woman | El lujo de ser mujer

Trucos para adelgazar que podrás poner en marcha aunque esté muy ocupada

Paola Lei | Woman.es

Si eres de las que aseguras, y te lo crees, que no pierdes peso porque no tienes tiempo de ir al gimnasio o de cocinar cada día para llevarte comida sana al trabajo, cambiarás de idea después de leer estos cinco trucos que podrás poner en marcha aunque tu agenda está más completa que la del presidente de Estados Unidos.

1. Come más fibra.

Es una decisión y no requiere nada de tiempo. Se trata de comer 30 gramos más de fibra (de la comida no de suplementos). En otras palabras come más fruta y verdura. Es más fácil y eficaz que seguir una dieta muy sofisticada. Los alimentos ricos en fibras te harán sentir saciada durante más tiempo y no te quedará sitio en el estómago para la comida basura y las calorías vacías. Desde hoy, lleva una manzana en el bolso (y cométela).

2. Busca maneras de reducir el estrés.

El estrés aumenta el apetito y es la causa de los atracones intempestivos frente a la nevera. El estrés también influye en la manera en que se procesan las calorías. Reducir el estrés muchas veces es cuestión de tomar distancia y mirar las cosas con perspectiva. De verdad, tampoco te va a robar mucho tiempo.

3. Revisa tu agenda y tus compromisos.

Quizás creas que algunos compromisos son más importantes que el que tienes tu misma con tu salud y con tu cuerpo. Revisa bien, seguro puedes sacar tres horas a la semana para moverte un poco.

4. Elimina la mentalidad del “todo o nada”.

Es posible que no puedas conseguir a la primera una importante pérdida de peso, pero cada paso que des en ese camino es importante. No te desanimes porque no puedes pasarte una hora en el gimnasio o llevar una dieta estricta y piensa en otros términos: Cada decisión que tomes debe ser una decisión a favor de tu salud. Por ejemplo, el hecho de que te hayas saltado hoy el gimnasio no significa que vas a comer el doble de calorías que un día normal.

5. Come porciones pequeñas.

No necesitas cocinar tu propia comida para perder peso, lo que necesitas es comer menos cantidad, y eso no te tomará más tiempo, quizás menos. No repetir y saltarse el postre pueden ser dos buenas maneras de empezar.

6. No te saltes las comidas.

El punto anterior no significa que te saltes las tres comidas principales del día. La gente ocupada necesita espaciar a lo largo del día su ingesta de calorías. Pasarse muchas horas sin comer solo sirve para ralentizar el metabolismo, una circunstancia que no te dejará perder peso.

goolp_ / INSTAGRAM

10 cosas que no debes decirle a alguien a dieta

Araceli Ocaña | Woman.es

Cuando te pones a dieta, por algún motivo desconocido, despiertas en los que te rodean todo tipo de comentarios. Aunque (casi siempre) lleven consigo buenas intenciones, lo cierto es que a la presión que supone un cambio de vida y hábitos (para adelgazar hay que modificarlos para siempre, pero sobre todo reducir la ingesta durante una temporada, es una realidad universal) no ayuda que todo tu entorno emita su opinión (e intente compartir su sabiduría).

Esta es una guía para familiares, amigos y hasta conocidos de lo que preferirían no oír quienes intentan adelgazar:

1. Por un día no pasa nada.

Sí pasa. Porque es un día contigo, otro día con otro y así... Todos sois especiales para mí, pero no puedo permitirme esos lujos cada vez que quede con alguien: eso no es combinar dieta con vida social y, cada vez que lo hago, estoy engañándome también a mí.

2. Lo que deberías hacer es "________" (insertar consejo).

Reducir hidratos, aumentar proteínas, saltarte la cena... Si mi dieta funciona, ¿por qué crees que deberías aconsejarme? Incluso si no funciona... Si no viene de un nutricionista (a quien deberíamos acudir siempre para perder peso) no queremos escuchar consejos.

3. Fenomenal, ahora puedes venir a correr conmigo.

Que quiera adelgazar no significa que me haya despertado con ganas de correr. He leído sobre el tema y sé que debo hacer ejercicio pero, ¿te importa si hago uno que me guste?

4. No te preocupes, podemos hacerte un chuletón, que son proteínas.

Quizá la Dieta Dukan ha sido la más famosa de los últimos tiempos y, lamentablemente, ha generado una gran confusión general. No todas las dietas son proteinadas y, aunque así fuera, ¿crees que estás ayudándome ofreciéndome un chuletón?

5. ¿Te importa que vayamos a una hamburguesería? También tienen ensaladas.

Y en una pizzería, y en cualquier sitio, afortunadamente, venden ensaladas. Pero hacer dieta no es comer solo una lechuga seca y un tomate, quiero comer completo y, a ser posible, disfrutar un poco con la comida. ¿Podrías preguntarme antes de decidir dónde podría ir para comer bien y sano?

6. Esto no engorda, es casero.

Y, en España, por casero entendemos el pan de la panadería, las torrijas de tu madre, los sobaos de tu pueblo... Es casero y se hace con litros de aceite, a lo mejor por eso engorda.

7. ¿Cuánto quieres perder?

A alguna gente le gusta compartir determinada información, pero otros prefieren mantenerla en privado... Sobre todo porque el comentario siguiente suele ser: "¿Tanto?" Desde luego, la buena intención va implícita, pero hace que la otra persona tenga que reconocer que sí, que tanto, que lo ha dicho un médico y que su opinión no invalida la ciencia.

8. ¿Has pensado cómo mantenerte después?

Claro, porque no tenía yo suficiente presión y además no pienso nada en este tema...

