woman | El lujo de ser mujer

¿Quieres sonreír en el trabajo como Anne Hathaway en 'El becario'? | IMDB

¿Es posible ser feliz en el trabajo? Sí, y estas son las claves

Un estudio asegura que una de cada cuatro personas no lo son. ¿Es tu caso?

Woman.es

Es un hecho: el 23,4% de los trabajadores españoles (es decir, casi 1 de cada cuatro) no es feliz en su trabajo. Además, este porcentaje de 'infelices' ha aumentado en los dos últimos años casi cinco puntos.

Así se desprende de la VII Encuesta de Adecco sobre 'La felicidad en el trabajo', que desvela, además, lo que los trabajadores consideran que es fundamental para alcanzarla. Se trata de aspectos como disfrutar de un buen ambiente de trabajo (lo más repetido), disponer de flexibilidad horaria (segundo), tener un buen jefe (tercero), poder desarrollarse profesionalmente (cuarto) y tener un buen salario (quinto). 

Sin embargo, todos estos factores son externos y, en la mayor parte de los casos, no está en nuestra mano cambiarlos. 

Teniendo en cuenta estos datos, IMF Business School ha propuesto 10 claves para ser felices sobre las que sí podemos influir. Si no estás exactamente contento con tu día a día en el trabajo, ¡apunta!

1. Descanso, ¡necesario!
Dormir al menos 4 horas al día es necesario para ser capaz de rendir y comenzar el día con energía. 

2. Estudia.
Seguir aprendiendo no solo en el puesto de trabajo, sino con formación y cursos especializados, nos mantiene motivados y activos (tanto como practicar un deporte, asegura IMF Business School). 

3. Adiós al procrastinar. 
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Sobre todo, porque hacerlo aumenta el estrés y la falta de motivación. ¡Demostrado!

4. Comer bien. 
Porque no seguir una buena alimentación disminuye un 20% la productividad. Lo dice la Organización Mundial del Trabajo.  

5. Desconecta. 
Aprovecha las pausas del horario laboral para tomar un poco el aire y hablar sobre temas que no sean del trabajo. El tiempo libre debe ser tiempo libre. El hecho de trabajar en el momento que corresponde nos hace más productivos y, en general... ¡felices!

6. En la oficina, como en casa. 
Convierte tu espacio de trabajo en un lugar agradable, donde te guste pasar el tiempo. ¿Un ejemplo? "Un ambientador con nuestro olor favorito", recomienda el estudio.

7. Flexibilidad ante nuevos retos. 
Los cambios conllevan miedos pero también oportunidades. Hay que tomarlos con una actitud de apertura. 

8. Propicia un buen clima laboral...
Porque si lo haces, las posibilidades de tener un ambiente de trabajo óptimo (uno de los aspectos más valorados por los trabajadores), aumentan notablemente. 

Anne Hathaway, trabajando por un buen ambiente en 'El becario' | IMDB

9. Ser feliz es una cuestión de actitud. 
¿Quién duda de que siendo positivos es más fácil que todo vaya bien?

10. Desterrar el miedo al cambio. 
Si verdaderamente no somos felices en el trabajo, no hay que temer a cambiar y buscar uno nuevo. ¡A otra cosa!

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Estás de acuerdo?

Hugo Silva en la película 'El Intercambio'. | GJB / GTRES

Movember: bigotes solidarios

https://es.movember.com/about/foundation'Déjate un Mo para salvar a un Bro'.

Marta Requejo | Woman.es

La 'Movember Foundation' fue creada en 2003 en Melbourne (Australia), en solidaridad con las enfermedades masculinas y ahora, 2017, según sus creadores ya está presente en 21 países.

La campaña 'Movember' (un juego de palabras en inglés: moustache y november) tiene mucho que ver en esto. 

Movember invita a los hombres de todo el mundo a dejarse crecer el bigote durante el mes de noviembre para concienciar a la sociedad sobre las enfermedades masculinas como el cáncer de próstata.

Todo aquel que quiera participar solo debe cumplir un requisito: tener la cara perfectamente afeitada a principios de mes y a partir de ahí... ¡Dejar crecer su bigote!

 'Déjate un mo para salvar a un bro' es su eslogan.

"Un mes en el que los hombres de todo el mundo, valientes, desinteresados, preocupados por su salud, se dejan crecer el bigote para cambiarle la cara a la salud masculina", explican desde su página web.

