woman | El lujo de ser mujer

Foto: Genis J Muñoz

Claudio Cerdán: "Cuando me visto de thriller no me gusta sacarme conejos de la chistera. "

En su última novela, Claudio Cerdán firma como 'Arthur Gunn'. Es su manera de alejarse de su obra más personal,  "El Club de los mejores" (Ediciones B), un thriller lleno de tensión y ritmo sobre los niños que fuimos y los adultos en quienes nos hemos convertido.

Olga Tamarit | Woman.es

Te confieso que me acabé tu libro en un fin de semana. ¿Con qué autores te pasa lo mismo? ¿A quién lees cuando no escribes?

La primera vez que me bebí una novela fue en el instituto, que nos obligaron a leer “El misterio de la cripta embrujada”, de Eduardo Mendoza. Cuando tuve el libro en mis manos no hice más que leer, y leer, y leer. Me lo acabé esa misma noche, con los ojos como dos huevos duros. Luego casi suspendo el examen, ya que fue casi un mes después y había olvidado muchos detalles de la obra. También te confesaré que no suelo leer novelas cuando escribo para que no contaminen lo que estoy creando. Soy muy influenciable en ese aspecto.

Eres muy activo en redes sociales ¿Qué te aportan?

En mi caso, cercanía con los lectores, feedback instantáneo y otros puntos de vista de gente que opina distinto a mí. Luego surgen polémicas y desencuentros, es inevitable, pero trato de quedarme con lo bueno de las personas.

Tú mismo te preguntas si podemos escapar de los niños que fuimos ¿Crees que es posible superar los traumas de la niñez o que siempre nos acompañarán?

La novela no trata tanto de los traumas como de los recuerdos en su conjunto. Hay momentos brillantes en toda niñez, al mismo tiempo que hay otros oscuros. Sin embargo, al crecer los abandonamos todos y en muchos casos nos convertimos en personas contrarias a los niños que fuimos. Ese sería el trasfondo de la novela.

¿Escribir es una manera de superar conflictos?

Me gusta que cada novela conteste a una pregunta. El club de los mejores nació cuando me encontré con un viejo amigo de la infancia. Hablando de batallitas pasadas y me di cuenta de que él se acordaba de sucesos que yo tenía totalmente olvidados. Entonces me pregunté qué ocurriría si en una de esas lagunas de mi memoria se ocultase un hecho trágico que me salpicase en mi vida adulta. La respuesta a esa pregunta es esta novela.

Dicen de ti que eres un autor ecléctico. Has escrito novela histórica, realista, ahora te atreves con el género ‘noir’ ¿Te sientes más a gusto con alguno en concreto? ¿Qué más te apetece probar?

Como escritor, siempre busco nuevos retos. Admiro a los escritores que son capaces de crear una serie con sus personajes, pero yo no puedo. Me gustan los desafíos, escribir cosas con las que no me he atrevido, salir de mi zona de confort y aprender nuevas maneras de contar historias. No sé qué me deparará el futuro, pero sí me gustaría escribir más novelas de Arthur Gunn. Es muy divertido ponerse en su piel.

“Si por algo me caracterizo es por no sentir ninguna empatía con mis personajes. Es la única manera de hacerlos sufrir” Es una declaración tuya en una entrevista pasada. En ese sentido, ¿es el escritor una especie de psicópata?

Un fallo muy común de algunos creadores es encariñarse con sus obras. Si ese fuera mi caso, no podría matar a ningún personaje, ni hacerle vivir una pesadilla, o escribir algo que le haga sufrir. Para ser un buen narrador hay que despegarse de todo ello, sentir lo que sienten, pero sin llegar a enamorarte. De lo contrario no habría historias con finales tristes.

Según Kike Maillo “En nuestro país estamos viviendo un resurgir del thriller porque es una manera perfecta para tratar temas como la corrupción o la debacle económica. El thriller nos sirve para hacer una abstracción de la realidad y viajar al lado oscuro de las cosas.” ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué crees que el ‘thriller’ está volviendo a resurgir en nuestras letras?

No creo que deba resurgir porque nunca se fue. El thriller, la novela negra, es la única capaz de destapar las cloacas de la sociedad y mostrar lo que hay dentro. Se dice también que en el futuro, cuando quieran saber qué ocurría de verdad en una sociedad, la gente leerá novela negra como si fuera histórica. A mí me encanta el thriller porque te permite vivir situaciones límite desde el sofá de tu casa. No hay sensaciones más fuertes que las que se pueden encontrar en una buena novela.

