woman | El lujo de ser mujer

IMAXTREE

7 gestos feministas que hace 10 años hubieran sido (casi) imposibles

Un concurso en el que las misses desgranan las cifras de la violencia de género. Un ex futbolista que se declara feminista... Aunque queda mucho por hacer, el mundo camina sin descanso hacia la igualdad. 

Paka Díaz |Woman.es

Que en el tema de la igualdad de género queda mucho por hacer lo saben aquí y en Lima. Pero precisamente en esa ciudad peruana las misses del concurso nacional de belleza han convertido este año en viral sus discursos de presentación gracias a que las 23 candidatas, auspiciadas por la organización del certamen, fueron desgranando las cifras de la violencia de género, que en Perú sufre un 68% de las mujeres: 2.202 casos de feminicidios en los últimos 9 años en el país, que una niña muere casa 10 minutos víctima de la violencia sexual o que más del 25% de niñas y adolescentes son abusadas en su centro educativo.

Esta novedosa y efectista llamada de atención sobre la violencia que sufren mujeres, niñas y niños tuvo un efecto asombroso y dio la vuelta al mundo. Eso sí, aunque el efecto fue espectacular, hubo voces que se alzaron tanto a favor como en contra.

Esa misma dualidad de la sociedad, que se hizo verbo en las discusiones del desayuno en las oficinas de medio mundo, se percibieron por ejemplo en las páginas de Eldiario.es, donde uno de sus columnista, Raúl Solís Galván, se mostraba escéptico ("lo revolucionario hubiera sido que las 23 candidatas de Miss Perú hubieran dicho que suspendían el concurso”, defendía) mientras que la abogada activista Violeta Assiego, también articulista del medio, publicaba que le había gustado “la acción feminista de Miss Perú, aunque estuviera premeditada por la organización. Me quedo con la idea de que millones de niñas y mujeres peruanas han visto (al menos) las mismas imágenes que yo vi”.

Diversidad de opiniones aparte, lo cierto es que ya nunca veremos igual los concursos de belleza. Hemos comprobado que se puede hacer más y dar un paso hacía el feminismo aunque sea algo extraño. Por mucho que nos echamos las manos a la cabeza con los dinosaurios que pueblan las redes sociales y las páginas o platós de algunos medios, lo cierto es que el feminismo está de moda, entre otras cosas y camisetas de Dior aparte, porque cada vez hay una percepción más acentuada de que el feminismo es necesario e imprescindible para lograr la igualdad.

Quizá por eso también mayor la virulencia ‘machirula’: cada vez menos gente compra su discurso porque cada vez más gente tiene claro que el feminismo simplemente busca la igualdad, algo que nos beneficia a todas… y todos. A ello, a propósito o no, están contribuyendo incluso personas alejadas a priori del movimiento, como el mismísimo David Beckham que estos días copaba titulares por sus palabras en el periódico 'Irish Independent', cuando afirmó: “¿Si me definiría como feminista? Por supuesto”.

El ex futbolista y Embajador de Buena Voluntad de UNICEF explicó que sus padres lo educaron en el respeto a las mujeres, algo que él y su esposa Victoria están transmitiendo también a sus hijos. "Me gusta sentir que soy feminista. Defiendo las cosas en las que creo”, comentó en la entrevista y añadió que “también tiene mucho que ver con ser padre de una niña pequeña [Harper Beckham, seis años]. Mi madre y mi padre me educaron para respetar a mis hermanas, a mi mamá y a mi abuela. Eso es algo importante para mi. Siempre ha sido una parte importante de mi vida".

Sus palabras sobre la igualdad no se quedan en papel de borrajas. Recientemente el astro del fútbol inglés ha subido en su cuenta de Instagram unos vídeos de quien parece seguir sus pasos como futbolista: su hija, la pequeña Harper. Mientras sus hermanos parecen más interesados en la música, la fotografía o la moda, es a ella quien está recibiendo clases de su padre. Ojalá sirva eso también para romper estereotipos.

