woman | El lujo de ser mujer

A la actriz Elisabeth Moss se le acumulan los proyectos.  | Pascal Le Segretain / GETTY

'The square', la aventura sueca de Elisabeth Moss

La protagonista de 'The handmaid's tale' protagoniza este filme sobre la tontería en el mundo del arte.

Ana Cortizo | Woman.es

El gran temor de los protagonistas de las series de éxito (posiblemente, también fue el de  Elisabeth Moss) es convertirse en 'one hit wonders' de la televisión y que, años después, por mucho que se hayan esforzado por elegir papeles de todo el pantone dramático, los fans les sigan saludando por la calle con un “Zas, en toda la boca”, un “Salva a la animadora, salva al mundo” o un “Se acerca el invierno”.

Puede que los otros protagonistas de 'Mad Men' estén lidiando con esa maldición. La verdad, aunque hemos visto aquí y allá a John Hamm y a Christina Hendricks, ninguno ha vuelto a brillar con la intensidad que tenían en la agencia de publicidad Sterling Cooper Draper Pryce. Pero Elisabeth Moss se ha movido con agilidad para dejar atrás a la secretaria/creativa publicitaria Peggy y no le ha podido salir mejor.

Se alió con Jane Campion para encarnar a Robin, la detective australiana de 'Top of the lake', y en plena grabación, cuando le llegó el guión de 'The handmaid's tale', soltó un “fuck” (nota: Moss, por muy ciencióloga que sea, tiene la boca más sucia de Hollywood) porque no tenía más remedio que aceptar un proyecto tan bueno y eso iba a afectar a su concentración.

Elisabeth Moss, caracterizada como Offred en 'The handmaid's tale'. | Hulu

Todos sabemos lo que pasó con aquella distopía puritana y cómo permitió a Moss brillar al fin a la altura que se merecía. Por 'Mad men' y 'Top of the lake' la nominaron al Emmy seis veces y seis veces se quedó en su sitio, aplaudiendo a la ganadora con sonrisa falsamente serena; con 'The handmaid's tale' rompió aquella maldición a lo grande y subió al escenario dos veces, por sus méritos como actriz protagonista y como productora. La segunda, por cierto, se la esperaba tan poco que ya se había quitado los tacones y recogió el premio en zapatillas de andar por casa.

 

They should never have given us uniforms if they didn't want us to be an army...👊🏻😉#emmys #handmaidstale

Una publicación compartida de Elisabeth Moss (@elisabethmossofficial) el

Ahora está grabando en Toronto la segunda temporada de 'The handmaid's tale'. Y aunque probablemente los fans nunca le gritarán por la calle “¡Nolite te bastardes carborundorum!” (una de las frases popularizadas por la serie que significa algo así como "Que los bastardos no te jodan") vuelve a estar en el mismo punto, orgullosa de haber creado un personaje tan redondo e intenso y aterrada porque le coma de nuevo el terreno. Por suerte, ya sabemos que lo suyo es salir de situaciones como esta.

Ha rodado para HBO un corto producido por Lena Dunham, 'Tokyo Project', que parece la versión condensada y millennial de 'Lost in translation'. También tiene varias películas pendientes de estreno: 'Mad to be normal', sobre psiquiatría alternativa en los años 60; 'La gaviota', adaptación de la obra teatral de Chejov; y 'Old man and the gun', una de anciano atracador (Robert Redford) que decide dar un último golpe, dirigida por David Lowery, responsable de la maravillosa o espantosa (según a quién preguntes) 'A ghost story'. Además, parece haberle cogido el gusto a estar detrás de las cámaras, porque está produciendo para Hulu (la plataforma de 'The handmaid's tale') un documental sobre la bailarina Tiler Peck.

Pero antes de que todo ese futuro nos alcance, el 10 de noviembre se estrena su gran proyecto sueco: 'The square', una película dirigida por Ruben Östlund que se alzó con la Palma de Oro en el último Festival de Cannes. 'The Square' nos habla de un comisario de arte, Christian, que está a punto de inaugurar una instalación artística que inspire altruismo y solidaridad a los visitantes. Pero cuando es brutalmente atracado, empieza a replantearse el proyecto y...

En fin, no vamos a espoilear ni a hurtarle taquilla a la película. Baste decir que 'The square' es, en última instancia, una sátira sobre el pretencioso mundo del arte. Sí, ya sabemos cómo las gastan los suecos en esto del humor (¿quién no ha reído hasta la inconsciencia leyendo a Strindberg?), así que nos esperamos algo más perturbador que descacharrante.

De momento, la escena más comentada de la cinta es aquella en la que un artista, a modo de 'performance', irrumpe en una cena de gala llena de VIPs imitando a un mono, sin dulcificar ni un poquito el papel y con violentos resultados. El director, entusiasmado por la metáfora simiesca, añadió un bonobo a la película.

Moss (que, por su parte, asegura que el bonobo era “un puto capullo”) encarna a una periodista de lengua afilada. Su confrontación con el protagonista, acerca de acostarse con personas y luego no recordar sus nombres y a propósito de cierto condón usado, está dando mucho que hablar. Y, sobre todo, está permitiendo que los espectadores tengan una imagen de la actriz despojada de vestidos sesenteros o cofias blancas que, esperemos, le permitirá seguir reinventándose una y otra vez.

INSTAGRAM

El primer trailer de la segunda temporada de 'Las chicas del cable' en Netflix

¿Qué (o mejor dicho quién) hay debajo de esa sábana?

Patricia Rivera| Woman.es

'Las chicas del cable' vuelven a Netflix - ¡por fin!- y el primer trailer de la temporada dos de la serie genera muchas expectativas.