Cualquiera que lo desee, puede ser un 'Mo Bro' dejándose bigote y apuntándose en la página del evento para hacer sus donaciones. Esta iniciativa no es exclusivamente para hombres, también existen las 'Mo Sistas' o mujeres que adoptan un bigote para hacer su aportación solidaria.

 

 

Shout out to all our incredible Mo Sistas on #InternationalWomensDay. We couldn't change the face of men's health without you. #movember #iwd #mosista

Una publicación compartida de Movember Foundation (@movember) el

Es importante difundir las razones de esta campaña entre familiares y amigos, o también puedes subir tu bigote a las redes sociales con el 'hastag' #movember2017 que en Instagram ya cuenta con 7.473 publicaciones.

 

 

#holeni #dohladka #movember #support #movembercz #movember2017 #mustache #growamoustache #menshealth #fightcancer #muziprotirakovine #prevence

Una publicación compartida de Movember Foundation CZ (@movember_cz) el

A lo largo de los años han sido varios los famosos españoles que se han unido a la causa dejándose crecer el bigote. Entre ellos Vicente Del Bosque, quien dedicó un video a todos los bigotes de 'Movember', Miguel Ángel Revilla, el actor Jon Plazaola, el chef Paco Roncero, Iker Casillas o José Corbacho.

Muchas caras anóminas se han sumado a esta buena causa.

 

 

#movember #moustache #porunabuenacausa https://mobro.com/antoniotalavera #withoutshame

Una publicación compartida de Antonio™ (@jatlopez) el

Las 4 hormonas que más afectan a las mujeres

Asumámoslo, somos pura química. En nuestro interior bulle un cóctel de hormonas que intervienen en un montón de funciones de nuestro organismo y que sí, a veces se revolucionan y nos llevan de cabeza.

C. Ávila | Woman.es

Cuando las glándulas segregan más de la cuenta o, por el contrario, se quedan cortas, el delicado equilibrio endocrino se rompe y desestabiliza nuestro bienestar físico y emocional. Pueden hacer que nos duela la cabeza, que se nos caiga más el pelo, que nos salga acné o ganemos peso... Pero también ponen del revés nuestra estabilidad emocional: de ellas depende nuestro estado de ánimo, nuestro humor, el deseo sexual, y pueden ser las responsables de crisis de ansiedad y estados depresivos… Estas son cuatro de las más alborotadoras:

1. ESTRÓGENOS

Son las principales hormonas femeninas, responsables de la maduración física y sexual propia de las mujeres. Pero intervienen también en otros procesos como el crecimiento de los tejidos, el sistema cardiovascular y en la salud de huesos y cabello.

Si los niveles bajan… pueden provocar un amplio repertorio de síntomas: piel seca, aumento de peso, pérdida de cabello, retención de líquidos, dolores articulares… Por no hablar de los aspectos psicológicos: ansiedad, cambios de humor…

Si los niveles suben… puede estimular el desarrollo de los tejidos y derivar en problemas como endometritis o fibromas de ovario que, a su vez, pueden desembocar en cáncer de mama, útero, ovarios…

2. TESTOSTERONA

En un andrógeno que, aunque se considera la hormona masculina, también la produce el organismo de las mujeres y menos mal, porque es en gran medida la responsable de nuestro deseo sexual y de las sensaciones placenteras que produce. También contribuye a la resistencia ósea, al desarrollo de la masa muscular y la fuerza, a la sensación general de bienestar y al nivel de energía.

Si los niveles suben… se estimula el crecimiento del vello facial y corporal, el aumento de la masa muscular y de la agresividad e irritabilidad.

Si los niveles bajan… se relaciona con pérdida de libido, de fuerza y tono musculares, cansancio e insomnio, pérdida de memoria y dificultades de concentración.

3. TIROÍDEAS

Estas hormonas participan en casi todas las funciones básicas de nuestro organismo: regula el metabolismo y la temperatura corporal, favorece la asimilación de los nutrientes y es necesaria para el crecimiento y para el funcionamiento del sistema nervioso, para la creación de tejidos, para regular el ritmo cardíaco... así que, es fácil de entender que cuando su actividad se ralentiza o se acelera, se genera una gran revolución.