 

Someone’s ready for her first football lesson ❤️ ⚽️

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckham) el

En el terreno deportivo también se dan (pequeños aún) pasos hacia una sociedad más igualitaria, en principio de lo más diverso. Poco a poco, el discurso feminista y las reclamaciones de las organizaciones y mujeres van calando. Que nadie piense que no sirve. ¿Un ejemplo? Mientras en las vueltas ciclistas de Francia e Italia siguen con la vetusta imagen de las azafatas besando ganadores enfundadas en ropa sexy porque sus organizadores aseguran que “nadie se queja”, la Vuelta ciclista de España se despidió este pasado verano de los besos de las azafatas, y dio la bienvenida a los azafatos masculinos, todos ellos y ellas vestidos con ropa deportiva, en un intento de buscar una mayor igualdad y dejar de ‘cosificar’.

Los pioneros de esta tendencia fueron los australianos en el Tour Down Under, que a comienzos de 2017 ya prescindieron de las modelos porque entendían que era una imagen degradante para las mujeres. Luego le siguieron las competiciones de motos y automovilismo, algo que no parecen estar pensando los responsables de motociclismo y Fórmula 1 mundiales, aunque como dijo muy sensatamente Marc Márquez: “¿No pueden ir las azafatas vestidas de una forma normal?”.

Hasta el Boca Juniors lo ha visto claro y ha prescindido de 'Las Boquitas', sus 'cheers leaders'. En el comunicado del club argentino decían escuetamente y con claridad que lo hacían “para evitar la cosificación del género femenino”.

Pero hay más. Películas estrenadas este año como ‘Abracadabra' suponen una burla al machismo, una propuesta evolutiva para esos 'machirulos' anclados en el pasado.

Como todo, son mensajes que irán calando. Como también los son las obras de mujeres que se abren en cine, arte, música… En Estados Unidos el alcalde Bill de Blasio ha sorprendido al asegurar que la escultura de 'La chica sin miedo' ('Fearless Girl’) va a quedarse, al menos, hasta febrero de 2018 frente al toro símbolo de Wall Street.

Esta 'chica sin miedo' creada por la estadounidense de procedencia uruguaya Kristen Visbal se ha convertido en un emblema del movimiento feminista así como del de Occupy Wall Street y pone en evidencia también que solo el 5,4% de los jefes de la lista Fortune 500 de las compañías más poderosas son mujeres.

Símbolos, pero también realidades. Como esa ola de 'sororidad' que saltó de Internet a las calles de las principales ciudades españolas el pasado viernes. Las mujeres tomando las calles, con hombres uniéndose (pocos, es cierto, aún) era el mejor síntoma de algo que mostrando que ninguna mujer esta sola, que esa 'sororidad' traspasa el mundo virtual al real como una muestra de fuerza. No una avasalladora porque son otros modos, los de las mujeres.

Formas por hacer, por decidir pero siempre con un objetivo claro: la igualdad contra la misoginia que nos ancla en un pasado oscuro. Las mujeres salieron a decirle a la víctima de la supuesta violación grupal de Pamplona que no está sola, que estamos vigilantes ante una justicia que se percibe patriarcal y sesgada. Pero el mensaje trascendía más allá como un grito de igualdad. En todos los ámbitos. El judicial. El deportivo. El laboral. El afectivo. El sanitario y el educativo. El familiar, pero también el amistoso. Todos. Ni más, ni menos.

Movistar y Disney, nueva alianza estratégica. | Carlos Alvarez / GETTY

Movistar y Disney, aliados estratégicos en su apuesta por el mejor entretenimiento

Movistar y Disney han firmado una alianza estratégica que aportará valor y diferenciación a la oferta de contenidos de televisión de Movistar.

Woman.es

Este acuerdo pionero entre dos marcas líderes en la industria del entretenimiento, que ha sido presentado hoy por Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España; Simón Amselem, consejero delegado de The Walt Disney Company para España y Portugal, y Fernando Jerez, director de #0 y de contenidos de entretenimiento de Movistar+,  permitirá el lanzamiento de Movistar Disney, una nueva marca que comenzará sus emisiones el próximo 22 de diciembre y que contará con contenidos de Disney y de Disney·Pixar, formando parte en exclusiva del catálogo permanente de Movistar+.

