woman | El lujo de ser mujer

Marina y su novio, Bastián, se besan en el plató de 'OT'. | YouTube

El beso 'trans' de Marina revoluciona 'OT'... y la televisión

Muchos hablan de un gesto "histórico".

Clara Hernández | Woman.es

El regreso del mítico 'Operación Triunfo' ('OT') a TVE tras un largo periodo de silencio hizo temer lo peor a algunos de sus seguidores. Especialmente tras una primera gala salpicada de nervios, fallos técnicos, un 'Joe' que parecía una copia (mala, se decía) de Risto Mejide; otra miembro del jurado, Mónica Naranjo, demasiado divina, desatada y protagonista; un regusto nostálgico que sabía a trasnochado... 

Sin embargo, cinco galas después, todo ha cambiado: Joe no es un jurado borde, dicen ahora los fans, sino "directo"; Mónica Naranjo se ha hecho más comedida (un comentario de Noemí Galera contribuyó a ello); los participantes cada vez cantan mejor (e, incluso, dominan varios instrumentos), el presentador, Roberto Leal, se ha ido afianzando y las audiencias no han dejado de crecer hasta marcar este lunes, 27 de noviembre, un soberbio 17,2% de cuota de pantalla (y todo hace pensar que seguirá creciendo). 

 

El inicio de la #OTGala5 ha sido una verdadera 'Revolución sexual' ♥✌ ¿Os ha gustado la actuación grupal?

Una publicación compartida de OT 2017 (@operaciontriunfo) el

Pero además de haber enmendado errores y de que todos sus protagonistas hayan evolucionado a mejor ante un público atento, la edición actual de 'OT' puede presumir de estar convirtiéndose en adalid de la pluralidad sexual y de la visibilidad LGBTi.

Si ya habíamos visto a los profesores de Interpretación de la Academia, los conocidos como 'Los Javis' (los cineastas Javier Ambrossi y Javier Calvo), mostrar con naturalidad su relación a los televidentes, este lunes un beso en el plató entre Marina y su novio transexual, Bastián, revolucionaba internet y los medios. 

Mientras en las redes los fans se emocionaban hablaban de "amor infinito", un gran número de medios tildaban al programa de "histórico" y subrayaban la "lección de normalidad" que se daba, curiosamente, en La 1, una cadena que parece más convencional que otras en estas cuestiones. 

TVE, por su parte, no solo escogió el himno 'La revolución sexual' de La Casa Azul para abrir el programa, sino que este martes en su web publican una noticia titulada Marina, eliminada, protagoniza la verdadera 'revolución sexual'

El caso es que la pareja se besó apasionadamente después de que Marina cantara y le rodearan sus familiares. "Está guapísima con su cambio de look. La echo muchísimo de menos", dijo Bastián de su novia, con una gran sonrisa. 

El amor también ha protagonizado otro de los 'momentazos' de la noche. Fue cuando se desveló que los participantes Amaia y Alfred, protagonistas de una supuesta tensión sexual no resuelta, se habían besado. Luego lo hicieron abiertamente en la gala, haciendo temblar suspiros... y trending topics. 

Una imagen de 'Outlander' y el torso pletórico de Sam Heughan | Movistar +

Cuando la tele echa humo (y, sí, hablamos de sexo)

Existen series con mucho (y buen) sexo. Estas son nuestras preferidas.

Ana Cortizo | Woman.es

"¿Elegir una serie por sus escenas de sexo? ¡Yo no soy de esas!". Pues claro que no, ya lo sabemos. Pero, solo por si te aburres de pasar una y otra vez los incontables momentos de casi cama de 'Anatomía de Grey' o 'Lucifer', vamos a desvelarte qué títulos tienes que ver si buscas momentos eróticos explícitos, emotivos y protagonizados por 'cuerpos danone'.

Y es que, por intelectual, profunda, o pacata que seas, a nadie le amarga un dulce, y mucho menos cuando el dulce tiene el trasero de Jamie Fraser o Jon Nieve (¿quién ha dicho eso? ¡Nosotras no somos de esas!).

La culpa de esta conversación, por supuesto, la tiene 'Outlander', esa serie de premisa demencial (romance, viajes en el tiempo y kilts) que nos ha conquistado a la vez el corazón y algunas cosas que quedan más abajo. Basado en la saga de novelas románticas de Diana Gabaldón, este título tiene un talento especial para dejarnos en trance cada vez que nos mete a un escocés en la cama.

