woman | El lujo de ser mujer

Deliciosas, ¿verdad? Pues después sabrán aún mejor | Cel Lisboa | Unsplash

Fotografiar nuestra comida puede tener efectos insospechados

La fiebre por hacer y compartir fotos de lo que cocinamos se ha convertido en una constante en Internet. Además, tiene efectos psicológicos que tal vez no conocías.

Clara Hernández | Woman.es

La tendencia 'foodie' (aquella que combina la pasión por fotografiar cualquier cosa con el amor por la comida y, también, la cocina) se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales, donde las imágenes gastronómicas desbordan muros, perfiles y posts.

Su auge ha sido tal que ha inspirado nuevos nombres para millennials (ahora, también, 'generación foodie'), apps exclusivas para 'comidistas' (así es cómo la Fundéu quiere que les llamemos) o nuevas estrategias de márketing para el mundo de la hostelería, que busca acercarse a ese público hablando su mismo lenguaje.

Pero este nuevo mundo de imágenes nutritivas y coloristas tiene otras consecuencias. Según un estudio científico publicado en 'Journal of Consumer Marketing', las imágenes que hacemos de lo que vamos a comer tienen un componente psicológico muy importante que afecta nuestro consumo posterior e, incluso, al gusto.

 

Breakfast time #ryebread #eggwhites #roastbeef #americancheese #chipotle

Una foto publicada por @luigui65 el

Entre otras cosas, la investigación observó, tras proporcionar un pastel de color verde (del que no se revelaron los ingredientes) a un grupo de personas, que a aquellos que retrataron el plato antes de comérselo para compartirlo por Internet, este les resultó más apetitoso que a quienes no habían hecho ninguna foto.

Otra prueba demostró que también los usuarios que ven en la Red fotos publicadas por otros de una receta saludable, como un cuenco de açai (una de las frutas con mayor poder antioxidante que existen), se sentirán mucho más proclives a consumirlo y, de hacerlo, este les sabrá mejor y su ingesta será más placentera que en ocasiones anteriores.

La explicación es sencilla: ver a otros hablar sobre sus hábitos saludables hace que estos nos parezcan más atractivos. Pero algo similar ocurre cuando somos nosotros los que realizamos la foto, ya que, según el estudio, iniciamos un proceso de interacción con la comida en la que anticipamos el placer que luego vamos a experimentar y que aumenta nuestra satisfacción cuando lo comemos.

En resumen: si quieres que tu receta te sepa aún más deliciosa, no olvides antes fotografiarla y compartirla en el ciberespacio.

El aguacate, nuevo rey 'foodie' | @hotboxyoga / INSTAGRAM

Esta nueva forma de usar el aguacate está de moda y es muy inspiradora

El aguacate loncheado o laminado ('shaved avocado') se ha convertido en el último pasatiempo 'foodie' y en sofisticado aderezo de sandwiches de pollo, ensaladas, tostas...

Clara Hernández | Woman.es

Tiene vitamina E, omega 3, magnesio, ácido fólico, potasio... y un sinfín de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Pero, además, el aguacate se ha convertido en musa de las pulsiones artísticas de los 'foodies'.

Si esta fruta ya protagonizaba en las redes sociales numerosos álbumes de fotos gastronómicas, esta nueva tendencia incluye una particularidad: el punto de partida siempre es el aguacate loncheado ('shaved avocado', en inglés), cortado en láminas muy finas.

A partir de aquí, la imaginación es libre. El aguacate puede adoptar la forma de una rosa sobre una ensalada; ser una filigrana sobre un pancake, cubrir con un mar de olas un sandwich de atún o participar en la deconstrucción de una receta  aportando un tono verde esmeralda.

Las claves para los no iniciados es que el aguacate no esté excesivamente maduro, sino en su punto. Hay que partirlo por la mitad y retirar el hueso; después, lonchearlo con cuidado, retirar la piel... y dejarse llevar por la inspiración.

Por ahora, el tema más recurrente en esta moda del 'shaved avocado' son los motivos florales, pero hay algunos usuarios que se atreven a explorar más allá.

Mira en la galería algunos de los ejemplos más populares de Internet:

 

Bombones de Pascua de Armani | Armani / Dolci

Los pasteles y bombones de Pascua más chic

Armani vuelve a endulzarnos la Semana Santa. La firma lanza una colección de bombones y pasteles de Pascua afines al diseño sofisticado de la marca.

