woman | El lujo de ser mujer

GTRES

¿Por qué los bebés deberían dormir en una caja de cartón?

Uno de los secretos de la baja mortalidad infantil de Finlandia se esconde en una caja de cartón que el Gobierno regala a los recién nacidos. Varios países en todo el mundo han copiado la idea y, desde Australia hasta EE.UU, Sudáfrica, México o la India, cada día más niños duermen en ellas.

Paka Díaz | Woman.es

Uno de los reportajes más populares de la BBC es un artículo que hicieron hace tres años sobre la costumbre del Gobierno finlandés de regalar una caja de cartón a los recién nacidos. El tema se hizo viral y aún hoy sigue siendo uno de los más visto y compartidos. Lo que nadie podía imaginar es que sirviera como inspiración para que mucha gente, en todo el mundo, decidiera copiar la idea. Pero, ¿por qué les pareció tan interesante que los bebés duerman en una caja de cartón? El origen de la tradicional caja de cartón finlandesa se remonta a 1938. En aquel momento, la mortalidad infantil era muy alta en el país, con 65 muertes por cada 1.000 nacimientos. El gobierno decidió tomar medidas y ayudar a las familias con bajos recursos con una caja que servía de cuna y contenía productos básicos para el bebé. Sin embargo, en 1949 decidieron que la caja se entregaría a todos los recién nacidos del país. Así, nadie se sentía mal por recibirla y se garantizaba un comienzo en igualdad para los bebés.

Hoy, el paquete contiene ropa, baberos, sacos de dormir, productos de baño, pañales y un colchón. Porque está bonita caja, de colores neutros (recuerden, igualdad) también se puede convertir en su primera cama, por eso el colchón ajustable a su medida. Aunque los progenitores podrían optar por su importe en efectivo (unos 200 €), el 95% prefiere la cuna de cartón ya que el importe de su contenido es mucho más caro y, además, es real-mente útil. Hoy, Finlandia aparece entre los diez países con menos mortalidad infantil del mundo, con 3 muertes por cada 1.000 nacimientos.

Aunque suena a cuento infantil, esta caja de cartón no es mágica pero puede salvar vidas. La caja proporciona al bebé un espacio seguro y protegido y evita su muerte por asfixia si comparte cama con más miembros de la familia. Además, junto a la caja se puede aprovechar para dar información a las madres y padres sobre cuidados infantiles y aprovechar para hacerles seguimientos, algo fundamental por ejemplo para poder prevenir enfermedades tanto del bebé como de su madre. Precisamente por eso, la caja se ha convertido en inspiración para luchar contra la mortalidad materno-infantil en medio mundo y, pese a los que se podría prever, no sólo los países en desarrollo. El gobierno finlandés ha mostrado su apoyo a estas iniciativas y se ha ofrecido, dada su experiencia, a asesorar en lo posible.

En México, el proyecto Cunas CDMX se lanzó en 2015 con intención de llegar al menos a 10.000 futuras madres con escasos recursos y madres adolescentes. La caja-cuna ecológica tiene un revestimiento especial para protegerla del fuego o los daños del agua, y lleva un colchón, un juego de sábanas, ropa de bebé, un aspirador nasal, cortaúñas, toalla, esponja, jabón neutro, crema hipoalergénica, termómetro, un juguete, toallitas húmedas y pañales desechables. Además, incluye un sacaleches para la madre y una cartilla de cuidados en la primera infancia ya que una de las ideas en enseñar a las embarazadas los cuidados básicos para el bebé. Según UNICEF esa es una de las medidas necesarias a adoptar para reducir la mortalidad infantil.

En Sudáfrica se ha creado el proyecto Caja Thula Baba para, a travéss del regalo, lograr llegar a las futuras madres y controlas su salud en temas tan decisivos como el VIH que puede llevarlas a, sin tratamiento adecuado, morir en el parto o transmitirle la enfermedad al bebé. Allí, decidieron que la caja era más útil de plástico, un material mucho más dura-dero, porque así además podía servir como bañera. Por su parte la estudiante de Harvard Karima Ladhani está desarrollando un proyecto para lanzarla en la India, su objetivo es conseguir proteger a los bebés de la malaria dotándola de un mosquitero y mejorar sus condiciones necesarias con información y productos contra las infecciones o la diarrea, que cada año sesga la vida de miles de niños en el país. Aunque cueste creer, cada año mueren 1,5 millones de niños por diarrea en todo el mundo.

La caja ya se encuentra en pruebas en un hospital rural en Jhagadia, Gujarat (India). En varios hospitales británicos también han comenzado a repartir cajas para madres con pocos recursos mientras que en Estados Unidos hay varios proyectos en desarrollo relacionados con las cajas. El más importante comenzará este año en cuatro hospitales de Fort Worth, Texas donde la tasa de mortalidad neonatal está en un 7,1% por cada 1.000 nacimientos, frente al 5,9% por cada 1.000 habitantes del país. Su objetivo es entregar 36.000 cajas en los próximos dos años, educar a los progenitores y animarles a no dormir con los bebés por el riesgo que entraña.

