woman | El lujo de ser mujer

Fotograma de 'The Handmaid's Tale'. | IMDb

Seis ficciones distópicas para aguantar hasta el regreso de 'The Handmaid's Tale'

¿Quién no querría pasar los calores estivales inmersa en sociedades teocráticas, falsos paraísos posapocalípticos o mundos esclavistas? 

Ana Cortizo | Woman.es

Hemos devorado 'The Handmaid's Tale' y ahora salimos a la calle y nos quedamos boquiabiertas al ver a señoras sin cofia, vestidas del color que les da la gana y en absoluto dispuestas a a abrirse de piernas por el bien de la humanidad y las Sagradas Escrituras. Reconozcámoslo: somos 'distopicoadictas'. Y para conseguir nuestra dosis, hasta que rueden la segunda temporada de esta serie basada en la novela homónima de Margaret Atwood, hemos preparado esta lista de películas y novelas ambientadas en sociedades represivas, 'chungocráticas' y despiadadas. ¿Lo mejor de todo? Desde la perspectiva de estos futuros terribles, cualquier tiempo pasado (sí, incluso este nuestro) fue mejor. 

via GIPHY

1. 'The power' 

Esta novela de Naomi Alderman, recién llegada a nuestras librerías, es como un malvado soplo de aire fresco después de ver a las mujeres convertidas en sumisas esposas (o vientres de alquiler) en 'The Handmaid's Tale'. La premisa: al llegar a la pubertad, las niñas adquieren la capacidad de emitir descargas eléctricas con las puntas de los dedos. Y eso vuelve el mundo del revés: los chicos vuelven a casa en grupo y se cambian de acera si se les acerca una jovencita de aspecto turbio; proliferan las escuelas masculinas, donde ellos puedan sentirse seguros; los ejércitos se vuelven femeninos y la violencia de género, de pronto, se cambia de bando. La gran pregunta filosófica (todas las ficciones distópicas tienen una) es: si tuviéramos la fuerza bruta de nuestra parte, ¿seríamos mejores que ellos?

2. 'Por último, el corazón' 

Margaret Atwood no es una novata en esto de las distopías. Y en su novela más reciente nos habla de una sociedad americana que se ha desintegrado por completo, dejando a los ciudadanos indefensos ante la violencia de las bandas, el desempleo casi absoluto y la escasez de alimentos. La pareja protagonista cree encontrar refugio en un curioso experimento: una comunidad en la que los habitantes alternan un mes como presidiarios y otro como habitantes de un agradable suburbio. Por supuesto (¡eh, estamos hablando de distopías!), todo este montaje oculta una realidad más oscura que el alma de un pirómano en verano. Si te gusta, prueba con 'Oryx y Crake', otra novela del género firmada por Atwood.

Margaret Atwood con su novela 'Oryx and Crake'. | GETTY

3. 'Nunca me abandones' 

Podría ser la Inglaterra actual, y una historia de tensiones sexuales no resueltas entre los antiguos compañeros de internado... si no fuera porque esos alumnos son, en realidad, clones criados como piezas de recambio para los “verdaderos” humanos. Tal vez el argumento de esta novela de Kazuo Ishiguro -adaptada al cine con el rostro de Carey Mulligan- te suene al de la película 'La isla', pero no esperes una toma de conciencia, ni una rebelión en masa con un Espartaco visionario a la cabeza. Los clones protagonistas son educados con plena conciencia de su destino y lo aceptan con tanta resignación como melancolía. Y eso, amigas mías, es lo que hace que esta historia sea aterradora. 

4. 'Battle Royale' 

Cuando un japonés se pone distópico, se queda solo y aullando. En 1999, Koushun Takami publicó esta novela sobre los grandes remedios que ponemos a los grandes males.. y sobre cómo la cosa se nos va un poquito de las manos en ocasiones. En un Japón agobiado por la delincuencia juvenil, el gobierno elige cada año a un grupo de chavales y se los lleva a una isla, con la misión de luchar entre ellos hasta que solo quede uno. La idea, nos dicen, es aterrar al resto de los jóvenes del país para que no tiren colillas al suelo y se coman todo el sushi, pero más bien parece que a los mandamases nipones les pone ver un buen baño de sangre entre adolescentes uniformados. El público, por cierto, fue de la misma opinión. La idea dio para dos películas y un manga. 

Fotograma de la película 'Battle Royale'. | IMDb

5. 'La carretera' 

Cuando el apocalipsis se prolonga en el tiempo, surge la distopía. Y esta historia empieza años después de una hecatombe sin concretar que ha dejado el planeta convertido en un páramo ceniciento donde nada puede crecer. Un padre y su hijo caminan hacia el sur, alimentándose de las pocas latas de conserva que han sobrevivido a años de saqueos y evitando las bandas de caníbales. Vamos, que si Cormac McCarthy ya era un cascabel contando aventurillas de mercenarios y delincuentes texanos, su versión posapocalíptica es para pegarse un tiro. Que es, por cierto, lo que ronda la mente de los protagonistas durante todo el libro. 