Woman.es

Se acerca la Semana Santa, una de las fechas más golosas del año.

También Armani, a través de su marca Armani/Dolci, se suma a la celebración con una colección de dulces y postres cuya particularidad es que su presentación comparte las líneas más cuidadas y chic de la moda de Giorgio Armani.

¿Preparada para degustar su línea comestible?

El pastel tradicional italiano 'Colomba' | Armani / Dolci

La firma combina deliciosas recetas tradicionales con cuidadosos embalajes, con un acabado perlado suave y brillante, y una flor de tul.

En su interior, se pueden encontrar algunos de los dulces más apreciados en Pascua: desde el típico pastel italiano de Colomba di Pasqua, hecho con almendras, frutas confitadas y cristales de azúcar, a un surtido de mini huevos de chocolate, en cajas transparentes o enlatadas.

La revisión de los huevos de Pascua de Armani | Armani / Dolci

Los productos están disponibles en todas las tiendas Armani/Dolci por precios que oscilan entre los 10 euros (las minicajas de chocolate) y los 35 euros (el pastel Colomba de 1 kilo).

¿A quién vas a endulzar esta primavera?

Las 7 comidas de moda que debemos adoptar (y una que ya es nuestra)

De Australia a Londres pasando por Praga. Elegimos las comidas que más triunfan en el mundo (y entendemos por qué).

Araceli Ocaña | Woman.es

Después del cupcake y los macarons llegó el cronut y, con él, confirmamos que cada temporada íbamos a descubrir nuevas comidas a las que amar. 

En 2015 descubrimos el sushiburrito o los polos artesanales y ya no queremos eliminarlos de nuestras vidas, así que descubrimos todo lo que está de moda más allá de nuestras fronteras porque, seguro, lo vamos a desear y pronto llegarán a nuestros comercios (de hecho, algunos ya lo han hecho):

Tella Balls

Más que una comida es un concepto, el que ha desarrollado un establecimiento australiano cuyos productos ya han dado la vuelta al mundo. Básicamente, todo tipo de recetas dulces con Nutella, Kit Kat, Oreo y productos por el estilo, y, sobre todo, más que 'instagrameables'...

 Freakshakes

De la misma Australia llega esta moda que también tiene (por suerte, por cercanía) versión londinense: se trata de batidos donde, casi casi, el batido es lo de menos. Tiene varias alturas y hasta ascensor, si hace falta.

 

Una foto publicada por @itspeeter el

 Cono de helado... ¡De donut!

Una locura solo comparable a la revolución que supuso el cronut en nuestras vidas. No parece la comida más higiénica del mundo pero merece la pena llenarse las manos de azúcar si tiene esta pinta... Y, además, las tenemos "cerca" también: ¡en Praga!

 

Una foto publicada por Around Prague (@aroundprague) el

La versión española: cono de helado de croissant

Los hacen en Burgos, en la heladería Sucrem: sin crujientes y de mantequilla y unidos al helado son un manjar de dioses.

 

Una foto publicada por Ана Златковић (@anas__closet) el

Rainbow Donuts

Porque, ¿por qué no? No llevan colorantes, avisan, simplemente es una combinación de donuts de diferentes colores y sabores. Un arcoiris en la boca que ahora tiene competidor...

 

Una foto publicada por Moe's Doughs (@moesdoughs) el

Rainbow Bagels

Sí, también hay una versión agujereada y redondita, pero son bagels. Y, como buenos bagels, pueden ir con relleno salado o dulce, al gusto.

 

Una foto publicada por Sarah (@thenutritiousprincess) el

Spiedie Sandwich

Ahora que hemos pasado a lo salado, hablemos de este bocadillo con nombre raro pero origen neoyorkino. Básicamente, pan blanco y carne marinada. ¡Merece la pena!

 

Una foto publicada por ChingYao W (@chingyaow) el

Garbage plate

Aunque el nombre no suene apetecible ("plato de basura", literal), en realidad la idea es echar todas las cosas que se te ocurran. Los sirven también en el estado de Nueva York (en Rochester) y llevan: base de alubias o ensalada de pasta, patatas fritas o asadas; encima; hamburguesa, salchicha, pollo, pescado, jamón de york, queso o huevos. Culmina con cebolla, mostaza o una salsa picante con carne picada. Casi nada. O casi todo... 

 

Una foto publicada por Kyle Bihrle (@bihrle) el

Tags:

gourmet