Creo que “El Club de los mejores” podría ser llevaba al cine y funcionaría muy bien. ¿Lo has pensado?

No me corresponde a mí decidirlo. Como creador me encantaría, la gente dice que es muy visual, adictiva, con muchos giros y sorpresas. Las críticas comparan El club de los mejors con Hitchcock, Stephen King o Denis Lehane. Quién sabe, quizá Kike Maillo se encuentre esta entrevista y decide acercarse a la novela. Por soñar que no quede.

Al leerla también me han venido a la cabeza esas películas de los años 80 con las que creció nuestra generación (“Cuenta conmigo”, “Goonies”). Sólo que aquí podemos ver la evolución de los personajes y lo que la vida ha hecho con ellos de adultos. Es como asistir al final de la inocencia de aquellos años en los que parecía que todo iba a salir bien. ¿Crees que, en cierta manera, hemos traicionado todos esos sueños?

Por alguna razón están apareciendo obras de ficción con un marcado carácter nostálgico. Pienso en Stranger things, la serie de moda, o la nueva adaptación de Los cazafantasmas. Tengo la sensación de que creadores de mi edad están empezando a tener más resonancia y, de alguna manera, nos atrae todo lo relacionado con nuestra niñez. Puede que aún disfrutemos con cosas que nos hacían felices con 12 años, pero no nos atrevemos a reconocerlo. Hoy día hay series de dibujos animados para adultos, algo que era impensable hace 20 años, por ejemplo. Traicionar los sueños de la infancia es muy duro. Me gusta pensar que mi yo de niño no se avergüenza del adulto en que me he convertido.

Las mujeres, aunque no forman parte del grupo que da nombre al libro, son el eje a través del cual los personajes van cambiando sus vidas. ¿Estás de acuerdo? ¿Crees que esto es un reflejo de la vida real?

Me gusta crear personajes femeninos muy fuertes. En esta novela hay tres: una esposa que busca nuevos horizontes, una chica de pueblo que no se deja deslumbrar fácilmente y una tercera que es más inteligente que todos los demás. Los hombres de mis novelas suelen tener el mismo fallo: se creen más listos de lo que son, y de ahí vienen todas sus miserias.

En tu obra hemos visto a hombres lobos, zombis… ¿Es ‘El Club de los mejores’ tu novela menos fantástica?

En realidad solo tengo tres novelas fantásticas de las nueve que he publicado. Mis novelas negras beben directamente de la realidad y sus sucesos. En el caso de El club de los mejores sí puedo asegurar que es mi novela más personal, razón por la cual no me atreví a firmarla con mi nombre. Por supuesto, no hay nada sobrenatural en esta. Cuando me visto de thriller no me gusta sacarme conejos de la chistera.

Si tuvieras que elegir un par de libros de cabecera serían…

Esa lista varía mucho con el tiempo, así que mejor te cuento lo que estoy leyendo ahora mismo: Breve historias de siete asesinatos, de Marlon James, y la estoy compaginando con Ful, de Rafa Melero. Ambas me están gustando mucho.

Tags:

libros

Foto: D.R.

Qué pasará en el regreso de The Walking Dead

La gran pregunta es: ¿a quién matará Negan?

Mariló García | Woman.es

Si algo le sobra a esta nueva entrega de The Walking Dead son los rumores. Se despidió la serie de zombies que ha revitalizado el género con un 'cliffhanger' (un anzuelo para crear la máxima expectación) como hacía tiempo que no veíamos en televisión. El nuevo villano de la saga creada por Robert Kirkman, Negan, obligaba a los protagonistas de la serie, a todos, a ponerse de rodillas ante él, bajo la amenaza de acabar, uno de ellos, con la cabeza partida. Negan sostenía amenazante su icónico bate de béisbol con pinchos, al que cariñosamente llama Lucille. ¿Quién sería el ejecutado en tan macabro ejercicio de superioridad y venganza?

Esta secuencia es mítica en los cómics, pues desaparece uno de los protagonistas más queridos por los fans de The Walking Dead, uno de esos personajes que ha tenido más vidas que un gato, es cierto, y al que parecía que había llegado su hora. Sin embargo, los guionistas nos la han vuelto a jugar, ya que, como también ha logrado Juego de tronos, se han ido desmarcando de la historia original para proponer otras tramas que mantengan la sorpresa del espectador de los cómics. La duda no tardó en aparecer, ¿eso significaba que dicho personaje no moría y que podía ser cualquier otro? En efecto. Y así comenzaron a surgir las porras online, las teorías conspiranoicas de turno y, más tarde, las filtraciones con fotos del rodaje.

