woman | El lujo de ser mujer

Macrosesión de yoga en la calle

Este sábado 1 de junio, la Plaza Mayor de Madrid acogerá el 'Free Yoga Day by Oysho'.

Susana Fernández

Más de 2.000 personas participarán este sábado en la mayor clase de yoga que se impartirá en la Plaza Mayor de Madrid. En la macrosesión estará también la actriz y bailarina Dafne Fernández, que actuará como madrina de honor del evento. Dafne empezó sus estudios de danza con tres años, especializándose en danza clásica. Su trayectoria profesional como bailarina y actriz, en el musical “Fama” y en la serie “Un paso Adelante” entre otros, especial interés por el mundo del deporte y la práctica de yoga.

La clase será impartida por la californiana Lauren Imparato, una exbanquera de Wall Street que dejó su carrera para fundar I.AM.YOU, un estudio de yoga ubicado en Manhattan. Una oportunidad única para practicar yoga de la mano de una de las profesionales más reconocidas del mundo del yoga, en el marco incomparable de la Plaza Mayor de Madrid.

Además, Oysho ha diseñado en exclusiva una camiseta que se regalará a los primeros 1.500 participantes ¡y 500 más para los primeros asistentes que lleguen a la Plaza Mayor!

Más madres solteras

Como Mónica Cruz, muchas mujeres se someten a tratamientos de reproducción asistida.

Susana Fernández

No sólo la actriz asume su maternidad en solitario, y es que según la clínica Ginevif, cada vez más mujeres solteras se someten a tratamientos de reproducción asistida. De hecho, la demanda se ha multiplicado un 2,5 en los cinco últimos años. En el 90% de los casos, se trata de mujeres con una situación económica favorable y trabajo estable, mientras que la media de edad se sitúa en 39 años, edad en la se tienen mayores dificultades en la gestación, ya que ha disminuido la reserva ovárica y los óvulos son de peor calidad. “Estas mujeres han aplazado la maternidad hasta haber desarrollado su carrera profesional o encontrar pareja estable. Sin embargo, se encuentran en el límite de su edad reproductiva, por lo que deciden tener un hijo solas al no poder retrasar más la hora de la maternidad y contar, además, con independencia económica”, comenta la doctora Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología de Ginefiv.

Gracias al mayor acceso a las técnicas de reproducción asistida, cada vez más mujeres pueden tener un hijo propio aunque no tengan pareja. Para ello, se busca un donante joven y sano que tenga unas características fenotípicas similares a la madre con el objetivo de que el bebé sea lo más parecido posible. En todo momento, la donación será anónima, por lo que no se sabrá la identidad del donante.

Dependiendo del perfil de la paciente, se podrá realizar una Inseminación Artificial (IA), en el caso de que sea sana y fértil, o se efectuará una Fecundación in Vitro (FIV), principalmente a partir de los 38 años, donde se reduce la capacidad ovocitaria y la tasa de anomalías cromosómicas es más alta. No obstante, se debe tener en cuenta que aquellas pacientes que no puedan utilizar sus propios óvulos, podrán recurrir también a la donación de ovocitos o embriones para vivir la experiencia de ser madre.
Precios aproximados:

IA (con semen donante): aprox. 800 €.

FIV (con semen donante): 2.700 €.

Proceso de vitrificación de óvulos (alrededor de 2.000 €).

7 claves para aprovechar tu tiempo

Nos las da Rebeca J. Cirujano, beauty coach de Slow Life House y Olay.

Marta Bonilla

Su primer gran consejo: «Si no tienes más remedio que ser una superwoman que siempre ha de llegar a todo, sobre todo no te agobies y mira la vida en positivo. Quita importancia a las cosas», aconseja nuestra experta.

Estos son sus otros 7 buenos consejos:
1 «Tengo ganas de…» Utiliza esta filosofía en lugar del «tengo que...» tan frecuente en nuestra vida. Es un cambio de enfoque radical. Solo ocupamos el 30% de la jornada en lo que queremos, el 70% son obligaciones.

2 Aprende a priorizar. Empieza siempre por lo más importante, dedicando a cada tarea el tiempo justo. Las prioridades de una smart woman son, por orden: familia, vida personal, pareja y carrera profesional.

3 Establece metas y objetivos. Esto te llevará a diferenciar entre lo importante y lo urgente. Hay que volcar la energía en lo fundamental, no en múltiples cosas a la vez. Márcate el objetivo y respeta el programa.

