woman | El lujo de ser mujer

Los 10 mandamientos de una buena piel

Defiéndelos, predica con el ejemplo y no te los saltes bajo ningún pretexto. Así no tendrás que pagar la penitencia de un envejecimiento prematuro.

Myriam Serrano

HARÁS DE LA LIMPIEZA TU MEJOR ALIADA

Da igual si usas agua y jabón o una de las nuevas texturas cachemir, lo importante es que no dejes de realizar el primer ritual de la belleza ni un solo día. Mañana y noche. Dejarás la piel libre de impurezas y lista para recibir su tratamiento. Es imprescindible que este gesto sea ‘adaptado’, es decir, que los productos elegidos sean los apropiados para tu piel, pero también a tus preferencias, porque hacer placentero este protocolo –que disgusta a la mayoría de las mujeres– es una garantía de continuidad y por tanto de éxito. La limpieza no debe ser agresiva, sobre todo en el caso de las pieles sensibles, por ello debes evitar jabones alcalinos o productos con alcohol. Elige fórmulas con agentes limpiadores suaves, para preservar la película hidrolipídica protectora de la piel.

Prueba: Toleriane, de LA ROCHE-POSAY. En farmacias. Para maquillajes intensos, hay productos específi cos y con texturas inéditas en la línea Demaq’Expert, de L’ORÉAL PARIS.

Un pelo brillante: Al pie de la letra

Melenas voluptuosas, accesorios muy chic, maxi flequillos, productos de acabado deslumbrante...Todo lo que necesitas para vestir tus cabellos de fiesta.

Myriam Serrano

Los hemos visto en las pasarelas y nos han gustado. La tendencia empezó con las diademas, que ahora aumentan en grosor y fantasía para convertirse en los complementos más sofisticados, protagonistas absolutos del look. ¿Quieres convertirte en la reina de la fiesta? No lo dudes: recógete el pelo bien tirante o alísalo, y plántate un tocado que acapare todas las miradas.
Toma nota: Nuestros preferidos son de Mami’s (tel. 972 82 72 17); Michel Meyer (tel. 914 353 220) y El Gabinete de las Maravillas (tel. 659 390 458).

Shopping adictas

Cuando gastar se convierte en una necesidad, algo en nuestra cabeza no anda bien. ¡Ojo con las compras compulsivas!

Olga Boluda

Seguro que alguna vez todas hemos caído en las ‘psicocompras’, que hemos sustituido un vacío, la ansiedad o el estrés por manos cargadas de bolsas que nos hacen sentir mejor, aunque sea un momento. Sin embargo, no por ello somos compradoras compulsivas, una adicción que se da sobre todo entre mujeres, y a la que hay que estar atenta en periodos de alto consumo, como la Navidad. Los adictos al ‘shopping’ disfrutan más con el acto de comprar que con lo que adquieren y, cuando llegan a casa, les asalta un sentimiento de culpa y tristeza por haberse pasado de la raya. Piensan que no lo repetirán más y en cómo van a justificar el dinero gastado... Ni se acuerdan de lo que han comprado; de hecho, muchos no llegan ni a abrir las bolsas: las esconden, para no enfrentarse a su problema. Acumulan por acumular, sin disfrutarlo. Necesitan ayuda.
8 PREGUNTAS QUE DEBES HACERTE:
Contesta cada pregunta con la siguiente escala:
1. Nunca me ocurre.
2. Algunas veces.
3. Bastantes veces.
4. Casi siempre.
5. Siempre.
¿Sientes placer al comprar por comprar?
¿Salir de tiendas te ayuda a olvidar disgustos o problemas?
¿Usas las compras para sentirte más satisfecha contigo misma?
¿Alguna vez has tenido o tienes dificultades familiares o económicas por tus adquisiciones?
¿Utilizas las compras para ganar confianza frente a los demás?
¿Adquieres ropa u objetos innecesarios o que luego no utilizas?
¿Empleas excesivo tiempo, dinero o energía para vestir a la moda?
¿Presentas impulsos incontrolados de adquirir productos desproporcionados a tus posibilidades económicas?
Fuente: versión abreviada del cuestionario de compra compulsiva del libro de J.J. de la Gándara: ‘Comprar por comprar’ (Cauce Editorial, 1996).
Si has contestado 4 y 5 más de cinco veces, es el momento de actuar.
Señales de alarma...
Gastas por encima de tus posibilidades e ir de compras se convierte en tu única salida de ocio.
Adquieres más cosas de las que necesitas y, o bien las guardas sin estrenar, o las regalas.
Pierdes la noción del tiempo cada vez que te vas de tiendas.
Realizas gastos impulsivos por lo menos una vez por semana y luego te arrepientes.
Dejas puestas las etiquetas en la ropa para poder devolverla.
Muchas veces ni siquiera abres los paquetes y ocultas tus adquisiciones.
Te molesta mucho que los demás te pregunten por tus gastos incontrolados.
Alargas al máximo tu crédito y llegas a pedir prestado para comprar.
¡Busca Solución!
¿Lo primero? Sin duda, acudir a un psicólogo o psiquiatra especialista en adicciones. Este profesional realizará un diagnóstico, en función de las variables psicológicas del paciente, para saber qué le ha llevado a desarrollar esta conducta.
Si la causa es una depresión, un cuadro de ansiedad o un trastorno de la personalidad, se deben tratar estas patologías al mismo tiempo que se imponen las medidas de control sobre el dinero y todas las tarjetas de crédito.
Si es un problema aislado o una situación de inestabilidad puntual que se ha resuelto con esta conducta, serán sufi cientes algunas sesiones de psicoterapia: en ellas, te enseñan a controlar los impulsos y a olvidarte de las tarjetas de crédito, al menos por un tiempo.
Como sucede con la mayoría de adicciones, el apoyo de la familia y de los amigos es esencial para superar el hábito con garantías sufi cientes y evitar futuras recaídas.