“Con esta alianza que presentamos hoy renovamos nuestro acuerdo con Disney, una compañía líder a nivel internacional en la creación de contenidos de calidad. Gracias a esta unión seguiremos acercando los contenidos de Disney a nuestros clientes, construyendo de este modo el modelo de televisión que pide el usuario. El mejor entretenimiento ya está en una sola galaxia: Movistar”, ha afirmado Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, durante la presentación celebrada hoy.

Simon Amselem, consejero delegado de The Walt Disney Company para España y Portugal, ha sostenido que “en Disney apostamos por la tecnología, la innovación y la creatividad y por ello consideramos a Movistar un partner clave para acercar todo nuestro contenido al público español. Es la primera vez en nuestro mercado que una sola plataforma, en el entorno lineal y no lineal, va a tener tanto contenido Disney. Movistar será uno de los pocos operadores en el mundo que pondrá el sello Disney a un canal propio”.

De este modo, Movistar Disney se convierte en el segundo canal en el mundo que asocia la marca Disney a una plataforma de televisión de pago tras el canal Sky Movies Disney en Reino Unido. El nuevo canal de televisión ofrecerá en Movistar+ (dial 31) 24 horas de toda la magia de Disney: éxitos recientes comoFrozen: el reino del hielo, películas clásicas como El rey león o Fantasía, títulos de la saga de Piratas del Caribe, adaptaciones en imagen real de clásicos como Maléfica, así como cortometrajes y contenidos extra del catálogo de Disney.

Fernando Jerez, director de #0 y de contenidos de entretenimiento de Movistar+, ha asegurado que “la apuesta de Movistar+ por el cine es única en el mercado español: Contamos con más de 400 películas de estreno al año, títulos que han conseguido el 95% de la recaudación en salas de cine en España. Movistar Disney viene para completar nuestra familia de canales, donde el cine supone casi la mitad del consumo (47%). Con este lanzamiento nos convertimos en la mejor plataforma para disfrutar del entretenimiento de Disney, ofreciendo contenidos exclusivos para nuestros clientes”.

Movistar Disney tendrá también eventos de programación tematizados ligados a la actualidad de Disney en nuestro mercado.

Además, coincidiendo con el estreno en cines el 15 de diciembre de Star Wars: Los últimos Jedi, Movistar y Disney vuelven a aliarse con el objetivo de acercar el universo Star Wars a los clientes de Movistar, al renovar el acuerdo de colaboración que alcanzaron en 2015. Esta alianza se materializará en el desarrollo de diferentes acciones. Por un lado, Movistar+ y Disney ofrecerán gran parte de la saga gracias al canal pop up Movistar Star Wars. Del 1 al 17 de ese mes, el canal estará disponible en el paquete familiar, tanto en español como en versión original con subtítulos. Así, Movistar+ ofrecerá a los espectadores un lugar de referencia único donde encontrar el mejor contenido de Star Wars durante las 24 horas del día.

Además, Movistar ha creado un original spot con motivo del lanzamiento de Star Wars: Los últimos Jedia través de los embajadores deportivos de los equipos Movistar como la 10 veces campeona del mundo de kite surf Gisela Pulido, el piloto del equipo Movistar Yamaha MotoGP Maverick Viñales o la Selección Española de Fútbol.

Así mismo, a partir del 20 de noviembre, más de 500 tiendas Movistar contarán con los personajes más destacados del Star Wars: los últimos Jedi en sus escaparates. En el interior, la experiencia irá más allá ya que se podrá convivir con personajes de la saga, vestirse de princesa Leia o de Jedi, así como llevarse el póster oficial de la película. A través de la app más impactante de la galaxia se ofrecerán contenidos exclusivos, vídeos oficiales, fragmentos sonoros y voces. Como colofón a estas actividades ligadas a la llegada de Star Wars: los últimos Jedi, en la Flagship Store de Madrid, ubicada en la Gran Vía, del día 15 de diciembre al 5 de enero de 2018, se montará una exposición compuesta por réplicas a tamaño real y escala de personajes de la saga, y habrá actividades para todas las edades, experiencias de realidad virtual y escaparates interactivos, entre otras acciones.