Y ahora que ya queda nada para el estreno en Fox de la séptima temporada (el 24 de octubre), sólo tenemos una cosa asegurada: Rick, el sheriff protagonista, no será una de las víctimas del maniaco Negan. Algo obvio, sobre todo, después de la escena filtrada en la pasada Comic Con de Nueva York en la que Rick, visiblemente afectado, mantiene un tenso diálogo con Negan tras presenciar la anunciada ejecución. De hecho, Negan arrastra a Rick hasta la caravana, insinuando por el hacha que lleva en el cinto  que le cortará su mano derecha, como hizo en los cómics el Gobernador mucho antes.

Pero, ¿qué ocurrirá con el resto? Su hijo, Carl, el nuevo mini-sheriff con su parche en el ojo, tampoco está entre los favoritos. Un padre, Rick, al ver la muerte de su hijo se habría derrumbado físicamente o se habría encarado al asesino sin miedo a morir. Del resto de potenciales víctimas, hombres y mujeres, hay varios que ya tendrían que haber desaparecido de la serie, pues fueron aniquilados en los cómics, como Eugene, Abraham o Glenn. Morgan es de los pocos secundarios que apareció en el primer episodio de la serie, eso le podría salvar. Michonne, nueva pareja de Rick, o Carol, que ha padecido lo suyo, con idas y venidas emocionales, podrían ser, sin embargo, objetivo fácil.

La muerte más dura sería la de Maggie, embarazada de Glenn, que convertiría a Negan de un plumazo en el peor de los villanos posibles al matar a un bebé. Las muertes de Sasha, Aaron o Rosita, por comparación, no serían tan memorables. De gran impacto, sin discusión, sería ver morir al motero Daryl, aunque tendría más papeletas el pelirrojo Abraham (a pesar de que el actor ha asegurado que él no es la víctima, a saber) y su compinche, el científico algo loser Eugene.

La última teoría apunta a que podrían ser dos las víctimas de Negan, una de ellas de perfil bajo. Así, si no muere alguno de los grandes protagonistas, se compensaría con la desaparición de dos de los supervivientes. Dos pájaros de un tiro. Como vemos, el regreso de The Walking Dead será a lo grande, pase lo que pase. Y más cuando ya se ha confirmado una octava temporada de 16 episodios. Hagan sus apuestas: ¿a quién matará Negan?

Tags:

series

© Woman

Black Mirror, seis historias de terror tecnológico

Las claves de la serie que no deja indiferente a nadie.

Mariló García | Woman.es

Una generación creció pasando mucho miedo con las macabras historias de Una dimensión desconocida (The Twilight Zone). Sin una pizca de comedia como aquélla, Black Mirror viene a ser su continuación, navegando entre la ficción y la realidad, pero siempre provocando el debate y creando novedosas pesadillas. En ese espejo negro –que son las pantallas con las que andamos todo el día– nos reflejamos, sin percatarnos de que la tecnología podría superarnos y amargarnos la existencia.

El origen: Dead Set, Gran Hermano Zombie 

El creador de Black Mirror, Charlie Brooker, se ha convertido en una especie de gurú televisivo que no para de sorprender. Ya nos puso la piel de gallina con Dead Set, aquella miniserie en la que los concursantes de un hipotético Gran Hermano, encerrados en una casa, eran los únicos supervivientes –sin saberlo– de un Apocalipsis zombie. Brooker lograba que te hicieras mil preguntas (entre otras cosas, por qué nos engancha ver a los demás haciendo el ridículo, sufriendo), pero, sobre todo, destacaba una: ¿qué harías tú en semejante situación al límite?

El ministro y la cerda

Con esa idea, crearnos desazón con escenarios inimaginables, nació Black Mirror en 2011. Su primer episodio fue desconcertante. El primer ministro británico era obligado a practicar bestialismo con una cerda ante millones de televidentes. Una petición inusual para rescatar a una princesa secuestrada. La que iba a ser, en principio, una miniserie de tres episodios ya puso sobre la mesa algunos temas que serían recurrentes a posteriori: la cara oscura de la televisión y de Internet, la manipulación del espectador, la orgía sin escrúpulos que como televidentes de realities somos capaces de digerir… Y, especialmente, ¿es esto lo que nos espera: un futuro en el que aceptemos las nuevas tecnologías sin pensar en las consecuencias?