9. Antes era más fácil quedar contigo.

¿Sabes qué no era fácil? Sentarme en el autobús sin ocupar dos sitios, encontrar ropa de mi talla, subir escaleras sin agotarme... Seguro que tu vida es mucho más complicada porque yo haya comenzado a comer bien.

10. Pues mi amiga/madre/tía hizo la dieta dukan/alcachofa/bocadillo y le fue fenomenal.

No todas las personas somos iguales, no podemos hacer las mismas dietas. En este caso es como conocer a alguien de Francia y decirle: "Pues mi amigo vive en París, a ver si lo conoces."

nourish_honestly / INSTAGRAM

El 'mindfulness' permite adelgazar... ¿Para siempre?

Woman.es

El secreto de una buena dieta (de las saludables) no es volverse loca y cambiar completamente de hábitos, sino introducir, poco a poco, pautas alimentarias sanas que, además, por el camino, ayuden a alcanzar el peso deseado. "The Mindful Diet", un libro realizado por dos nutricionistas americanas, pretende ayudar a luchar contra esas comidas compulsivas (unas patatas fritas a la vuelta del trabajo, unos caramelos tras la cena...) a través de la mente.

Se basa en la práctica del Mindfulness, cuyo beneficio para el cuerpo es más que notable y lo que busca es cambiar el pensamiento así como la relación personal que mantenemos con nuestra alimentación.

Aún no se ha traducido al español, pero su revolucionario método promete convertirlo en un éxito tras haber demostrado, con pacientes y en el laboratorio, según las autoras, que quien lo prueba disminuye las comidas compulsivas, practica más autocontrol y pierde peso de una forma duradera. Estos son algunos de sus métodos para ayudar a adelgazar controlando el pensamiento:

Antes de comer algo pregúntate: "¿Tengo hambre? ¿Por qué estoy comiendo esto? ¿Esta comida ayuda a mi salud?"

Come en porciones pequeñas y comprueba que, en el plato, la mitad es vegetal, un cuarto es proteína y otro cuarto son hidratos de carbono.

Prueba a comer con la mano que menos dominas o a comer con palillos para ralentizar tu comida, el cerebro necesita unos 10 minutos desde que empiezas a comer para darse cuenta de ello.

Comienza la comida con una pequeña meditación.

Después de dar diez bocados, para y comprueba las señales: ¿sigues teniendo hambre?

Y, además, trucos aparte, puedes aprender a ser, a través de la meditación, consciente de lo que estás haciendo, para evitar comer sin pensar ni prestar atención.

Comenzarla es más fácil de lo que parece:

Detente y echa un vistazo alrededor. ¿Qué ves? ¿Cómo se lo describirías a alguien que no estuviese ahí?

Cierra los ojos y escucha. ¿Qué oyes?

Respira profundamente. ¿Qué hueles?

Piensa en cada parte de tu cuerpo: ¿sientes tus pies, tus manos, tu estómago?

El libro recomienda repetir este ejercicio tres veces al día, simplemente fijándose en cada cosa y prestándoles la debida atención y, con el tiempo, se convertirá en un hábito. Después se recomienda pausar la respiración, hacerla más profunda para, más tarde, aprovecharse de esta práctica cuando se esté a punto de comer algo indebido.

Finalmente, claro, no hay que descuidar lo que se come (llenar el estómago de frutas y vegetales), lo que hay en el frigorífico (y dejar lo sano más a la vista, pues tendemos a comer lo primero que vemos al abrir la puerta) y analizar si verdaderamente acabamos llevando comida saludable a la mesa.

Paula Echevarría, adicta a la técnica fitness 'EEM Body'

Paula Echevarría es una de las famosas que más defiende la técnica EEM-Body. Junto a ella, Ariadne Artilles, Blanca Suárez o Mónica Esterrado también la usan para contornear sus perfectos cuerpos y estar perfectas para este verano. Pero, ¿sabes qué es?

Marta Nieto | Woman.es

EEM-Body es un entrenamiento con electroestimulación muscular, que se lleva a cabo a través de un chaleco, revestido con electrodos, en una sesión de 25 min. La teoría es esta pero ¿que novedades y beneficios tiene este método?

Según el personal trainer de las famosas, Juanjo Rodríguez, esta técnica promete grandes beneficios y unos resultados mejores que con el entrenamiento convencional: "Activa en una misma sesión el 90% de nuestra musculatura, trabajando simultáneamente unos 300 músculos a alta intensidad. Todo ello sin producir carga en las articulaciones, algo muy importante para nuestro cuerpo". Además de esto la optimización del tiempo es otra de sus claves: "Se reduce el tiempo de trabajo a unos 20-25 min por sesión. Equivalente a una semana de trabajo en el gimnasio (3-4sesiones)". Por lo tanto se consigue todos los beneficios de realizar una actividad física pero de manera más completa y en tiempo record.

Por todos estos beneficios, cada vez más famosas se suman a este entrenamiento. Paula Echevarría en una de sus más fieles defensoras. Ella misma hace que todos sus seguidores de Instagram la vean en plena acción. Además, dentro del perfil de Instagram de Juanjo Rodríguez (@juanjotrainer) podemos ver a más famosas ejercitándose con la electroestimulación: Blanca Suarez, Marta Hazas, Cristina Brondo,... Si quieres lucir cuerpazo para este verano no dudes en probarlo y contarnos tus experiencias. Y, por supuesto, subirlo a las redes sociales con el hashtag #EEMBody.

Si te animas o quieres ampliar información, también puedes consultar la web de Juanjo Rodriguez.