Medicina antiedad, láser y microcirugía

Vivimos el boom de la medicina antiedad, el láser y la microcirugía, y aparecen los primeros cosméticos que reactivan las células madre. El futuro de la belleza desafía al tiempo a golpe de tecnología y ciencia.

1. Sí a la biotecnología
La suma de investigación y tecnología avanza en cosmética con la llegada de los alimentos funcionales, una tercera generación por vía oral que reafirma que belleza y salud se dan la mano. En el caso de las fórmulas cosméticas, la biología primero realiza una selección de activos beneficiosos para la piel. A partir de plantas, animales y microorganismos vivos se extraen las moléculas activas que son reproducidas por síntesis química en el laboratorio.
Las fórmulas de Biotherm contienen plancton termal biotecnológico en cantidades modificadas. Elizabeth Arden, junto a los laboratorios Allergan (fabricantes del Botox), presentó este año Prevage, un tratamiento antienvejecimiento con idebenona, una versión de bioingeniería de la Coenzima Q10, pero un 60% más pequeña, para una mejor absorción.
2. Lo más natural, cosmética orgánica
El concepto bio es un codiciado distintivo de identidad, un plus de lujo y bienestar con control sanitario. Aveda, la marca recién llegada a España y perteneciente al grupo Estée Lauder, aboga por la cosmética natural 100%, sin conservantes, ni colorantes, ni pesticidas y con varios ingredientes de cultivo biodinámico.
Los laboratorios Walla, padres de la firma del Dr. Hauschka cumplen cien años a la vanguardia de la farmacia homeopática, con elixires vegetales extraídos de forma artesanal. Incluso la diseñadora Stella McCartney ha creado una gama de biocosmética con un cuidado diseño de packaging. La debilidad de las celebrities por esta clase de marcas es, sin duda, su mejor publicidad.
3. La madre de todas las células
Es la próxima revolución. «Ya no solo se trata de disimular los signos del envejecimiento, sino de crear nueva piel. No trabajamos con factores de crecimiento ni sobre tejidos embrionarios, sino que activamos la capacidad natural de las células para dividirse y crear células nuevas que regeneran el tejido», explica el profesor Louis Rinaldi, creador de Amatokin, el primer cosmético que reactiva las células madre, y que en España se comercializa en Sephora. Es el pionero de una serie de lanzamientos que se anuncian para los próximos meses: el de Capture R 60/80 TM XP de Dior es inminente; L’Oréal y Estée Lauder lo harán en 2008. Estos avances llegan también a la cirugía estética: «Va a representar una interesante vía para mejorar los resultados, eliminar riesgos y acortar los tiempos del posoperatorio», explica el cirujano estético Roger Amar.
4. Nuevos retos de la cirugía estética
En el futuro, llegaremos a desarrollar un aparato donde con solo apoyar la cara recibamos las estimulaciones necesarias para regenerar las fibras colágenas y conseguir un lifting de forma sorprendente. «Ya estamos trabajando en ello». Lo asegura el doctor Nicanor G. Isse, cirujano especialista en lifting endoscópico de la Molding Clinic de Marbella. Experto en las intervenciones mínimamente invasivas, el doctor Isse asegura que «reduciremos cicatrices a través de pequeñas incisiones que no produzcan pérdida de cabello ni demasiada inflamación. Cada vez nos someteremos a una cirugía más ecológica, combinada con técnicas no quirúrgicas como las mascarillas exfoliantes». Los procedimientos más empleados y demandados hoy son:
Botox e implantes de relleno. Eliminan arrugas de expresión facial. Se realizan en régimen ambulatorio.
Prótesis mamarias. La calidad y la variedad de volúmenes de los implantes han mejorado mucho.
Liposucción con vaporización. Un nuevo método de anestesia localizada llega de Brasil. Se va liberando justo en la zona donde se está interviniendo. Acabará con los riesgos de la anestesia general o la anestesia tumescente.
5. Solución integral.Programas antiedad
Las nuevas corporaciones clínicas y estéticas disponen de programas antiedad que en lugar de aislar la arruga, abarcan el organismo al completo porque impulsan nuestra salud a través del sistema inmunológico y metabólico, para así combatir el envejecimiento desde el interior. A partir de una analítica y un examen de hábitos de vida, se realiza un estudio de los factores que influyen en el envejecimiento para ralentizar sus efectos, gracias a un conjunto de medidas preventivas y un tratamiento adecuado para mantener la salud.