En el estado australiano de Victoria y también en Alberta, Canadá, han lanzado similares propuestas destinadas a familias con poco recursos porque, aunque para muchos pueda parecer mentira, hay muchas familias que no tienen ni siquiera para una cuna. El proyecto de las cajas nace para conseguir ayudarles a que, al menos, los bebés tengan un espacio seguro donde dormir. La cuna de cartón puede que no sea mágica pero bienvenida sea si puede ayudar a que descienda una tasa que debería de ser cero.

DATOS DE UNICEF SOBRE MORTALIDAD INFANTIL:

- Cada día mueren 19.000 niños por causas evitables como infecciones respiratorias, paludismo, malaria y diarreas.

- El 45% de todas las muertes de menores de 5 años se producen durante los primeros 28 días de vida. Un millón de muertes neonatales ocurren durante el día del nacimiento, y cerca de 2 millones de niños mueren en su primera semana de vida.

- Apenas una tercera parte de los países del mundo –62 en total– han cumplido realmente con la meta para reducir la mortalidad de los menores de 5 años en dos terceras partes, mientras que otros 74 han reducido las tasas por lo menos a la mitad.

- El mundo en su conjunto ha acelerado los progresos en la reducción de la mortalidad de menores de 5 años, ya que su tasa anual de reducción aumentó de un 1,8% en 1990-2000 a un 3,9% en 2000-2015.

- 10 de cada 12 países de bajos ingresos que han reducido las tasas de mortalidad de menores de 5 años por lo menos en dos terceras partes se encuentran en África.

- 5 de cada 10 muertes de menores de 5 años que se producen en el mundo ocurren en África subsahariana, y otras 3 de cada 10 se producen en Asia meridional.

@mashatbl / INSTAGRAM

"Querida chica del bañador verde" el mensaje viral que debes leer

Un mensaje que está en el momento adecuado llegando a la gente adecuada: "Querida chica del bañador verde", así empieza una carta con la que miles de personas se han sentido identificadas.

Araceli Ocaña | Woman.es

Cuando, precisamente, una está pensando que quizá, en las fotos de la playa, no va a salir como esa modelo del momento, con su bikini perfecto, que al sentarse le salen unas rosquitas que desearía que no estuviesen ahí, que a lo mejor otros le harán una radiografía (negativa) a su cuerpo... Aparece en su muro un mensaje perfecto. Como ella, porque lo es, pero no se acordaba antes de leerlo.

Jessica Gómez le ha dedicado unas palabras a una chica, joven, pero también a ella misma, o a mujeres de todo tipo, e incluso hombres. Esta autora, que reconoce que ya había escrito mensajes feministas anteriormente, de todo tipo ("No lo puedo evitar: escribo desde el corazón y es lo que me sale en este momento de mi vida") ha alcanzado una repentina popularidad con su relato, ya viral (60.000 "Me gusta" lo avalan).

El éxito, como siempre, es repentino: "Sabía que gustaría y que muchas personas se verían identificadas, pero... Esto es una locura," explica Jessica. "Ha llegado a más de cuatro millones de personas en un día, y un millón y medio han interactuado. Lo que más alucinada me tiene es que me esperaba algún comentario de los que suelen caer cuando se defiende el cuerpo natural, llamándome/nos feminazi/s o cosas así... Y no: ahora mismo tiene unos dos mil comentarios, todos positivos. La gente diciéndose cosas bonitas unos a otros (mujeres y hombres). Ni un insulto, ni una discusión... ¡Creo que esto debe ser "never seen" en Facebook!".

Pero, sobre todo, más allá de la repercusión, lo que importa es el mensaje, ese que llega a todas (y todos, porque no para de recibir comentarios masculinos que reconocen sentirse como la chica del bañador verde), una historia que podría ser la de cualquiera, pero que, en este caso, es real: "La chica del bañador verde existe (aunque en realidad era un bikini bastante recatado). Fui con mis hijos la semana pasada a la playa de Xivares [Asturias], que es nuestra favorita del mundo, y ella estaba allí, con su grupo de amigos y con su amiga de la melena. Todo lo que escribí, lo pensé mirándola. A veces tenía la sensación de que la estuviera mirando a través de un cristal del tiempo. La miraba porque me veía a mí. Porque nos veía a todas. Así que sí: existe, pero también es la unión de nuestras experiencias."

Antes de terminar la conversación, Jessica pide enviar un último mensaje, aclaratorio: "Todas -o muchas- hemos sido en algún momento la chica del bañador verde. Es la trampa de la vida: cuando por fin aprendes la lección... Ya has cambiado de capítulo." Y lo mejor es que puedes cambiarlo. Y releer la historia, y compartirla, para aportar un granito de arena (de playa) al cambio:

 

IMDb

Cinco trucos para parecer inteligente (ante los tontos)

Mirada firme, vestimenta elegante, hablar alto o llevar gafas de pasta son algunas de las claves para mantener esa imagen que buscas ante determinadas personas.

