woman | El lujo de ser mujer

Meghan Markle, en una de las secuencias de la serie 'Suits'. | USA Network

Meghan Markle ya tiene sustituta en 'Suits': será una actriz de 'Anatomía de Grey'

Meghan Markle dejó oficialmente su papel protagonista en la popular ficción de abogados el pasado mes de noviembre. 

Clara Hernández | Woman.es

El pasado mes de noviembre, Meghan Markle, convertida ya en prometida del príncipe Harry, confirmaba su salida de 'Suits' y, con ello, su adiós al personaje de Rachel Zone que había encarnado durante siete temporadas y un centenar de episodios.

La pérdida de ese rostro y de otro de los protagonistas de la ficción de Netflix, Patrick J. Adams, hizo temer lo peor a los fans de la serie. Pero no ha sido así. Esta semana conocíamos que la producción, lejos de barajar su cierre, prepara una octava temporada. Además, ya hay sustituta para Meghan o, al menos, un rostro femenino que se suma al reparto. Y seguro que te suena de algo.

Se trata de Katherine Heighl, la actriz que interpreta a Izzie Stevens en 'Anatomía de Grey' y que posee un Premio Emmy por ese papel (además de dos nominaciones a los Globos de Oro y una de las miradas más dulces de la pantalla). Han sido los propios responsables de la ficción quienes le han dado la bienvenida en las redes: 

Según ha trascendido, Katherine interpretará Samantha Wheeler, una brillante abogada cuya incorporación a Pearson Specter Litt desestabiliza el 'status quo' de la compañía. Su personaje será "el opuesto a Harvey Specter", el que encarna el actor Gabriel Macht, explican los responsables de la ficción en la web de USA Network

"Entrar en 'Suits' es formar parte de una serie y de un reparto de los que soy una fan total", ha explicado la actriz en unas declaraciones que recoge Variety

¿Y qué dicen los fans de la serie ante la noticia? En general, la recepción está siendo muy positiva. Todavía, sin embargo, habrá que esperar a finales de año para verla en acción. 

Las actrices y el cantante están nominados por la película 'La llamada'. | GTRES

¿Dónde puedo ver la alfombra roja y la gala de los Premios Goya 2018?

Prepárate para la gran ceremonia de los premios del cine español. Dónde, cuándo... 

Clara Hernández | Woman.es

¡Comienza la cuenta atrás para la 32ª edición Premios Goya de 2018, los galardones más importantes del cine español! La gala tomará el Madrid Marriot Auditorium Hotel este sábado, 3 de febrero. 

¿Y qué esperar? Humor surrealista con acento albaceteño (sus presentadores son Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, que toman el relevo de Dani Rovira); reivindicación y mensajes de solidaridad con las causas que están removiendo al cine hollywoodiense (#TimesUp y #MeToo), más mujeres (las películas de las cineastas Isabel Coixet, que compite con 'La librería', y la triunfadora de los Premios Feroz Carla Simón, con su película 'Verano 1993', parten como favoritas junto a 'Handia', de Jon Garaño y Aitor Arregi) y una interesante pugna en la que también participan 'El autor' de Manuel Martín Cuenca y 'Verónica' de Paco Plaza. 

 

¿Ganas de los #Goya2018?

Una publicación compartida de Academia de Cine|Premios Goya (@academiadecine) el

Ya te contamos dónde podías ver, más allá de en las salas de cine, una selección de las películas nominadas, además de en las salas de cine. Ahora te contamos dónde y cuándo ver la ceremonia, para que no te pierdas nada: 

¿Cuándo? 

La gala comenzará a las 22.00 horas. Sin embargo, ya desde las 20.20 comenzarán a desfilar las estrellas del cine español por la alfombra roja del Madrid Marriot Auditorium Hotel. Y desde las 18.30 habrá un programa especial en Rtve.es

¿Dónde se puede la ceremonia y la alfombra roja de los Goya?

- Alfombra roja: RTVE (a través de La 1, TVE Internacional, su página web, Rtve.es, y sus redes sociales) emitirá un programa especial llamado Especial alfombra roja desde las 20.25. Elena S. Sánchez, Carlos del Amor  y Rafa Muñoz serán los encargados de comentar la alfombra y las curiosidades de los premios. 

-Ceremonia: También en La 1, en la web de rtve.es y las redes de la cadena dará comienzo a las 22.00 la retransmisión de la gala. Carlos del Amor será también el comentarista del espacio. 