6. 'El fugitivo' 

Las distopías suelen oscilar entre el patrón '1984' (sociedad gris y represiva) y 'Un mundo feliz' (entretenimiento constante a modo de opio para el pueblo). Esta novela de Stephen King toma elementos de las dos. En un país que se muere de hambre, todos sueñan con poder participar en uno de los muchos concursos que, a cambio de grandes humillaciones, dolor o peligro de muerte, les reportan un fajo de billetes. Un hombre desesperado es seleccionado para el peor: todo el país es su circuito y todos los ciudadanos, sus asesinos en potencia. Para ganar, solo debe sobrevivir un mes a la caza. La cosa se sale de madre cuando el protagonista descubre las guerras sucias del Gobierno. Hollywood, al igual que en 'V de Vendetta', estropeó el mensaje convirtiendo al protagonista en alguien con conciencia política previa. Arnold Scharzenegger, que protagonizó la adaptación, tampoco daba el tipo de guerrillero pro derechos humanos, la verdad.

via GIPHY

 

@coldplay | INSTAGRAM

¡Menudo dúo! Shakira y Chris Martin de Coldplay cantando juntos

Su esperada actuación levantó pasiones en el festival Global Citizien. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

Chris Martin tenía ganas de cantar con Shakira, y nosotros nos moríamos por verlos juntos sobre el escenario desde que el líder de Coldplay anunció con un divertido vídeo que ambos actuarían juntos muy pronto. 

La espera ha merecido la pena, ¡menudo dúo se marcaron!

 

Awesome night with Chris Martin and @coldplay !!! / Una noche espectacular con Chris Martin y Coldplay #GlobalCitizen

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Shakira y Chris fueron los encargados de inaugurar este jueves el festival Global Citizien, que se celebra cada año en Hamburgo con fines sociales. Los cantantes repasaron todos sus éxitos, empezando por una versión de 'Yellow', de Coldplay

 

Shakira! (Guess the song...) #GlobalCitizen R42

Una publicación compartida de Coldplay (@coldplay) el

A continuación llegó el turno de 'Chantaje', uno de los temas más recientes y conocidos de Shak, que originalmente cantaba con Maluma. Durante el repertorio, Chris incluso se atrevió con el español, y la verdad que no se defendía nada mal cantando junto a la colombiana. 

Una de las canciones más esperadas de la noche ere sin duda, 'Me enamoré', el último hit de Shakira. Ya habíamos escuchado a Chris entonando esta canción en su Instagram, y en el escenario alemán puso a bailar al público del Global Citizien con su peculiar acento. 

Para cerrar el espectáculo, el dúo interpretó 'A sky full of stars', un clásico de Coldplay que puso la nota emotiva al concierto. ¿Será esto el punto de partida de una futura colaboración?

 

A Sky Full Of Stars! #GlobalCitizen R42

Una publicación compartida de Coldplay (@coldplay) el

 

GETTY

8 razones por las que nos gusta San Fermín

La ciudad de Pamplona celebra sus fiestas de San Fermín, nuestro evento más internacional. Te damos 8 razones por las que debes ir (aunque hay muchísimas más). 

Garbiñe Continente | Woman.es

1. La gastronomía 

Si algo define a Pamplona y Navarra en general, es la calidad de su gastronomía. Las verduras de la Ribera del Ebro, los quesos del Roncal, los pinchos de la Estafeta o los guisos y las recetas más tradicionales llaman a turistas durante todo el año. Pero, en San Fermín, esto se eleva al máximo. Desde los tradicionales almuerzos (que incluyen desde huevos con chistorra hasta cayos o magras con tomate), pasando por los pinchos que ofrecen los bares durante todo el día, hasta los menús disponibles en los mejores restaurantes de la ciudad. Incluso los puestos callejeros ofrecen comida típica de la zona y, eso, no ocurre en cualquier sitio. 

GETTY

2. La música y el baile 

La música y el baile se encienden en San Fermín desde primera hora del día 6 de julio hasta la madrugada del 14. No importa que sea de día o de noche, en los bares, verbenas o en plena calle. En cualquier rincón de la ciudad encontrarás un grupo de gaiteros, una charanga, un concierto de los grupos del momento o la música más comercial sonando sin parar en las carpas de la cuesta de Labrit. Desde la comparsa de gaiteros en el chupinazo hasta la banda sonora del 'Pobre de mí'. ¡Que no pare la música! 

GETTY

3. El chupinazo 

Cada fiesta tiene su propio inicio de fiestas. En Sevilla es el alumbrado, en Valencia, la mascletá y, en Pamplona tenemos el chupinazo. La Plaza del Ayuntamiento, que durante todo el año permanece vacía, parece multiplicarse en extensión cuando se llena de gente minutos antes del chupinazo. Tanto vivirlo desde dentro como ver la imagen de la plaza abarrotada desde fuera es algo único. Toda la superficie se tiñe de blanco y rojo, esperando el discurso y el cohete que darán inicio a las fiestas. Después, la comparsa de gaiteros accede hasta el centro de la plaza para tocar el tradicional '¡Ánimo pues!', que continuará con un pasacalles por el casco viejo de Pamplona. 

