woman | El lujo de ser mujer

Cuatro razones por las que deberías dejar Facebook una temporada

Paola Lei | Woman.es

Te interesa:

· Cosas que no debes hacer cuando estás enfadada.

· Si eres ansiosa, juega al Tetris.

Si hace diez años Facebook era ese sitio cool donde encontrarse con amigos, compartir chistes y echarse unas risas, ahora ya sabemos cómo gana dinero la red social más visitada del mundo y empezamos a entender que compartirlo todo todo el tiempo y con todos puede ser peligroso.

Facebook además tiene otros daños colaterales que podrían llevar a pensar que quizás no sea tan buena idea seguir en Facebook. Si algo de eso ya te ha pasado por la cabeza aquí te damos otras buenas razones para salirte del gigante creado por Mark Zuckerberg en un dormitorio de la Universidad de Harvard.

1. Facebook te hace perder tiempo.

No te imaginas cuánto. Se estima que un usuario promedio pasa 17 minutos diarios en Facebook, al cabo de diez años eso supone haber estado 40 días de tu vida enredando en esa red social.

2. Es posible que Facebook te use para vender cosas.

En 2012 un estudio demostró que la red social había manipulado publicaciones de 689.000 cuentas sin consentimiento de los usuarios. Lo hizo en un experimento para determinar si las emociones se podían o no contagiar haciendo pequeños cambios en los comentarios que cada quien veía en su timeline. Según Facebook el estudio se hizo para mejorar sus servicios, pero otras consultoras, entre ellas Skeptics, creen que el verdadero objetivo del trabajo era determinar el beneficio monetario de un “Me gusta”.

3. Es malo para tu salud.

En Facebook caes en la tentación de comparar tu vida con la que otros cuelgan en la red social, que casi siempre suele ser la mejor versión posible de sus vidas. Varios estudios han demostrado que estas comparaciones elevan el riesgo de ansiedad y depresión. Además se cree que puede impactar en el sistema inmune, afectar los patrones de sueño y perjudicar la visión.

4. Nada de lo que publicas en Facebook es importante.

A muy poca gente le importa realmente lo que dices en Facebook, ni donde viajas, ni donde comes, ni con quién estás en determinados sitios.

Cómo hacerle creer a la gente que tienes éxito en solo cinco segundos

Paola Lei | Woman.es

Cinco segundos y un intercambio de miradas es lo que necesitas para convencer a alguien de que eres una triunfadora, aunque sea mentira o aunque aún no lo seas del todo.
Aunque se dice que uno no debe juzgar el libro por su cubierta ni a las personas por su apariencia es lo que hacemos de un modo instintivo todos.
Así que se trata de saber en esos primeros segundos que dura una primera impresión cuando conoces a alguien que cosas pueden añadir a tu personalidad una estela de energía y éxito.

Puede parecer obvio pero la ciencia lo corrobora, según un estudio realizado en Canadá en 2011 los hombres vestidos con más formalidad se relacionan con personas más profesionales, que ganarán más dinero y tendrán más éxito. En cambio a los que son más informales en el vestir se les atribuye más sentido del humor y se les considera compañeros de viaje divertidos pero no exitosos. Un estidio más antiguo de 1990 encontró que las mujeres que vestían ropa considerada menos femenina, con más ángulos que curvas, trajes y vestidos más rectos y colores oscuros tenían más probabilidades de ser contratadas en una gran empresa.

En resumen, si quieres ser considerada una persona de éxito debes usar un traje de chaqueta o una ropa clásica y formal. Nada en el conjunto debe desentonar: las uñas deben ser discretas, nada de arquitectónicas manicure ni peinados muy elaborados.

1. El éxito se relaciona con la corrección y a sobriedad. De momento.

2. Los conjuntos de sudadera y vaqueros o jersey negro y vaqueros que caracterizan a Marck Zuckerberg y al difunto Steve Jobs solo funcionan si ya eres millonario y te importa un bledo lo que la gente piense de ti.

3. Tampoco trates de lucir demasiado sexy porque eso solo sirve para reducir la imagen que la gente tiene de tu éxito profesional. Muévete con confianza pero controla tus manos y mantén tus carcajadas bajo control.

4. Todo esto suena bastante clásico y a nosotros tampoco nos gusta pero lo dice la ciencia. Y la vida es así no la he inventado yo. No se trate de que cambies de manera de vestir sino de que en determinadas circunstancias en las que pretendas impresionar por tu profesionalidad lo consigas.

5. Ten en cuenta que necesitarás tener un discurso coherente para que la buena impresión no acabe cuando abras la boca. ¡Suerte!

6 reglas para ser feliz (y dejar de quejarte)

Paola Lei | Woman.es

¿Cómo cambiaría tu vida si estuvieras UN MES sin quejarte? Ese fue el experimento que hizo el músico Leah Shapiro y otras mil personas. Todas firmaron un compromiso para pasar un mes sin quejarse de nada. Ni del gobierno, ni de la pareja, ni del trabajo, ni del calentamiento global. El proyecto tenía hasta nombre en inglés: "Complaint Restraint Project" (Proyecto de Control de Quejas) y su objetivo era reducir al mínimo los pensamientos negativos para tener una vida mejor. Y eso lo iban a conseguir simplemente eliminando cualquier queja.

