Tampoco sé hacer muchas más cosas...

Leticia Dolera cocinando durante la inauguración del espacio Fnac Home en Madrid. | D.R.

¿Cuál es tu plan perfecto para el fin de semana?

El sábado me parece el peor día de la semana para salir porque está todo muy lleno. Salir para mí es tomar algo, charlar... así que el plan perfecto sería comenzar con un brunch, ir al cine, tomar algo con amigos, y redondear el día con un teatro.

¿Y para los domingos de quedarte en casa?

Esos días son muy de series, libros, música... Si tengo que recomendar una serie, sería 'El cuento de la criada' porque reflexiona sobre cómo las mujeres somos absorbidas por el sistema en la sociedad capitalista y patriarcal en la que vivimos y eso llevado a un extremo es convertirnos en cuerpos y dejamos de ser personas. Hay un paralelismo con ciertos movimientos y cosas que han pasado en la historia que nos hacen pensar que no es tan ciencia ficción como en teoría es. 

En cuanto a lectura, un libro genial que me estoy leyendo ahora, es 'Política sexual' de Kate Millet, una feminista radical de los años 70 que aniliza cómo la sexualidad tambien está atravesada por relaciones de poder y por qué las mujeres tenemos que replantear si salimos ganando o perdiendo. Y para la música, recomiendo un disco que aún no ha salido a la venta, el último cd de la Bienquerida, que acaba de sacar dos 'singles' preciosos.

Con traje sastre, la actriz y directora Leticia Dolera | Gtres / GTRES

En época de alfombras rojas y presentaciones, siempre estás entre las mejor vestidas, ¿cuáles es el truco?

Siempre opto por cosas sencillas y quizás por eso a la gente le parece bien como visto. En los Goya siempre intento contactar con diseñadores amigos o que conozco y vemos cosas juntos. Hay tantos grandes diseñadores en nuestro país: Dolores Promesas, Alicia Rueda, Malne, Moisés Nieto, Del Pozo... creo que teniendo cosas tan buenas que se hacen aquí y que te permiten conocer a quienes están detrás, no hace falta irse muy lejos para buscar un vestido. En cuanto a joyas, me gustan mucho los complementos de Andrés Gallardo.

¿Algún secreto de belleza que puedas compartir con nosotros?

¿Sabes qué me está sirviendo para sentirme mejor? Leer. Porque me he dado cuenta de que la belleza no son solo esos requisitos de belleza exterior. Yo como actriz no puedo ni voy a escapar a ello, pero en mi día a día procuro mirarme lo menos posible al espejo para trabajar la otra belleza, la riqueza interior.

Hablemos de feminismo. En un momento en el que muchas 'celebs' se resisten a hablar sobre el tema, tú te defines como feminista y lo demuestras con orgullo a diario. ¿Por qué todavía existe miedo a reconocerlo?

El miedo a reconocer en alto que eres feminista viene creado por una deslegitimación y un intento de desprestigiar el movimiento desde la cultura machista: desde llamarnos histéricas a pesadas o monjas. Todavía tenemos pocos altavoces mediáticos tanto en prensa como en cine y televisión para expresarnos y contar nuestra visión del mundo. Creo que forma parte del miedo a que las mujeres seamos conscientes de que tenemos un espacio en la cultura y en los medios que nos pertenece y que ha sido negado durante mucho tiempo.

 

ALL THAT WE WANT and WE WANT IT ALL. Vía @petitesluxures y @nurigago

Una publicación compartida de LeticiaDolera (@leticiadoleraoficial) el

Últimamente hay un importante debate sobre el término, especialmente en las redes. ¿Qué es para ti el feminismo?

En resumen, es un movimiento que persigue un mundo más justo para las mujeres que son oprimidas por el patriarcado. Teóricamente el feminismo es un momento social y una teoría política que van unidos para crear una sociedad igual para hombres y mujeres. 

Precisamente las redes sociales son las que te han convertido en una de las voces de referencia en nuestro país en lo que a feminismo se refiere, ¿qué papel crees que tienen en el movimiento feminista?

A título personal a través de las redes he descubierto a mujeres que hablan y escriben del feminismo aportando luz a la reflexión y al conocimiento. Esto me han ayudado a ver las cosas desde otro prisma, y es muy enriquecedor ser consciente de que existe la sororidad y de que tenemos que fomentar los lazos entre mujeres. Incluso desde los mitos y los cuentos infantiles nos han contado que las mujeres no podemos trabajar juntas, pero los movimientos feministas surgen cuando las mujeres empiezan a compartir cosas y se dan cuentas de que sus experiencias no son únicas. También es cierto que en Twitter o Instagram se generan linchamientos que no invitan precisamente a la reflexión, pero para mí son más las cosas positivas. 

Desde tu posición como actriz y directora condenas el machismo del mundo del cine, ¿está mejorando la situación de las mujeres en el séptimo arte?

El mundo del cine no es machista: la sociedad es machista y profundamente capitalista y patriarcal, y eso llega a todas partes, incluido al cine. Poco a poco vamos siendo conscientes de ello, no es casualidad que este año haya habido un 'boom' de historias protagonizadas por mujeres, tanto de mujeres fuertes como de mujeres vulnerables. No es algo que yo opine, los números hablan por sí mismos y el hecho de que haya mas hombres que mujeres escribiendo y dirigiendo contenidos afecta a los contenidos y éstos a la sociedad. En este momento en el que ante la ley todos somos iguales y tenemos las mismas oportunidades en teoría, deberíamos preguntarnos por qué sigue ocurriendo esto. 

