woman | El lujo de ser mujer

CORDON

Analizamos las 10 mejores escenas de 'El diablo viste de Prada'

Éstas son algunas curiosidades de una de las mejores películas sobre moda en su décimo aniversario.

Mariló García | Woman.es

La moda es divertida y sexy, pero también es un negocio muy serio. El director David Franklen sabía que 'El diablo viste de Prada' tenía que transmitir la sensación de estar observando una revista de moda por detrás de la cortina, pero a diferencia del bestseller de Lauren Weisberger, debía rebajar el tono satírico, especialmente con el perfil de su exigente editora Miranda Priestley, interpretada por Meryl Streep.

No es Zoolander, para entendernos. El diablo viste de Prada se estrenó en EE UU el 30 de junio de 2006 y, gracias a una de las grandes villanas de la historia del cine, ganó en taquilla al héroe de la capa de Superman Returns (costó 41 millones de dólares y recaudó 326 en todo el mundo).

Estos son los secretos que se esconden tras 10 escenas de El diablo viste de Prada.

1. La importancia de un color

La joven Andy (Anne Hathaway) se ríe cuando Miranda no sabe qué cinturón elegir para un look y todos son del mismo color azul cerúleo. Esta escena se rodó para demostrar que la película no se reía de la moda, si no con la moda. El diablo viste de Prada es el viaje de un artículo de moda. Empieza en ese color, sale en una revista y se convierte en tendencia. Oscar de la Renta, le alecciona Miranda, subió ese tono de azul a la pasarela en 2002 y después apareció en ocho colecciones diferentes. Luego, a los grandes almacenes. Ese azul representa millones de dólares y puestos de trabajo. “El jersey que llevas fue seleccionado por gente como nosotros”, zanja la jefa.

2. ¿Flores en primavera?

La moda es la protagonista y los actores, los accesorios, remarcaba el actor Stanley Tucci, que interpreta al ayudante de Miranda en el filme. Cuando en la película convocan una reunión para destacar los temas a tratar en el número, una de las redactoras recomienda seguir una tendencia. “Lo hicimos hace dos años”, le corta secamente la editora. Entonces continúa hablando sobre estampado floral. “¿En primavera, flores? Qué original”.

Miranda no es tan arrogante como en el libro. Es una mujer de éxito y respetable, y este detalle lo demuestra.

3. Los zapatos nunca se ven

Gracias a una botas de Chanel, la mismísima top model Gisele Bundchen, que interpreta a una fashionista amiga de la compañera de Andy, reconoce en la chavala aparentemente sin gusto un cambio que le gusta. Los pies normalmente no aparecen en las películas y, de hecho, los zapatos ya eran muy importantes en series como Sexo en Nueva York. En El diablo viste de Prada son tan indispensables como cualquiera de los modelitos.

4. Alta costura gracias a los amigos

Contar con la diseñadora de vestuario Patricia Field es un plus porque se conoce a todos los diseñadores. Algunos son amigos personales. En una secuencia en la que Andy debía de lucir unos 45 cambios de ropa, el director hizo tal montaje que acabaron siendo más de 65. A medida que rodaban la película el guardarropa iba siendo cada vez mayor. La diseñadora, que se gastó un millón de dólares en el vestuario, convenció al director para ir a París a los desfiles de alta costura. Allí no sólo promocionó el filme, también se llevó ropa de sus amigos diseñadores. “Sin amigos no podría haberla hecho”, reconoció Field. Que salga Valentino le dio autenticidad. El diseñador sólo tuvo que saludar en el backstage como hacía habitualmente. Fue su primera vez y, según el italiano, un honor el coincidir con Meryl Streep.

5. Miranda y el look Donna Karan

Meryl Streep ha sorprendido en sus últimas declaraciones al afirmar que Anna Wintour no fue la inspiración para la “malvada” Miranda (es raro entonces que sólo tres años después la Wintour estrenara The September Issue, donde explica cómo es su trabajo de editora). También ha comentado que su vestuario mira hacia mujeres como Carmen Dell’Orefice y Christine Lagarde. Según Patricia Field, la editora jefa de la ficticia revista Runway tenía que lucir modelos de archivo de las colecciones de Donna Karan, y así lo hizo. Vestidos sencillos, que enfatizaran sus hombros y caderas sin resultar tan chocantes como los vistos en Dinastía.