Esto que parecía muy fácil, no lo es en absoluto. Muchas veces nos quejamos por hábito y no somos conscientes del tiempo que pasamos quejándonos por unas cosas o por otras.

En una conversación promedio pasamos cerca de once minutos quejándonos. Y ya se sabe que nada une más a las personas que una queja o un enemigo común. Digamos que la queja nos ayuda en nuestra visa social porque es el modo más fácil de construir una amistad en poco tiempo.

Sin embargo quejarse también tiene un lado oscuro. Según Jon Gordon, autor del manual "The No Complaining Rule" (La regla de no quejarse) la queja genera una sensación de estar amenazados que nos mantiene en guardia y con los niveles de estrés disparados.

Y ese estado de alerta continuado tiene un coste. Cuando nos quejamos nuestro cerebro libera hormonas del estrés que dañan las conexiones neuronales en áreas del cerebro dedicadas a las funciones cognitivas y a la resolución de problemas. Esto también nos pasa cuando tenemos cerca a alguien que está continuamente quejándose. El efecto es parecido a ser fumador pasivo, llamémosle quejica pasivo. Por eso algunos expertos proponen que igual que se prohíbe fumar en una oficina se deberían prohibir también las quejas, pues son contagiosas.

¿Pero es posible vivir sin quejarse? Al parecer si eres quejica por naturaleza y tienes el hábito instaurado es bastante difícil Incluso los creadores del experimento en cuestión fracasaron en su misión durante un año. Es decir, intentaban estar un mes sin quejarse pero por algún motivo tenían que romper el compromiso y quejarse, y eso los obligaba a empezar de cero otra vez.

Al final lo consiguieron y proponen una lista de tips para superar el reto de estar un mes sin quejarse. Luego, aseguran, cuando se comprueba que la vida marcha mejor, es más fácil mantener las quejas en un nivel mínimo para vivir mejor.

 

1. Empieza definiendo qué es una queja

¿Decir que hace frío fuera se puede considerar una queja? Pues no, es una observación. Una queja sería: “Hace frío fuera, odio vivir en esta ciudad”. La queja se define por el modo en que te hace sentir, es decir una queja debe hacerte perder fuerzas y energía

2. Determina con qué frecuencia te quejas y cuáles son las quejas más comunes. El resultado de este estudio sobre ti misma puede ser devastador, después de dos o tres horas de observación hay personas que se dan cuenta de que se han quejado hasta 100 veces.

3. Separate de los quejicas crónicos.

Como hemos dicho la queja es contagiosa. Si estás tratando de eliminar la queja de tu vida tendrás que alejarte de todo el que practique el deporte de la queja. Muchas veces no tendrás que hacer un gran esfuerzo, bastará con que no los retroalimentes, sino encuentran en ti alguien que responda sus quejas buscarás otro refugio.

4. Convierte las quejas en soluciones.

Se llama “queja positiva” o “queja efectiva. Y podría traducirse en “No te sientes a admirar tu problema y haz algo al respecto”.

5. Usa la técnica del “pero” positivo.

Si encuentras que algo te desagrada, quéjate y luego añade un “pero” y búscale el lado positivo. Por ejemplo: “No me gusta ir al trabajo conduciendo PERO estoy agradecida de poder conducir y de tener trabajo”. Es un truco para neutralizar la parte negativa de la queja.

6. Cambia el “tengo que hacer ” por el “voy a hacer”.

En lugar de “Tengo que ir a buscar a los niños al colegio”, di mejor “Voy a buscar a los niños al colegio”. Con este cambio de construcción gramatical eliminas el sentimiento de obligación e introduces una versión má positiva del asunto.

Cuando finalmente Shapiro consiguió completar el reto de un mes sin quejarse su conclusión fue que había sido “difícil” pero había valido la pena. Según explica, durante ese mes en el cual no se quejó nunca, le pasaron cosas buenas y estuvo mucho más contenta. Aprendió a lidiar con la negatividad haciendo clases de yoga y escribiendo un diario.

También notó que su productividad aumentaba y finalmente empezó un proyecto que llevaba varios meses retrasando.

Ahora dice que va a intentar extender su reto de no quejarse a un año completo. Algo todavía más difícil de conseguir. De momento no te pediremos tanto, pero al menos intenta probar el proyecto “Un mes sin quejas” a ver si es verdad que tu vida cambia. Nosotras haremos lo mismo, a ver si somos capaces o si clasificamos en el apartado de quejicas crónicas.

Te puede interesar:

· El orden cambiará tu vida con solo 2 principios y 9 trucos.

· Trucos para adelgazar que podrás poner en marcha aunque estés muy ocupada.

· Los 4 asesinos de una relación de pareja.