El erotismo de 'Outlander', en acción. | Movistar +

El secreto, además del torso de Sam Heughan, está en una tensión sexual bien sostenida y en unas escenas de cama que son mucho más que el habitual 'aquí te pillo aquí, te mato' (siempre con gozosos resultados) al que nos tiene acostumbradas la televisión. Ah, y en una buena dosis de reversión de géneros que lleva a que la novia instruya al novio en su noche de bodas o a que, por una vez, sea él el que sufra violencia sexual y se pase una temporada mirando al infinito mientras  supera el trauma.

No se puede hablar de sexo en la pequeña pantalla sin mencionar 'Juego de Tronos', una serie que reduce el número de visitas a PornTube cada vez que se emite.

Los siete reinos empezaron su andadura con altas temperaturas (25 minutos de sexo explícito en su primera temporada) y no recurrieron al fundido en negro ni en los momentos más embarazosos o violentos. Eso sí, su determinación por mostrarnos todo, todo y todo lo que puede suceder en una cama les llevó a meterse en jardines complicados: orgías, tríos previos a castraciones sádicas, sexo con eunucos, adiestramiento de prostitutas, violaciones (incestuosas, nupciales, de monjas por parte de zombis con armadura completa, avisad si nos dejamos alguna).

El rostro de Daenerys junto a unas nalgas, en 'Juego de Tronos'. | HBO

La cosa siguió a buen ritmo hasta la coyunda incestuosa en la que Jon Nieve le demostró a Daenerys que sí sabe algunas cosas. Y si en la última temporada 'Juego de tronos' ha bajado el pistón erótico, puede que sea porque, con la gran guerra contra los caminantes blancos en ciernes, a los ponientes se les bajado un poco la líbido y están más para unos mandobles que para unos polvos.

Pero, mientras llega la mañana postcoital de Jon y Daenerys, existen otros títulos. Está 'The Affair', una serie que muestra a los guapísimos Dominic West y Ruth Wilson enzarzados en sexo extramarital, con toda la intensidad, culpa y urgencia que acompañan al adulterio. Está 'Masters of sex', un título retro sobre estudiosos de las dinámicas sexuales con sus propios problemas de disfunción eréctil (no os desaniméis, que a pesar de ello los momentos de cama son espectaculares). Y está 'Mad men', una oda al macho clásico (y a por qué esa actitud no funciona fuera de la cama... pero esa es otra historia).

La intensa aventura de 'The affair'. | Showtime

También puedes revisitar 'True Blood', porque nadie gana a un vampiro en cuanto a belleza musculada y porque contiene uno de los pocos guiones en los que un triángulo amoroso se resuelve con un trío que deja a todos, ejem, satisfechos. Si te aproximas al género erótico sin prejuicios, de hecho, prueba 'The girlfriend experience', una de prostitutas por elección en la gran ciudad, y 'Ray Donovan', con ese hombre que en la cama te lo dará todo menos conversación.

'True blood', pasión vampírica. | HBO

Pero en la variedad está el gusto, ¿verdad? Si lo tuyo es el sexo sucio (en todos los sentidos), échale un vistazo a 'Spartacus', una serie memorable tanto por sus musculados gladiadores como por su afición al fornicio (para lo que les queda en el convento...); y 'Orange is the new black', ambientada en una prisión femenina, que explora todas las variantes del sexo homosexual (y el hetero también, que para eso están los guardias y los flashbacks), primando el realismo sobre el glamour.

En esa misma línea, por último, llegamos a la serie que nos revela que puedes tener vida sexual (y toda una filosofía al respecto) sin necesidad de un cuerpo 10: un solo capítulo de 'Girls' con Lena Dunham paseándose desnuda por su apartamento, amigas, hace más por las bellezas reales que cinco campañas de Dove. Y eso, a la hora de mejorar nuestra vida sexual vicaria, también es importante.

Una imagen de 'Arkangel', el primer episodio de la 4ª temporada de 'Black Mirror'. | Netflix

'Black Mirror': nuevas imágenes de una de las series más perturbadoras del lustro

Ya conocemos los dos primeros carteles y tráilers de su cuarta temporada. ¿Preparada?

Clara Hernández | Woman.es

'Black Mirror' regresará "próximamente" y, a juzgar por las primeras pistas que ha ido desvelando Netflix, su vuelta será tan turbadora como en otras ocasiones.

La serie, habituada a fascinarnos y horrorizarnos a partes iguales, vuelve con una cuarta temporada de episodios autoconclusivos y la originalidad de que cada cada uno de ellos esté firmado por un director diferente (en el pasado, Joe Wright, de 'Orgullo y Prejuicio', o Tim Van Patten, director de 'Los Soprano'). 