«Tenemos en cuenta, sobre todo, la oxidación producida por los radicales libres y la carga alostática», dice la doctora Pilar Rodrigo Anoro, del Centro Médico Teknon (Barcelona). La recomendación general es para hombres y mujeres a partir de los 35 años, que estén interesados en mejorar su salud, su aspecto y su calidad de vida. Al paciente se le entrega un tratamiento y unas pautas vitales personalizadas, haciendo especial hincapié en aquellos aspectos de mayor riesgo que se hubieran identificado, y con el objetivo final de asegurar un mejor control del envejecimiento.
6. Photonterapia: el antiestrés que viene
La tecnología del siglo XXI viene a dar la razón a quienes desde hace tiempo mantienen que el cuerpo humano también adquiere la salud y la enfermedad en el intercambio de energías invisibles con su entorno. Esta es la base de la medicina bioenergética. El Photon Platino es la medicina antiestrés del futuro. Se trata de una máquina que concentra por bioenergía solar toda la energía natural del sol, con los numerosos beneficios que supone para nuestra salud. Algunos centros de estética lo han empezado a incluir entre sus tratamientos. «El Photon Platino es una fibra de cerámica compuesta de una aleación de platino, titanio y aluminio que potencia sus propiedades con calor en una cámara individual», explica Piedad del Pino, especialista en terapias naturales. Una sesión de Photon con aromaterapia es como un viaje en el tiempo. 25 €. Más información: Prima Mater. Tel. 923 121 077 (Salamanca).
7. Terapias hormonales
La obsesión antiedad ha creado una industria de 53.000 millones de dólares, según recoge el diario ‘The New York Times’. Un gran mercado que paga auténticas fortunas por conseguir la cuarta y la quinta juventud. Los PVE (Padres que vuelven a empezar) son la mayor parte del pastel. Un nutrido grupo de ricos, famosos y por lo general profesionales adinerados que pueden permitirse el lujo de tener más hijos y vencer el paso del tiempo a cualquier precio. Fármacos de riesgo, píldoras maravillosas y terapias hormonales circulan incluso por internet. Estos son algunas:
Hormona del crecimiento. Este tratamiento precisa receta médica y tiene importantes efectos secundarios. Puede llegar a producir diabetes y enfermedades cardiacas. El uso de esta hormona consigue un crecimiento acelerado en adolescentes. En personas mayores, reconstruye la masa muscular y redistribuye la grasa corporal.
Melatonina. Se presentó para retrasar el proceso de envejecimiento (decían que podía prolongar la vida desde los 75 a los 120 años), dar más vigor sexual y reanimar el sistema inmunitario. Pero solo se ha demostrado eficaz para tratar el insomnio.
8. El reto de dar la talla
Vuelven las curvas. Y son muy sexys. Scarlett Johansson, Jennifer Lopez, Shakira o Beyoncé así nos lo dicen. Las modelos anoréxicas ya no venden y se tiende a un cánon de estética más generoso de caderas y escote. La guerra de las tallas no ha hecho más que empezar, y se libra ya también desde los despachos políticos. En busca de nuevos significados, se abre también la puerta a una belleza más real, con mujeres de carne y hueso como modelos, y no esos ideales de perfección a los que nos tenían acostumbradas las firmas de cosmética.
Las campañas fotografían a mujeres con los pies en la tierra y una celulitis políticamente correcta. Modelos maduras «como su madre las trajo al mundo» es el mensaje de Dove y Pro Age, aunque esta campaña de fuerte impacto visual ha sido retirada por inmoral en Estados Unidos. Y celebrities deslumbrantes a los 40 y a los 60 años, como son los casos de las actrices Kim Basinger para Lancaster o Jane Fonda para L’Oréal Paris, viven una segunda y bellísima juventud. Afortunadamente, las pieles maduras y las canas ya no lucen solo en los hombres.
9. El objetivo son los hombres
Hoy, cualquier hombre reconoce cuidarse mediante dieta, gimnasio y cosmética. También él ha encontrado su hueco en el cuarto de baño, entre geles para el cabello, cremas para la cara y las manos, desodorantes, colonias y hasta algún tratamiento específico. El metrosexual ha pasado de moda simplemente por la vía de la normalidad. Según datos revelados por ‘The Economist’, aproximadamente entre un 30 y 35% de los hombres de entre 25 y 45 años tiene tendencias metrosexuales. Y el mercado en los años venideros va camino de masificarse. El ‘momento celebrity’ también ha llegado al mundo de los modelos masculinos. Se comentó que Gillette pagó cincuenta millones de euros para contratar durante cinco años la imagen de David Beckham rapado. El actor Ben Affleck promociona los nuevos productos capilares de Elvive, la línea de L’Orèal Paris que aporta vitaminas y brillo al pelo; mientras que Clive Owen es la imagen de Hypnôse de Lancôme y Jonathan Rhys Meyer de XY de Hugo Boss.