woman | El lujo de ser mujer

Una de las imágenes del programa 'Violada o no'.  | TV

'¿Violada o no?', tal vez el programa más polémico que ha llegado a una televisión

Lo emite un canal holandés y juzga si violaciones denunciadas son o no reales. 

Clara Hernández | Woman.es

En el último lustro, la pequeña pantalla se ha abierto a los formatos más atípicos con el fin de agrandar cuotas de pantalla y conquistar nuevas audiencias. 

Todavía recordamos aquel 'Adán y Eva' que emitió Cuatro y que prometía dar una vuelta al formato del 'dating-show' desnudando a sus personajes. O el más salvaje 'Born in the wild', (del canal estadounidense Lifetime), donde mujeres embarazadas tenían que dar a luz solas en medio de la naturaleza. 

Sin embargo, ninguno ha protagonizado, tal vez, tanta polémica como 'Verkracht of niet?' ('¿Violada o no?'), un espacio que emite la cadena holandesa NP03, perteneciente a la televisión pública del país.

 

Vanavond 'verkracht of niet' NPO3, 20.25 #npo3 #bnn #acting #tv #serie #verkrachtofniet @directorama @artistman.nl

Una publicación compartida de Jamie Bouwmeester (@jamiebouwmeester) el

¿Y en qué consiste? En que un grupo de jóvenes juzgan si una violación que ha sido denunciada en la vida real, realmente se ha producido.

Para ello, se recrean dichas agresiones sexuales con actores (uno de los puntos criticados), antes de que una docena de jóvenes discutan y evalúen si las denuncias son falsas o verdaderas. Para ayudarles en su veredicto, les proporcionan informes y la ayuda de expertos.

Más allá de lo inquietante que resultan sus recreaciones, o del tono sensacionalista que envuelve el programa, este ha sido especialmente polémica por cuestionar los testimonios de víctimas, algo que, se interpreta, contribuye a su culpabilización. 

Por su parte, los responsables del formato defienden que en un caso de los que se ocupan, "no todo es blanco ni negro, hay zonas grises", según señalaban en una entrevista reciente en El País

Además, admiten que el espacio partió de la idea de crear un contenido sobre "comportamientos sexuales inapropiados" e insisten en que en estos casos "la comunicación es la clave": "Una comunicación clara en los dos lados es esencial", explican. 

 

Judgemental much? #JudgyMcJudgeface #bnnvara #verkrachtofniet #actor

Una publicación compartida de Tom Afman (@tomafman) el

El espacio, que se estrenó a principios de este noviembre, ha hecho que muchas voces se alcen en contra en un momento especialmente delicado por todas las denuncias de acoso sexual que se están produciendo en Hollywood, así como el 'caso de la Manada' en España.  

No es la primera vez que un contenido de la cadena conservadora NP03 se encuentra en el punto de mira. Hace algo más de un año, su reality sobre desempleados Camping Powned suscitó diferentes quejas por el trato que se dispensaba a los participantes. 

D.R.

Planes para que tu ocio sume puntos

El éxito es igual a hacer de nuestra agenda tu nueva religión.

Fátima García | Woman.es

El 'Día de Acción de Gracias' definitivamente ha llegado a nuestras vidas (españolas). Las grandes cadenas de comida rápida se apresuran a ofrecer menús de edición limitada y parece que esto no es más que el comienzo. Si eres de las que adopta todas las tradiciones anglosajonas como si no hubiera un mañana, aquí tienes varias ideas para celebrarlo como se merece. 

via GIPHY

Si eres más tradicional, no nos olvidamos de ti. Obras de teatros, escapadas rurales, brunchs solidarios, etc. están por descubrir.

Además, para que sigas sumando, cada semana a partir de ahora destacaremos el que consideramos el "estreno de la semana". Intentaremos rescatar esa joya de la cartelera que puede pasar desapercibida pero que bien merece tu atención. Así de apañadas somos. 