Dieta sana y ejercicio, la comunidad con retos saludables que arrasa en internet

Araceli Ocaña | Woman.es

Carmen Quintano se planteaba empezar a cuidarse y pensó que podría compartirlo a través de redes sociales... Así, casi sin quererlo, nació "Dieta sana y ejercicio", una web en la que miles de personas ya comparten metas, objetivos y motivaciones.

Porque recibir apoyo cuando la motivación se desvanece es uno de los grandes retos a los que se enfrenta quienes se disponen a cambiar de hábitos.

¿Qué va a encontrar la gente en "Dieta sana y ejercicio"?

Dieta Sana y Ejercicio es una comunidad de personas que quieren llevar una vida saludable a la vez que la conciliamos con el agotador día a día. Hacer dieta o ejercicio en solitario nos aburre y normalmente hace que tiremos la toalla. Hemos creado una comunidad para no sentirnos solas, donde la gente comparte sus avances y sus logros, una comunidad donde cada semana asumimos pequeños retos que queremos convertir en hábitos de manera progresiva.

Nos apoyamos y nos entendemos. Estamos intentando que en un mundo reinado por la falta de normalidad podamos seguir una rutina. Además, entre nuestras seguidoras triunfa el sentimiento de pertenencia a una comunidad muy práctica y divertida.

¿Cómo surgió este proyecto?

Dieta Sana y Ejercicio empezó como uno de esos propósitos de año nuevo. 2015 sería, otra vez, el año para bajar peso y hacer ejercicio, básicamente el mismo reto que en los últimos 20 años. Pero esta vez ha sido diferente… La secuencia ha sido así:

1. Me encanta Instagram y pensé, me creo una cuenta y así me motivo.

2. Me creé la cuenta, me empezó a seguir gente, y pensé…venga que me hago un blog.

3. Me creé un blog y pensé… venga voy a decírselo a mis amigas.

4. Y mis amigas se animaron y pensé… bueno pues si alguien más quiere que se apunte y… ¡Se me fue de las manos!

5. Hemos creado un auténtica comunidad. Todo esto ha sido una sorpresa preciosa.

¿Qué crees que motiva a la gente a apuntarse a "Dieta sana y ejercicio"? ¿Qué ofrece de especial?

Creo que la gente se apunta porque siente que es una manera de motivarse y ponerse en marcha, dar ese cambio solos a veces cuesta más, al final es un compromiso cuando te implicas con un grupo, te gusta, compartes y... ¡Quieres cumplir!

Somos una comunidad de gente divertida, nos ponemos retos semanales muy sencillos y compatibles con la vida que llevamos y todo esto se complementa con unos post de profesionales y expertos que hacen que cada paso tenga sentido.

Dieta Sana y Ejercicio una comunidad bastante activa, creo que era lo que muchas como yo estábamos esperando. Un grupo para motivarse a hacer ejercicio y comer sano. ¡Nadie lo había hecho hasta ahora! Algo que creé para un fin personal se ha convertido en una comunidad maravillosa. Ahora la gente podrá usar Instagram para evadirse, buscar inspiración, entretenerse y… perder peso. Aquí no hay dietas mágicas, sólo grandes dosis de motivación y compañerismo. O perdemos todos peso, o perdemos todos peso, no hay otra alternativa.

Tenemos unas “capitanas” que son influencers en redes, todas con un gran sentido del humor y que lideran esta causa.

Ofrece de especial la normalidad –nada de postureos- las ganas de avanzar en grupo, el sentimiento de pertenencia a un equipo que, además, están liderados por unas capitanas muy divertidas.

¿Es posible cumplir todos los retos y no morir en el intento?

¡Yo con alguno he estado a punto de morir! Esa es la verdad, pero es que he sido consciente de que estoy en baja forma, muy baja. Son retos muy accesibles para todo el mundo, la idea es que sean retos que podemos incorporar en nuestro día a día y seamos capaces de convertirlos en hábitos.

¿Cuál crees que es el futuro más próximo del proyecto?

Nos encantaría organizar lo que tenemos ahora mismo para sacarle mayor partido. La idea es, a través de competición entre equipos, ir motivándonos más aún, implicar a los saludables, organizar más retos, poder tener planes personalizados para cada grupo… Estoy segura de que esto es sólo el inicio de un movimiento saludable al que le queda mucho por hacer.

Nosotros lo definimos como una alternativa a un personal trainer, estaría genial poder tener uno individualizado pero quizás por tiempo o por dinero no disponemos de esta herramienta, así que en grupo nos ayudamos y motivamos de la mejor forma que sabemos.

Nuestro reto de futuro: tener una app para llegar de una forma más directa y fácil a los usuarios. ¡Eso sería la bomba!

Ahora que estás en contacto con nutricionistas, entrenadores, etc. ¿Nos das unos consejos para llegar más o menos a punto para el verano?

Para llegar a punto al verano recomendamos que vengan a nuestra comunidad para empezar desde hoy mismo para establecer hábitos saludables y hacer un poco de ejercicio. Pero, sobre todo, no hacer locuras. Mi recomendación: comer con cabeza y… ¡Moverse!

Las cosas se consiguen pasito a pasito ;)