Un buen repaso a estos looks los vemos cada vez que Miranda entra en su despacho y lanza su abrigo a la cara de su ayudante. Según Emily Blunt, que interpreta a la víctima de sus arrebatos, Meryl Streep tuvo que rodar hasta 30 escenas parecidas con cambios de vestuario. “La escena más divertida que he visto en mi vida”, dijo.

CORDON

6. Conseguir lo imposible

¿Cómo hacerte con el nuevo libro de Harry Potter antes de que salga a la venta? Ésa es la prueba más definitoria a la que se enfrenta Andy en su escalada hacia la perfección según Miranda, claro. “Tú puedes hacerlo todo, ¿no?”, le provoca la editora. El director del filme quería que el personaje de Miranda no sólo fuera crítica o exigente (o mezquina como en el libro), si no que lograra seducir. Cuando Andy logra el objetivo, Miranda ha logrado también que Andy no le tenga miedo a nada.

7. Villana con sentimientos

Si Harry Potter muestra la sonrisa de satisfacción más perfecta en la cara de Miranda, en la otra cara de la moneda encontramos su absoluta desdicha cuando es abandonada por su marido. En la película no se retrata a un personaje unidimensional.

Hay que comprender a Miranda, sentir empatía. No le importa lo que escriban de ella, dice, si no cómo afectará a sus hijas el mal trago. Meryl Streep llora, sin maquillaje, y hasta logra que nos dé un poco de pena su personaje. Esa vulnerabilidad la aporta el guión de la película. La emoción traiciona a Miranda, que sí, que tiene vida interior y no es tan mala.

8. De patito feo a cisne

El diablo viste de Prada es como Armas de mujer pero con la moda de fondo. Buscaron en Andy a una chica normal, ésa que va en el metro o que trabaja cuidando niños. Cuando cambia, su estilo no es arriesgado, pero sorprende. “La gorda y lista”, según Miranda, no iba a ser Anne Hathaway. Rachel McAdams fue la primera opción, pero quiso alejarse de este tipo de películas mainstream, tras Chicas malas y El diario de Noa. Andy suele vestir de Chanel porque, según Patricia Field, es una chica Chanel. La firma estuvo encantada de mostrar sus modelos en una persona joven, como ese jersey negro con cuello barco sobre camisa blanca abotonada, con gorra a cuadros y un collar de perlas de Chanel.

9. Una carta de amor a Nueva York

Andy entra y sale del metro. También de los coches. Vemos interiores y exteriores de todas las zonas de la ciudad. Durante 55 días de rodaje les pasó de todo. Tuvieron que pedir permiso para rodar en el MOMA y en la zona de Bryan Park. El apartamento de lujo de Miranda salió de donde menos lo esperaban: de la casa de un amigo del propio director.

10. El final en la limusina cambió

“Todos quieren ser como yo”. Ésta era la frase con la que Miranda se despedía de Andy en la limusina al final de la película. Meryl Streep cambió el guión, ya que creía que no era muy correcto pensar que Miranda fuera tan vanidosa. Ella no era en realidad el centro, lo era el mundo de la moda. “¿Y si no es lo que quiero?”, pregunta Andy cuando duda si abandonar. “¿Y si no quiero vivir como tú?”. Y aquí es cuando escuchamos la frase que “inventó” Meryl Streep: “No seas ridícula, todo el mundo quiere esto. Todos querrían ser nosotras”.

Imbd

Esta es la razón por la que 'Friends' no volverá

Marta Kauffman -una de las creadoras de la mítica serie de televisión- ha desvelado por qué 'Friends' nunca volverá a nuestras pantallas.

