woman | El lujo de ser mujer

Sarah Jessica Parker invita a galletas navideñas. | IMDB

¿Por qué no tendrías que preocuparte tanto por las calorías que vas a consumir en Navidad?

Buenas noticias: puedes comer lo que quieras... pero con una condición. 

Paola Lei

Los expertos los saben: en una ocasión especial, como es Navidad o en cualquier otra época de fiestas, hay que darse ciertas licencias y libertades para comer esas cosas deliciosas que solo se cocinan una vez al año. Léase: puedes comer lo que quieras siempre que luego vuelvas a tus hábitos normales.

Una sola comida copiosa, incluso un día entero de excesos, no va a destruir el metabolismo ni va a causar una tremenda ganancia de peso. Los nutricionistas apuntan que para ganar una cantidad considerable de peso habría que estar consumiendo un número de calorías que tu cuerpo no sea capaz de quemar durante varios días. Algunos hablan de unas tres semanas.

Por ejemplo, si alguien que normalmente consume 2.000 calorías diarias consume en la cena de Nochebuena 5.000, su cuerpo va a acumular unas 3.000 porque no podrá quemarlas. Sin embargo, no va engordar ni un kilo (medio kilo, por ejemplo, es equivalente a 3.500 calorías).

Esas calorías extra se quemarán en los días posteriores cuando vuelva al modo normal de comer y a la rutina de ejercicios y gasto calórico.

Una sola comida copiosa no causa un cambio físico ni una oscilación de peso. Es posible que te sientas inflamada o deshidratada si has bebido alcohol, pero no vas a engordar.

Lo que realmente importa no es lo que comas el día de Navidad, sino lo que hagas en los días posteriores, es decir, si vuelves a tu vida normal o si, en cambio,  te lanzas a comer sin medida los restos que quedaron durante los siguientes cuatro días.

Cuatro días de excesos sí que pueden tener consecuencias para el peso, pero no el hecho de privarte del postre que hace tu abuela en esas fechas. Se trata de ser menos restrictivo con una comida e intentar ser más equilibrado durante todas las fiestas.

David Beckham, al natural | Anthony Mandler

Una entrenadora personal de Beckham revela su método ¡y no es muy duro!

Nada de machacarse en el gimnasio ni de privarse para siempre de los alimentos que a uno le gustan.

Clara Hernández | Woman.es

Se llama Tegan Haining, es australiana y una de las personas más perseguidas por las celebridades que quieren ponerse en forma (el deportista David Beckham ha sido uno de sus clientes estrella, pero también modelos como Jessica Gomes o Lara Stone).

¿Sus logros? Entre otras cosas, una filosofía que llama a la tranquilidad y a evitar obsesiones excesivas con dietas y entrenamientos. Y, además, el Quickie, un método que promete resultados en siete días y que se presenta como la solución para las personas que deseen mejorar su estado físico y su apariencia en poco tiempo, bien porque "tienen un evento" o una situación en la que le vendría muy bien reducir centímetros de cintura de forma exprés. 

"Al final de la semana, sentirás que tu vientre está más plano, que tienes más energía al levantarte por la mañana y que tu cuerpo está en el camino para transformarse", asegura en su nuevo libro 'The 7 day Quickie' y en una entrevista que recoge 'The Daily Mail'.

Lo curioso es que, pese a su rapidez, las técnicas de Tegan no contemplan el machacarse en el gimnasio (de hecho, llega a desaconsejarlo si no estás familiarizado con el deporte) ni desterrar de la dieta nuestros alimentos favoritos más calóricos. 

El proyecto "está diseñado para motivarte y ponerte en movimiento de nuevo mediante la mejora del sueño, limpiar el cuerpo de los malos hábitos alimenticios y conseguir hacer estiramientos  con programas equilibrados de ejercicio", explica. 

Suena bien, ¿verdad? Mira a continuación cuáles son los pilares básicos de este método milagroso: 

1. Para empezar, los cambios y el nuevo modelo de vida no debe abrumar para que se convierta en algo duradero en el tiempo. 

2. Moderación es una de las palabras favoritas de Tegan: hay que emplearla para alcanzar un equilibrio en la dieta y una constancia en el ejercicio físico. 

4. No valen los atracones de gimnasio. Incluso, pueden resultar perjudiciales y causar lesiones si la persona no está familiarizada con el ejercicio. "Creo que lo mejor es entrenar dos veces por semana en el gimnasio con pesas y hacer dos sesiones de estiramientos cada semana, bien con yoga, bien con otra terapia de estiramiento", subraya. 

5. Las comilonas en Navidad... entran dentro de lo esperado. Tegan parece muy comprensiva con este aspecto: "Perder peso con todas las comidas navideñas y las fiestas por medio puede un reto muy duro. Mi método 'Quickie' se puede hacer entre las fiestas, te ayudará a controlar tu culpa y la cintura". Seguirlo entonces tiene premio: "Si puedes estar más o menos bajo control en estas fechas, mantener la línea en año nuevo no será tan difícil".

