woman | El lujo de ser mujer

Cinco señales de que no lo estás dando todo en el gimnasio

Paola Lei | Woman.es

1 No estás monitoreando tu frecuencia cardiaca

Tanto si te estás entrenando en una máquina como si haces ejercicio de alta intensidad a intervalos, tu capacidad cardíaca oscilará entre el 75% de su máximo al inicio del ejercicio, y el 100% al final del entrenamiento. Para determinar tu capacidad cardíaca máxima debes restar tu edad a 220.Para mucha gente el sudor es la única señal de que se están entrenando con una fuerza suficiente pero el modo más fiable de medir la intensidad del ejercicio es monitorear la capacidad cardíaca, algo que se puede conseguir usando un monitor de la capacidad cardíaca Pero si no lo tienes puedes volver a los viejos métodos y tomarte el pulso en medio de la sesión de entrenamiento.

2 Puedes mantener una conversación mientras entrenas

Sueles tener animadas charlas con tus compañeros de gimnasio mientras entrenas, y así te parece que el tiempo pasa más de prisa. La verdad es que es más agradable pero es una señal de que te estás esforzando poco. Si estás entrenando a tu máxima capacidad quizás puedas intercambiar monosílabos y frases cortas, pero no más que eso. Si puedes mantener una conversación con normalidad no esperes perder mucho peso con tu sesión de fitness.

3 No tienes ni una mínima agujeta al día siguiente

Si no hay dolor no hay beneficio. Una buena manera de saber si has entrenado duro es esperar a las 24 horas siguientes. Cuando entrenas se causa un daño microscópico al músculo, que adaptándose a este cambio y auto reparándose es justamente como crece más fuerte. Básicamente necesitas sentir algo de dolor después de entrenar, si no es así, probablemente el músculo no ha sido estimulado lo suficiente para conseguir resultados. Tampoco debe ser un dolor tan fuerte que te impida volver a entrenar.

4 Entrenas siempre a la misma intensidad

Llevas con la misma tabla de entrenamiento mucho tiempo y ya no te cuesta ningún esfuerzo terminarla. En ese caso tu cuerpo está totalmente adaptado y no conseguirás nuevos beneficios de practicar ejercicios. Si quieres conseguir algo más debes cambiar y probablemente aumentar la intensidad del entrenamiento. Tu cuerpo necesita que lo retes constantemente, y esto quiere decir que mientras más entrenes necesitarás un esfuerzo cada vez más grande para ver los avances.

5 No haces entrenamientos cruzados
 

No solo necesitas variar la intensidad del entrenamiento sino ampliar el tipo de actividad que practicas. No tengas miedo de mezclar actividades diferentes. Por ejemplo, si normalmente solo levantas pesas, practica algo de yoga o Pilates para mejorar la flexibilidad y la elasticidad del cuerpo. No es que haya que hacerlo todo a la vez pero sí conviene mezclar entrenamientos de Resistencia con otros de fuerza y algún ejercicio de flexibilidad.

 

9 gurús del fitness en la red (y españolas)

Amaya Lacarra | Woman.es

Una buena manera de estar activa es hacer ejercicios en casa. Y hoy es posible gracias a las posibilidades que nos brinda Internet y una cantera de chicas fit que se preocupan (y ocupan) de explicar e ilustrar en sus perfiles tablas de ejercicios, cuentan sus recetas healthy favoritas, producen vídeos tutoriales o lanzan trucos y consejos dirigidos a asesorarte con tu rutina fitness. Suponen la nueva plataforma para practicar deporte. ¿Las ventajas? No tienes que salir de casa, te puedes organizar con el tiempo como quieras y tu bolsillo... no se resentirá lo más mínimo.

Seleccionamos el top ten de amantes del deporte que bucean en la red para que fiches quien mejor se adapte a tu estilo y te inspires con sus enseñanzas. Solo necesitas un ordenador y un poco de espacio en tu casa para sumarte al hashtag #noexcuses y poner en forma tanto a tu cuerpo como a tu mente. ¿El plus? Además de sudar la camiseta, te contagiarás con la energía y 'buenrollismo' que todas ellas desprenden ya que la motivación, es el motor que les guía.

Vikika, Miriam Albero o Pau Inspirafit son algunas de las artífices de esta 'e-realidad' que si quieres, puede cambiar tu vida. Dale al follow, ¡y actívate!

Las 'celebs' también contribuyen a la fama del yoga. Alessandra Ambrosio lo practica en la calle. | GTRES

Los leggins para hacer yoga... ¿Aumentan la demanda de labioplastia?

Woman.es

Los complejos no entienden de tabúes y ahora que ciertas partes del cuerpo están más "expuestas" surgen nuevas necesidades de retoques en manos de los cirujanos.

Nos referimos a la labioplastia, la cirugía que se encarga de remodelar los labios inferiores de la mujer, cuya demanda, al parecer, se ha visto incrementada por la moda de la vida sana: el uso de leggins y pantalones de yoga es, según el New York Post, el causante de este aumento de popularidad.

Pero la conexión entre los datos no es al azar: sustentándose en una información de la Asociación Americana de Cirugía Estética, que señala que entre 2013 y 2014 la demanda de labioplastias aumentó en un destacado 48%, la publicación ha consultado con especialistas para buscar el origen del dato. Y el dato se une con esta realidad: las mujeres quieren (queremos) estar perfectas incluso cuando estamos en el gimnasio o haciéndonos la depilación íntima.

Así que, para evitar el famoso 'camel toe' o llamar la atención sobre partes que preferirían que no destacasen, muchas, aunque reclaman el anonimato, se animan a probar este procedimiento de moda, mientras que otros más comunes, como la rinoplastia o el aumento de pecho, ven cómo el número de procedimientos anuales decrece lentamente.