-Antes de la alfombra: RTVE también ha anunciado un programa previo, que comenzará a comentar la actualidad de los galardones a partir de las 18.30 y podrá seguirse a través de su página web. Contará como comentaristas con Alejandra Herranz y Paco Tomás, así como con la colaboración de Celia de Molina.

También en Woman.es te iremos contando lo más relevante de la noche. ¡Felices Goya!

Una secuencia de 'El bar', el lugar donde los españoles nos mostramos en estado puro, según 'The Times'. | IMDB

Los 7 clichés que atribuye 'The Times' a los españoles (y que no te van a gustar)

Porque nosotros no somos así, ¿verdad? 

Clara Hernández | Woman.es

La sangre ha llegado al río. Una columna publicada en 'The Times' bajo el título 'How to be Spanish' ('Cómo ser español') está levantando más que susceptibilidades en Internet, donde muchos usuarios  (españoles, claro) desgranan sus quejas. ¿Los motivos? Su autor, Chris Haslam, trata de analizar, en supuesta clave de humor, las peculiaridades de los hábitos hispanos. Y no precisamente de aquellas de las que tengamos que sentirnos orgullosos. 

Al grano: Chris Haslam habla de impuntualidad, de siestas interminables, de bares donde se habla a voces, de juramentos propios de "soldados"... ¿Te suena? Sí, todos esos clichés que nos persiguen desde tiempos inmemoriales y que, tal vez, nos han dolido un poco más de la cuenta porque los creíamos olvidados cuando, al parecer, no lo están.  Y ante los que no sabemos si reír o llorar (nosotras recomendamos lo primero). 

Resumimos en 7 (+1) puntos los 'tópicos' más aberrantes que incluye el texto. Y ante los que nos hemos removido un poco. Porque... nosotros no somos así, ¿verdad?

1) Tenemos una boquita... Para el periodista, las obscenidades que se pueden oír por la calle (porque estas se gritan, claro, no se dicen por lo bajo) son de una creatividad insólita. Sobre todo, aquellas que utilizan el nombre de los genitales femeninos o masculinos. Hasta oyó a un profesor en Salamanca amenazar a sus alumnos diciendo que "al c*brón" que no volviera a la hora acordada, se le "p*tearía abandonándole en los servicios sociales". 

2) Impuntualidad hasta un grado surrealista. Sí, seguramente nuestro sentido de la puntualidad difiere en algo al británico, pero sin duda el autor ha exagerado cuando sostiene que llegar "menos de media hora tarde" está considerado "demasiado pronto" y, por tanto, "maleducado". 

3) Comidas de... ¡3 horas! Y siesta, claro. Nos hemos cansado de repetir que los españoles ya no nos echamos la siesta. Que aunque quisiéramos, no podríamos con nuestros actuales horarios de trabajo. Sin embargo, hay algunos que aseguran que sí (el columnista de The Times, obviamente). Claro, no es raro teniendo en cuenta que comemos al mediodía "menús de tres platos" que se extienden durante dos o tres horas.

La columna también menciona la relación entre las españolas y el abanico, pero esa es otra historia. | Carther / ISTOCK

4) Educación dudosa, en general. Tal vez la frase más ofensiva es aquella que recomienda a quien se quiera hacer pasar por español "olvidar las normas de educación, discreción y decoro anglosajones". Da ejemplos concretos: los 'por favor' brillan por su ausencia (en todo caso, para llamar la atención de un camarero se utiliza la fórmula "¡Oiga!"). Los gracias también son escasos. En fin, un poco desastre todo. 

5) También tiramos cosas al suelo. ¿Somos sucios? El artículo de 'The Times' cita la costumbre de arrojar palillos o servilletas al suelo de los bares. Sin embargo, a esto lo dotan de una dimensión más amplia asegurando que se echa al suelo "cualquier cosa que no se pueda beber o comer". 

6) Gritamos, no hablamos. Básicamente, nos comunicamos a voces. Y, además no paramos de vociferar (en el bar, ya, ni te cuento). 

Tópicos y clichés.  | digicomphoto / GETTY

7) No dejamos nada en el plato. Se trata, deduce el autor, de una herencia de, adivinamos, la posguerra porque, como defiende, estas son cosas que ocurren en pueblos que han pasado hambre. 

7+1) Tecnología poco empática. Bueno, tal vez aquí hayamos exagerado un poco. En realidad, se refiere a las luces de los baños públicos que se apagan automáticamente pasado un tiempo y que, según su punto de vista, es insuficiente, "4 segundos", apunta. En fin, ¿tal vez aquí nos podamos sumar a su queja?