GETTY

4. El vino y todas sus variantes

Navarra es tierra de vinos así que, si no te gusta, mejor abstente de ir a San Fermín. Tanto es así que no solo los mejores vinos de denominación de origen son los que se beben en las fiestas, sino que otro de los grandes protagonistas de las fiestas se hace a base de vino. Así es, hablamos del 'kalimotxo', la mezcla de vino y coca cola que bebe todo Pamplona durante estos días. Se bebe en 'katxis' (vasos de plástico de un litro de capacidad) o directamente de la bota. Y no solo va a parar al estómago, sino que llega un momento que es imposible ver a alguien que no lleve una sola mancha en la ropa. Así que abstenerse también maniáticos de la limpieza. 

GETTY

 5. La bajada de las peñas 

Uno de los momentos de día preferidos por los pamploneses es la bajada de las peñas. Al acabar la corrida de toros, las principales peñas de la ciudad hacen su recorrido típico por las calles de Pamplona. Acompañados de charanga, buenas dosis de vino y alzando sus pancartas. Estas pancartas son presentadas por las peñas a concurso, y suelen tratar temas actuales y controvertidos. Y no te preocupes si no asistes a la corrida de toros, la gente se une a las peñas una vez en la calle y recorren la ciudad a ritmo de las canciones más populares. 

GETTY

6. La multiculturalidad

Ernest Hemingway se enamoró de Pamplona, sus fiestas y los toros y, más de un siglo después, su influencia se sigue notando en las calles de la ciudad. San Fermín acoge a gente de todas las partes de España y los lugares más remotos de San Fermín. Estadounidenses, australianos, japoneses o sudafricanos; no importa de donde seas, Pamplona es conocida como una de las ciudades más hospitalarias del mundo, y buena prueba de ello es la cantidad de nacionalidades, culturas y religiones que se encuentran en las fiestas de San Fermín. 

GETTY

7. Los encierros y corridas de toros 

Si eres amante de la tauromaquia, San Fermín es tu sitio. Los toros tienen un papel fundamental en las fiestas, desde su recorrido por las calles de Pamplona en el encierro de cada día, hasta las corridas de toros de la tarde, que acogen a los mejores toreros y ganaderías del gremio. Y, para quienes tengan pánico al animal y prefieran quedarse al otro lado de la valla, siempre se puede disfrutar de los 'toricos' que sale por las tardes; de cartón y dirigidos a los más pequeños. 

GETTY

8. El buen ambiente 

San Fermín es fiesta, comida, vino, tradición, diversión, hospitalidad, alegría y, ante todo, buen ambiente. Hablamos de la gente siempre por las calles, riendo, cantando y bailando, la música sin parar de sonar, las nuevas amistades que surgen en las calles de Pamplona, la amabilidad entre los visitantes. Eso sí, para entender lo que significa el buen ambiente de Pamplona, hay que ir a San Fermín. 

GETTY

 

D.R.

'Vis a Vis' vuelve con la tercera temporada en 2018

La serie más aclamada de los últimos años volverá el próximo 2018 con su tercera temporada.

Woman.es

FOX España ha anunciado hoy la mejor noticia para los seguidores de 'Vis a Vis'. La serie volverá en 2018 con su tercera temporada. La serie original de Atresmedia, que acabó en 2016 tras dos temporadas en abierto, volverá en versión pago a FOX, en colaboración con Atresmedia y Globomedia. 

La serie 'Vis a Vis', que trata sobre la cárcel de mujeres, la Cruz del Sur, volverá a nuestras pantallas, solo que en versión de pago, el próximo año. Maggie Civantos, Najwa Nimri, Berta Vázquez, Alba Flores, Cristina Plazas, Inma Cuevas, María Isabel Díaz Lago, Marta Aledo y Laura Baena eran las protagonistas de la serie emitida en Antena 3 que, esperemos, volverán a acompañarnos en esta nueva etapa. Sin embargo, la tercera temporada no contará con el elenco completo, ya que algunos actores como Alberto Velasco, han anunciado que no participarán en ella. 

"Estamos muy satisfechos del acuerdo alcanzado. El proyecto hace realidad nuestra voluntad de producir ficción en España, que hemos reiterado en repetidas ocasiones, pero que necesitaba contar con el proyecto y los aliados adecuados. 'Vis a vis' es la elección perfecta por su alta calidad y porque se adecua perfectamente a los estándares de nuestros contenidos internacionales. Asimismo, nos complace especialmente contribuir a reparar ese hueco reclamado por la audiencia y, en particular, por esa 'marea amarilla' que ha apoyado tanto la continuidad de la serie", ha declarado Daniel Pérez, Director general de FNG España.