Brad Pitt, en su mítica cameo en la serie 'Friends'. | TV

Siete cosas que hemos aprendido de Acción de Gracias en las películas

Dinámicas familiares, menú del día y programación televisiva de la celebración americana por antonomasia.

Ana Cortizo | Woman.es

¡Este jueves celebramos Thanksgiving (Día de Acción de Gracias)! Y aunque la fiesta del pavo y la salsa de arándanos nos resulte completamente alienígena a los pueblos romanizados, algo hemos pillado a base de ver películas y más películas ambientadas en el cuarto jueves de noviembre. Aquí van algunas claves (con ejemplos prácticos) para que vayas entrando en ambiente.

1. Es el gran evento familiar americano.
Tu familia puede perdonarte que trabajes en Navidad o que estés de vacaciones en Hawaii el día de la boda de tu  hermana, pero falta al día del pavo y estarás muerto para ellos. La presión social para asistir a la comilona es evidente en la ordalía de Steve Martin en 'Mejor solo que mal acompañado' y en la de Ed O’Neill en ‘Dutch’; la magnitud de fastidiarla en tan señalada fecha, por otra parte, puede verse en 'Esencia de mujer'.

Un fotograma de 'Mejor solo que mal acompañado'. | IMDB

2. ¿Las dos Españas? ¡Ja! Escucha a los indios americanos.
Tras varios atracones de películas ñoñas, tenemos metido en el cerebelo que Acción de Gracias es una celebración de la hermandad entre los pueblos. La culpa la tiene el festín original, en el que los colonos invitaron a los indios wampanoag para agradecerles su ayuda durante su primer invierno al otro lado del charco. Pero, como siempre, el truco está en hacer un fundido en negro justo después, entre el postre de tarta de calabaza y el genocidio, expolio y humillación de los nativos americanos que se sirvieron en la sobremesa. La pequeña Miércoles lo explica con mucha claridad en una escena memorable de 'La familia Addams: la tradición continúa'. Terrence Malick, que tiene otro estilo, arroja una mirada más seria sobre el asunto en 'El nuevo mundo'.

Merlina Adams, la vástaga de la familia Adams: temible. | IMDB

3. Es la pesadilla de un vegano.
46 millones de pavos sobredimensionados se come esta gente cada Acción de Gracias. Solo se libra el que la Asociación Nacional del Pavo regala al presidente de Estados Unidos, que es indultado y enviado al zoo de mascotas de la Casa Blanca. El genocidio avícola anual es abordado, en versión 'soft', en la película animada 'Free birds'. Nota pedante: los historiadores aseguran que es mucho más probable que el banquete original consistiera en carne de venado. 

Una imagen de 'Free Birds'. | IMDB

4. Ver la tele es una parte fundamental del festejo.
Los ‘highlights’ televisivos de nuestras fiestas son el discurso del rey y los saltos de esquí. En Thanksgiving tienen partidos de fútbol (americano) y desfiles (sin cabras de la legión), y ambos espectáculos son usados tradicionalmente para escaquearse de poner la mesa y preparar el pastel de boniatos. Lo hemos visto en ese capítulo de 'Friends' más habitualmente recordado por la aparición de Brad Pitt.

Brad Pitt revoluciona 'Friends'. | IMDB

5. Ahora que estamos todos reunidos, os cuento que me estoy muriendo.
Las penas, con pavo, son menos. O eso, o hay gente decidida a boicotear un precioso momento en familia anunciando enfermedades terminales, decidiéndose entre varios amantes satisfactorios o sacando del armario a exmaridos atribulados. Lo primero sucede en 'Retrato de April' y 'Hazme reír'; lo segundo, en la cinta de Spike Lee 'Nola Darling'; lo tercero, en una tensa escena de 'Brokeback Mountain' con cuchillo eléctrico 'vintage' incluido.

La cena de Acción de Gracias de 'Brokeback Mountain''. | IMDB

 

6. La cosa también tiene sus detractores.
Que no, que no a todo el mundo le gusta reunirse con los primos segundos, comer en la mesa de los niños y ponerse hasta arriba mientras evitas hablar de Weinstein con tu cuñado y de control de armas con la tía Jennifer. ¿A que te sientes identificada? Pues prueba a ver 'A casa por vacaciones' o, si te va el rollito más intenso, 'La tormenta de hielo'. Incomunicación familiar garantizada en ambos casos.