El primer capítulo se llama 'Arkangel',  está escrito por Charlie Brooker (el alma mater de la ficción) y ha sido dirigido por la celebérrima cineasta y actriz Jodie Foster.  Hace unos días se divulgaba su póster y un primer tráiler (puedes verlos a continuación) en el que la presunta desaparición de una niña nos sacude el estómago y hace que nos temamos lo peor. "Marie haría cualquier cosa para proteger a su hija", comenta la nota de presentación su póster, sin lograr tranquilizarnos. 

Las imágenes están protagonizadas por Rosemarie Dewitt ('La La Land', 'Mad Men'), Brenna Harding ('A place to call home') y Owen Teague ('Bloodline'). 

En las últimas horas, se ha divulgado un nuevo cartel del segundo capítulo de la temporada, 'Cocodrilo', así como un tráiler (míralo a continuación). 

Dirigido esta vez por John Hillcoat, cambia de personajes para hablar "de un futuro cercano en el que las memorias ya no son del todo privadas" y donde "Mia (interpretada por Andrea Riseborough) debe guardar un secreto inconfesable". 

En los  años que comenzó sus emisiones, 'Black MIrror' se ha convertido en una serie de culto cuyo hilo conductor entre entrega y entrega es su guionista (Brooker) y el entorno, un mundo invadido por la tecnología, con sus smartphones y plasmas donde se refleja una vida a veces grotesca y espeluznante. Y no tan distinta, tal vez, a nuestra propia existencia en el siglo XXI (y pensar en esto sí que produce terror y un escalofrío en la espina dorsal). 

Una de las imágenes del programa 'Violada o no'.  | TV

'¿Violada o no?', tal vez el programa más polémico que ha llegado a una televisión

Lo emite un canal holandés y juzga si violaciones denunciadas son o no reales. 

Clara Hernández | Woman.es

En el último lustro, la pequeña pantalla se ha abierto a los formatos más atípicos con el fin de agrandar cuotas de pantalla y conquistar nuevas audiencias. 

Todavía recordamos aquel 'Adán y Eva' que emitió Cuatro y que prometía dar una vuelta al formato del 'dating-show' desnudando a sus personajes. O el más salvaje 'Born in the wild', (del canal estadounidense Lifetime), donde mujeres embarazadas tenían que dar a luz solas en medio de la naturaleza. 

Sin embargo, ninguno ha protagonizado, tal vez, tanta polémica como 'Verkracht of niet?' ('¿Violada o no?'), un espacio que emite la cadena holandesa NP03, perteneciente a la televisión pública del país.

 

Vanavond 'verkracht of niet' NPO3, 20.25 #npo3 #bnn #acting #tv #serie #verkrachtofniet @directorama @artistman.nl

Una publicación compartida de Jamie Bouwmeester (@jamiebouwmeester) el

¿Y en qué consiste? En que un grupo de jóvenes juzgan si una violación que ha sido denunciada en la vida real, realmente se ha producido.

Para ello, se recrean dichas agresiones sexuales con actores (uno de los puntos criticados), antes de que una docena de jóvenes discutan y evalúen si las denuncias son falsas o verdaderas. Para ayudarles en su veredicto, les proporcionan informes y la ayuda de expertos.

Más allá de lo inquietante que resultan sus recreaciones, o del tono sensacionalista que envuelve el programa, este ha sido especialmente polémica por cuestionar los testimonios de víctimas, algo que, se interpreta, contribuye a su culpabilización. 

Por su parte, los responsables del formato defienden que en un caso de los que se ocupan, "no todo es blanco ni negro, hay zonas grises", según señalaban en una entrevista reciente en El País

Además, admiten que el espacio partió de la idea de crear un contenido sobre "comportamientos sexuales inapropiados" e insisten en que en estos casos "la comunicación es la clave": "Una comunicación clara en los dos lados es esencial", explican. 

 

Judgemental much? #JudgyMcJudgeface #bnnvara #verkrachtofniet #actor

Una publicación compartida de Tom Afman (@tomafman) el

El espacio, que se estrenó a principios de este noviembre, ha hecho que muchas voces se alcen en contra en un momento especialmente delicado por todas las denuncias de acoso sexual que se están produciendo en Hollywood, así como el 'caso de la Manada' en España.  

No es la primera vez que un contenido de la cadena conservadora NP03 se encuentra en el punto de mira. Hace algo más de un año, su reality sobre desempleados Camping Powned suscitó diferentes quejas por el trato que se dispensaba a los participantes.