Haz click en la galería y déjate llevar...

 

Saúl Craviotto, flamante ganador de la segunda edición de 'MasterChef Celebrity'. | RTVE

Esto ha sido lo mejor de 'MasterChef Celebrity 2' (más allá de la victoria de Saúl)

La segunda edición del 'talent'' de cocina nos ha dejado momentos tan despiporrantes o tiernos como estos. 

Clara Hernández | Woman.es

Este lunes, Saúl Craviotto se convertía en el sabroso ganador de 'MasterChef Celebrity 2', el 'talent show' culinario de La 1 que, desde que se estrenó, no ha dejado de dar alegrías a TVE.

El espacio no solo no ha acusado el agotamiento que sí muestran otros concursos televisivos cercanos a la telerrealidad, sino que cerraba sus puertas ante un asombroso 29,7% de cuota de pantalla (3,3 millones de espectadores) y convertido en rey de las redes sociales. 

Finalmente @saul_craviotto se convierte en el ganador de la segunda edición de #MCCelebrity. ¡Felicidades! 👨🏻‍🍳

Una publicación compartida de Masterchef España (@masterchef_es) el

Pero al margen de los espectaculares resultados de audiencia de la entrega final (que algunos no han dudado de calificar de "programón"), la segunda edición de MasterChef Celebrity nos ha dejado risas, emoción, sorpresas, grandes momentos y recetas de 10. 

A continuación, 6 cosas que no olvidaremos y que figuran entre lo mejor de esta edición:

1. La victoria de Saúl Craviotto, ¡por supuesto, sí! 
Aunque a algunos les pueda su debilidad por Silvia Abril, hay que reconocer que el sensato piragüista olímpico y policía es merecido ganador y, además, nos dejó interesantes lecciones. Por ejemplo, que con empeño y espíritu de superación se puede pasar de no tener ni idea de cocinar, a controlar los secretos de los platos más exquisitos. Pura voluntad y técnica, así como una sensibilidad para los fogones que se fue revelando programa a programa (él también la descubrió a pie de plató). ¡Su evolución merece un diez!

2. Silvia Abril, ama del plató... y de nuestras vejigas
La actriz, presentadora y humorista se ha coronado como reina de la broma gracias a un reguero de momentos hilarantes que han provocado la devoción encendida de miles de fans. Tanto era su peso en el programa y el enfado de sus seguidores por su expulsión que TVE se las ingenió para devolverla a 'MasterChef' con una repesca. 

3. 'Las Retales' (¿o 'Las Totales'?)... ¡escacharrantes!
Tal vez SIlvia Abril haya sido la favorita de los amantes del humor, pero sin duda también los cómicos José Corbacho y Edu Soto, o las actrices Anabel Alonso y Bibiana Fernández (aka 'Las Retales'; temporalmente 'Las Totales') han sido responsables de muchas risas. Un montón de usuarios han calificado esta edición de "la más divertida". ¿Y no lo ha sido, con sus motes, sus imitaciones, sus diálogos disparatados y sus bromas? 

4. Lluvia de besos, en plan adolescente
Sin duda, fue uno de los grandes episodios del programa: ese en el que a raíz del beso que Anabel Alonso le pide a Jordi Cruz (te partes), todos comienzan a besarse entre sí. Son ósculos de tornillo y algunos tan románticos como el de Eva González y Saúl Craviotto (este último se repitió este martes, para deleite de muchos espectadores).

5. Recetas de lujo (aunque tal vez te pasaron inadvertidas)
Los participantes hasta han replicado un menú del restaurante El Celler de Can Roca, con tres estrellas Michelín. Sus recetas ya inspiran libros y tráficos de consejos culinarios en internet. Entre las exquisiteces, 'Duelos y quebrantos con confitura de pimientos', empanada de zamburiñas o gazpacho de fresas y gambas. 