Woman.es

Las canciones imposibles de Phoebe, la relación intermitente entre Rachel y Ross o el misterio sin resolver sobre el trabajo de Chandler (¿alguien sabía a qué se dedicaba?), nada de esto volverá a nuestras pantallas, según Marta Kauffman, una de las creadoras de la serie más famosa de los años 90; 'Friends'

via GIPHY

"Friends es una serie sobre ese momento en tu vida en el cual tus amigos son tu familia, pero una vez que comienzan a tener su propia familia la serie no tiene sentido. Tuvo su duración y no tiene sentido que vuelva sólo porque la gente eche de menos a los personajes" comentó la guionista. "Lo único que puedes hacer es ver los capítulos antiguos." Añadió.

El elenco de la serie - casi al completo ya que faltaba Matthew Perry- se reunió hace unos meses en un programa de la NBC donde Jennifer Aniston declaró "Nos encantaba estar juntos. Nos caímos bien desde el principio y lo único que queríamos es pasar tiempo juntos y ver los capítulos en casa de alguno de nosotros."

via GIPHY

IMDb

Si te gusta Gossip Girl, esta es la nueva serie a la que vas a engancharte

La cadena HBO ha comprado los derechos de 'Prep, la serie que sucede a 'Gossip Girl'.

Aida Ortega | Woman.es

Todavía recordamos cuando Blair Waldorf y Serena Van Der Woodsen llegaron a nuestra vida. Este dúo de amigas conquistó nuestras pantallas con su aires de niñas bien, su rebeldía y sus impecables looks que alcanzaban cifras inimaginables.

También recordamos su adiós y ese vacío que dejó en todos los fieles seguidores de la serie.

'Gossip Girl' supuso todo un fenómeno televisivo que parece que tiene sucesor: 'Prep'.

IMDb

La cadena HBO ha anunciado la compra de los derechos de la novela escrita por Curtis Sittenfeld que narra la vida de una joven que se traslada a Nueva Inglaterra para empezar una nueva vida en un exclusivo colegio británico.

'Preep' supuso toda una revolución en el mundo editorial, el New York Times la incluyó en su top 5 de novelas de ficción en 2005. Ahora, Collen McGuiness guionista de '30 rocks' y Carolyn Strauss, productora ejecutiva de 'Juego de Tronos', serán las encargadas de trasladar este libro a la pequeña pantalla.

¿Nuevo éxito a la vista?

D.R.

 

Tags:

ocio

D.R.

Las 6 escenas de la sexta temporada de 'Juego de tronos' que nadie esperaba (segunda parte)

Ha acabado la serie, pero todavía estamos digeriendo sus escenas más impactantes. (Esta entrada incluye spoilers de los cinco últimos episodios de la sexta temporada de 'Juego de tronos').

Mariló García | Woman.es

Comentábamos en el ecuador de la serie (y elegíamos las seis escenas más impactantes de su primera parte), que 'Juego de tronos' se había desmarcado de los libros, con lo que los guionistas eran libres para sorprender a los espectadores con todo tipo de giros. Y vaya si lo han conseguido.

Elegimos las seis escenas de la sexta temporada (segunda parte) de las que aún nos estamos reponiendo:

1. Adiós Ramsay

Ha sido uno de los grandes villanos de la saga. Esperábamos su muerte como agua de mayo y el episodio nueve nos vino a confirmar que lo bueno siempre se hace esperar. Ramsay, que había violado a Sansa, que había amenazado a Jon Nieve, que había matado a su propio padre, consigue que le odiemos aún más cuando, en sus últimas escenas en plena batalla, asesina a Rickon, hermanastro de Jon Nieve, y al gigante de los salvajes, Wun Wun, un personaje tan admirado por su enmudecimiento y tamaño como lo fue Hodor. Que, una vez capturado, sea Sansa quien urde la venganza es de justicia poética. Ramsay acaba devorado por sus propios perros a los que solía castigar dejándolos sin comer. Ramsay (que sepamos), sin descendencia alguna, era el último miembro de la casa Bolton.