Si te quedaste enganchado de la historia que une a Alba, Marga, Carlota y Ángeles prepárate porque vienen curvas. 

 

 

Soñaban con la libertad. En sus manos estará mantenerla. La cuenta atrás para la segunda de las @chicasdelcable ha comenzado.

Una publicación compartida de Netflix España. (@netflixes) el

En diciembre se espera que los nuevos capítulos lleguen a Netflix, así que como ellos mismos dicen: ¡la cuenta atrás ha comenzado!

Y la primera incógnita ya está servida en este clip de segundos: "Toda amistad esconde un gran secreto".

Blanca Suárez, que interpreta a Alba, no ha tardado en comentar algo al respecto: " Ya queda M U Y P O C O .... Segunda temporada de las @chicasdelcable en @netflixesY si. Eso que hay debajo de la sábana podría ser lo que os imagináis... O no." 

Al igual que Ana Fernández, Carlota en la serie, que habla de ese gran secreto: "BUAHHHHHHH!!!!!! Y yo sé cuál es 😏..... Pero hasta Diciembre 😶 "

No podemos con tanta intriga, así que mejor vamos despejando nuestra lista de series pendientes para hacerle un hueco a la temporada dos de 'Las chicas del cable'. 

 

D.R.

Planes para conquistar por el estómago

Y otros para deleitar el oído y la vista. 

Fátima García | Woman.es

Quedar para comer cocido quizás no sea el plan más 'glamouroso' imaginable pero su atractivo no reside en la forma, sino en el fondo. Fondo, el del plato, que seguro que lo vislumbras rápido. Y tener de fondo la catedral de Burgos mientras metes la cuchara, hace que la idea cobre aún más fuerza si cabe. Si a esto sumamos que las temperaturas han bajado, apuesto a que me das la razón y lo que verdaderamente te apetece es de lo que llevamos hablando todo este párrafo. 

via GIPHY

Si por el contrario, te tira más lo anglosajón pero sin olvidar el toque 'cañí', un 'brunch' maridado con cerveza es lo tuyo. 

Que eres una persona comprometida, y piensas que toda esta locura gastronómica se nos está yendo de las manos, ve más allá y haz que tu cuenta, cuente. 

Todas estas propuestas culinarias y alguna fuera de este universo, al detalle, a continuación:  

 

¿Nos vamos de festival? | PeopleImages / ISTOCK

7 razones para no perderte el Tomavistas, el festival que aspira al trono madrileño

La cita anuncia sus primeras confirmaciones. ¡Anota!

 

Clara Hernández | Woman.es

Se llama Tomavistas y hace tres años se estrenó en la agenda festivalera de Madrid, aportando nueva emoción a un calendario musical que, hasta hace no mucho, era más breve de lo deseado. 

Hoy, aspira al trono de los grandes festivales de la capital con una oferta diversa aunque con una clara predilección indie popera, no tan alejada de la de citas como el Dcode o el Mad Cool

Si el pasado mes de mayo triunfó con el pop internacional de Goldfrapp o C. Tangana (dorado nuevo ídolo de la música urbana local),  ahora hay más razones para acercarse su próxima edición, que se celebrará los días 25 y 26 de mayo en el parque Tierno Galván de Madrid y llega con el orgullo de la consolidación. 

¿Por qué nos gusta? Toma nota: 

1. En plena naturaleza (urbana). El festival se celebra entre árboles (parque de Tierno Galván) lo que da un espíritu verde y buenrollista al plan. Eso sí, ese paraíso está accesible por autobuses y metro. Vamos, que es cómodo. 

2. Sin agobios. No se te va a ir de las manos ni vas a tener (por lo general) que correr de un escenario a otro. Sus dimensiones son contenidas y los horarios razonables para poder escuchar a a tu grupo favorito sin prisas. 

3. The Jesus and Mary Chain. Es la gran apuesta internacional del festival de 2018. La banda de culto que aportó himnos arañados y elegantes actuaciones cabizbajas (¿recuerdas el 'shoegazing'?) a los ochenta y noventa, vuelve con nuevo álbum tras 19 años de silencio discográfico. Para nostálgicos y amantes de los clásicos oscuros de entonces. Y una ocasión para lucir tus 'buggies' (si, esos zapatones flatform).

4. Leon Benavente. Dentro del úniverso indie nacional, es una de las apuestas más veneradas de los últimos años gracias a temas frenéticos, vintage, críticos y disparatados como este 'Ser brigada'.

5. La Casa Azul. Pura fiesta de globos pop. Su responsable, Guille Milkyway, siempre se las apaña para convertir sus conciertos semivirtuales en un gran sarao pese a que los recursos (al menos, los humanos) estén contados sobre el escenario.

6. Supechunk. Otros históricos del pop alternativo (en su caso, estadounidense). Este será su único concierto en España y presentarán los nuevos temas de su próximo álbum, que verá la luz en 2018.

7. ¿Sed de música nueva? ¡Aquí hay donde beber! No solo de clásicos se alimenta este festival rodeado de inquietud hipster. Entre sus primeras confirmaciones (10 en total), que también incluyen nombres conocidos como El Columpio Asesino (o los amas, o los odias) , Belako o Kokoshca, hay otros de nuevo cuño para investigar. Hablamos de Chlöe's Clue o Melange.

8. El cartel no termina aquí. Además de los anteriores y de Chad Vangaalen o Altin Gün, que han sido anunciados por la organización, el programa irá creciendo en los próximos meses. ¡Y promete!

El festival ha puesto en circulación unos primeros abonos a 50 euros que solo estarán disponibles hasta este jueves.