 

Receta de ensalada de ventresca de atún con umami vegetal. 💙Entra en nuestra web para verla💙

Una publicación compartida de Masterchef España (@masterchef_es) el

6. Un premio muy solidario
El ganador, Saúl, donó su premio a la Fundación Aladina, precisamente la ONG que resultó premiada en la última edición de los Premios Woman y que dirige sus esfuerzos a apoyar a niños y adolescentes enfermos de cáncer.

IMAXTREE

7 gestos feministas que hace 10 años hubieran sido (casi) imposibles

Un concurso en el que las misses desgranan las cifras de la violencia de género. Un ex futbolista que se declara feminista... Aunque queda mucho por hacer, el mundo camina sin descanso hacia la igualdad. 

Paka Díaz |Woman.es

Que en el tema de la igualdad de género queda mucho por hacer lo saben aquí y en Lima. Pero precisamente en esa ciudad peruana las misses del concurso nacional de belleza han convertido este año en viral sus discursos de presentación gracias a que las 23 candidatas, auspiciadas por la organización del certamen, fueron desgranando las cifras de la violencia de género, que en Perú sufre un 68% de las mujeres: 2.202 casos de feminicidios en los últimos 9 años en el país, que una niña muere casa 10 minutos víctima de la violencia sexual o que más del 25% de niñas y adolescentes son abusadas en su centro educativo.

Esta novedosa y efectista llamada de atención sobre la violencia que sufren mujeres, niñas y niños tuvo un efecto asombroso y dio la vuelta al mundo. Eso sí, aunque el efecto fue espectacular, hubo voces que se alzaron tanto a favor como en contra.

Esa misma dualidad de la sociedad, que se hizo verbo en las discusiones del desayuno en las oficinas de medio mundo, se percibieron por ejemplo en las páginas de Eldiario.es, donde uno de sus columnista, Raúl Solís Galván, se mostraba escéptico ("lo revolucionario hubiera sido que las 23 candidatas de Miss Perú hubieran dicho que suspendían el concurso”, defendía) mientras que la abogada activista Violeta Assiego, también articulista del medio, publicaba que le había gustado “la acción feminista de Miss Perú, aunque estuviera premeditada por la organización. Me quedo con la idea de que millones de niñas y mujeres peruanas han visto (al menos) las mismas imágenes que yo vi”.

Diversidad de opiniones aparte, lo cierto es que ya nunca veremos igual los concursos de belleza. Hemos comprobado que se puede hacer más y dar un paso hacía el feminismo aunque sea algo extraño. Por mucho que nos echamos las manos a la cabeza con los dinosaurios que pueblan las redes sociales y las páginas o platós de algunos medios, lo cierto es que el feminismo está de moda, entre otras cosas y camisetas de Dior aparte, porque cada vez hay una percepción más acentuada de que el feminismo es necesario e imprescindible para lograr la igualdad.

Quizá por eso también mayor la virulencia ‘machirula’: cada vez menos gente compra su discurso porque cada vez más gente tiene claro que el feminismo simplemente busca la igualdad, algo que nos beneficia a todas… y todos. A ello, a propósito o no, están contribuyendo incluso personas alejadas a priori del movimiento, como el mismísimo David Beckham que estos días copaba titulares por sus palabras en el periódico 'Irish Independent', cuando afirmó: “¿Si me definiría como feminista? Por supuesto”.

El ex futbolista y Embajador de Buena Voluntad de UNICEF explicó que sus padres lo educaron en el respeto a las mujeres, algo que él y su esposa Victoria están transmitiendo también a sus hijos. "Me gusta sentir que soy feminista. Defiendo las cosas en las que creo”, comentó en la entrevista y añadió que “también tiene mucho que ver con ser padre de una niña pequeña [Harper Beckham, seis años]. Mi madre y mi padre me educaron para respetar a mis hermanas, a mi mamá y a mi abuela. Eso es algo importante para mi. Siempre ha sido una parte importante de mi vida".