Si los niveles suben (hipertiroidismo)… se disparan la ansiedad, el nerviosismo y la incapacidad para relajarse. Se producen, además, un pérdida brusca de peso, calor, taquicardias….

Si los niveles bajan (hipotiroidismo)... los síntomas más comunes son el cansancio, la intolerancia al frío, piel seca, cabello y uñas quebradizos, aumento de peso, somnolencia, depresión…

4. CORTISOL

Es la encargada de regular la respuesta del organismo ante situaciones de estrés, controlando la producción de adrenalina. Esta hormona hace que el organismo libere glucosa a la sangre para enviar cantidades masivas de energía a los músculos. Además ayuda a regular la presión arterial y el sistema inmune.

Si los niveles suben… se producen muchos problemas metabólicos y aumento de peso porque provoca altera el equilibrio glucémico, estimula el apetito y los antojos de alimentos ricos en calorías. Notarás también cambios de humor, ganas de llorar aparentemente inexplicables, dolores de cabeza y musculares, fatiga, falta de concentración, ansiedad y taquicardias.

Si los niveles bajan… se hará notar la debilidad, la deshidratación y una disminución en la capacidad para combatir infecciones y en la tolerancia a las situaciones de estrés.

D.R.

10 alimentos con más hierro para evitar el cansancio y el dolor de cabeza

Si estás cansada y desganada, te ves paliducha y tienes dolores de cabeza frecuentes puede que sea por falta de hierro. Que es, por cierto, la carencia nutricional más común en el mundo.

C. Ávila | Woman.es

¿Por qué necesitamos hierro? Porque se utiliza para producir los glóbulos rojos, que ayudan a transportar oxígeno en la sangre y si hay demasiado pocos los órganos y tejidos no pueden recibir los niveles de oxígeno que necesitan para trabajar normalmente. Evítalo reforzando tu dieta con alimentos ricos en hierro y ayuda al organismo a asimilarlo combinándolos con alimentos que aporten vitamina C.

1. Almejas. Es junto con los mejillones y los berberechos, los productos con mayor contenido en hierro. Con 100 gramos tendrás la cantidad diaria requerida. Por no hablar de su plus de otros minerales: potasio, selenio, zinc y calcio.
2. Espinacas. Popeye les dio la fama de ser ricas en hierro y fuente de energía. Lo son, pero hay otros vegetales de hoja verde que las superan: el perejil, las acelgas, las alcachofas…
3. Hígado. El de ternera, de cerdo, de pavo, de cordero… tú eliges la variedad. En esta categoría se incluyen también otras vísceras (riñones, corazón…), la morcilla elaborada con sangre y los patés elaborados con hígado.
4. Cereales integrales. Su contenido de hierro oscila entre los 7 y los 12 mg por cada 100 gramos de producto, sin embargo al ser de origen vegetal y debido a su alto aporte de fibra, se dificulta su absorción. Échale una mano acompañándolos con un puñado de fresas, un zumo de naranja, un kiwi o cualquier alimento rico en vitamina C.
5. Carne. La de ternera tiene el doble de la cantidad de hierro que la de pollo y el triple que el pescado. Una ración de 100 gramos aporta aproximadamente 3 mg.
6. Legumbres. Lentejas, garbanzos, soja… contienen de dos a tres veces más que la carne. Sin embargo, el cuerpo absobe peor el hierro de origen vegetal. ¿Cómo arreglarlo? Cocinándolas en un guiso que incluya alimentos con vitamina C como el pimento y el tomate.
7. Huevos. Tiene mala fama, sobre todo la yema, pero es ahí donde reside su tesoro de hierro, fósforo y calcio. Además también posee una alta concentración de carotenoides, así como vitamina D, esencial para la salud de los huesos.
8. Orejones. Los albaricoques desecados son un dos en uno: son ricos en hierro y también en vitamina C, para que te beneficies del subidón de energía en un solo bocado.
9. Pistachos. Lo mismo sucede con este fruto seco, que combina en su minúsculo cuerpo verde un combinado de minerales (hierro, potasio, magnesio y calcio) que, junto al cobre y la vitamina C activan una eficaz reacción antianémica.
10. Levadura de cerveza. Aporta 20 mg de hierro por cada 100 gramos, además de gran cantidad de proteínas, hidratos de carbono, además de ácido fólico y vitamina B12, nutrientes imprescindibles para superar estados de anemia.