2. La épica batalla de los bastardos

Tarde o temprano, los dos bastardos de la saga, Jon Nieve y Ramsay, tenían que verse las caras en el campo de batalla. Los creadores de 'Juego de tronos' habían presumido antes de la emisión del noveno episodio que éste iba a ser el mejor de la serie. Para muchos fans, así ha sido. Mejor que Casa Austera, que la batalla contra los Caminantes Blancos. Con unos brutales efectos especiales, Jon Nieve y los salvajes se enfrentan al ejército de Ramsay, mucho más numeroso. Como si estuviéramos en un videojuego, nos convertimos en soldados. Las flechas nos silban cerca, los caballos caen a nuestros pies, los enemigos mueren mutilados, con las tripas fuera… Sólo la aparición de Meñique y sus aliados, comandados por Sansa, consiguen acorralar a los Bolton. Las escenas tomadas desde arriba, viendo cómo Jon y los suyos quedaban cercados, o el propio Jon siendo pisoteado en el fango son escenas que perdurarán en nuestra memoria.

3. ¡El Perro sigue vivo!

Le recordábamos moribundo tras la paliza de Brienne. De hecho, le pidió a Arya que lo rematase y le tachase de esa lista que lleva la Stark de todos aquellos a los que quiere eliminar. En un episodio, el séptimo, que nos recordó a la ambientación de Perdidos, descubrimos que el Perro había sobrevivido gracias a un buen samaritano, el hermano Ray, que lideraba un grupo en medio del bosque. Si el Perro odiaba a las dos mujeres por haberle olvidado, ahora su venganza será aún peor, pues en un giro de los acontecimientos, en su ausencia, varios integrantes de la Hermandad sin Estandartes asesinan a todos los miembros de lo que parecía ser su nueva (y espiritual) familia. En el episodio ocho acaba con ellos y nosotros que nos alegramos.

4. Vuelven dos personajes (casi) olvidados

Hemos tenido que tirar de hemeroteca para entender el regreso de dos personajes que habían “desaparecido” del mapa de Poniente desde no se sabe cuándo. Ambos reaparecen en el sexto episodio. Uno, para defender a Bran y Meera, tras la muerte de Hodor a manos de los Caminantes Blancos (otro de esos momentazos de la temporada que ya comentamos). Manos Frías no había vuelto a aparecer desde el piloto de la serie… ¡como para acordarse! El tío de Bran va oculto tras una capucha y tiene las manos negras y frías, de ahí su apodo. Manos Frías tuvo más suerte que Hodor pues consiguió evitar su conversión tras ser atacado por uno de los Caminantes. El otro personaje que no nos esperábamos era lord  Edmure (Tobias Menzies ha estado bastante liado protagonizando Outlander), del que no sabíamos nada desde la tercera temporada. Es un as en la manga, un cebo, para que Pez Negro (su tío) se rinda ante el malvado Walder Frey que quiere recuperar su castillo en Aguasdulces. Después de un tira y afloja durante varios episodios, Jaime Lannister, aliado de los Frey, conquista el dichoso castillo.

5. Drogon es gigante

Nos lo habían avisado, pero cuando aparece en el episodio seis el dragón alfa de la khaleesi comprobamos su buen tamaño, el doble de lo que el bicho nos tenía acostumbrados. No sólo eso. Daenerys irrumpe en escena montada a lomos de Drogon, conquistadora, poderosa. Gracias a su fuego, Drogon logrará rescatar a su ama y destruir la flota de barcos de los Amos, aquellos que querían esclavizado a su pueblo en Meereen. La khaleesi es la nueva jefa y sus tres dragones, sus particulares minions, con los que tendría mucho más fácil convertirse en la ganadora de este implacable juego de tronos.

6. La madre de Jon Nieve

Era un secreto a voces, pero hasta que no lo hemos visto en el último episodio de esta temporada, no hemos sido conscientes de lo importante que es el bastardo en toda esta historia, porque… de bastardo, nada. En una de las visiones de Bran, Ned Stark ayuda a su hermana Lyanna en la Torre de la Alegría, haciéndose cargo de su hijo recién nacido, que no es otro que Jon Nieve. Así que el futuro Rey de la Noche, aclamado por los suyos al final de esta temporada, es, en realidad, descendiente de una Stark y de un Targaryen. Ahí es nada. Bran no llega a escuchar “el secreto” que Lyanna comparte con Ned, así que tendremos que esperar para ver cómo se entera definitivamente el resucitado de su árbol genealógico.