4 Acaba siempre lo que comienzas. No hacerlo da sensación de dispersión y desorden y arrastra lo demás. Un truco si el trabajo te lo permite: reserva siempre una única hora al día para ver mails, no lo hagas cada dos minutos.

5 No al sacrificio. Nos han inculcado desde pequeñas que es bueno… y no, no lo es. Es mucho mejor hacer las cosas por placer que por obligación y eso incluye la práctica de ejercicio, los cuidados o la rutina de belleza.

6 Practica el dos en uno. Tanto en las actividades cotidianas como en tu rutina de belleza: cremas antiedad con protección solar, hidratantes con color, contornos con corrector... Haz el mejor uso de tu próximo minuto.

7 Disfruta de tu tiempo y de tu ocio. El esfuerzo es positivo, pero tampoco hay que idealizarlo. Busca aficiones placenteras que te llenen y que te hagan reservar un espacio para ti. Te sentirás realizada y te ayudarán a relajarte.

Psico: claves para saber hacia dónde dirigir tu vida

¿Te sientes bloqueada? Lee estas preguntas y respuestas elaboradas por un coaching en motivación personal.

Redacción

El trabajo, la familia, problemas de salud, deseos insatisfechos... muchas veces bloquean nuestra vista. Mikah de Waart, especialista en motivación, consultor y ponente de reconocido prestigio internacional, nos enseña cómo sentirnos bien con nosotros mismos con estas 4 preguntas.

Aún teniendo trabajo y salud, no sé hacia dónde dirigir mi vida. ¿Cómo puedo saber qué es lo que quiero?
Esta misma reflexión se la ha planteado el 90% de la población en algún momento de su vida. Hay que darse cuenta de lo que tenemos. La salud y el trabajo son un regalo; si los tienes, empieza a disfrutar de ellos. Una manera sencilla y rápida de empezar a tomar conciencia de tu situación actual y hacia dónde quieres dirigir tu vida es hacer una relación de todo aquello con lo que no estás satisfecho y otra con lo que verdaderamente quieres conseguir.

¿Es recomendable plantearme día a día lo que quiero para poder conseguirlo? ¿O es mejor dejar que las cosas pasen por sí solas?
Si tengo claro hacia donde quiero ir, ése es el objetivo. Pero ello requiere acción. Por ejemplo, si me propongo bajar 5 kilos de peso, lo ideal sería que cada día hiciera pequeños pasos que me acerquen al objetivo, no perder la meta de vista en ningún momento. Pero paralelamente hay otra verdad, y es que también debemos dejar fluir los acontecimientos, estar abiertos y receptivos a esos pequeños mensajes que muchas veces pasan desapercibidos en nuestro día a día, como por ejemplo: abrir un libro y leer una frase que es casi como si estuviera escrita para nosotros, ver a un amigo que ha realizado el cambio que tu quieres hacer, vas al cine y la primera escena te emociona, “te toca” y sale una frase que a ti te inspira en ese momento…El equilibrio ideal sería marcarte un objetivo, actuar y tener la mente y el alma abiertas para dejarte llevar por la corriente de la vida.

Si confío en mí misma y en mis posibilidades de avanzar en la vida, ¿conseguiré estar más satisfecha?
Lo más probable es que sí. Si confías en ti misma y en tus posibilidades sentirás más fuerza y autoconfianza para iniciar los pasos. ¿Estarás más satisfecha? Eso depende…Hay personas que avanzan en la vida y no están satisfechas con ellas ni con la vida que llevan. La vida te puede hacer sentir bien en cualquier momento, pero la felicidad duradera tiene que ver más con cómo te sientes en tu día a día. Tener más dinero o más bienes te da placer durante una temporada, pero no te da más felicidad. Sin embargo, la gente que se siente más feliz suele ser más hábil para conseguir fácilmente estos bienes.

¿Debería dejarme llevar y hacer lo que realmente quiero?
Piensa que no solo vives hoy, sino también mañana. Hoy en día estamos viviendo las consecuencias del “dejarse llevar demasiado en el pasado”. Lo que hay que intentar encontrar es el equilibrio. Si solo te estás preocupando por el futuro y de si lo vas a poder afrontar, no disfrutas del presente. Si para disfrutar del ahora evito toda la responsabilidad del futuro y vivo una vida por encima de mis posibilidades estoy creando problemas para mi mañana. Encuentra el equilibrio entre disfrutar del día a día y, de vez en cuando, hacer alguna locura. Pero no pierdas de vista que el futuro lo creas desde tu hoy, así que disfruta y hazlo bien.