Paola Lei | Woman.es

1. Viste formal, elegante, sobrio y con alguna pieza de calidad

El mundo laboral es un lugar de personas conservadoras a las que le gustan unos códigos de vestuario que poco tienen que ver con la creatividad. Te guste o no la ropa que llevas influye en la percepción que otros tienen de tus capacidades intelectuales y tu destreza. Un rasgo humano que intenta acentuarse con los uniformes, desde los de personas con autoridad como el cuerpo de policía hasta la bata blanca del médico.

2. Mira a los ojos cuando le hables a alguien

En 2007 un estudio liderado por la profesora Nora A. Murphy de la Universidad Loyola Marymount aseguró que mirar directamente a los ojos de la persona con la que se habla influye en la opinión que esa persona se hace acerca de tu inteligencia.

3. Habla más alto que el resto

Hacerse oír te hace parecer proactivo y listo. Si dos personas utilizan exactamente las mismas palabras pero uno habla un poco más rápido y alto, ese individuo será percibido como más energético, experto e inteligente que el otro.

4. Coloca una inicial de modo aleatorio detrás de tu nombre

Al igual que los apellidos (falsamente compuestos) una inicial detrás de tu nombre te otorgará sofisticación y elegancia. Se pensará de ti que tienes mundo, hablas idiomas y por alguna razón se imaginará que esa G. que pones detrás de tu nombre es un apellido de regio abolengo y no un García del montón.

5. Ponte unas gafas de pasta

Parecerás una intelectual, y como poco creerán que eres miope por toda la literatura que has devotado en tu corta vida. Más de una tienda dispone de monturas sin cristales que tendrán el mismo efecto sobre el personal. 

Tags:

trucos

GTRES

Siete modos de empezar mal el día

La rutina, evitar la luz, no hacer la cama o revisar el mail al despertanos pueden ser pequeños hábitos pero fundamentales para que empecemos bien o mal el día. 

Paola Lei | Woman.es

Cambiar sencillos hábitos pueden hacer que tengamos un buen día y lo aprovechemos al máximo.

Retrasar diez minutos la alarma del teléfono 

Cada día nos prometemos que no volverá a ocurrir pero cuando el despertador suena no lo podemos evitar… y apuramos el sueño hasta el último minuto cuando ya nos tenemos que levantar y empezar el día ya con prisas. 

La dinámica de retrasar paulatinamente la alarma hace que nos despertemos sobresaltados y ya estresados, además de hacernos sentir agotados sin haber salido de casa. Los expertos apuntan que la fatiga proviene porque cada vez que retrasamos el momento de despertar entramos en un ciclo de sueño que se finaliza bruscamente a los diez minutos. A veces nos sometemos hasta dos veces a la misma tortura. Esos cambios bruscos del sueño nos deja más aturdidos para el resto de la mañana. Y nos obliga a duplicar la dosis de café. 

Revisar el email

Si eres de los que echan un vistazo al email desde la cama o con el primer café, debes saber que estás añadiendo una dosis extra de estrés a tu día. En un email encontrarás exigencias, peticiones, broncas en ciernes y amenazas más o menos veladas… Mucho mejor desayunar en paz y enfrentar el email en otro momento.

Acurrucarse entre las sábanas al despertar

La posición fetal es un instinto biológico pero para despertar mejor parece que lo más conveniente es estirarse todo lo que podamos en la cama y luego levantarnos de una vez. La psicóloga de la Universidad de Harvard, Amy Cuddy, cree que la posición fetal hace que nos despertemos más estresados, mientras que estirarnos nos imprime alegría y energía.

No hacer la cama

Parece una pérdida de tiempo en un momento del día en que el tiempo precisamente no nos sobra, sin embargo hacer la cama nos ayuda a organizar el día y a no salir de casa con la sensación de que hemos dejado detrás un campo de batalla. 

El profesor Charles Duhigg indica que hacer la cama se asocia con una mayor productividad durante el resto del día. En su opinión se trata de un hábito importante, que suele provocar una reacción en cadena en la que seguimos con otras rutinas que nos ayudan a empezar bien el día. 

No exponernos a luz natural 

Para desperezarse lo mejor es abrir las persiana y dejar que entre la luz, nuestro reloj biológico se encargará de sincronizar nuestro ritmo circadiano. 

El organismo asocia la oscuridad con el descanso y la luz con la actividad, por lo mejor es que al despertarnos nos expongamos a la luz natural. En caso de despertarse de madrugada o de noche funciona casi igual despertaron con bombillas e iluminación artificial. 

No tener rutinas

Se llama poner el piloto automático y hacer varias tareas de modo mecánico sin apenas pensar: ducharse, ponerse un café, etc. Las rutinas nos permiten hacer tareas sin tener apenas que pensar, lo que es especialmente útil por la mañana, cuando estamos medio dormidos y necesitamos no equivocarnos demasiado.