¿Qué intentas aportar al feminismo con tus películas?

Leyendo 'Una habitación propia' de Virginia Wolf comprendí que tenemos que escribir desde nuestra persona, pero sin centrar la historia en el hecho de que eres mujer. A mí de forma natural me sale poner a mujeres en el centro de las historias y romper estereotipos, porque considero que eso enriquece las películas, pero solo intento contar historias diferentes no conscientemente feministas.

¿Algún papel del que te sientas más orgullosa por su carga feminista?

Me gusta mucho mi personaje en 'Rec 3', que pasa de princesa de cuento a heroína 'matazombies' cuando corta el vestido de novia, con todo lo que eso significa. Además, en diciembre empiezo la grabación de una película de Inés de León, una directora novel, en la que interpreto el papel de una cómica, algo que ya me parece bastante rompedor.

¿Qué película recomiendas para esta misma tarde?

Sin duda 'Verónica', una película sobre el miedo a crecer en la que hago de monja. Os encantará. 

 

Ceapi

Catalina Escobar, presidenta de la Fundación JuanFe: "Soy furiosa a la hora de defender los derechos"

Es la creadora y presidenta de la Juan Felipe Gómez Escobar, un proyecto que nació como catarsis de la muerte de su hijo y que hasta hoy ha ayudado a más de 45 mil personas en Cartagena. 

Olga Tamarit | Woman.es

¿Cuál es la misión de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar?

Transformar la realidad de la infancia y adolescencia más vulnerable, al trabajar por el desarrollo integral y la protección de los niños, niñas y madres adolescentes que viven en condición de pobreza extrema. En el año 2000 decidimos hacer un modelo disruptivo que con el tiempo terminó funcionando, era un programa muy ambicioso que se ha acabado convirtiendo en un modelo que funciona ya en tres países, el modelo 360. Con este modelo intentamos ayudar a niñas que ya han sido madres y las educamos para empoderarse, salir de la espiral de violencia que tienen en su entorno y que tengan un trabajo propio, que tengan una vida. Un 65% de estas niñas tienen entre 16 y 17 años.

¿Cuál fue el impulso que le llevó a emprender su labor humanitaria?

La muerte de mi hijo, Juan Felipe. Aunque yo ya era voluntaria en el Hospital de Maternidad Rafael Calvo, lo cual me permitió percibir las elevadas tasas de mortalidad infantil evitables que había en Cartagena y darme cuenta de que la mayoría de que bebés que morían, eran hijos de madres adolescentes en condición de vulnerabilidad.

¿Cuál es la situación de las mujeres en su país, Colombia?

Hace un par de años que salió un informe donde decía que Colombia era una de las 3 países donde más probablemente podrías tener una mujer de jefa. Y puede que sea verdad que en los estamentos superiores las mujeres estén bien consideradas, pero también hay otra realidad, que en Colombia hay un abuso sexual cada 14 minutos y la impunidad es el 97%. Colombia es el primer país en trata de blancas y el primer mundo per cápita en ataques de ácido...Colombia esconde mucha desigualdad social.

Una de las principales problemas con los que intenta luchar la Fundación JuanFe son los embarazos adolescentes no deseados. ¿Cuál es la principal estrategia de la Fundación para combatirlos?

Educación ante todo. En Colombia cuando una niña se queda embarazada antes de los 15 años hay un 86% de posibilidades de que tenga 3 hijos más antes de los 20 años. Cuando esa niña además es pobre y queda embarazada, sale de la escuela. Debemos invertir en salud y educación, pero sobre todo evitar esos embarazos. Nuestros gobiernos no se dan cuenta de este problema, lo intentan combatir con más policía y cárceles, cuando la solución no está ahí.

Es considerada como una de las líderes más importantes de la sociedad colombiana. ¿Siente responsabilidad?

Nunca pienso en esto, pero soy consciente de que cuando hablo la gente me escucha, así que tengo que ser muy responsable de qué digo y cómo lo digo. Me toca generar debate y soy furiosa a la hora de defender los derechos de nuestras niñas y mujeres, no puedo permitir que una niña de 13 años haya tenido 2 intentos de suicidio, que haya sido prostituta, víctima de violaciones y que el estado haya estado ausente para ella. 

He leído que en alguna ocasión se ha definido como un "bicho raro" ¿Por qué?

Porque hago las cosas a mi modo, si todo el mundo va por un camino pero yo creo que hay que ir por otro para conseguir mejores resultados, voy por donde yo creo. Aunque sea más difícil, más complicado y aunque requiera más sacrificio.

¿Te costó que te respetaran?

Al principio sí, pero ahora no. En la Fundación cuidamos mucho la ética y la perseverancia.

¿Cuál ha sido, hasta ahora, la mayor satisfacción que le ha dado su labor humanitaria?

Todas las niñas que han salido del riesgo de muerte y pobreza, a todas a las que hemos podido ayudar y que son como mis propias hijas. Hay un refrán que dice "una golondrino no hace verano", pero yo tengo cientos de golondrinas. Ver el logro de ellas es para mí un logro personal.

¿Cuáles son sus próximos retos?

Estamos replicando nuestro modelo escaladamente porque este modelo tiene que tocar a muchas más niñas en América Latina.