6. No hay que desanimarse con pensamientos como "no voy a volver a comer tal cosa en la vida". De hecho, es probable que sí lo vuelvas a comer. "La vida es larga y estamos aquí para disfrutar de las cosas que nos gustan, simplemente necesitamos moderación (vuelve a repetir) para que nuestra salud no se vea afectada demasiado por esa alimentación", incide antes de confesar que a ella le vuelven loca el chocolate, el vino o el queso. 

7. Fuerza y flexibilidad. Son dos de las capacidades más importantes para "estar activo y fuerte cuando tengamos 60 años", explica. 

8. Para impacientes. Su brevedad es uno de los alicientes del programa (y, también, lo que hace que algunos lo miren con desconfianza). "Algunos programas de fitness pueden echar para atrás porque duran como mínimo de cuatro a ocho semanas, o incluso doce. Personalmente, nunca he podido seguir algo tanto tiempo", argumenta Tegan. La base es que para alguien no es difícil comprometerse a no tomar chocolate durante una semana, pero sí si tiene que hacerlo de por vida. 

9. También hay que descansar (dos días, con la table de la experta). Y no sentirse culpable por ello. "Los días de descanso no son el demonio. Puedes ganar en fuerza si dejas que tus músculos se recuperen". 

Además, desvela en qué consistía el entrenamiento de David Beckham, uno de los físicos más imponentes de la década pasada. La 'personal trainer' aclara que el secreto de ese cuerpo 10 fue una combinación de ejercicios que incluía levantamiento de pesas para pechos y brazos, así como fortalecimiento de abdominales con la polea o el cable de leñador.

Ponerse a punto... en menos tiempo. | AleksandarNakic / ISTOCK

Cinco modos de quemar más calorías en el mismo tiempo

Porque por muy disciplinados que seamos con el gimnasio, casi no tenemos tiempo para entrenar. 

Paola Lei | Woman.es

Hay que aceptar la realidad: tenemos poco tiempo libre, así que es importante potenciar el tiempo que dedicamos a la actividad física e intentar quemar la mayor cantidad de calorías en el menor tiempo posible.  

Está probado que algunas técnicas te ayudarán a quemar más en cada sesión de gimnasio y a eliminar más grasa en el mismo periodo de tiempo. Revisemos algunas de ellas:

1. Escoge tu música preferida
Un buena 'playlist' marca la diferencia. Escuchar música y ejercitarse a buen ritmo es una de las fórmulas más eficaces para quemar más calorías. Cuando un equipo de la Universidad de Wisconsin pidieron a hombres y mujeres que practicaran algún ejercicio físico durante ocho minutos en una bicicleta estática, la mitad de ellos con música y la otra mitad en silencio, comprobaron que los que se

¿Tienes la música preparada para tu sesión? | Bojan89 / ISTOCK

entrenaban con música conseguían incrementar sus pulsaciones en diez latidos por minuto respecto a los que entrenaban en silencio. También rendían mucho más y gastaban un 7% más de calorías.

2. Entrena con una persona que te inspire
Siempre hay algún compañero al que admirar, alguien que sea un poco mejor que tú en eso de quemar calorías y aprovechar el tiempo en el gimnasio. Un estudio de la Universidad Estatal de Kansas afirma que aquellos que entrenan con un compañero al que consideran en mejor forma que ellos  incrementan el tiempo y la intensidad de su entrenamiento en al menos un 200%.

3. Usa la TRX y las gomas elásticas
Mientras más músculos uses, más calorías quemarán. Eso significa que no te debes conformar solo con la elíptica, porque el tren superior de tu cuerpo también necesita entrenarse y construir masa muscular que luego consuma más calorías del organismo.

Las gomas elásticas te ayudarán a conseguir antes tus objetivos. | Tinatin1 / ISTOCK

4. Usa los brazos en tu entrenamiento
Los corredores tienen una ventaja. Mientras sus piernas se mueven, los brazos se ejercitan.  No pasa en casi ninguna práctica deportiva. La gran ventaja es que implicar los músculos superiores del cuerpo en el entrenamiento supone un extra de quema de calorías. Las investigaciones muestran que cuando se usan los brazos en el entrenamiento (por ejemplo, en la elíptica) se queman más grasas que cuando solo se emplean las piernas.