Sus palabras sobre la igualdad no se quedan en papel de borrajas. Recientemente el astro del fútbol inglés ha subido en su cuenta de Instagram unos vídeos de quien parece seguir sus pasos como futbolista: su hija, la pequeña Harper. Mientras sus hermanos parecen más interesados en la música, la fotografía o la moda, es a ella quien está recibiendo clases de su padre. Ojalá sirva eso también para romper estereotipos.

 

Someone’s ready for her first football lesson ❤️ ⚽️

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckham) el

En el terreno deportivo también se dan (pequeños aún) pasos hacia una sociedad más igualitaria, en principio de lo más diverso. Poco a poco, el discurso feminista y las reclamaciones de las organizaciones y mujeres van calando. Que nadie piense que no sirve. ¿Un ejemplo? Mientras en las vueltas ciclistas de Francia e Italia siguen con la vetusta imagen de las azafatas besando ganadores enfundadas en ropa sexy porque sus organizadores aseguran que “nadie se queja”, la Vuelta ciclista de España se despidió este pasado verano de los besos de las azafatas, y dio la bienvenida a los azafatos masculinos, todos ellos y ellas vestidos con ropa deportiva, en un intento de buscar una mayor igualdad y dejar de ‘cosificar’.

Los pioneros de esta tendencia fueron los australianos en el Tour Down Under, que a comienzos de 2017 ya prescindieron de las modelos porque entendían que era una imagen degradante para las mujeres. Luego le siguieron las competiciones de motos y automovilismo, algo que no parecen estar pensando los responsables de motociclismo y Fórmula 1 mundiales, aunque como dijo muy sensatamente Marc Márquez: “¿No pueden ir las azafatas vestidas de una forma normal?”.

Hasta el Boca Juniors lo ha visto claro y ha prescindido de 'Las Boquitas', sus 'cheers leaders'. En el comunicado del club argentino decían escuetamente y con claridad que lo hacían “para evitar la cosificación del género femenino”.

Pero hay más. Películas estrenadas este año como ‘Abracadabra' suponen una burla al machismo, una propuesta evolutiva para esos 'machirulos' anclados en el pasado.

Como todo, son mensajes que irán calando. Como también los son las obras de mujeres que se abren en cine, arte, música… En Estados Unidos el alcalde Bill de Blasio ha sorprendido al asegurar que la escultura de 'La chica sin miedo' ('Fearless Girl’) va a quedarse, al menos, hasta febrero de 2018 frente al toro símbolo de Wall Street.

Esta 'chica sin miedo' creada por la estadounidense de procedencia uruguaya Kristen Visbal se ha convertido en un emblema del movimiento feminista así como del de Occupy Wall Street y pone en evidencia también que solo el 5,4% de los jefes de la lista Fortune 500 de las compañías más poderosas son mujeres.

Símbolos, pero también realidades. Como esa ola de 'sororidad' que saltó de Internet a las calles de las principales ciudades españolas el pasado viernes. Las mujeres tomando las calles, con hombres uniéndose (pocos, es cierto, aún) era el mejor síntoma de algo que mostrando que ninguna mujer esta sola, que esa 'sororidad' traspasa el mundo virtual al real como una muestra de fuerza. No una avasalladora porque son otros modos, los de las mujeres.

Formas por hacer, por decidir pero siempre con un objetivo claro: la igualdad contra la misoginia que nos ancla en un pasado oscuro. Las mujeres salieron a decirle a la víctima de la supuesta violación grupal de Pamplona que no está sola, que estamos vigilantes ante una justicia que se percibe patriarcal y sesgada. Pero el mensaje trascendía más allá como un grito de igualdad. En todos los ámbitos. El judicial. El deportivo. El laboral. El afectivo. El sanitario y el educativo. El familiar, pero también el amistoso. Todos. Ni más, ni menos.