El pavo de 'A casa por vacaciones'. ¡Que no se caiga! | IMDB

7. Esto es capitalismo y aquí se viene a consumir.
Como quien no quiere la cosa, el final de Acción de Gracias da el pistoletazo de salida a la temporada de compras navideñas. Pistas: el famoso desfile neoyorquino de Thanksgiving está organizado por los almacenes Macy's, el último de sus personajes-globo es Papá Noel y al día siguiente amanece el Black Friday, un día lleno de apetitosas ofertas para consumidores con el criterio atontado por la resaca de pavo. Aún está por rodar la gran película sobre la fiesta del 'shopping', pero puedes hacerte una idea del frenesí consumista en 'Confesiones de una compradora compulsiva', 'Un padre en apuros' o 'Clueless'.

¿También tú eres fan a las compras compulsivas? | IMDB

 

Natalie Portman, durante su participación en el Vulture Festival | Joe Scarnici / GETTY

Natalie Portman también tiene su historia de acoso sexual: "Pasé miedo"

La actriz lo ha contado durante su intervención en el Festival Vulture, en  Los Ángeles.

Clara Hernández | Woman.es

Natalie Portman también ha sufrido acoso sexual en su profesión aunque, curiosamente, al principio no lo categorizó como tal.  Así lo ha desvelado durante su intervención en el Festival Vulture, en Los Ángeles, donde fue preguntada cómo habían afectado a la industria cinematográfica las denuncias de abusos que han lanzado numerosas actrices. 

La protagonista de 'El cisne negro' aprovechó su turno para contar su propia experiencia y su incómodo encuentro con un productor que le hizo una encerrona en un avión privado. 

Natalie admite que, en un principio, cuando escuchó todas las acusaciones en contra de Harvey Weinstein, se sintió afortunada por no haber padecido algo así. 

Natalie Portman habla sobre cómo las acusaciones de acoso sexual han tambaleado Hollywood. | Joe Scarnici / GETTY

"Cuando escuché lo que pasaba, sentí que había tenido suerte de no haber pasado por eso", indicó. 

Sin embargo, rápidamente se dio cuenta de que, de alguna manera, aunque nunca había sido asaltada, sí había sufrido acoso en muchas ocasiones. 

"Pasé de pensar que no tenía ninguna historia que contar a pensar que tenía 100 historias", indicó, antes de afirmar que, para muchos, la manipulación formaba parte del trabajo y era visto casi como algo normal. 

La intérprete, además, desveló un caso propio en el que había pasado "miedo". Al parecer, un productor la había invitado a volar en su avión privado al destino donde debía llegar y, según había entendido, con un grupo de gente. Al llegar al avión, los únicos pasajeros eran él, Natalia... y una cama.

"No sucedió nada, no fui asaltada (...) Dije que no me sentía cómoda y hubo respeto pero digamos que no fue superbien. Fue inaceptable y una manipulación. Pasé miedo", describió. 

Además, reveló la razón por las que fue tan reacia a protagonizar besos o escenas sexuales mientras era jovencita. "A causa de mis primeros papeles, la gente hubiera reaccionado llamándome 'lolita' y cosas como esa, y eso me aterraba", se sinceró. 

Natalie, durante la charla en el Vulture Festival de Los Ángeles. | Joe Scarnici / GETTY

En menos de mes y medio, numerosas actrices y algunos hombres han elevado su voz contra los abusos en Hollywood (y nos han puesto los pelos de punta). El punto de partida fueron las denuncias contra el productor Harvey Weinstein, que recogió por primera vez The New York Times el 5 de octubre en un artículo al que se refería de "abusos durante décadas"

Tras aquel primer paso, nombres como Cara DelevigneLea Seydoux, Angelina JolieGwyneth Paltrow, o Rose McGowan han admitido haber sufrido a Weinstein. 

También Kevin Spacey ha sido acusado por un actor que asegura que el protagonista de 'House of cards' le acosó cuando él solo tenía 14 años.