Amaia Montero, renovada en la imagen promocional de 'Nacidos para creer'. | Sony

Amaia Montero nos deja boquiabiertos con su imagen más dura y su sinceridad

"Juran que bebo y que en persona no valgo nada", canta la artista, vestida de presa, en 'Nacidos para creer'. 

Clara Hernández | Woman.es

Hace unos días, Amaia Montero nos sorprendía con un look muy sexy en las imágenes con la que iniciaba la promoción de su regreso musical tras cuatro años de silencio. Ahora, además, hemos podido ver el videoclip correspondiente a 'Nacidos para creer', el primer 'single' con el que inicia esta etapa y que constituye el anticipo del que será su cuarto álbum de estudio. Y que nos ha dejado... boquiabiertos.

Son muchas las cosas que nos han llamado la atención de este vídeo que parece contener mucha sinceridad, ganas de reivindicarse y una auténtica declaración de intenciones de la cantante de Irún con la que muchas seguidoras se sentirán, seguramente, identificadas (y que reúne los componentes de un himno pop dispuesto a apresarnos). 

"Hay quien encuentra raro que a los 40 no esté casada", canta la solista, que en agosto cumplió 41. Por si a alguien todavía le cabe alguna duda de que se refiere a sí misma y a su realidad,  continúa un poco más adelante: "Otros juran que bebo y que en persona no valgo nada. Que hace dos o tres tallas que no entro en mis vaqueros". (Mira el vídeo a continuación).

La defensa llega en forma de bala contra haters, rumores y, tal vez, prensa: "Si tú no sabes nada de mí, ni dónde, ni con quién, ni cuándo, si cuelgo a Dios o al diablo en la pared, a que me atreví o que nunca haré". "¿A cuánto vendes tú la verdad? ¿Quién te dio vela en este entierro?", insiste antes de dar la patada final: "Y si miro atrás, tú no estás ahí, y nunca estarás". 

La letra es obra de Amaia y del poeta y ensayista Benjamín Prado, quien asegura que cuando escuchó la nueva melodía, "fue como agarrar unos cables de alta tensión". Ahí empezó la búsqueda de "su letra, la que el tema pedía a gritos". 

 

NACIDOS PARA CREER #26E #NacidosParaCreer #NuevoSingleAmaia #NPC #VuelveAmaia

Una publicación compartida de Amaia montero (@amaiamonterooficial) el

Además, justifica unas estrofas que muestran a la Amaia más dura: "Amaia sabe quién es y lo que significa para millones de personas. Pero, sobre todo (...), es un ser humano sin trampa ni cartón, insegura como lo son todos los perfeccionistas; hipersensible como todos los creadores de verdad (...), generosa y divertida siempre; arrogante o humilde según con quién se cruce...", la describe, antes de explicar que en la vida de la artista ha habido "de todo",  como en la de cualquiera: felicidad y tragedia, dolor y éxito, cumbres e infiernos... 

"Nacidos para creer' es el resumen de ese viaje lleno de idas y venidas, un autorretrato con muchas caras, una confesión, una radiografía, un desnudo integral de la parte de dentro...", aclara.

Pero además de que Amaia desnude su vida y su hartazgo, y de que deje sin argumentos a todos los que le han podido hacer daño con sus comentarios sin demostrar (sugiere), la estética de su videoclip no puede ser pasada por alto. Y es que la de Irún, tras desprenderse de su chaquetón de plumas como marcan las tendencias, se viste de presa con uniforme naranja, al más puro estilo 'Orange is the new black', una de las series de presidiarias más populares de la pantalla junto con la española 'Vis a vis'.  Incluso, es encerrada en la cárcel.

Allí hay cruce de miradas amenazantes con otras presas, gestos de disgusto, un calabozo que parece una celda de aislamiento (donde la meten), y finalmente una coreografía coral de presas muy a lo Lady Gaga en 'Telephone' (de hecho, la última escena, en la que una amiga la viene a recoger con un imponente coche americano y se ve a ambas marcharse en su interior también trae a la memoria una de las escenas del videoclip de la estadounidense junto a su amiga Beyoncé). 

Desde su departamento de comunicación, explican que la cárcel es "una metáfora muy personal sobre la liberación y el autodescubrimiento".

En resumen: un mensaje directo que deja sin palabras, un vídeo peliculero y un guion que, tal vez, refleja los gustos estéticos y seriéfilos de la cantante (o de la directora del vídeo, Gema Lozano). 

Por cierto, el vídeo se ha rodado en una cárcel de verdad, resaltan sus responsables.