5. Encuentra tu punto dulce
El entrenamiento de alta intensidad por intervalos (HIIT) es una forma eficiente de estimular la velocidad del metabolismo, pero a veces son tan intensos que la gente se desanima y no los practica el tiempo suficiente para ver los resultados. Sin embargo, hay un truco para conseguir una forma consistente de entrenarse: consiste en encontrar tu punto dulce ('sweet pot'), que sería la mayor intensidad submáxima de ejercicio que puedes tolerar durante 30 minutos. Para identificar ese punto te puedes guiar por tu respiración ya que es el momento en que te cuesta respirar pero aún puedes hablar en oraciones cortas.  

Cartel del documental 'Mujeres que corren'. | D.R

Se estrena el primer documental sobre la historia del atletismo femenino español

'Mujeres que corren', un documental que recorre la historia del deporte femenino español, desde las corredoras de la II República hasta el actual boom del running femenino popular.  

Woman.es

Este proyecto de la periodista Cristina Mitre, junto a la productora La Caña Brothers, y que cuenta con el apoyo de EDP y la Fundación Trinidad Alfonso, nace como deuda histórica con las pioneras del deporte y, a través del relato de historiadores, como Jorge García, el periodista Ignacio Ramos y la escritora Almudena Grandes, 'Mujeres que corren' nos descubre los orígenes del deporte femenino español hasta hoy.

Desde 1929, un grupo de mujeres, concentradas sobre todo en Madrid y Cataluña, rompieron con lo moldes y los estereotipos machistas. Estas primeras atletas eran multidisciplinares, unas “renacentistas” del deporte, porque practicaban (y destacaban) en multitud de disciplinas, como natación atletismo, esquí, hockey… Como explica Jorge García, en su libro ‘El origen del deporte femenino en España': “Desde el siglo XIX el deporte fue uno de los caminos abiertos contra la discriminación de las mujeres. El derecho al ejercicio del deporte, como autodeterminación, y el control de la propia vida pero, sobre todo, del propio cuerpo”.

Margot Moles y Aurora Villa junto a otras deportistas. | D.R

 

De entre todas las atletas de aquella época, destacan algunas de las protagonistas del documental 'Mujeres que corren', como Margot (Margarita) Moles, la única atleta republicana que llegó a participar en unos JJOO, los de invierno en 1936. Junto a su hermana, Lucinda Moles, y Aurora Villa fueron las pioneras del deporte. Esta última llegó a ostentar el récord de España de altura, longitud y jabalina en atletismo y de 50m libres en natación, además de ser una gran esquiadora fue, también, una de las oftalmólogas mas eminentes de nuestro país.

Aurora Villa en los Juegos Olímpicos. | D.R

Este camino hacia la plena igualdad en el deporte se vio interrumpido por la Guerra Civil Española y la posterior dictadura franquista. El franquismo renegó del atletismo femenino hasta 1963 y, cuando permitió su práctica, lo hizo con restricciones, porque todo lo indecoroso estaba prohibido. En los años 60, comienzan a soplar nuevos aires de libertad e irrumpe, la que es para muchos, la mejor corredora española de todos los tiempos, y otra de las protagonistas de 'Mujeres que corren': Carmen Valero, campeona del mundo de cross en 1976 y 1977, y quien llegará convertirse en la inspiración de toda una generación de atletas.

Hoy, el running femenino popular vive su particular edad de oro. Sin embargo, todavía queda un largo camino para lograr la plena incorporación de la mujer al deporte popular y de élite. Voces como la de la periodista deportiva Paloma del Río, la presentadora del informativo de deportes de Antena 3, Rocío Martínez, la psicóloga Patricia Ramírez y, también, la oncóloga, la Dra Lucía González Cortijo, nos proporcionan, a través de su testimonio, una radiografía del deporte femenino en España y de cuáles son los retos y desafíos de la nueva generación de deportistas.

Foto antigua de mujeres atletas. | D.R

Como explica Cristina Mitre: “Correr es un derecho que a las mujeres nos ha costado mucho conquistar y es una pena que dejemos de ejercer esta libertad, porque nos produce vergüenza, miedo o porque creemos que no daremos, una vez más, la talla. Este documental nace como deuda histórica con aquellas corredoras y con el objetivo de animar a las mujeres a calzarse las zapatillas, porque nadie debería perderse la increíble sensación que produce cruzar un arco de meta”.

Documental mujeres que corren. | Silvia Domínguez Vidal

Todo lo recaudado en el estreno del documental de 'Mujeres que corren' en Valencia irá destinado a financiar un pionero proyecto de investigación de la Fundación Unoentrecienmil y el Hospital Niño Jesús de Madrid, que tiene como objetivo demostrar los beneficios del ejercicio físico en la recuperación de un proceso oncológico en edad infantil.

Como parte del proyecto para recaudar fondos, la periodista Cristina Mitre lidera la campaña #Objetivo52, una plataforma de crowdfunding que busca conseguir los 52.000 € que todavía faltan para poder lanzar este estudio de investigación. Para sumarse a la campaña, se puede hacer una donación aquí www.objetivo52.com