Novio virtual

Con actores desconocidos, Black Mirror se convirtió en un bombazo televisivo. Todo el mundo hablaba de esa serie inglesa que creaba estupefacción. Cómo no rodar una segunda temporada. Así fue como, dos años después, se estrenaron tres nuevas historias, con tramas independientes pero el mismo leit motiv: el abuso de las nuevas tecnologías. Destacó en esta hornada, el episodio en el que una joven puede seguir manteniendo una relación con su novio muerto gracias a las redes sociales. ¿Cómo no asustarse?

De Mad Men a una navidad oscura 

No era de extrañar que Channel 4 propusiese un episodio especial navideño a algunos actores consagrados. Así fue cómo Jon Hamm, el cínico Don Draper de Mad Men, se convirtió en el reclamo del escalofriante Blanca Navidad, que, más bien, era de un humor negrísimo. Se vendió en 2014 como el primer episodio de la tercera temporada. En esta especie de Matrix televisada, el personaje de Jon Hamm se conecta con otros usuarios a través de un chat en tiempo real para ver qué le sucede a un tipo sin suerte a la hora de ligar. El resultado es dantesco, claro, pero eso es sólo el principio de su pesadilla, pues el episodio acaba hablando de mandos a distancia con los que podremos “borrar” a quien no nos guste o cómo, site declaran culpable, nuestra conciencia podrá ser guardada presa en un dispositivo.

Black Mirror 2016 

El mago del horror televisivo, creador de imágenes imborrables para alegría del voyeur que llevamos dentro, lo ha vuelto a hacer. Netflix rescató la serie y estrena seis episodios el 21 de octubre, protagonizados por caras conocidas, como Mackenzie Davis (Halt and Catch Fire), Jeromy Flynn (Juego de tronos), Kelly Macdonald (Trainspotting) o Alicia Eve (Star Trek), y con directores como Joe Wright (Expiación), Dan Trachtenberg (Calle Cloverfield 10) o James Watkins (La mujer de negro). De entre todas las historias, destaca una, la protagonizada por Bryce Dallas Howard (Jurassic World), en la que una oficinista vive permanentemente sonriendo y siendo la mejor persona porque de ello dependen sus puntuaciones en diferentes páginas webs valorativas. Una crítica a un mundo obsesionado, cada vez más, por la imagen pública.

El miedo a la tecnología, según su creador 

En las historias de Charlie Brooker no hay héroes. Sus personajes sufren tanto como el espectador. “No nos damos cuenta del tiempo que empleamos en usar cualquier aparato con pantalla. La forma en que nos comunicamos con los demás está en constante evolución. Por un lado, es algo fantástico, excitante, pero no somos conscientes de las consecuencias, como especie, de estos cambios tan rápidos y en tan poco tiempo”, declaraba. Y seguimos cambiando, de ahí que sus historias sean terroríficas y deprimentes, aunque con un atisbo de esperanza.

Tags:

terror

D.R.

Los mejores planes para disfrutar bajo la lluvia

La estación de lluvias ya está aquí; te proponemos coger tu paraguas y disfrutar de todo lo que la ciudad puede ofrecerte. 

Olga Tamarit | Woman.es

Descubre nuestros planes para esta semana ¿Buscas sitios nuevos para tu tiempo libre? Te proponemos diez alternativas para todos los gustos; desde restaurantes donde gozar de conciertos privados como Saporem, hasta la mejor comida italiana -y uno de los espacios más bonitos donde disfrutarla- en la Trattoria Italiana Flavia donde además tienen una extensa carta libre de gluten para celíacos. 

Para pasar la tarde al resguardo del mal tiempo dos planes irresistibles; el salón del Chocolate que junto al Salón de América y su 75 aniversario quiere rendir homenaje al chocolate de origen y especialmente al primer chocolate, el Xocolatl. Por su parte la Creative Week impartirá habrá talleres de manualidades y DIY para toda la familia.

También dos propuestas teatrales; 'Interrupted' en el teatro Lara viene precedida de multitud de premios y promete 65 minutos de diversión mientras que la obra de microteatro 'Subiendo' se plantea cuestiones más trascendentales condensadas en un cuarto de hora.

Conoce todos los detalles en nuestra galería.